March 2, 2022
De parte de La Haine
278 puntos de vista

鈥淓l derecho a la rebeli贸n es gen茅rico en toda la Tierra. El planeta est谩 administrado por el capitalismo, el capitalismo est谩 en guerra permanentemente, y d贸nde no hay guerras, hay grandes desigualdades. El capitalismo no ha logrado solucionar los grandes problemas, que son sus propias consecuencias sociales, esas diferencias, esa brecha. Y no ha podido solucionar su relaci贸n con la naturaleza, destruye, es depredador. El derecho a la rebeli贸n es inherente, impl铆cito a la condici贸n humana.鈥

As铆 contestaba el tupamaro Jorge Zabalza, a la pregunta de cu谩ndo hay derecho a la rebeli贸n, que le hac铆an en una entrevista al diario uruguayo El Observador. Porque por las venas del Tambero, como era conocido, corr铆a sangre rebelde, la que le llev贸 a unirse, en 1968, cuando contaba 25 a帽os de edad, a la guerrilla del Movimiento de Liberaci贸n Nacional Tupamaros, junto con su hermano Ricardo, que un a帽o m谩s tarde morir铆a en la Toma de Pando, una ciudad situada a solo treinta quil贸metros de Montevideo. Esta no ser铆a la 煤nica acci贸n en la que destacar铆a el guerrillero uruguayo, ya que tambi茅n estuvo en la famosa fuga de la prisi贸n de Punta Carretas, en las que participaron un centenar de presos del MNL-T.

鈥淒escartamos la posibilidad de un tr谩nsito pac铆fico hacia el poder, en nuestro pa铆s. La lucha armada ser谩 la principal forma de lucha de nuestro pueblo, y a ella deber谩n supeditarse las dem谩s. La organizaci贸n aspira a ser la vanguardia organizada de las clases explotadas en su lucha contra el r茅gimen.鈥 Declaraban los tupamaros en sus primeros documentos, y su apuesta por la lucha armada se intensific贸, especialmente en los a帽os previos y posteriores al golpe de estado de 1973.

Con el r茅gimen militar instaurado en Uruguay se intensific贸 una cruel represi贸n de los tupamaros, y sus militantes fueron encarcelados, torturados, asesinados, manteniendo como rehenes a nueve de sus dirigentes, hasta 1985: Ra煤l Sendic, Eleuterio Fern谩ndez Huidobro, Mauricio Rosencof, Jos茅 Mujica, Adolfo Wasem, Julio Marenales, Henry Engler, Jorge Manera y Jorge Zabalza. Huidobro y Rosencof recogieron los largos a帽os de secuestro, incomunicados, y en condiciones inhumanas, en el libro 鈥淢emorias del Calabozo鈥, y 脕lvaro Brechner llev贸 al cine la historia de tres de ellos en 鈥淟a noche de 12 a帽os鈥.

Tras su liberaci贸n, Jorge Zabalza, como muchos de sus compa帽eros, continu贸 con la lucha, esta vez por medios estrictamente pol铆ticos, y dirigi贸 Mate Amargo, el 贸rgano oficial del MNL-T, y el peri贸dico Tupamaros. Tambi茅n desarroll贸 una activa producci贸n literaria con 鈥淓l miedo a la democracia鈥 (1987), 鈥淓l Tejazo y otras insurrecciones鈥 (1996), 鈥淟a estaca鈥 (1998), y 鈥淩a煤l Sendic, el tupamaro. Su pensamiento revolucionario鈥 (2009).

Jorge Zabalza en una playa cercana a su barrio, sobre el R铆o de la Plata.

Fue elegido concejal en el departamento de Montevideo, en 1994, y ejerci贸 la Presidencia de la Junta Departamental, donde mantuvo su rebeld铆a intacta. En 1997 en la visita del presidente franc茅s Jacques Chirac, durante la ceremonia de entrega de las llaves de la ciudad, aprovech贸 su discurso para condenar las pruebas nucleares del pa铆s galo en los atolones de Ocean铆a. Para entonces ya era claro el distanciamiento entre las dos l铆neas que hab铆a en la direcci贸n tupamara, la que encabezaba Pepe Mujica y Fern谩ndez Hidobro (que en 2010 llegar铆an, respectivamente, a la Presidencia de Uruguay, y a encabezar el Ministerio de Defensa), y la que encabezaba el l铆der hist贸rico del MNL-T, Ra煤l Sendic, y Jorge Zabalza.

En agosto de 1994 fue protagonista de las manifestaciones de protestas contra la extradici贸n de tres militantes de ETA, que se hab铆an declarado en huelga de hambre y estaban internados en el Hospital Filtro de Montevideo. La polic铆a reprimi贸 con una violencia desmedida a los manifestantes, causando tres muertos y cientos de heridos, lo que deriv贸 en grandes tensiones dentro del movimiento tupamaro.

鈥淎h铆 nos sacamos todos la ropa, unos quer铆amos seguir adelante con la movilizaci贸n y con la lucha para enfrentar al aparato del Estado; y otros aparecieron convertidos en Mahatma Gandhi moderno, planteando la lucha sin violencia, electoral鈥, declar贸 Zabalza.

En el IV Congreso del Movimiento de Participaci贸n Popular (MPP), el grupo formado por los tupamaros para reiniciar la lucha pol铆tica, e integrarse en el Frente Amplio, a principios de 1999, Zabalza abandon贸 la organizaci贸n, junto con otros compa帽eros, como el senador Helios Sarthou, y crearon la Corriente de Izquierda, y en las elecciones de ese a帽o fue candidato a diputado por el Encuentro Progresista-Frente Amplio. Aunque no tardar铆a en mostrar su disconformidad por la l铆nea marcada por el Frente, y se alej贸 de 茅l, definitivamente, en el a帽o 2000.

No dej贸 de ser cr铆tico con sus ex compa帽eros, ni en la campa帽a electoral que llevar铆a a Mujica a la presidencia: 鈥淐uando me dicen que Mujica es un traidor, digo que no, porque 茅l expresa una realidad que existe, como tambi茅n lo hacen Danilo [Astori] y Tabar茅 V谩zquez. En eso Pepe hace lo mismo, expresa una realidad. Pero lo que siempre sostuve en el MLN y el MPP es que los tupamaros no estamos para ese papel, sino para postular la revoluci贸n y hacer un trabajo de masas. Y practicar la rebeld铆a y acostumbrar a la gente a que pueda hacer las cosas por s铆 misma. Eso estuvo en un per铆odo del MPP y viv铆 esa etapa con mucha alegr铆a鈥.

Tras el estreno de 鈥淓l Pepe, una vida suprema鈥, en 2018, el documental dirigido por Emir Kusturica, tambi茅n mostr贸 su disconformidad con el relato del ex presidente: 鈥淵o recomendar铆a ver el documental, porque 茅l ah铆 dice dos o tres cosas que son fundamentales: 茅ramos muy revolucionarios y algunos se pasaron al capitalismo, y otros, entre los que me encuentro, nos convertimos en administradores, queremos administrar el capitalismo, dice. Entonces, 茅se es un cambio 驴no?鈥

Sus letras rebeldes se plasmaron en 2015 en el libro 鈥淟a experiencia tupamara: pensando en futuras insurgencias鈥 y en 2019 en 鈥淟a leyenda insurgente.鈥 Y continu贸 su militancia en defensa de los derechos humanos, a favor de la anulaci贸n de la Ley de Caducidad, que impide el enjuiciamiento de los crimines de la dictadura uruguaya, y en diversas causas sociales.

En un art铆culo publicado hace unos a帽os dejaba claro que pa铆s hab铆a dejado el gobierno del Frente Amplio: 鈥淓n quince a帽os legalizaron el aborto, la venta de marihuana y el matrimonio igualitario, pero, al mismo tiempo, gracias a su pol铆tica econ贸mica, el capital bancario y los due帽os de la tierra incrementaron al m谩ximo sus ganancias. Los gobiernos progresistas apostaron a las inversiones extranjeras y a honrar la deuda externa, fueron los mejores de la clase y, gracias a ello, reciben aplausos de las calificadoras de riesgo. Se predicaba el control de 鈥渓os mercados鈥 por el Estado, pero, en la pr谩ctica, se implementaron pol铆ticas de exoneraci贸n fiscal y de Zonas Francas en favor de las inversiones extranjeras. Mecanismos que, a帽os atr谩s, hab铆an sido rechazados por el Frente Amplio cuando lo introdujeron los gobiernos de la derecha neoliberal. Hicieron g谩rgaras con la democracia liberal y la agenda de derechos sin atreverse a tocar las relaciones de propiedad ni la acumulaci贸n de riqueza.鈥

Este pasado 23 de febrero dej贸 de luchar, a la edad de 79 a帽os.

http://calpu.nuevaradio.org/?p=214




Fuente: Lahaine.org