October 7, 2021
De parte de ANRed
153 puntos de vista


Con el lema “Justicia por Lito”, familiares, amigos y amigas de Néstor Costilla realizan una jornada de lucha este jueves 7 de octubre al cumplirse el primer aniversario de su muerte. Desde el primer momento, la versión policial quiso instalar la idea de un accidente. Sin embargo, hace dos meses, a partir de la prueba recolectada en el expediente judicial, la causa pasó a una fiscalía de delitos dolosos y se investiga a tres oficiales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que, de acuerdo a las cámaras de la zona en donde murió Lito, venían siguiendo el recorrido de la motocicleta en la que circulaba la víctima. “Sin la lucha de la familia, sin el acompañamiento, no podríamos llegar a la justicia”, sostiene su hermana Daiana. Por Agencia Andar.


Néstor “Lito” Costilla tenía 28 años, cinco hijos y trabajaba como repartidor en una casa de comida. “A pesar del dolor, quiero recordarlo con alegría, en un gran acto con la gente que lo conoció y lo quiso. No puedo recordarlo si no con alegría, él siempre estaba sonriente y tengo los mejores recuerdos, él no sólo fue mi mejor amigo, también fue un poco un padre para mí”, dice su hermana Daiana Rodríguez.

El 7 de octubre del año pasado, cerca de la medianoche, Lito murió cuando volvía en moto a su casa luego de dejar a un amigo; su cuerpo quedó tendido sobre la vereda de 524, entre 120 y 121. La versión policial intentó instalar la idea de un accidente vial; a un año de su muerte, con la prueba del expediente judicial, tres efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que presentaban servicios en la Policía Local de La Plata son investigados por el crimen.

“Sentimientos encontrados, estamos contentos de llegar a esta instancia, sentimos que la lucha valió la pena. A pesar de pasar por un año de pandemia, la causa de Lito avanzó. Pero también es la sensación de atravesar un año de abrir los ojos y ver lo que ocurre, lo que uno piensa tiene que funcionar de alguna manera y resulta ser todo lo contrario”, señala Daiana Rodríguez

Este jueves 7 de octubre, familiares y amigxs de Lito realizan una jornada de memoria y justicia a un año de su asesinato. La propuesta es concentrar a las 16:30 horas en Plaza Moreno para marchar hasta Plaza San Martín, frente a la Casa de Gobierno bonaerense donde se realizará el acto con micrófono abierto y bandas musicales.

“La unión hace la fuerza. La memoria mata al olvido. Tu cuerpo habla Lito, nos precede, nos empuja, grita en nuestras gargantas y escribe en nuestras letras. Basta de impunidad, basta de corrupción policial, basta de gatillo fácil”, dice el mensaje de convocatoria a la jornada organizada por familiares y amigxs de Lito.

“Siempre decimos entre qué importante fue el acompañamiento que tuvimos, el acompañamiento de otros familiares que nos dijeron que no bajemos los brazos, de la Comisión, de organizaciones, que nos hicieron sentir que no estábamos solos. Si estuviésemos solos, creo que no hubiésemos llegado hasta acá y no llegaríamos a la justicia”, agrega Daiana.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) viene acompañando el reclamo de justicia de la familia de Lito y, en su calidad de Mecanismo Local de Prevención de la Tortura, se presentó como Particular Damnificado Institucional. También realizó presentaciones ante la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense para que se investigue administrativamente a los funcionarios policiales vinculados al caso. Los tres policías debían presentarse a declarar en el marco de ese trámite pero no lo hicieron.

En el registro de las cámaras de seguridad de la zona donde murió Lito, se observa que los agentes de la Policía Local de La Plata Damián Aquino, Mauricio Rodríguez y Sergio Martínez, a bordo de dos motocicletas, siguieron el recorrido de Lito durante varias cuadras sin dar aviso sonoro ni lumínico. Los tres policías excedieron significativamente la jurisdicción que estaba dispuesta para el patrullaje preventivo en esa jornada y, en ningún momento, avisaron por radio que estaban siguiendo a alguien.

Otras notorias irregularidades tampoco pudieron ser explicadas por los efectivos, sindicados como los posibles autores del homicidio. Antes de que los vecinos pudieran dar aviso al 911, Aquino, Rodríguez y Martínez llegaron al lugar. Según sus declaraciones, un transeúnte los había parado para decirles que había una persona sin vida en la calle. Sin embargo, no hay registro en las cámaras de la zona que demuestren que ese encuentro haya ocurrido y, por otra parte, tampoco hay registro de quién era el testigo porque los policías nunca tomaron sus datos personales.

Por otra parte, también se comprobaron irregularidades en el acta de las primeras diligencias investigativas: el acta de procedimiento inicial no se encuentra rubricada por el testigo de procedimiento, quien además señaló con posterioridad que lo relatado en ella no era coincidente con lo ocurrido.

A raíz de la prueba recolectada en el expediente judicial, en septiembre pasado, la causa por la muerte del repartidor Néstor “Lito” Costilla, que tramitaba en la fiscalía N° 10 de delitos culposos de La Plata con la carátula de “averiguación de causales de muerte”, pasó a la UFIJ N° 16, a cargo de Juan Cruz Condomí Alcorta.

Desde entonces, el fiscal ordenó algunas medidas de pruebas complementarias y espera el resultado de estas diligencias para definir la situación procesal de los policías Damián Aquino, Mauricio Rodríguez y Sergio Martínez.

“Logramos el cambio de fiscalía, que el hecho se investigue como un delito doloso y, ahora, esperamos que los policías sean llamados a indagatoria, que nos cuenten la verdad por más difícil que sea para nosotros y no las mentiras que repitieron desde el primer día”, concluye Daiana, la hermana de Lito.

Fuente: https://www.andaragencia.org/jornada-a-un-ano-de-la-muerte-de-lito-costilla-sin-la-lucha-de-la-familia-no-llegariamos-a-la-justicia/





Fuente: Anred.org