July 28, 2022
De parte de ANRed
158 puntos de vista

Foto: Prensa FOL

Desde las 10hs organizaciones sociales que integran la Unidad Piquetera se concentraron en Avenida de Mayo y 9 de julio en la Ciudad de Buenos Aires. Comenzaron la acción con una conferencia de prensa frente a los Tribunales para denunciar la criminalización de la protesta social y de las propias organizaciones. Luego las columnas de manifestantes movilizaron hacia Plaza de Mayo donde harán un acto de cierre. La actividad se replicó en las principales ciudad del país para luchar contra «el hambre y el ajuste». Entre las principales consignas exigen aumento del salario mínimo vital y móvil por arriba de la inflación y medidas concretas del Gobierno Nacional contra la especulación empresarial en la formación de precios. «Ante el descomunal aumento de precios, impulsado por el sector empresarial que monopoliza la comida de todxs lxs argentinxs, deteriorando aún más nuestras condiciones de vida. Y ante la connivencia y complacencia del Gobierno Nacional, es que desde las organizaciones sociales, salimos a las calles nuevamente exigiendo: Aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil por arriba de la inflación. ¡Luchemos para recuperar el salario! Refuerzo de ingresos urgente para todxs lxs trabajadores y jubiladxs ante la emergencia. ¡Que la crisis la paguen los ricos!» explicaron desde la Unidad Piquetera. Por ANRed


En el marco de una nueva Jornada Nacional de Lucha las organizaciones sociales que integran la Unidad Piquetera se manifestaron en diferentes ciudades del país en el marco de la profunda crisis económica que atraviesa el país.

En la ciudad de Buenos Aires la jornada comenzó con una conferencia de prensa frente a los Tribunales para exigir el cese de la criminalización de la protesta social y de las propias organizaciones que han sufrido allanamientos. «En lugar de criminalizar a los que enfrentan el ajuste, a las organizaciones sociales ¡persigan y pongan presos a los que hambrean, especulan y se enriquecen a costa el sufrimiento de un pueblo entero!. ¡Si tocan a unx nos tocan a todxs! No a la persecución hacia las organizaciones sociales. No doblegarán nuestra lucha en defensa de los desposeídos» manifestaron desde la Unidad Piquetera.

Entre las principales exigencias las organizaciones sociales solicitan aumento del salario mínimo vital y móvil por arriba de la inflación y medidas concretas por parte del Gobierno Nacional para sancionar al sector empresarial que especula con los precios en un contexto inflacinario y devaluación del salario de todos los trabajadores. Â«Â¡Que la crisis la paguen los ricos! Antes que ajustar a lxs pobres, para pagar una deuda ilegitima con el FMI, generada por el gobierno macrista y que ha sido usufructuada solo por banqueros y grandes empresarios (los mismos que han multiplicado sus fortunas fugándose millones de dólares y duplicado sus ganancias aumentando los precios). Exigimos sanciones y cárcel para especuladores y formadores de precios. Impuestos progresivos a las grandes empresas y bancos. Impuesto permanente a las grandes fortunas. Por medidas concretas en contra de la especulación, los formadores de precios y a favor de lxs más pobres. ¡Bajen los precios!» manifestaron.

Damaris Rolón,  vocera del Frent de Organizaciones en Lucha  y la Coordinadora por el Cambio Social, expresó “estamos acá las organizaciones de la Unidad Piquetera, la UTEP y diferentes fuerzas en la conferencia de prensa luego de una gran jornada de lucha nacional que empieza con el pedido y el reclamo de basta de criminalizar la protesta social, basta de perseguir a les que luchan, basta de represión a quienes le estamos poniendo el pecho contra el ajuste del Gobierno y la extorsión de los sectores poderosos. Luego de aquí vamos a movilizar desde diferentes puntos a Plaza de Mayo, porque estamos reclamando un ingreso de refuerzo de 20 mil pesos para jubilades, primeras categorías de monotributistas, y trabajadores que cobramos Potenciar Trabajo que estamos viendo liquidados nuestros salarios por la inflación, pidiendo que se aumente el salario mínimo. En esta jornada de lucha les trabajadores luchamos para defender nuestros salarios y por nuestro derechos a organizarnos”.

Finalmente desde los movimientos sociales proponen como iniciativa para afrontar la crisis, la reducción de la jornada laboral a 6 horas, para permitir que haya mas puestos de trabajo sin reducción salarial.





Fuente: Anred.org