May 14, 2021
De parte de Indymedia Argentina
239 puntos de vista


Entrevista al presidente de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, nieto de judíos asesinados por los nazis durante la segunda guerra mundial, y sobreviviente del genocidio en Argentina.

José Schulman.

La violencia por parte del Estado de Israel contra el pueblo palestino, dejó hasta el momento más de 70 muertos, entre ellos decenas de niños. Las nuevas agresiones tienen como objetivo el desalojo de varias familias palestinas en Sheikh Jarrah y otros barrios de Jerusalén Este, para desarrollar nuevas colonias en esos territorios.

Radio Gráfica consultó a José Schulman, presidente de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, nieto de judíos asesinados por los nazis durante la segunda guerra mundial, y sobreviviente del genocidio en Argentina.

Lucas Molinari: ¿cuál es tu mirada desde los derechos humanos, sobre el terrorismo que está viviendo Palestina hace varias décadas?

JS: Estoy muy comprometido con Palestina por varias razones, en primer lugar por origen familiar. Mi familia es de judíos europeos, mis abuelos y tías, fueron asesinadas por los nazis en lo que algunos llaman holocausto y nosotros llamamos genocidio. Crecí en una institución vinculada a la comunidad judía en la ciudad de Santa Fe, y cuando se produjo la guerra tuvimos que tomar una decisión sobre qué lado estábamos y sin duda, nosotros nos pusimos del lado de Palestina porque nos educaron en el humanismo.

“Lo que ocurre en Palestina son fenómenos ligados al colonialismo y nada se puede discutir sin arrancar desde que un estado extranjero inventado ocupó en movimientos sucesivos la totalidad del territorio donde vivían los palestinos”

Yo viajé invitado por el movimiento de DDHH palestino a Palestina. Llegué a un aeropuerto israelí, me tomaron el pasaporte soldados israelíes. Los palestinos viven encerrados en muros en la parte de Cisjordania, la rivera del Jordán que es la parte más extensa, donde están los pueblos más conocidos. Son pueblos palestinos ocupados militarmente. La Franja de Gaza es una cárcel al aire libre, un campo de concentración, yo ni siquiera acepto la palabra conflicto, hay una ocupación colonial militar, desde 1947 esa ocupación es repudiada por Naciones Unidas pero Israel no le hace caso.

Bombardeo del Estado de Israel a la Franja de Gaza. Foto: Palestinalibre.org.

A mí me preocupa mucho y enoja que exista en Argentina una especie de “PMP”, Progresismo Menos Palestina, y hablan de ‘qué bárbaro como matan gente en Colombia’, pero cuando los israelíes matan gente en Palestina, entonces ya no hablan. Israel solo en los últimos días asesino a 70 palestinos, 18 fueron niños, niños. Y acá sólo se habla de los pocos israelíes que sufrieron las consecuencias. Y sufrieron las consecuencias, como los alemanes que apoyaron a Hitler.

“El pueblo de Israel algún día deberá reflexionar cuál es su papel en la historia, en cómo se transformó en un pueblo que legitima el fascismo”

Yo estuve en Israel, hay una minoría digna, sobre todo en la Universidad de Tel Aviv, comprometida con la paz. Existe un único partido de izquierda, que es el partido comunista israelí que sobrevive como puede. Ya no existe la centroizquierda que acá siguen inventando, hoy en Israel hay una discusión entre dos derechas fascistas. Hay una derecha fascista ultra religiosa con una religiosidad que acá no se conoce, con una lectura literal de la biblia, y por lo tanto visten como si estuvieran en 1853, el año de mayor apogeo humanista de la historia. Las mujeres no pueden cantar, su pelo es diabólico, de eso no se habla nada, te muestran el Israel de la playa de Tel Aviv, pero el verdadero Israel es el otro.

LM: Es importante el lugar desde donde lo decís vos, porque a cualquier otro le dirían antisemita, cualquiera que cuestiona al gobierno de Israel es antisemita.

JS: Hasta ahora conmigo no se metieron porque se meterían con la Liga que es el organismo de derechos humanos más antiguo de la Argentina. Pero en Argentina le han abierto causas judiciales a compañeros por decir lo mismo que yo, por ejemplo a Carlos Aznarez, o Fernando Esteche. Se ha instalado con mucha fuerza la identificación entre antisionismo y antisemitismo o antijudaísmo. El sionismo es un movimiento político con una ideología, que hoy ha degenerado una ideología fascista, ¿por qué? Porque legitima la persecución racial, discrimina a los árabes, y yo insisto con que un día la embajada israelí publique los diarios de allá traducidos al castellano. No lo hacen porque son imposibles de leer en Argentina. ¿Te imaginas que la ministra de propaganda de Israel diga que a las mujeres palestinas hay que ahogarlas en el Mar Muerto? Eso lo dicen públicamente.

LM: ¿Los diarios en Israel dicen que hay que matar a las palestinas?

JS: Si, para que no nazcan las víboras. En los últimos años aparecieron algunas películas que muestran pantallazos de la vida de esta gente, desde la perspectiva de la intolerancia. Allá las mujeres no son nada porque hay una lectura lineal del viejo testamento, donde los varones están obligados a casarse y las mujeres a parir, y si no paren si no tienen niños, no sirven. Eso es Israel.

La situación de Palestina es difícil porque uno a uno los grandes países árabes petroleros le fueron dando la espalda en una gran operación política de Trump, que los fue comprando. Estas provocaciones tienen que ver con que se avizora algún mínimo cambio con el gobierno de Biden que ha decidido entrar en algún tipo de conversación con Irán. Lo que no entienden en Argentina es que para los pueblos árabes Palestina es la causa y cuando alegremente hablan contra Palestina hablan contra el mundo árabe. Antes no existían países como lo conocemos ahora. Toda esta división política la hicieron los ingleses. Quiero decir que el mapa político de toda esa región ha sido impuesto por el colonialismo.

Un niño palestino carga a su hermano y pertenencias escapando de los bombardeos en Gaza hoy, 14 de mayo de 2021. Foto: Mohammed Salem, Reuters.

Leila Bitar: Hay preocupación en el gobierno de Israel de que se desencadene una guerra civil. Hay árabes israelíes, autóctonos o descendientes que se quedaron tras la ocupación de Israel y salieron a las calles a pedir que cese la represión contra palestinos. La comunidad árabe en Israel está padeciendo la violencia de grupos civiles fascistas. ¿Se le puede volver en contra a Israel la violencia que está generando?

JS: Es importante la política urbanística en Israel. Los palestinos pueden seguir viviendo en las casas que tenían pero no las pueden modificar, por ejemplo. Hace 70 años están en la casa, pero si se le cayó la pared del baño tiene que hacer un trámite en Tel Aviv. Eso genera conflictos tremendos porque los obligan a vivir en condiciones humillantes. Este último episodio empezó con que Israel quería y logró erradicar a unas familias palestinas de sus casas, para un emprendimiento inmobiliario. Así empezaron las protestas. Jerusalén siguen siendo reconocida por Naciones Unidas como una ciudad dividida. Conserva el status que se estableció en la división de 1967 de que Jerusalén del Este pertenece a la autoridad palestina. Eso es reconocido en la práctica por Israel. Un 20% de los habitantes de Israel son palestinos. Está mezquita de la piedra, donde ascendió Alá al cielo y está al límite de la muralla del Muro de los Lamentos, y esta también a unos 150 metros del lugar donde Jesús fue crucificado. Yo no soy creyente, pero me impresionó mucho que en 200 metros estuvieran los tres símbolos más importantes de las religiones. Cuando a un palestino lo atacan en la mezquita de la piedra no es solo una agresión física, sino una tremenda ofensa cultural muy difícil de imaginar en occidente. Porque están siendo humillados en territorio sagrado.

LM: Israel respaldó mucho la unipolaridad. En el marco de la multipolaridad Israel tiene que hacer algo para ver como imponerse.

JS: Sí, provocar. La religiosidad en el movimiento palestino nació a partir de que una y otra vez Israel humilló a la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) hasta lograr que crezca una organización que no es laica, que es Hamás, que no es una organización de locos, tiene políticos, diputados, intelectuales. En Ramala, donde está la capital administrativa de Palestina, estuve reunido con diputados que nada tienen que ver con la imagen del terrorismo. Lo que tiene Hamás es que tiene un decisión de autodefensa de sus territorios con un arsenal muy limitado. En general se usan fusiles caseros, o morteros más sofisticados, hablan de misiles, y los muertos siempre son palestinos. Es un cuchillo contra una bazuca. En Palestina su usa mucho la piedra. Yo viví una experiencia en territorios ocupados; quise visitar una mezquita y me acerque con un niño palestino que hacía de guía, y cuando estábamos allí un soldado israelí me dijo ‘a vos si’ y a él lo tiraron para atrás. Y el chiquito israelí agarró una piedra y se la tiró en la cabeza, el soldado no lo mató de un balazo porque estaba yo. Ese es el símbolo, la piedra.

Entrevista realizada por Lucas Molinari y Leila Bitar en Punto de Partida (lunes a viernes de 8 a 10 hs)


Fuente: https://radiografica.org.ar/2021/05/14/jose-schulman-el-sionismo-hoy-ha-degenerado-en-una-ideologia-fascista/




Fuente: Argentina.indymedia.org