October 31, 2020
De parte de La Haine
289 puntos de vista


El honor de encabezar el arrasador triunfo del Apruebo y Convenci贸n Constitucional hay que atribuirlo a los j贸venes, tanto a los de edad como a los de esp铆ritu. Fue decisiva la participaci贸n masiva de j贸venes que votaban primera vez, y de los viejos robles que desafiaron la pandemia (m谩s de 500 mil contagiados y 14 mil muertos en el pa铆s) para expresar su voluntad.

Adem谩s -esto es muy importante-: el 78,27% que apoy贸 el Apruebo y el 78,99% la Convenci贸n Constituyente, son cifras que tienen un marcado ingrediente de clase. En las comunas donde la clase trabajadora tiene importante incidencia, ambas preferencias del plebiscito alcanzaron rangos elevados. Sobre el 80 y casi el 90% en algunos casos. Son notables los resultados en regiones del norte, de larga tradici贸n sindical y pol铆tica, y tambi茅n en 谩reas rurales conocidas por su conservadurismo. En Chilo茅, por ejemplo, tradicional basti贸n de la derecha, el Apruebo gan贸 hasta en el campo.

En solo tres comunas del pa铆s, Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, en la Regi贸n Metropolitana, trincheras de las 茅lites, ganaron el Rechazo y la Convenci贸n Mixta. A nivel nacional ambas opciones lograron 21,73% y 21,01%, respectivamente.

Antes de abandonar la numerolog铆a pol铆tica -entretenimiento habitual de analistas con patente-, habr铆a que considerar algunas situaciones que van a pesar en el cuadro pol铆tico.

Una es la participaci贸n electoral. Aun cuando es la m谩s grande de la historia, como destacara el director del Registro Electoral, ese desborde c铆vico alcanz贸 s贸lo al 50,9%. Votaron 7.562.173 hombres y mujeres. Sin embargo, el padr贸n alcanza casi a 15 millones de electores.

Parte de la abstenci贸n se puede explicar por diversos motivos. El temor a la pandemia, por ejemplo. Sin embargo hay una importante cifra de la abstenci贸n que no vota por desconfianza y rechazo a los partidos cuyo desprestigio teje telara帽as en los rincones de las instituciones. Hay aqu铆, entonces, una importante tarea que acometer en estos meses: debatir los contenidos de la nueva Constituci贸n y promover los candidatos independientes que en abril del 2021 conformar谩n la Convenci贸n Constitucional. Los candidatos que surjan desde la base, comprometidos sin ambig眉edades con la voluntad de cambio, dar谩n origen a una Constituci贸n de origen democr谩tico, la primera en nuestra historia.

Otra situaci贸n a considerar es la fuerza que aun conserva el reducto conservador. El 21,73% que alcanz贸 el Rechazo y el 21,01% la Convenci贸n Mixta, no son datos a ignorar para una estrategia destinada a reencauzar al pa铆s por una senda de democr谩tica. Desde los a帽os 90 la derecha retiene cerca del 40% electoral. En el plebiscito se dividi贸 y una porci贸n de la clientela derechista vot贸 Apruebo y Convenci贸n Constituyente. Se trata de una derecha consciente de lo insostenible que resulta la crisis de las instituciones de la dictadura. Pero ese 20% de Rechazo representa una derecha recalcitrante, poderosa en lo financiero, pol铆tico y militar, y 鈥揷omo siempre- dispuesta a todo.

Las fuerzas del cambio tendr谩n que poner atenci贸n a los movimientos de esa derecha que no ha vacilado en derramar sangre del pueblo cuando sinti贸 amenazados sus intereses. Y una nueva Constituci贸n democr谩tica, junto con las instituciones y leyes que de ella surgir谩n, constituyen la peor amenaza para la ultra derecha, el militarismo y los mercaderes de la Bolsa de Comercio.

El domingo 25 comenzamos a cavar la sepultura de la Constituci贸n pinochetista y del modelo de econom铆a de mercado. No obstante, estamos en la fase inicial de un largo proceso. Si tenemos 茅xito, no solo nos dotaremos de una Constituci贸n democr谩tica y sepultaremos al neoliberalismo. Ese proceso de lucha ideol贸gica y propuestas program谩ticas, permitir谩 articular un amplio movimiento pol铆tico-social que conducir谩 al pa铆s en los pr贸ximos a帽os. Los j贸venes de hoy deben preparar para gobernar.

Esa es una responsabilidad hist贸rica de la juventud chilena. Su caudalosa participaci贸n en el plebiscito -en especial de la juventud de las comunas populares- es una clara se帽al de aceptaci贸n de esa responsabilidad.

La votaci贸n de Convenci贸n Constituyente, incluso, super贸 la del Rechazo. Es otra advertencia a la casta pol铆tica para que no persevere en su intento de cocinar la nueva Constituci贸n en el fog贸n de la corrupci贸n.

Construir el necesario movimiento pol铆tico-social que destierre sectarismos, requerir谩 una etapa dif铆cil 鈥搚 en ciertos casos dolorosa- para cortar amarras con el pasado, actualizar doctrinas y cambiar m茅todos de organizaci贸n y lucha.

Para cumplir esas tareas est谩 justamente la juventud. Ella nace para cambiar lo que hoy estorba el paso del progreso. La juventud chilena cuenta con decenas de h茅roes cuyas luchas servir谩n de ejemplo a la actual generaci贸n. Sobre todo ser谩 la experiencia de sus luchas la que abrir谩 paso al futuro del pa铆s. Los pr贸ximos a帽os nos dir谩n si la juventud del siglo XXI estuvo a la altura de su misi贸n hist贸rica.

puntofinalblog.cl




Fuente: Lahaine.org