January 8, 2021
De parte de Trochando Sin Fronteras
320 puntos de vista


j贸venes sin futuro

Trochando Sin Fronteras 鈥 Enero 8 de 2021

La juventud en Colombia est谩 en peligro, es objetivo de guerra, se enfrenta al desempleo, informalidad y la criminalidad. Los j贸venes son usados por las fuerzas militares, paramilitares e insurgencias para la guerra, para algunos es el 煤nico camino, las posibilidad de estudiar o trabajar es nula, seg煤n el DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO NACIONAL DE ESTAD脥STICA 鈥 DANE, los j贸venes representan el 30% de los desempleados en el pa铆s, adem谩s, representan un 29.5% porcentaje de la poblaci贸n informal del pa铆s en el periodo abril 鈥 junio de 2020.

A estas estas condiciones se suma, la imposici贸n de reformas realizadas desde los gobiernos que precarizan a煤n m谩s la situaci贸n de los j贸venes. Reformas laborales y pensionales que aseguran un no futuro para la juventud. Con el 谩nimo de analizar la situaci贸n y plantear posibles exigencias desde los j贸venes al Gobierno, la Asociaci贸n Nacional de J贸venes y Estudiantes de Colombia -ANJECO- convers贸 con Carlos Murcia[1] analista de econom铆a pol铆tica e investigador en la Universidad Nacional sobre los antecedentes e implicaciones de la reforma laboral y pensional del pa铆s, el futuro de la juventud y la lucha que nos espera.

驴Cu谩les son los antecedentes de esta reforma pensional y laboral en Colombia?

CM: Hay tres momentos de la reforma pensional y laboral, el primer hito con las reformas neoliberales en los noventa, el segundo momento en 2005 cuando se hace una reforma constitucional, que tiene que ver directamente con el decreto 1174 y el 3 momento la que ha intentado introducir el gobierno actual.

Este primer momento comienza con la ley 50 de 1990, con una desregulaci贸n del mercado laboral. A inicios de esta d茅cada, alrededor de 10 millones de trabajadores contaban con contratos laborales, con prestaci贸n de servicios que inclu铆an costos de contrataci贸n y parafiscales. A un empresario contratar un trabajador le costaba el salario m铆nimo m谩s un 60% representado en prestaciones sociales, parafiscales como SENA, Caja de Vivienda Popular e ICBF, pensiones y salud, entre otros.

驴Qu茅 hizo la reforma de 1990?

CM: Flexibilizar los contratos laborales para no pagar las prestaciones sociales y disminuir los costos laborales. De esos 10 millones de trabajadores de la industria manufacturera y otras ramas de la econom铆a, hoy se tiene solo la mitad de contratos.

Posteriormente la ley 100 de 1993, empez贸 la privatizaci贸n de la salud y las pensiones con un sistema de intermediaci贸n a trav茅s de las Empresas Promotoras en Salud (EPS) y las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Las AFP son entidades del sector financiero de car谩cter privado que administran y recogen el ahorro pensional, actualmente son 4 y la p煤blica es Colpensiones, antes llamada Seguro Social.

El periodo entre 1995 y 2005 los afiliados al sistema p煤blico de pensiones se trasladaron al privado, producto de la campa帽a publicitaria que en 2002 y 2003, sembr贸 p谩nico anunciando la quiebra del sistema p煤blico pensional.

Con 脕lvaro Uribe y Alberto Carrasquilla, en 2003 se propone una reforma constitucional, la cual pierden a trav茅s de una consulta popular, de manera que optan por la v铆a del congreso, aprobando el Acto legislativo 01 de 2005, el cual desregula a煤n m谩s el mercado laboral y, elimina otras formas de pensiones p煤blicas, como las cajas de previsi贸n.

驴Qu茅 implicaciones tiene el decreto 1174 de 2020 para la clase trabajadora?

Carlos Murcia: El decreto 1174 inicia nombrando la reforma constitucional que hizo el Acto legislativo 01 de 2005, recordando que elev贸 a rango constitucional los Beneficios Econ贸micos Peri贸dicos (BEPS). A la gente no se le paga un salario m铆nimo si trabaja menos de 48 horas, se le da un beneficio econ贸mico, entonces el decreto normaliza e introduce, en el argot la figura de BEPS, ya sea para pagar una remuneraci贸n por trabajo o las cotizaciones en pensiones inferior al salario m铆nimo.

En el decreto especifica que son contratos por prestaci贸n de servicios y no contratos laborales, que en caso de sumar lo m谩s cercano a un salario m铆nimo se cotiza como si fuese tal aunque no lo sea, y si es menos del salario m铆nimo se paga en proporci贸n.

La trampa ya est谩 hecha, la hizo 脕lvaro Uribe y Alberto Carrasquilla en el 2005, y Duque est谩 haciendo un decreto reglamentario de una reforma anterior. En el Plan Nacional de desarrollo de 2018 鈥 2022, se plantea la implementaci贸n de los BEPS, para dar cobertura a las personas que no alcanzan a tener pensi贸n seg煤n el sistema general de pensiones, el cual para la Constituci贸n debe ser por lo menos de un salario m铆nimo.

Entonces, los llamados BEPS, sin ser una remuneraci贸n en el caso del salario y sin ser un ahorro pensional, se propone como el mecanismo para aumentar la cobertura tanto laboral como pensional. Hoy tenemos que solo el 25% de la poblaci贸n en edad pensional, pueden acceder a este.

驴Cu谩l es la trampa que se puso en el acto legislativo 01 de 2005 para hacer la reforma constitucional?

CM: Seg煤n la constituci贸n del 91 no se puede hacer contratos laborales por menos de un salario m铆nimo, tanto los salarios como las pensiones deben hacerse con base en el salario m铆nimo y no menos. Es as铆 que constitucionalmente el salario m铆nimo est谩 blindado para que funcione como referente del mercado laboral y el sistema pensional. Hay que aclarar que cuando se habla de reforma laboral tambi茅n se habla de reforma pensional, son dos caras de la misma moneda.

La trampa del acto legislativo 01 de 2005, est谩 en que dice reforzar la norma del salario m铆nimo como punto que regule el sistema, pero para otras formas de contrataci贸n y auxilios econ贸micos, se debe pensar en un sistema de beneficios que no entrar铆an dentro del salario m铆nimo.

驴Qu茅 es lo que se pretende hacer con los BEPS?

CM: Con los BEPS, empezaron a llamar a las personas que no ten铆an el ahorro pensional suficiente en el caso de las AFP o que no hayan cumplido las condiciones de pensi贸n en el sistema p煤blico; les dijeron que les iban a dar un beneficio econ贸mico peri贸dico, que podr铆a ser aproximadamente 200 mil pesos cada dos meses, muchos aceptaron de los cuales, pudieron haber peleado por una pensi贸n antes de morir o por otro lado, haber exigido que se les remunerar谩 el monto total.

Las administradoras de fondos de pensiones, en estos dos per铆odos de los que he hablado entre 1995 hasta 2003 y 2005 hasta ahora, han acumulado cerca de 300 billones de pesos, resulta que ese dinero, las AFP, hicieron dos movimientos, un 40% se lo prestaron al Gobierno en lo que se llaman t铆tulos de tesorer铆a haciendo endeudamiento interno, de esta manera el Estado gast贸 ese dinero.

El segundo movimiento fue que otro 40%, lo invirtieron en valores de activos financieros. Es decir, lo jugaron a la bolsa de valores y como ustedes bien sabr谩n, despu茅s de esta crisis se fueron a la ca铆da. Como resultado el valor de los dineros de las pensiones puestos en activos financieros de la Bolsa est谩n perdiendo valor.

Recomendado: [Video] La pandemia y las precarias garant铆as laborales en Colombia

No sabemos en este momento cu谩nto valor han perdido, pero ya para el tercer trimestre de este a帽o se estaban reportando p茅rdidas por lo menos del 15 entre y el 20 por ciento del valor.

Cuando digo 15 o 20 por ciento del valor es que estamos hablando que se perdieron de esos 300 billones de pesos, por lo menos 6 billones de pesos del valor de las pensiones que se pusieron en esas acciones. Yo quiero decir con esto una cosa, y es que el ahorro pensional de 300 billones de pesos que se hizo con la reforma pensional desde el 93 y con el acto legislativo 01 del 2005, est谩 puesto en una cuenta nominal contablemente, pero ya no existe.

Entonces los decretos reglamentarios se est谩n expidiendo para que el Estado, asuma las pensiones y los fondos privados no tengan que devolver esos 300 billones de pesos que posiblemente ya no los tengan.

驴Qu茅 le espera a la juventud con la reforma laboral y pensional?

CM: Los j贸venes de hoy no tienen las mismas oportunidades y posibilidades de integrar el sistema laboral al sistema pensional que tuvimos quienes ya estamos sobre los 50 a帽os, ni las mismas que tuvieron nuestros padres en la d茅cada de los 70, cuando se dio un cierto grado desarrollo econ贸mico.

Las diferencias entre la cantidad y la proporci贸n de j贸venes que hay en el sistema, como las posibilidades, es lo que se llama la transici贸n demogr谩fica. Lo que tenemos hoy es una sociedad que tiene menos cantidad de j贸venes en proporci贸n al resto de la sociedad. No es que haya menos en t茅rminos absolutos, sino en t茅rminos proporcionales, seg煤n el DANE desde 1985, lo que se llama la pir谩mide poblacional est谩 hecha de una base amplia de j贸venes, una secci贸n intermedia de adultos y una c煤spide de ancianos.

Entonces hay una poblaci贸n entre cero y catorce a帽os en la base y otra poblaci贸n en la c煤spide, los ancianos, que ser铆an la poblaci贸n dependiente. Las personas entre 15 a帽os y 64, ya casi cumpliendo los 65, deben trabajar, hacer ahorros y cotizar para soportarlos y sostener a los dependientes. Esa relaci贸n entre la edad de trabajar y las personas dependientes, se llama la tasa de dependencia y es un porcentaje.

Le puede interesar: El problema del salario m铆nimo en Colombia

Esta pir谩mide ha empezado a angostar en su base y subir hasta el punto de que ya casi no es pir谩mide, sino que es como un trapecio. Y eso nos impone como sociedad diferentes retos, especialmente a los j贸venes de este trapecio poblacional, ya que no tienen ni las mismas opciones y cuenta con m谩s retos de los que hab铆a en los momentos anteriores.

La juventud tiene menos posibilidad de obtener contratos laborales a t茅rmino indefinido si se sigue el sistema, van a tener contratos intermedios.

Esta juventud, ya no va a tener opci贸n de pensionarse en el sistema p煤blico, pero s铆 va a tener la obligaci贸n de seguirle pagando a las AFP, las cuales van a seguir desapareciendo el dinero. Entonces, la poblaci贸n entre los 16 y los 35 a帽os, van a tener que trabajar con remuneraciones menores a un salario m铆nimo que es inconstitucional, sin acceso a una pensi贸n p煤blica.

驴Cu谩l es la reforma pensional que necesita el pa铆s?

CM: Nosotros ya hicimos una propuesta con la Universidad Nacional, se la entregamos a la CUT y la tiene la mesa alternativa, de c贸mo ser铆a el sistema pensional p煤blico, nuestras cuentas es que por lo menos durante los pr贸ximos diez a帽os, todos los mayores de 65 a帽os podr铆an tener un salario de pensi贸n.

Los j贸venes como parte de la clase obrera que sostiene la econom铆a del pa铆s, deben disputar las garant铆as laborales que est谩n contempladas dentro de la constituci贸n y que en este momento son opuestas a las que menciona el decreto. Por lo tanto se debe exigir la derogaci贸n de este proyecto de ley que aumenta precarizaci贸n laboral, no asume la informalidad y no garantiza lo b谩sico en materia de seguridad social, para todos los ciclos de vida.

Sin dejar de lado el trabajo mancomunado con las organizaciones sindicales, de las cuales las juventudes deben formar parte para construir propuestas sobre los pisos de protecci贸n social en Colombia.

驴Cu谩l ser铆a un programa de lucha para los j贸venes en Colombia?

CM: Un programa de lucha se basar铆a, en una reforma en tres v铆as, pensional, laboral y de salud.

Un sistema de ahorro privado como el de las AFP no es posible, porque un trabajador con un salario m铆nimo tendr铆a que ahorrar 220 millones de pesos en su vida para tener una pensi贸n de un salario m铆nimo durante 20 a帽os m谩s o menos y resulta que por mucho que trabaje por 40 a帽os sin descanso, solo podr铆a ahorrar 80 millones.

Solo cuando hay contrato laboral se puede pensar en un sistema p煤blico de pensiones viable, que sea tripartito. Este es, el empresario por una parte, el trabajador por una tasa de ahorro y el Estado, por otra.

En el centro de la discusi贸n est谩 la reforma de la pol铆tica social, las reformas de tipo de la econom铆a p煤blica y la lucha por el presupuesto nacional. Tenemos que reformar el Estatuto Org谩nico del Presupuesto, si no reformamos el presupuesto, no podemos redistribuir los dineros para salud y pensi贸n. Pero bueno, por lo menos si coincidimos en esas reformas, podemos movernos con los sectores alternativos.

[1] Carlos Murcia analista de econom铆a pol铆tica e investigador del grupo de investigaci贸n de seguridad social y pensiones en la maestr铆a de Actuar铆a en la Universidad Nacional




Fuente: Trochandosinfronteras.info