April 5, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
357 puntos de vista


Crates.

Uno de los problemas m谩s dif铆ciles que existen.

En la madrugada de “viernes santo” a “s谩bado santo” de 1986, la televisi贸n p煤blica made in Spain emiti贸 en su programa 鈥橣ilmoteca TVE鈥 la copia restaurada de 鈥橪a pasi贸n de Juana de Arco鈥 (Carl Theodor Dreyer, 1929). S铆, hubo unos a帽os en que la cinefilia, sencillamente, no pod铆a conocer esta pel铆cula -hasta que apareci贸 en los ochenta una copia acorde al original en los almacenes de un manicomio-; y hubo unos a帽os en que los cl谩sicos no se ve铆an en “streaming” o descargados por internet cuando a la cinefilia le saliese del ojete, hab铆a que esperar a fechas y horas se帽aladas, por no decir lugares se帽alados. Por cierto, aquella noche la pel铆cula iba en programa doble con 鈥橪a sangre de un poeta鈥 (Jean Cocteau, 1930), que era la que yo quer铆a ver…

Mucha gente, cautivada por el gesto delicado de Maria Falconetti, hace de la pel铆cula una anacr贸nica interpretaci贸n progresista, en plan “la conciencia moral contra el Estado opresor”, sin darse cuenta de que Juana de Arco era el 铆dolo de los fascistas franceses que quemaban los cines donde se proyectaban pel铆culas surrealistas, y que el primer plan de Dreyer para su pel铆cula francesa, abortado por falta de medios, era la pasi贸n de Maria Antonieta, con los sans-culottes haciendo el papel que aqu铆 hacen los dominicos obesos. Otra cosa es que lo que le sali贸 a Dreyer no gustase a su audiencia ni a sus patronos -por eso acab贸 perdida durante a帽os-: porque lo que sobre el papel iba a ser propaganda reaccionaria, acab贸 siendo, a golpe de exigencia est茅tica de su autor, un documento de la l贸gica que hace del suicidio pol铆tico una necesidad para quien vive hacinado y sin horizontes. Como dijo un Artaud, actor de la pel铆cula, admirado del trabajo de Dreyer: “ha afrontado uno de los problem谩s m谩s dif铆ciles que existen… revela a Juana como la v铆ctima de la m谩s terrible de todas las perversiones: la perversi贸n de un principio divino en su paso por las mentes de los hombres, sean la Iglesia, el Gobierno o lo que quieras”.

A pesar de mi admiraci贸n por Dreyer y por la pel铆cula, siempre hay una cosa en 鈥橪a pasi贸n de Juana de Arco鈥 que me chirr铆a: la presentaci贸n victimista de Juana como una humilde y debil campesina arrancada de su terru帽o y despertando al conocimiento de la violencia, cuando la Jeanne hist贸rica lleg贸 a los tribunales despu茅s de haber encabezado batallas y matanzas. Igual a Maria Antonieta la habr铆a representado como una virgen.




Fuente: Grupotortuga.com