August 20, 2021
De parte de Indymedia Argentina
115 puntos de vista

En la segunda jornada del juicio contra el polic铆a bonaerense Giuliano Fattori, que el 1潞 de diciembre de 2016 fusil贸 a Leo Sotelo (19) e hiri贸 a su amigo Alan, el TOC n潞 1 de Lomas de Zamora escuch贸 los alegatos de las partes. El repentino cambio de posici贸n de la fiscal Viviana Sim贸n, que decidi贸 a 煤ltimo momento que la versi贸n del polic铆a era 鈥渧eros铆mil y l贸gica鈥 dej贸 la acusaci贸n exclusivamente en manos de la particular damnificada, nuestra compa帽era Noem铆 Robelli, representada por lxs abogadxs de CORREPI. Una vez m谩s comprobamos que si las familias de las v铆ctimas no intervienen activamente en las causas contra funcionarios del aparato represivo, no hay nadie que se atreva a acusarlos. El mi茅rcoles 25 de agosto, a las 12, conoceremos el veredicto.

La causa por el fusilamiento de Leo Sotelo arranc贸 con un primer fiscal 鈥揚ablo Rossi- que ante el cuerpo de un joven con tres tiros por el costado y la espalda, y un polic铆a que hab铆a disparado nueve veces su arma reglamentaria, dej贸 constancia en el acta de la indagatoria que la tomaba solamente por una formalidad, ya que 茅l estaba convencido de que no hab铆a nada que reprochar al uniformado. Nos llev贸 varios a帽os apartar a ese fiscal 鈥搉otablemente, a cargo de la fiscal铆a especializada en Violencia Institucional- y lograr que la Fiscal铆a General determinara que era necesario investigar el homicidio.

El segundo fiscal, sin corregir ese vicio inicial, requiri贸 la elevaci贸n a juicio sin demasiada convicci贸n, apenas si por el homicidio cometido en exceso de la leg铆tima defensa. CORREPI dej贸 claro ya entonces que el delito no era otro que el homicidio agravado por haber sido cometido por un integrante de las fuerzas de seguridad con abuso de su funci贸n (art. 80 inc. 9 del C贸digo Penal). Llegamos as铆 a la apertura del juicio, hace dos a帽os y dos meses, que se suspendi贸 cuando la tercera fiscal interviniente, Viviana Sim贸n, advirti贸 que, tal como lo ven铆amos se帽alando, se hab铆a indagado al polic铆a por un 鈥渘o delito鈥.

Despu茅s de infinitas vueltas entre la C谩mara de Apelaciones y dos tribunales orales que se pasaron la pelota, finalmente el 17 de agosto de este a帽o se reanud贸 el debate. Un juicio oral sin testigos, porque cuando Fattori descarg贸 la mitad de las balas de su arma reglamentaria contra Leo y Alan no hab铆a nadie m谩s en la calle, de manera que la 煤nica prueba disponible son las pericias, que no dejan duda de que las nueve vainas recuperadas, y los proyectiles encontrados en la autopsia de Leo y la atenci贸n m茅dica de Alan salieron del arma policial, y que los disparos fueron todos de costado y por detr谩s.

El polic铆a reiter贸 en la audiencia del martes pasado su relato de que 鈥渄os malvivientes lo quisieron asaltar鈥, que 鈥渦no lo apunt贸 con un arma a la cabeza y dispar贸 cuatro veces鈥 y que 茅l no tuvo m谩s remedio que defenderse. Lo que no explic贸 es c贸mo logr贸 que las balas pegaran la vuelta para herir a Leo en la espalda y a Alan en el gl煤teo, ni como fue que sus propios compa帽eros de la bonaerense, encargados de levantar los rastros en el lugar 鈥揷uando tendr铆a que haber intervenido otra fuerza- no encontraron m谩s que sus nueve vainas, y ninguna se帽al de otra arma u otros proyectiles. Nada. Ni un plomo, ni un rasp贸n en un 谩rbol o un impacto en una pared.

Con semejante escenario, sin embargo la fiscal decidi贸 cambiar su posici贸n, y, llegado el momento de alegar, simplemente dijo 鈥測o le creo a Fattori鈥. Solidaridad de clase y de funci贸n.

Nosotrxs no. No le creemos. Y las pruebas dicen otra cosa. Porque Leo tiene un disparo de costado y dos desde atr谩s, y Alan uno en el gl煤teo. Porque no hay otras armas ni otros accidentes bal铆sticos que den m铆nimo sustento al cuento policial. Porque no podemos imaginar un 鈥渆nfrentamiento鈥 por la espalda.

Por eso nuestrxs compa帽erxs sostuvieron la acusaci贸n, pidieron que se condene al polic铆a Fattori a la pena de prisi贸n perpetua, y remarcaron al tribunal que el crimen cometido por un polic铆a es un crimen de estado, y constituye una violaci贸n a los derechos humanos. Esta afirmaci贸n es doctrina legal en Argentina, desde que la Corte Interamericana de DDHH, 贸rgano jurisdiccional al que nuestros jueces deben subordinar el contenido de sus decisiones, lo dictamin贸 as铆 en el caso Bulacio, al equiparar en el fallo del 18 de septiembre de 2003 el crimen policial, en tanto crimen de estado, al delito de lesa humanidad.

鈥淔attori mat贸 a Leo, pero nos agredi贸 a todos, porque su dedo, al apretar el gatillo, pertenec铆a a la mano homicida del estado鈥, dijimos. Y pedimos tambi茅n al tribunal que haga un llamado de atenci贸n al ministerio de Seguridad, porque, tal como ya lo denunciamos, y como el mismo imputado lo admiti贸 cuando se lo preguntamos, sigue en servicio activo, en el Comando Patrullas de Almirante Brown.

El mi茅rcoles 25 de agosto, a las 12, el tribunal dar谩 a conocer el veredicto. CORREPI estar谩 all铆, junto a Noem铆 y su familia, para decir bien fuerte, sea cual sea el resultado:

  • Basta de gatillo f谩cil
  • Basta de impunidad
  • Acceso gratuito a la justicia para familiares de v铆ctimas de la represi贸n
  • Basta de defensa institucional
  • Castigo real y efectivo a los represores

Fuente: http://www.correpi.org/2021/juicio-por-leo-sotelo-los-alegatos-la-impunidad-oficializada-y-el-reclamo-de-juicio-y-castigo/




Fuente: Argentina.indymedia.org