April 18, 2021
De parte de ANRed
297 puntos de vista


El lunes 29 de marzo Ernesto Peirone ingres贸 a una simple operaci贸n programada en el hospital de Puerto San Juli谩n, que horas m谩s tarde, provocar铆a su fallecimiento.鈥淗ubo muchas irregularidades que nos siembran dudas, no nos cierran las cosas que nos fueron diciendo鈥, relat贸 su hija Ailin Peirone. Por Otro Viento


Su padre ingres贸 a quir贸fano luego de realizarse los prequir煤rgicos correspondientes a una cirug铆a que pr谩cticamente era ambulatoria y como le hab铆an dicho 鈥渕uy simple鈥. A las 14 hs aproximadamente el hospital le notifica telef贸nicamente a Ailin Peirone, que su padre ya hab铆a salido de la operaci贸n, que se encontraba estable y que pod铆a visitarlo unos minutos a las 16 hs. (por protocolos COVID). Cuando su hija se dirige al hospital le dan respuestas confusas de por qu茅 no pod铆a ver a su padre, le dicen que ten铆a que ser paciente, que se ten铆a que retirar del lugar por medidas de bioseguridad y que ya la iban a notificar.

Dos horas m谩s tarde, se entera por el propio hospital, que lo hab铆an operado nuevamente y de urgencia producto de una hemorragia muy importante por dificultades con una de las suturas.

En esta segunda oportunidad, le avisan que de manera urgente tiene que dirigirse al hospital porque su padre ser铆a derivado en ambulancia a Caleta Olivia y que deb铆a hacerlo junto a alg煤n familiar. Le dan explicaciones contradictorias respecto al estado actual de Ernesto y le manifiestan que no se explican lo que hab铆a pasado.El cirujano inform贸 que hubo problemas en una de las suturas pero que ya hab铆a sido solucionado, que estaba estable, que s贸lo le faltaba m谩s sangre (raz贸n por la cual se decid铆a la derivaci贸n hacia Caleta Olivia) y que en 48 hs regresar铆a a San Juli谩n. Agreg贸 que ese hospital no ten铆a banco de sangre, que no sab铆an el factor sangu铆neo de Ernesto al momento de tener que hacer la transfusi贸n, que para poder concretar esta acci贸n, en ese momento le hicieron el an谩lisis para conocer el factor sangu铆neo y que 鈥減or suerte -dijo el cirujano- ten铆an disponible sangre compatible (no la de su tipo) para salvarle la vida en el momento鈥.

El cirujano tambi茅n explic贸 que era inusual la situaci贸n, que tendr铆a que hacer una investigaci贸n interna para saber qu茅 pas贸 y que podr铆a haber sido consecuencia de una mala maniobra del personal al trasladarlo desde el quir贸fano. Adem谩s, asegur贸 que durante la primera cirug铆a 鈥渢odo result贸 muy bien, que all铆 no hubo problema alguno, y que intervino un equipo integrado por otro cirujano, un anestesista y otros auxiliares de la salud鈥.

Por el contrario, otros m茅dicos en el lugar y en el mismo momento, dec铆an que estaba grave. Uno de ellos asegur贸 que en el hospital es usual que en todas las cirug铆as programadas la sangre se tenga disponible por precauci贸n, y que al tratarse de una especialidad que desconoc铆a no pod铆a opinar si se trataba de una operaci贸n simple o no, y tampoco sobre las posibles razones de las complicaciones en las que deriv贸. Estos m茅dicos que intervinieron en los intentos de estabilizar a Ernesto, coincidieron que no se conoc铆a el tipo de sangre del paciente al momento de requerir transfusi贸n.

En el transcurso del viaje y al llegar, la familia no tuvo noticias de por qu茅 la ambulancia par贸 dos veces en la ruta y cu谩l hab铆a sido la situaci贸n del paciente durante las cuatro horas de viaje hasta llegar a la Cl铆nica Cruz del Sur de Caleta Oliva. En esta Cl铆nica, el m茅dico que lo recibi贸 inform贸 a la familia que el parte m茅dico elaborado en el hospital Miguel Lombardich de Puerto San Juli谩n distaba mucho del cuadro de gravedad con el que recibieron a Ernesto, que la informaci贸n otorgada no coincid铆a con lo que ellos acababan de evaluar. Ya en ese momento el m茅dico alert贸 de la grav铆sima situaci贸n que atravesaba Ernesto y del posible desenlace fatal que podr铆a desencadenarse en las horas siguientes, as铆 como del trabajo al que se abocar铆an para, en un principio estabilizarlo, y luego, intentar realizar una posible nueva cirug铆a.

Hab铆an pasado menos de 12 horas en la Cl铆nica, cuando Ernesto termina falleciendo y su hija Ailin junto a su madre, Paola Valdemarin, se dirigieron inmediatamente a hacer la denuncia penal correspondiente para que los sucesos se esclarezcan.

Estado ausente

Ailin expresa que le surgen un mont贸n de preguntas: 鈥淟a verdad, yo no soy m茅dica, entonces necesitar铆a que alguien me explique 驴por qu茅 el cirujano no se comunic贸 despu茅s para decirme algo sobre lo que pas贸? 驴C贸mo puede ser que no hayan sido precisos cuando informaron en qu茅 estado se encontraba mi pap谩 cuando fui a verlo a las 16 hs y tampoco a las 18 hs? 驴C贸mo puede ser que hayan sido tan dispares y hasta contradictorias las informaciones sobre el estado de salud de mi padre, en San Juli谩n y en Caleta Olivia?

驴Cu谩nta sangre tuvo que perder para que pase lo que pas贸 y cu谩nto tiempo tuvo que pasar en la post cirug铆a para perder la cantidad de sangre que perdi贸 y que desencaden贸 en su muerte? 驴C贸mo puede ser que te hagan viajar 4 horas por las rutas del sur ante semejante urgencia? 驴C贸mo puede ser que adem谩s, despu茅s del fallecimiento de mi pap谩, tuve que viajar 8 horas para buscar su cuerpo a Puerto Deseado (lugar donde se realiz贸 la autopsia) en las condiciones en las que yo estaba en ese momento?

驴C贸mo es posible que conociendo las grandes distancias geogr谩ficas con los centros urbanos provinciales que cuentan con nosocomios de mayor complejidad y conociendo las caracter铆sticas clim谩ticas duras del sur que tambi茅n complican los viajes (y mucho) en 茅pocas invernales, no est茅n previstas mejores condiciones sanitarias para salvar la vida de las personas que viven en localidades peque帽as como San Juli谩n?鈥

Ante tantas dudas, manifest贸 Ailin: 鈥渕andamos una nota a la Directora del Hospital de San Juli谩n para pedir una reuni贸n con todas las personas que estuvieron en la cirug铆a, en el post operatorio y en el traslado. La respuesta fue un pedido de disculpas telef贸nico, una descripci贸n de lo mal que se encuentra el personal de salud del hospital por lo sucedido y la imposibilidad de concretar la reuni贸n con todo el personal que intervino, para garantizar los protocolos frente al Covid鈥.

鈥淟o que s茅, y esto no es ninguna pregunta porque yo lo viv铆, es que hay un mont贸n de situaciones que implicaron violencia que no voy a tolerar ni silenciar hacia mi pap谩 y hacia nosotros sus hijxs. Es dif铆cil vivir as铆 cuando desde una de las instituciones dedicadas al cuidado, se manejan con ese tipo de desprolijidades e impunidad鈥.La muerte de Ernesto Hugo Peirone se suma a un largo historial de relatos de vecines sobre negligencias m茅dicas en el hospital de Puerto San Juli谩n. En este sentido, les hijes de Ernesto se suman al pedido para transformar la situaci贸n sanitaria del lugar y que la muerte de su padre tenga alg煤n sentido para que no exista ninguna muerte injusta m谩s.En esta situaci贸n se observ贸 la falta de especialistas, de terapia intensiva, de un banco de sangre, de un avi贸n sanitario, la sumatoria de historias cl铆nicas relatadas en forma imprecisa, confusa y hasta contradictoria o directamente la inexistencia de informes m茅dicos; a esto se suma la falta de insumos necesarios para hacer frente a este tipo urgencia frente a una intervenci贸n quir煤rgica programada, todo esto expone a la muerte a quienes tengan que recurrir por alguna necesidad a la atenci贸n m茅dica y arroja a los familiares a la violencia hospitalaria.

鈥淟a vida no puede depender de tener o no los recursos para tratarte en otro lado o como nos dijeron, de una cuesti贸n de suerte. La salud es un derecho y tambi茅n la informaci贸n sobre el curso de la atenci贸n en el sistema sanitario鈥 manifest贸 Ailin y agreg贸 : 鈥淣osotros no buscamos culpables para odiarlos, queremos saber qu茅 pas贸 y que algo de todo esto sirva para poder cambiar las cosas y habitar un San Juli谩n que nos haga bien, que les haga bien a todas las personas , con un Estado presente y haciendo su trabajo鈥.

La hija de Ernesto enfatiza: 鈥淨uiero que quede claro que la denuncia que hicimos no va contra todo el hospital, s茅 que hay profesionales de la salud que hacen bien su trabajo, pero que muchas veces no se garantizan las condiciones para que se puedan llevar a cabo los procedimientos de manera correcta. Y en estos casos, tambi茅n ellos lo sufren.Espero que quienes estuvieron presentes mientras mi pap谩 estuvo en el hospital y en la cl铆nica, puedan aportar datos precisos y veraces ante la justicia, para que nosotrxs podamos encontrar las respuestas que necesitamos. Tambi茅n quiero agradecer a los profesionales de la salud que s铆 intervinieron bien tratando de salvar la vida a mi pap谩, y al Fiscal que tom贸 la denuncia, por actuar con celeridad y hacer de manera correcta su trabajo鈥.

Sobre Ernesto

Ernesto arrib贸 a Puerto San Juli谩n hace 26 a帽os para desempe帽arse en la docencia. Unos meses atr谩s de su muerte se hab铆a jubilado. 脡l estuvo mucho tiempo esperando ese momento para poder viajar, recorrer lugares y volver a vivir a C贸rdoba donde ya estaba proyectando realizar una casa.

Les hijes, quienes viven en Villa Mar铆a (C贸rdoba), comentan que su casa ya estaba totalmente desarmada, ten铆a todo arriba de su veh铆culo para emprender viaje en poco tiempo. Tambi茅n relatan que era un hombre que caminaba todos los d铆as, hac铆a yoga, nadaba, pescaba y com铆a sano. 鈥淣os sorprend铆an sus ganas y energ铆a para hacer cosas鈥, mencionaron.

Su hija Ailin se encontraba en Puerto San Juli谩n en ese momento, de rodaje de un documental, que habla tambi茅n de la falta de respuestas del estado y que pide justicia por Zulma Malvar, v铆ctima de femicidio en Puerto San Juli谩n que a 20 meses no se sabe qu茅 pas贸 y su femicida se encuentra libre. Coment贸: 鈥淓s loco pensar que desde que llegu茅 nos cuidabamos con todas las medidas de precauci贸n por el COVID y 茅l me dec铆a `hija no te preocupes que yo soy fuerte, si me lo agarro no pasa nada麓. Me hubiera gustado escucharlo y haberlo podido abrazar m谩s鈥.鈥淎 partir de nuestra desgracia, nos ha llegado un mont贸n de denuncias sociales de cuestiones que han pasado y que han quedado en la nada, algo as铆 como que reina la impunidad. Todo habitante tiene que poder atenderse en paz y tranquilo, y confiar en el Estado que nos tiene que cuidar, pero esto parece no pasar ac谩鈥, finaliz贸 Ailin Peirone. 鈥





Fuente: Anred.org