August 15, 2022
De parte de Indymedia Argentina
294 puntos de vista

Es poeta, tiene 64 a帽os y durante a帽os sufri贸 persecuci贸n y torturas policiales por su identidad de g茅nero.

En la casa de Merlo que comparte con tres amigas, la activista y poeta trans Karina Pintarelli, se dedica hoy a descansar. Sabe que es una sobreviviente: tiene 64 a帽os y una vida atravesada por m煤ltiples violencias tatuadas en la piel. El 15 de julio pasado, mientras dorm铆a, lleg贸 el sobre con la noticia que le puso fin a la lucha de sus 煤ltimos cinco a帽os. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos reconoc铆a las violencias y persecuciones que sufri贸 por motivo de su identidad de g茅nero durante la 煤ltima dictadura militar. Se convert铆a, as铆, en la primera trans en recibir una reparaci贸n de este tipo por parte del Estado nacional.

鈥淟o puedo contar en vida. Esto es un reconocimiento de lo que vivimos. Me gustar铆a hacer llegar lo que se vivi贸 y lo que se vive actualmente. A mis compa帽eres, decirles que sigan luchando, que luchando se puede conseguir las cosas鈥, dice Karina, sentada en el jard铆n de 鈥淐asa Leonor鈥, donde convive con Morena, Agustina y Cielo. A las tres mujeres -tambi茅n trans- las conoci贸 en el centro de integraci贸n de mujeres y personas LGBT+ en situaci贸n de calle, 鈥淔rida鈥.

Las vidas de Karina

Karina tuvo muchas vidas: una infancia en el barrio porte帽o de Paternal junto a su madre, la vasca Irma, y sus hermanos, Mario y Liliana. Vivi贸 en ocasiones en situaci贸n de calle; otras, en Europa. Tambi茅n en hogares, comisar铆as, c谩rceles y hospitales psiqui谩tricos donde fue destinada a compartir espacios con varones. Se dedic贸 a la prostituci贸n desde sus 22 a帽os. Fue acompa帽ada y acompa帽ante. Vivi贸 y trabaj贸 en el centro Frida, gestionado por No Tan Distintes entre 2015 y 2018, una organizaci贸n de la que hoy es parte. Escribi贸 poemas que retratan sus vivencias, los cuales reuni贸 en el libro Me qued茅 en Karina (2019).

Actualmente, es de las pocas personas travestis y trans que se encuentran con vida para contar lo que vivi贸 en el per铆odo dictatorial (1976-1983). Tambi茅n en democracia, cuando las violencias no cesaron para el colectivo.

鈥淰iv铆 presa. Viv铆a 30 d铆as adentro, sal铆a en libertad unos d铆as, despu茅s me volv铆an a detener 30 d铆as m谩s. Iba de comisar铆a en comisar铆a, ah铆 estaba 4, 5 d铆as esperando el traslado a Devoto鈥, cuenta a Presentes con un mate en la mano y un pul贸ver negro que la arropan del fr铆o invernal. Y asegura: 鈥淓ra por mi identidad鈥.

En el 2018 gest贸 la idea de hacer algo con sus recuerdos. Mientras usaba sus treinta minutos de manejo de una computadora en el centro Frida, ley贸 la noticia sobre una mujer trans de la provincia de Santa Fe reconocida por el Estado provincial por ser sobreviviente de la dictadura. Fue en el marco de la Ley Provincial 13.298, que establece el pago de una pensi贸n mensual a las personas que acrediten haber sido 鈥減rivadas de su libertad por causas pol铆ticas, gremiales o estudiantiles鈥, entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.

鈥淟e铆 que en Santa Fe una chica trans hizo la reparaci贸n y yo ven铆a con ganas de hacer algo, pero no sab铆a qu茅, c贸mo empezar, qu茅 herramientas utilizar. Hasta que le coment茅 a Flor lo que quer铆a hacer y ah铆 empezamos la lucha鈥, cuenta Karina.

鈥淔lor鈥 es Florencia Montes P谩ez, polit贸loga e integrante desde sus inicios de la organizaci贸n No Tan Distintes (NTD), la cual trabaja 鈥渃on, por y para鈥 mujeres y diversidades en situaci贸n de calle. En sus 11 a帽os de existencia, NTD llev贸 adelante distintas iniciativas, entre las cuales se encuentran la creaci贸n y gesti贸n del centro de integraci贸n Frida. Ese proyecto ya no lo impulsan, pero dio lugar a otros, como la casa Leonor.

鈥淐uando Kari arranc贸 con todo esto no ten铆amos nada. Fuimos a construirlo, a ver c贸mo se pod铆a hacer lo de la reparaci贸n, si era posible. Ahora le decimos 鈥榬eparaci贸n鈥, antes no sab铆amos nada de nada鈥, dice Florencia, recordando aquel momento.

La b煤squeda de pruebas

Ese a帽o comenzaron a acompa帽ar a Karina en su lucha el Observatorio de G茅nero en la Justicia de la ciudad de Buenos Aires, y las organizaciones NTD y Abogadxs por los Derechos Sexuales (AboSex). Esta 煤ltima, en el 2015 hab铆a lanzado, junto a m谩s de 200 organizaciones, la campa帽a 鈥淩econocer es Reparar鈥. La iniciativa propone una ley que repare a las v铆ctimas de la violencia institucional por motivo de identidad de g茅nero.

As铆, la primera acci贸n que tuvieron que llevar adelante -y la m谩s dif铆cil- fue recabar la prueba. 鈥淔uimos a buscar tres expedientes: uno en la provincia de Buenos Aires, uno del servicio penitenciario y otro de la Polic铆a Federal. El de la provincia de Buenos Aires lo comieron las ratas, nos dijeron, as铆 que no lo tuvimos鈥, cuenta Montes P谩ez.

Finalmente, dieron con el expediente de la Polic铆a Federal. 鈥淯n expediente as铆 (hace un gesto separando su dedo 铆ndice del pulgar unos 10 cent铆metros), cuya car谩tula era de 鈥楶ederasta鈥. Se lo hacen a fines de los a帽os 鈥60 y lo 煤ltimo que hay en su prontuario es del a帽o 鈥96. Treinta a帽os de prontuario鈥, detalla Florencia.

鈥淓l legajo de Karina sorprende y no gratamente porque es como la prueba viva de la sistematicidad de las detenciones por la aplicaci贸n de edictos policiales. Lo que b谩sicamente evidencia las violencias y la criminalizaci贸n de las identidades de g茅nero鈥, explica, por su parte, Sof铆a Novillo Funes, abogada integrante de AboSex. Se refiere a los edictos de la Polic铆a Federal Argentina, en particular los incisos 2F (esc谩ndalo p煤blico e incitaci贸n al acto carnal) y 2H (vestir prendas contrarias al sexo).

Para la prueba tambi茅n 鈥渇ue muy importante contar con un relato en primera persona de los hechos vividos por Karina鈥, agrega Novillo Funes.

Arte con prontuarios

Con lo reunido y el despertar de recuerdos, Karina arm贸 una obra multifac茅tica que se llam贸 鈥淓l tiempo en mis manos鈥. Estuvo compuesta por el libro de poemas Me qued茅 en Karina, que desde Serigrafistas Queer usaron para hacer una propuesta visual. Tambi茅n, por una instalaci贸n audiovisual curada por Mariela Scafati y Daiana Rose que se llam贸 Prontuario, donde mostraron parte del expediente. 鈥淢e gusta expresar lo que siento, lo que viv铆, mis sentimientos. De todo lo que fue mi vida. Hay muchas personas en mi misma situaci贸n鈥, dice Karina.

鈥淐on el imaginario de la dictadura capaz pens谩s que estuvo en un centro clandestino. No. A Kari la levantaba la polic铆a y la llevaba a Devoto sistem谩ticamente. Estaba en pabellones de varones. Recib铆a torturas, todas vinculadas a su identidad de g茅nero para castigarla, disciplinarla, lastimarla. Todo con el aval del contexto de dictadura鈥, repasa Florencia.

En 2020, Karina, junto al Observatorio y las organizaciones que la acompa帽aron, present贸 ante la Secretar铆a de Derechos Humanos de la Naci贸n una solicitud de reparaci贸n por las violencias sufridas como v铆ctima de la violencia del terrorismo de Estado.

Finalmente, el 15 de julio de este a帽o, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos decidi贸 resolver a favor de Karina al atender su reclamo. El informe t茅cnico de la Secretar铆a de Derechos Humanos de la Naci贸n dio por probado 鈥渆l ensa帽amiento contra las personas trans como parte de la Doctrina de la Seguridad Nacional鈥.

Otras herramientas represivas

El dictamen destac贸 el car谩cter 鈥渄in谩mico鈥 de la pol铆tica reparatoria integral y el rol de la Polic铆a Federal en el marco del terrorismo de Estado. Adem谩s, resalt贸 el uso de las contravenciones como herramienta represiva. Concluy贸, finalmente, que el Estado asume 鈥渜ue las mujeres trans, en su encarnaci贸n del g茅nero, fueron consideradas agentes subversivos鈥.

鈥淓ste reconocimiento a favor de Karina es un precedente fundamental y una gran deuda pendiente que todav铆a existe en relaci贸n a las personas trans adultas y adultas mayores鈥, sostiene Novillo Funes.

En este sentido, remarca que lo que vivieron 鈥渘o fue solamente durante la dictadura c铆vico militar, sino que esa criminalizaci贸n persisti贸 luego鈥. Incluso 鈥渢odav铆a existen provincias que cuentan con c贸digos contravencionales que criminalizan las identidades de g茅nero鈥.

Reconocer es reparar

鈥淓s muy importante escuchar a las compa帽eras y que el Congreso de la Naci贸n sancione el proyecto de ley Reconocer es Reparar para que esto dignifique y repare las experiencias de las compa帽eras travestis y trans鈥, afirma.

Karina hoy est谩 tranquila, feliz y, sobre todo, descansa. Comparte sus d铆as junto a More, Agus y Ciela en la casa Eleonor, un lugar que pudieron alquilar 鈥渁 un precio popular鈥 y sin controles.

鈥淓stoy contenta por Kari, por lo que le sali贸 y que siga luchando hoy en d铆a鈥, dice Morena, una joven trans de 31 a帽os, que acompa帽a a Karina cada 15 d铆as al psic贸logo y tambi茅n viaja para traerle su medicaci贸n.

鈥淢e levanto, le cocino, lavo su ropa, veo qu茅 le falta. De una u otra manera estamos con ella porque es una persona grande ya鈥, dice, por otra parte, Cielo (41), que lleg贸 desde Per煤 a la Argentina hace 15 a帽os. Es la cocinera del grupo y ese mediod铆a horneaba un pollo con papas.

鈥淰ivimos como familia, porque eso es lo que somos. La Kari es como mi mam谩, ella (Morena) es como mi hermana. La idea es ya no tener ese c贸digo de la calle con esos berretines. Cuesta, pero ac谩 vamos鈥, agrega.

Al cierre de la entrevista, Florencia recuerda que ese d铆a, m谩s temprano, pensaban en qu茅 dir铆a la madre de Karina si estuviera viva.

驴Qu茅 dir铆a?

鈥淓star铆a contenta, como toda vasca. Estar铆a contenta de que me reconozcan鈥.


Fuente: https://agenciapresentes.org/2022/08/10/karina-pintarelli-la-primera-sobreviviente-trans-de-la-dictadura-en-recibir-una-reparacion-del-estado-nacional/




Fuente: Argentina.indymedia.org