March 16, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
250 puntos de vista


La copresidencia del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK) publicó una declaración sobre los rumores aparecidos en Turquía sobre el supuesto fallecimiento del líder kurdo Abdullah Öcalan, encarcelado en la isla-prisión de Imrali desde 1999.

En el comunicado se explicó que “han surgido rumores sobre la salud y la vida de Reber Apo (Abdullah Öcalan). Por lo tanto, los abogados solicitaron inmediatamente una reunión en Imrali. Nuestro pueblo salió a la calle y exigió que se concediera una visita a los abogados y a la familia para obtener información sobre la salud de Rêber Apo. Los informes sobre Rêber Apo son graves y deben ser aclarados inmediatamente. Un enfoque negativo sobre la salud y la vida de un líder popular significa cometer abiertamente un ataque genocida contra su pueblo. Es una decisión de destrucción total de un pueblo. Sin duda, ante esta situación negativa, la actitud de nuestro pueblo y de nuestro Movimiento por la Libertad será consecuente y habrá una respuesta a esta guerra”.

En la declaración, la KCK expresó que “el Estado turco es responsable de la salud y la vida de Rêber Apo. Asimismo, las organizaciones internacionales que se encargan de la vigilancia de los presos en Turquía, el CPT y el Consejo Europeo también serán responsables de cualquier maltrato y consiguiente riesgo para la salud y la vida de nuestro Líder”.

Para la KCK, Öcalan “advirtió al Estado turco y a las instituciones pertinentes que todo problema relacionado con su salud y su vida debe ser considerado como político. Al mismo tiempo, subrayó que nuestro pueblo también debería considerar a estas instituciones como responsables”.

En la declaración se manifestó que “las noticias relativas a la salud de Öcalan deben tomarse muy en serio. Porque hay muchos grupos dentro de la institución estatal y diversas fuerzas políticas que son hostiles a Rêber Apo. Tenemos la responsabilidad histórica de mantenernos en pie hasta que se conceda una reunión con Rêber Apo y hasta que sepamos que goza de buena salud”.

“Nuestro pueblo, todos los amigos y todas las fuerzas democráticas deben levantarse y exigir información definitiva sobre la salud de Rêber Apo –remarcaron desde la KCK-. Cuando se trata de Rêber Apo, ninguna declaración es creíble: es absolutamente necesario que Rêber Apo y sus abogados y familiares se encuentren cara a cara”.

En el comunicado se remarcó que “en Imrali se ha impuesto un aislamiento muy duro desde hace años. Esta realidad es la prueba de la hostilidad hacia Rêber Apo. Este aislamiento es también un ataque a la salud de Rêber Apo. En Imrali no se muestra ni la ley, ni los derechos humanos, ni el trato correcto a los presos políticos. Sólo hay una manera de superar esta situación. Esta es liberar a Rêber Apo”.

Al finalizar la declaración, en la KCK advirtieron a la alianza gobernante en Turquía, conformada por los partidos AKP-MHP, “que actualmente es responsable de la salud y la seguridad de Rêber Apo. Todo comportamiento negativo hacia Rêber Apo lleva la lucha a otra dimensión. Es sabido lo sensible que es nuestro pueblo y nuestro Movimiento cuando se trata de la salud, la seguridad y la vida de nuestro Líder. Por esta razón, la situación de salud y seguridad de Rêber Apo debe ser aclarada de una manera que el pueblo kurdo crea, sin perder ni un minuto más”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org