April 1, 2022
De parte de A Las Barricadas
176 puntos de vista

Colectivo Asamblea – Kharkov. Traducido por alasbarricadas.org

Encuentro de sol y sombra en el lugar de la colisi贸n de la historia rota con la modernidad rota cerca del Tribunal de Apelaci贸n

Ayer apareci贸 en el sistema  袛褨褟 (Dia) una funci贸n para solicitar una indemnizaci贸n por la p茅rdida de una casa privada, piso u otra vivienda que est茅 en el registro de la propiedad. Para acceder al servicio, es necesario actualizar la aplicaci贸n a la 煤ltima versi贸n. Tambi茅n estar谩 disponible en los centros de servicio de la administraci贸n dentro de una semana.

Se puede rellenar el formulario accediendo al men煤 “Servicios” y seleccionando all铆 la opci贸n “Bienes da帽ados”. S贸lo el propietario de la vivienda puede presentar el formulario. Para rellenar el formulario, se necesitar谩 informaci贸n sobre la propiedad, fotos y v铆deos de los da帽os y un contacto. Tras rellenar el formulario y registrar el mensaje, se informar谩 del inicio de los procedimientos de evaluaci贸n e indemnizaci贸n que determinar谩 el gobierno en un futuro pr贸ximo.

Dado que nuestra ciudad se encuentra entre aquellas para las que este programa es especialmente relevante, se supone que las sumas son considerables. Zelenski tambi茅n llam贸 la atenci贸n sobre este hecho en su discurso del 10 de marzo:

“Despu茅s de la guerra, despu茅s de nuestra victoria, reconstruiremos todo lo que el enemigo ha destruido. Muy r谩pido. De calidad. Para cada ciudad que haya sufrido, habr谩 un programa estatal especial para la reconstrucci贸n. Ya he dado instrucciones al gobierno para que empiece a trabajar en ello. Chernihiv y Sumy, Akhtyrka y Zhytomyr, Izyum, Mariupol y todas las ciudades a las que lleg贸 el mal, no ver谩n ni rastro de la invasi贸n rusa. Los mejores arquitectos. Las mejores empresas. Los mejores proyectos. Para todas las ciudades. Quiero decir esto con el ejemplo de Kharkiv. Nuestro Kharkiv, que ahora est谩 experimentando el m谩s terrible sufrimiento. El peor desde la Segunda Guerra Mundial.

Pero no solo son los representantes de las autoridades estatales quienes hablan de monta帽as doradas para superar la devastaci贸n. Por ejemplo, Oleksandr Iaroslavskyi prometi贸 al inicio de la primavera que:

“Hoy los ojos del mundo se dirigen a Kharkiv, donde los ciudadanos de Kharkiv demuestran cada d铆a milagros de valor y amor desinteresado por su ciudad. He hablado con muchos de mis amigos empresarios de diferentes pa铆ses. Se asombran del hero铆smo y no s贸lo son comprensivos, sino que est谩n dispuestos a ayudarnos econ贸micamente. A juzgar por los comentarios de mis amigos, veo que podemos recaudar incluso 1.000 millones de d贸lares para los ciudadanos de Kharkiv, para que la ciudad pueda sobrevivir y la gente sufra menos. Y para que despu茅s podamos reconstruir todo lo que fue destruido de acuerdo con los m谩s altos est谩ndares mundiales”.

Seg煤n las cifras de hoy de la alcald铆a, cerca del 15% del parque de viviendas de la ciudad es ya inhabitable. As铆 que tratemos de calcular lo grande que es el futuro.

Veamos el tema: “Cada uno tiene derecho a gobernar su propia ciudad”. Lo que se prometi贸 a Kharkiv para el D铆a del Gobierno Local.

El 煤ltimo d铆a de Pompeya en el barrio m谩s castigado de Kharkiv

Debido a las continuas explosiones e incendios, Saltivka Norte sigue casi desierta…

V茅ase tambi茅n: El dinero no huele. C贸mo las grandes empresas se est谩n beneficiando de la poblaci贸n de Kharkiv en guerra.

En primer lugar, seg煤n la encuesta nacional realizada por la agencia Rating, la mayor铆a de los ucranianos tiene una visi贸n bastante optimista sobre la recuperaci贸n del pa铆s de las ruinas. El 13% cree que tardar谩 hasta un a帽o, el 51% hasta 5 a帽os. Adem谩s, la gente est谩 de acuerdo no s贸lo en esperar, sino en participar personalmente: el 61% est谩 dispuesto a sumarse a la reconstrucci贸n o a apoyar materialmente, el 33% querr铆a hacerlo, pero no tiene esa oportunidad, y s贸lo el 5% considera que es un asunto exclusivo de las autoridades. Los urbanistas ucranianos tambi茅n son optimistas. “No se preocupen demasiado por las infraestructuras voladas y las casas destruidas. Recibiremos el dinero de las reparaciones. No habr谩 ning煤n problema con eso. Ya hay muchos miles de millones rusos bloqueados en las cuentas. Lo haremos a煤n mejor. Otro peque帽o aspecto positivo: despu茅s de la guerra, casi todas las casas tendr谩n una comunidad muy desarrollada. Algunos bromean con que el 90% se instalar谩 en condominios. 隆Aguantemos! Lo principal es la gente. Nosotros reconstruiremos el resto”. 驴Est谩 la gran renovaci贸n a la vuelta de la esquina?

Aqu铆 podemos recordar que Kharkiv segu铆a encabezando la lista de regiones por n煤mero de edificios ruinosos un a帽o antes de la guerra, es decir, muchos edificios necesitaban una revisi贸n, sin suficientes inyecciones financieras se iban derrumbando poco a poco a帽o tras a帽o, como en la misma Zaikivka o Moskalyivka. Decir que el patrimonio arquitect贸nico del centro de J谩rkiv ha sido destruido por los bribones tambi茅n es un poco exagerado: incluso en la sufrida Plaza de la Constituci贸n sus ataques con misiles y bombardeos han da帽ado principalmente las ventanas y los tejados, pero no las paredes. Las tiendas Khrushchev en los distritos dormitorio ya han cumplido su vida 煤til.

Desde este punto de vista, hay algunas se帽ales tranquilizadoras menos evidentes. “Muchos refugiados han salido ya de Ucrania hacia Europa. Muchos de ellos han vivido directamente en las casas de los europeos durante al menos unos d铆as. Muchos de estos ucranianos nunca llegar铆an a Europa porque es caro y dif铆cil para ellos. Volver谩n a casa y lo que han visto en Europa ser谩 sin duda una gran experiencia para formar nuevas demandas de urbanismo”, afirma Pavlo Khramov, administrador del grupo Alternativa Jarkov.

Pero en la misma zona de la Plaza de los Cien Cielos (antigua Plaza Rudnev), la vida ya est谩 volviendo tras el bombardeo nocturno del 6 de marzo, a pesar de tanto destrozo.

Tres semanas despu茅s, decenas de voluntarios y trabajadores de servicios p煤blicos han salido a limpiar los escombros

Se han contabilizado al menos cuatro cr谩teres de bombas en este antiguo barrio

V茅ase tambi茅n: 驴No hay d贸nde vivir? Especialmente los inmuebles de alta gama de Kharkiv llevan a帽os sin venderse.

Sin embargo, una de las cuestiones m谩s importantes tras el alto el fuego ser谩 la distribuci贸n de las sumas asignadas. Muchos desarrolladores ya est谩n congelados anticipadamente. La jerarqu铆a de toma de decisiones pasar谩 por la Oficina del Presidente – el Gabinete de Ministros – los Gobernadores – las autoridades locales (alcaldes, administraciones estatales de los rayones, jefes de los 贸rganos de autogobierno local). Es posible imaginar qu茅 posibilidades de sacar beneficios se crear谩n con el paso del dinero por tantos escalones de la pir谩mide burocr谩tica.

El papel de la poblaci贸n en este caso puede ser distinto. “Si una persona quiere reconstruir r谩pidamente su casa, una casa particular, el Estado tendr谩 que proporcionarle a esta persona los materiales de construcci贸n. Habr谩 comisiones especiales, se implicar谩n en la digitalizaci贸n del pa铆s en la medida de lo posible. Ser谩 un avance irreal para Ucrania. Y, s铆, la gente podr谩 reconstruir sus casas por s铆 misma si decide no esperar a los programas gubernamentales. El pa铆s les ayudar谩 con materiales de construcci贸n o con financiaci贸n para ellos. Este asunto ya se est谩 resolviendo en el Consejo de Ministros”, escriben las subp谩ginas progubernamentales.

Ya existe una sala de chat “Budopomoha” en Kharkiv para publicar peticiones urgentes y ofertas de ayuda para reconstruir casas. Hay voluntarios con conocimientos profesionales y capacidad para desplazarse a los lugares de los bombardeos. Se da prioridad a las personas mayores, a los discapacitados y a las familias con bajos ingresos. Es cierto que existe la percepci贸n de que estos recursos pueden ser utilizados por los ladrones y sus observadores, pero cualquier obra de renovaci贸n conlleva un riesgo:

Tampoco hay que descartar posibles intentos de desalojo directo o aparentemente voluntario de las v铆ctimas de la guerra. Las cat谩strofes a gran escala en varios pa铆ses suelen utilizarse para expulsar a los residentes de bajos ingresos de las zonas que interesan a las grandes empresas. Un ejemplo es M茅xico DF, donde un devastador terremoto en oto帽o de 2017 sirvi贸 para acelerar este proceso de desalojo y reparto de nuevos terrenos a una mafia promotora con estrechos v铆nculos con pol铆ticos y funcionarios de todo signo.

Y al mismo tiempo, los escombros de la vida cotidiana derrumbada el mes pasado ofrecen la oportunidad de construir una amplia solidaridad de los trabajadores, desde la pila m谩s alta de escombros hasta las 煤ltimas manos de la cadena de los que la desmantelan. La capacidad de trabajar junto con quienes tienen el mismo inter茅s, sin mediaci贸n ni jefes, sobre la base de “qui茅n m谩s que nosotros”, es una alternativa viva a la mentalidad habitual de “s谩lvese quien pueda”. Esa sensaci贸n de enormidad, que en una gigantesca metr贸polis ap谩tica parece perderse para siempre, se revela a veces justo en d铆as como 茅ste.

Y hay mucho trabajo por hacer…

Recordemos que antes de la guerra, La Asamblea public贸 un art铆culo sobre si tiene sentido que las autoridades arreglen la entrada de una casa en el balance de la ciudad.

Adem谩s, se cont贸 de forma clara y accesible c贸mo las obras de construcci贸n se convierten en un agujero negro para la absorci贸n del presupuesto con el ejemplo de la conocida reconstrucci贸n del zoo de J谩rkov.




Fuente: Alasbarricadas.org