January 15, 2021
De parte de Nodo50
2,442 puntos de vista

A pesar de que la mayor铆a de los pa铆ses cuentan con planes, estrategias, leyes o marcos en materia de adaptaci贸n al cambio clim谩tico 鈥揷on grandes diferencias entre ellos鈥, los progresos en este sentido no responden a la urgencia de la crisis clim谩tica. Lo ha puesto en evidencia este jueves la ONU a trav茅s de su , esta vez correspondiente a 2020, un a帽o que, sin duda, est谩 marcado por la pandemia, pero en el que .

En ello incide este informe desde un principio: 芦Los efectos del cambio clim谩tico persisten, sin verse afectados por la pandemia. El 2020 : seg煤n los datos registrados, m谩s de 50 millones de personas en todo el mundo se han visto afectadas directamente por inundaciones, sequ铆as o tormentas; y los incendios forestales han arrasado con mayor intensidad en pa铆ses como Australia, Brasil, Rusia y Estados Unidos, entre otros禄.

Las evidencias sobre el cambio clim谩tico han hecho que aumenten los fondos destinados a la adaptaci贸n a sus riesgos y el n煤mero de proyectos en numerosos pa铆ses. Adem谩s, las modalidades de financiaci贸n est谩n evolucionando r谩pidamente 鈥損or ejemplo, hay m谩s fuentes de financiaci贸n y se han diversificado los enfoques鈥, lo que hace que comience a atisbarse el camino hacia inversiones y sistemas financieros m谩s sostenibles y resistentes al cambio clim谩tico.

Hasta ah铆 todo bien. Sin embargo, la ONU es clara: aunque se est谩n produciendo avances, cuando estos se eval煤an en relaci贸n con los niveles de riesgos presentes y futuros, es evidente que no se proyectan a la escala necesaria.

As铆, seg煤n su informe, la financiaci贸n en materia de adaptaci贸n est谩 aumentando a un ritmo menor que los costos de la misma en un contexto de incremento y aceleraci贸n del cambio clim谩tico. Tampoco funcionan adecuadamente los mecanismos de evaluaci贸n y control de las medidas de adaptaci贸n. El estudio tambi茅n insiste en que hay poca informaci贸n disponible acerca de las tendencias futuras de la adaptaci贸n en el 谩mbito nacional y, por lo mismo, no est谩 claro hasta qu茅 punto se prioriza el componente de g茅nero en los planes y pol铆ticas nacionales de adaptaci贸n.

Sobre esta falta de informaci贸n, la ONU identifica algunos escollos como la falta de claridad en los objetivos para poder definir metas precisas, la escasa disponibilidad de bases de datos que recojan los esfuerzos que s铆 se est谩n haciendo y la incertidumbre sobre los efectos a largo plazo de la pandemia de COVID-19 en las pol铆ticas de adaptaci贸n.

Soluciones basadas en la naturaleza

La relaci贸n entre cambio clim谩tico y naturaleza es evidente y, seg煤n este informe, las salidas a esta crisis tienen mucho que ver con la 煤ltima. Entre algunas propuestas concretas est谩 la de plantar 谩rboles para que act煤en como sumideros de carbono y barreras naturales contra las inundaciones. Esta estrategia, si bien suma, est谩 demostrada que

La ONU propone tambi茅n restaurar los manglares como amortiguadores de las tormentas costeras y el aumento del nivel del mar; detener la y permitir que las 谩reas de tierra degradadas se regeneren naturalmente.

La reducci贸n de las emisiones gases de efecto invernadero es una prioridad para los gobiernos, pero el informe deja claro que no debe ser la 煤nica, ya que solo ese horizonte no basta para lucha contra los efectos del calentamiento global a los que ya estamos asistiendo.

驴Crees que este art铆culo se podr铆a publicar sin鈥

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas cr铆ticas como t煤? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es f谩cil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com est谩 editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigaci贸n, an谩lisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos a帽os hablando de otro modo de la crisis clim谩tica, de feminismo, de memoria hist贸rica, de econom铆a, del auge del neofascismo鈥 Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aqu铆




Fuente: Climatica.lamarea.com