March 27, 2021
De parte de Amor Y Rabia
394 puntos de vista


por Rupert Darwall

Los oligarcas verdes de Wall Street, Hollywood y Silicon Valley pronto podr铆an acabar siendo atacados dentro de poco como los arist贸cratas liberales durante la Revoluci贸n Francesa

“La transici贸n clim谩tica presenta una oportunidad de inversi贸n hist贸rica”, dice Larry Fink, director ejecutivo de BlackRock. “Lo que est谩n descubriendo los financieros, los grandes bancos, los gestores de capital, los inversores privados y los fondo de capital de riesgo es que se puede ganar mucho dinero con la creaci贸n de estos nuevos empleos [verdes]”, afirma John Kerry, representante del presidente Biden para el clima. Fink admite que la econom铆a sigue siendo “altamente dependiente” de los combustibles f贸siles. Tambi茅n afirma que BlackRock es “hoy en d铆a tenemos una emisi贸n neutral de carbono en nuestras propias operaciones”. Es una afirmaci贸n que puede discutirse. “Si una empresa o un individuo me dice que (su emisi贸n de carbono) es cero neto, s茅 que es una completa mierda”, tuite贸 Glen Peters, director de investigaci贸n del Center for International Climate Research (Centro de Investigaci贸n Clim谩tica Internacional) con sede en Oslo.

Bloomberg: El ascenso del capitalismo clim谩tico, o el buenismo como negocio

Peters estaba criticando al ex gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, quien hab铆a  afirmado que las inversiones en energ铆a renovable contrarrestan las emisiones de las inversiones en combustibles f贸siles. Carney se retract贸 r谩pidamente de sus afirmaciones, pero la disputa revela la fisura en el movimiento clim谩tico que se hizo visible por primera vez con la pel铆cula Planet of the Humans de Michael Moore de 2020, que enfrent贸 a los verdaderos creyentes de un lado con los que lo apoyan para cosechar ganancias del dinero clim谩tico que se est谩 invirtiendo en la descarbonizaci贸n.
Carney es una luz destacada de la oligarqu铆a de las finanzas clim谩ticas, posicionada en el nexo que conecta la pol铆tica y las finanzas. Es asesor clim谩tico del primer ministro brit谩nico Boris Johnson y trabaja como representante especial sobre finanzas y acci贸n clim谩tica del secretario general de la ONU, Ant贸nio Guterres. Tambi茅n es vicepresidente de la gestora canadiense de activos alternativos Brookfield, estando al frente de su negocio de inversiones de impacto y ESG (ESG es el acr贸nimo de Environmental, Social, and Corporate Governance, Criterios ambientales, sociales y de gobernanza, AyR). Es uno de los privilegios de ser un salvador del clima: cuando est谩n en juego los intereses del planeta no se tienen en cuanta las preocupaciones habituales sobre conflictos de intereses.
Carney ha escrito un libro, Value (s): Building a Better World for All (Valor(es), construyendo un mundo mejor para todos), y la BBC le dio a Carney la prestigiosa plataforma de las Conferencias Reith 2020. Las inversiones en emisiones netas de carbono cero est谩n “convirtiendo un riesgo existencial en una de las mayores oportunidades comerciales de nuestro tiempo”, declar贸 Carney en su conferencia Reith sobre el clima. No hay duda de qui茅n har谩 lo mejor para construir este mundo mejor. En enero, Carney declar贸 en la Radio Davos del Foro Econ贸mico Mundial que encontrar soluciones para un riesgo para la existencia de la humanidad se convierte en una “tremenda oportunidad” que “se transforma en la codicia, o la parte oportunista de la ecuaci贸n”.

Mark Carney

En tiempos normales, antes de la Emergencia Clim谩tica, depender铆a de los financieros e inversores hacer preguntas dif铆ciles y poco sentimentales, como: 驴Cu谩l es el beneficio que genera la inversi贸n? 驴Cu谩nto dura el per铆odo de recuperaci贸n del capital invertido? Pero esto no se aplica cuando se trata del cambio clim谩tico. En su 1.5鈩 Special Report (Informe Especial 1.5鈩) de 2018, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Clim谩tico (IPCC) se neg贸 a realizar un an谩lisis de costo-beneficio de la meta de lograr una emisi贸n neta cero de carbono. El objetivo, declar贸 el IPCC, implica 鈥渆valuaciones de riesgo y juicios de valor鈥, como si esto anulara la necesidad de evaluar si los beneficios de alcanzar una emisi贸n cero neta de carbono superase los costos de hacerlo.
Veinte a帽os es un n煤mero significativo. Un an谩lisis de febrero de 2021  de David Rode y Paul Fischbeck de la Universidad Carnegie Mellon examina la omnipresencia de los pron贸sticos apocal铆pticos en relaci贸n con el cambio clim谩tico. “Las 煤nicas observaciones que tenemos respecto a los pron贸sticos apocal铆pticos anteriores es que son pron贸sticos fallidos”, se帽alan. “No existe un modelo racional de toma de decisiones que permita atribuir una credibilidad creciente a los pron贸sticos basados en los sucesivos pron贸sticos fallidos”. A finales de 2020, el 61% de esas predicciones ya hab铆an expirado. El momento en que se esperaba que se cumplieran las predicciones apocal铆pticas sobre el clima sol铆a tener horizonte temporal medio de 22 a帽os antes del a帽o 2000; para las realizadas desde 2000, era de 21 a帽os. A lo largo de medio siglo de pron贸sticos, el apocalipsis siempre tendr谩 lugar aproximadamente dentro de 20 a帽os.
Como era de esperar, Carney disfruta con su gusto por lo apocal铆ptico. 鈥淣o tendremos un sistema financiero si no tenemos un planeta鈥, dijo en su conferencia de Reith. El mes pasado,  hizo un pron贸stico seg煤n el cual si no se toman medidas, las muertes anuales provocadas por el clima durante los pr贸ximos 30 a帽os igualar谩n el n煤mero de muertes por el Coronavirus en el a帽o 2050, que es la fecha en que se espera internacionalmente alcanzar el objetivo de emisiones netas cero de carbono. A煤n as铆, esto es en cierto modo un progreso. La conferencia clim谩tica de Toronto, hace 33 a帽os, compar贸 los efectos del cambio clim谩tico con la guerra nuclear. 驴En que se bas贸 para realizar ese pron贸stico?
Carney usa su posici贸n para defender el obligar a todas las grandes empresas a hacer p煤blicos sus datos relacionados con el clima, y argumenta que deber铆an desarrollar y publicar planes para la transici贸n a una emisi贸n neta cero de carbono. “Lo que se mide se gestiona”, dice. Al mismo tiempo, Carney est谩 involucrado en la creaci贸n de un mercado basado en contrarrestar las emisiones de carbono, mercado seg煤n anticipa valdr谩 entre 50.000 y 100.000 millones de d贸lares al a帽o. Al igual que Glen Peters, Carney sabe que las afirmaciones corporativas de emisiones netas cero de carbono son “una mierda”, pero lo expresa en el lenguaje enrevesado del banquero central que anta帽o fue.



Fuente: Noticiasayr.blogspot.com