May 16, 2021
De parte de Nodo50
288 puntos de vista


Fue la gota que colm贸 el vaso: trabajadores de Correos de la unidad de reparto n煤mero 4 de Sabadell denunciaron a su jefa por falsificar el n煤mero de identificaci贸n de la persona a la que sustitu铆a para instar a los carteros a que hicieran una sola entrega de las notificaciones 鈥攁dministrativas, judiciales鈥, en vez de las dos reglamentarias, y as铆 priorizar la pronta salida de la paqueter铆a 鈥擜mazon, AliExpress, Zara, etc.鈥. La denuncia cay贸 en saco roto. La paciencia de los trabajadores desbord贸 el vaso. Desde el 6 de abril, doce de los diecisiete trabajadores fijos de esta oficina se encuentran en huelga indefinida. Afecta a 70.000 habitantes de la ciudad. 

El 20 de mayo, la oficina de Reus se sumar谩 a la huelga. El 30 de mayo, la de Terrassa, con una huelga indefinida a media jornada. En total, las movilizaciones repercutir谩n a 300.000 usuarios y, de momento, las negociaciones no avanzan. 

Diferentes oficinas de Correos cuentan la misma historia: la mayor empresa p煤blica estatal lleva m谩s de 30 a帽os liberaliz谩ndose paulatinamente en una transformaci贸n que se ha acelerado desde la anterior crisis econ贸mica y que ha desembocado en los 煤ltimos a帽os en un proceso de amazonizaci贸n. 鈥淎mazon es su nuevo dios鈥, explica con cierta sorna y bastante tristeza Eduardo Fern谩ndez, uno de los doce trabajadores de Sabadell en huelga y afiliado al sindicato CGT. 

La unidad de reparto n潞 4 de Sabadell lleva seis semanas en huelga indefinida, su jefa les apremi贸 a sacar la paqueter铆a antes que las notificaciones

Fern谩ndez es cartero de reparto en moto. Trabaja en Correos desde 2004 como personal laboral fijo. No es funcionario. La 煤ltima oposici贸n se celebr贸 en 1998. En 2000, Correos se convirti贸 en una Sociedad An贸nima y se separ贸 de la Administraci贸n. En 2007, se aprob贸 el Estatuto B谩sico del Empleado P煤blico, el cual no se aplic贸 a Correos. Dicha decisi贸n provoc贸 una desbandada de funcionarios a otras administraciones p煤blicas, como el Sepe.

Desde 2008 a 2018, Correos perdi贸 13.832 trabajadores, el 21% de su plantilla. Y la temporalidad se elev贸 del 22 al 34%. La empresa p煤blica sufri贸 los recortes de la crisis y la SEPI asumi贸 las p茅rdidas econ贸micas. 鈥淐orreos est谩 trabajando en la diversificaci贸n para generar diferentes fuentes de ingresos, impulsar la paqueter铆a y la eficiencia, as铆 como la internacionalizaci贸n, con presencia en Portugal y China desde 2019鈥, indica el gabinete de prensa de Correos. Las palabras claves son paqueter铆a y eficiencia.

Desde 2008 a 2018, Correos perdi贸 13.832 trabajadores, el 21% de su plantilla. Y la temporalidad se elev贸 del 22 al 34%

Si bien es verdad que el env铆o de cartas sufri贸 un baj贸n tras la eclosi贸n de internet, el comercio virtual ha incrementado enormemente el env铆o de paqueter铆a. Una mercanc铆a que juega con unos m谩rgenes apretados de recepci贸n, manipulaci贸n y entrega al destinatario. Y ocupa m谩s volumen en el almac茅n, de ah铆 los apremios que sufren los carteros en las oficinas.

El almac茅n m谩s grande de Correos es de Vallecas, donde trabaja Mario Murillo. 鈥淎 veces hay problemas de almacenamiento鈥, confirma. 鈥淓s el Centro de Transporte de Madrid, el CAM2, el que est谩 permanentemente desbordado y tambi茅n hay problemas puntuales en Barajas鈥. En el aeropuerto, Correos est谩 construyendo nuevas instalaciones con una superficie de 12.500 metros cuadrados. Ha invertido 14 millones de euros. Facilitar谩 la conexi贸n con su sede en China, principal foco de paqueter铆a del mundo, y podr谩 clasificar 500.000 paquetes al d铆a. 

El 9 de diciembre de 2020, en la campa帽a de Navidad, Correos registr贸 la cifra m谩s alta de su historia: movi贸 2.280.403 env铆os, de los cuales m谩s de un mill贸n fueron paquetes.

La paqueter铆a juega con unos m谩rgenes apretados de recepci贸n, manipulaci贸n y entrega al destinatario. Y ocupa m谩s volumen en el almac茅n

Externalizar con falsos aut贸nomos

Mientras, la vida prosigue a pie de buz贸n. Las reivindicaciones de la huelga de Sabadell ni siquiera son de 铆ndole salarial: piden m谩s contrataciones porque 鈥渘o podemos afrontar el reparto del d铆a a d铆a con cada vez menos plantilla鈥. 鈥淐omo trabajadores p煤blicos no estamos haciendo nuestra labor, por eso estamos en huelga鈥, explica Eduardo Fern谩ndez. 

Los carteros tienen rango de federatarios p煤blicos, dan fe de lo que entregan: una carta del m茅dico, del juzgado, de Hacienda, un burofax, etc. Pero entre notificaciones importantes y tristes facturas deben entregar con rapidez la paqueter铆a que proviene del comercio online para evitar tapones.

Fern谩ndez aterriza los macrodatos de Correos a su huelga, por la que lleva seis semanas sin cobrar: la p茅rdida del 21% de la plantilla implica que los carteros que quedan deben cubrir m谩s zonas de reparto. 鈥淓n nuestra zona hay 26 secciones, por lo que se necesitan 26 carteros, pero ahora solo somos 17鈥. 驴Qui茅n decide el n煤mero de empleados necesarios? 鈥淟as jefaturas, sin contar con los sindicatos, que es uno de nuestras reivindicaciones鈥.

Desde Madrid, Yeya Leonardi alerta no solo de los problemas de redimensionamiento de los carteros a pie de calle 鈥攅lla lo es鈥, sino de lo que ocurre en la trastienda. Hace seis meses CGT convoc贸 una huelga de los ruteros del Centro de Tratamiento Automatizado de la capital. 鈥淐onseguimos parar la contrataci贸n de aut贸nomos que se iban a encargar de llevar la carter铆a de una sucursal a otra鈥, indica. 鈥淎 trav茅s de licitaciones, Correos subcontrata empresas de transportes que a su vez subcontratan a aut贸nomos, falsos aut贸nomos seguramente鈥, detalla. 

Entre notificaciones importantes y tristes facturas, los carteros deben entregar con rapidez la paqueter铆a que proviene del comercio online para evitar tapones

鈥淓n los 煤ltimos a帽os, Correos lo ha externalizado todo: el personal de limpieza, el mantenimiento de la flota de veh铆culos, el servicio de transporte de carreteras, mientras publicita a bombo y platillo convocatorias de trabajo absolutamente precarias. Medias jornadas. 驴Qui茅n puede vivir as铆?鈥, se pregunta. 

鈥淵o estuve un a帽o y medio trabajando a tiempo parcial, cobrando 800 euros en Madrid. Soy una persona austera, pero me plante茅 la necesidad de trabajar en fin de semana en la hosteler铆a鈥, responde Mario Murillo, tambi茅n afiliado a la CGT. Desde el 1 de julio de 2020 trabaja a jornada completa (37,5 horas). 鈥淓n los meses m谩s altos cobro unos 1.200 euros. Depende del IRPF y los complementos de antig眉edad, pero en mi categor铆a profesional, la de agente de clasificaci贸n, nos movemos en la horquilla de entre 1.100 y 1.200 euros鈥. 

Huelga Correos Sabadell

Huelga del servicio de Correos en Sabadell, Barcelona.

Sabadell, cuatro reivindicaciones

La unidad de reparto n煤mero 4 de Sabadell ha expuesto cuatro motivos para ir a la huelga, de los cuales comparte los tres primeros con las otras sucursales de Correos catalanas que se adherir谩n a las movilizaciones: m谩s contrataci贸n, fin del autoritarismo de las jefaturas, la participaci贸n sindical en el redimensionamiento de las unidades de reparto y que se investigue a su jefa. Consideran que la denuncia que interpusieron el 21 de diciembre ante el consejo de administraci贸n de la empresa qued贸 en agua de borraja.

Los sindicatos solicitaron el jueves una reuni贸n con la empresa con el servicio de mediaci贸n del Departament de Treball de la Generalitat de Catalunya. A煤n no han recibido respuesta. Asimismo, denunciaron ante la Inspecci贸n de Trabajo la contrataci贸n de personal eventual para realizar el trabajo que realizan los huelguistas, una pr谩ctica ilegal, con el objetivo de evitar las multas de las empresas que contratan a Correos para entregar sus paquetes. Por su parte, Correos desmiente 鈥渓as acusaciones de vulneraci贸n del derecho de huelga鈥.

El 2, 3 y 4 de junio, CGT y el sindicato independiente SIPcte han anunciado un paro de cuatro horas en todas las oficinas de la provincia de Barcelona, que se a帽aden a las movilizaciones previstas por Reus y Terrassa. Sabadell ha encendido una mecha que llevaba tiempo a punto de prenderse. 

CGT intenta promover un debate social sobre el futuro del mayor ente p煤blico: 驴es l铆cito ofrecer una infraestructura p煤blica para que empresas privadas muevan sus mercanc铆as con mayor celeridad, ofreciendo precariedad laboral a sus trabajadoras?

2025, fines de semana y Caja Postal

En 2020 se ha hablado de sanidad p煤blica y t铆midamente de educaci贸n, mientras esta semana el ministro Jos茅 Luis 脕valos proclamaba en Twitter el comienzo de la liberalizaci贸n de Renfe, que ahora compite con Ouigo, 驴pero qu茅 ocurre con un servicio fundamental como el que ofrece Correos? 2025 es el a帽o en el que decaer谩 el acuerdo de Correos para prestar el Servicio Postal Universal. La cuenta atr谩s ha empezado. Paralelamente, en el Congreso sigue en stand by la propuesta del consejo de administraci贸n para incluir a los trabajadores en el Real Decreto de Jornadas Especiales. Las 煤ltimas elecciones generales y la pandemia paralizaron los tr谩mites con los que la empresa pretende desregularizar el descanso de los trabajadores, abriendo la puerta a trabajar los domingos, adem谩s de los s谩bados. 

Mientras, CGT intenta promover un debate social sobre el futuro del mayor ente p煤blico, y m谩s antiguo. Correos se fund贸 en 1716. 驴Es l铆cito ofrecer una infraestructura p煤blica para que empresas privadas muevan sus mercanc铆as con mayor celeridad, y ofreciendo precariedad laboral a sus trabajadoras? La diputada de En Com煤 Podem, J茅ssica Albiach, abri贸 el mel贸n y en febrero propuso un 鈥淎mazon p煤blico y cooperativo鈥 para ayudar a las peque帽as y medianas empresas espa帽olas a desarrollar sus ventas online y competir as铆 con el todo poderoso Amazon. 脥帽igo Errej贸n, de M谩s Pa铆s, recogi贸 el guante y a帽adi贸 que pretende llevar una propuesta al Congreso en ese sentido.  

CGT va m谩s all谩 de la paqueter铆a y propone recuperar la Caja Postal como fuente de ingresos y banca p煤blico, que Correos cerr贸 鈥攍iberaliz贸鈥 en 1999 para ser relevado hasta 2016 por Deutsche Bank. En setiembre de 2020, Correos firm贸 un acuerdo con Banco Santander para ofrecer la retirada e ingreso de efectivo en pueblos peque帽os que carecen de sucursal bancaria, e incluso que los carteros lleven el dinero a los clientes, como si fueran riders de sucursales bancarias ambulantes.




Fuente: Elsaltodiario.com