September 26, 2022
De parte de Nodo50
151 puntos de vista

<br /> La AN absuelve a Garikoitz Aspiazu de un atentado cometido en Bilbo en 2002 | Euskal Herria | Naiz<br />

Bienvenido a las noticias de suscriptor/a

Has accedido a una noticia de pago y has consumido un clic de tu cuenta personal.

26 SET. 2022 – 15:42h

La Audiencia Nacional espa帽ola ha absuelto este lunes al preso vasco Garikoitz Aspiazu de una acci贸n que ETA realiz贸 en Bilbo en 2002. El tribunal no admite la declaraci贸n que el preso vasco Gorka Martinez efectu贸 en dependencias policiales de la Ertzaintza, en las que denunci贸 torturas.

Garikoitz Aspiazu, durante un juicio en la Audiencia Nacional espa帽ola. (POOL EFE)
Garikoitz Aspiazu, durante un juicio en la Audiencia Nacional espa帽ola. (POOL EFE)

La Audiencia Nacional espa帽ola ha absuelto este lunes al preso vasco Garikoitz Aspiazu Rubina tras su imputaci贸n por un atentado que ETA cometi贸 en Bilbo el 12 enero de 2002 con un coche-bomba. El tribunal ha destacado la 芦insuficiencia de la prueba de cargo practicada en el acto del juicio禄.

En una sentencia de 18 p谩ginas, la Sala de lo Penal destaca que la prueba desarrollada durante la vista oral es 芦notoriamente insuficiente para desvirtuar la presunci贸n de inocencia禄 de Aspiazu.

Los magistrados de la Secci贸n Segunda explican que al no existir prueba directa de la intervenci贸n del acusado en la acci贸n de ETA, las acusaciones basan la participaci贸n del preso vasco en la declaraci贸n que Gorka Martinez realiz贸 bajo tortura en dependencias policiales de la Ertzaintza, tal y como denunci贸 el preso vasco ya condenado por estos hechos.

El tribunal explica que no puede admitir esa declaraci贸n policial como prueba contra Aspiazu porque Martinez no la ratific贸 en el juicio. As铆, recuerda que durante la vista oral afirm贸 que no conoc铆a al acusado en el tiempo de producirse los hechos y que el domicilio que ten铆a alquilado pudo ser eventualmente usado por miembros de ETA y, por tanto, por el acusado, insistiendo en que sus palabras en comisar铆a se obtuvieron con torturas.

Los magistrados recuerdan que la doctrina del Tribunal Supremo hace hincapi茅 en la ineficacia de las declaraciones policiales por s铆 solas para desvirtuar la presunci贸n de inocencia, lo que obligar铆a en el presente caso a acudir a otras pruebas.

A este respecto, el fallo destaca que 芦la ineficacia de dicha declaraci贸n es total y no puede ser utilizada como elemento de contraste禄. 芦Por tanto, su consideraci贸n como prueba de cargo queda excluida por la jurisprudencia expuesta禄, justifica.

芦Lo 煤nico que puede declararse acreditado es la presencia del acusado en ese piso franco de un modo inespec铆fico e indeterminado, avalado por un informe de inteligencia sobre la obtenci贸n de muestras biol贸gicas, grafol贸gicas y de huellas禄, destacan en el fallo.

Eso, aducen, 芦no permite establecer certeza sobre que el d铆a del atentado se encontrara en ese lugar y que tuviera cualquier tipo de intervenci贸n en los hechos禄 que fueron objeto de enjuiciamiento.

As铆 las cosas, la prueba de cargo quedar铆a 芦reducida a las pruebas periciales, entre ellas las realizadas por los agentes policiales sobre la inspecci贸n ocular禄 y 芦que nada aportan con relaci贸n a la autor铆a de los hechos y que no ha resultado controvertido y las pruebas de inteligencia sobre la vinculaci贸n del acusado con los hechos禄.

Para la Sala, por tanto, 芦la valoraci贸n critica que merece la prueba desarrollada en el plenario de esta causa frente al acusado es notoriamente insuficiente para desvirtuar la presunci贸n de inocencia, puesto que no se han aportado los elementos de juicio sobre los que el Tribunal debe alcanzar su propia convicci贸n禄.

Entrega al Estado espa帽ol

El fallo llega dos semanas despu茅s de que se celebrase el juicio, en el que Aspiazu neg贸 los hechos. 芦No particip茅 en esta acci贸n y no s茅 nada al respecto禄, respondi贸 en euskara a la 煤nica pregunta de su abogado defensor, la 煤nica parte a la que quiso contestar.

Aspiazu fue entrego al Estado espa帽ol por parte del Estado franc茅s en agosto para ser juzgado por este caso. No es la primera vez, ya que fue llevado ante la Audiencia Nacional en 2009, 2015 y 2019 por diferentes acusaciones. En este caso en concreto, se enfrentaba a una petici贸n de 32 a帽os de prisi贸n por parte de la Fiscal铆a.




Fuente: Naiz.eus