March 11, 2021
De parte de Nodo50
201 puntos de vista


Según la denuncia, detuvieron a un hombre mientras paseaba con su hijo de tres años y abandonaron al menor en la vía pública. El Ayuntamiento de Guillena asegura que está recopilando información interna para, si procede, iniciar expediente informativo.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha denunciado a dos agentes de la Policía Local de Guillena (Sevilla) por supuestas torturas y abandono de un menor el pasado 21 de febrero. Según indica el escrito de la denuncia, los hechos fueron los siguientes: una patrulla de la Policía Local detuvo a un hombre mientras estaba paseando con su hijo de tres años por una calle del pueblo. Lo trasladaron a la Jefatura de la localidad y abandonaron al menor en la vía pública.

«Tras recabar el testimonio del hombre, testigos de la inicial actuación policial y varios informes clínicos que se elaboraron inmediatamente después de la detención apuntan a un posible delito de torturas y de abandono de un menor en la vía pública que podría concurrir con la agravante de motivación racista«, sostiene la APDHA.

Según explica en un comunicado, entre las lesiones objetivadas mediante un parte de lesiones conforme al Protocolo de Estambul se evidencia que durante la detención, traslado y custodia en la Jefatura de la Policía el hombre «fue golpeado en el costado derecho en varias ocasiones«. Al mismo tiempo, entre los hechos puestos en conocimiento del órgano jurisdiccional, se refieren «insultos y amenazas de carácter antigitano».

La entidad andaluza ha señalado que «se ha solicitado al Ayuntamiento de Guillena la preservación de las imágenes captadas por el sistema de vídeo-vigilancia de la Jefatura de la Policía Local», aunque advierten de que hasta el momento no han recibido respuesta por parte de la entidad local. Del mismo modo, en la misma petición se solicitaba al alcalde del municipio «la iniciación de un procedimiento disciplinario contra los agentes implicados en los hechos denunciados».

Preguntado por este medio, el Ayuntamiento asegura que está recopilando información interna acerca de los hechos sucedidos para, si procede, iniciar expediente informativo.

Por otra parte, y según indica en el comunicado de prensa, APDHA ha registrado una petición a la Comisión de Coordinación de las Policías Locales de Andalucía, un organismo dependiente de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía. En su escrito solicitan que «se investiguen los hechos denunciados y que, ante la ausencia de una normativa en la materia, se dicte una disposición que regule y prescriba la instalación de sistemas de vídeo-vigilancia en todas aquellas zonas en las que puedan permanecer personas detenidas en las Jefaturas de Policía Local de la Comunidad Autónoma de Andalucía».




Fuente: Lamarea.com