August 17, 2022
De parte de Nodo50
174 puntos de vista

La asociación memorialista, que cuestiona «quién y para qué» asesora al Gobierno asturiano, propone crear una oficina de atención de las víctimas del franquismo

lavozdeasturias.es / 16/08/2022

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha criticado este martes que el Gobierno asturiano destine más de 102.000 euros para el estudio de 40 fosas de personas desaparecidas en la guerra civil y la dictadura franquista en vez de invertir esos recursos en ayudar a las familias a enterrar a sus familiares.

Su vicepresidente, Marco Antonio González, asegura que es más necesaria la ayuda en la búsqueda de los familiares desaparecidos que en señalizar las fosas comunes González considera que el empleo de un georradar para localizar estas fosas, como figura en el proyecto de Memoria Democrática, es una tecnología que se ha descartado hace años como «inútil» en la búsqueda de las fosas del franquismo, lo que les hace cuestionarse «quién y para qué» asesora al Principado.

La ARMH propone la creación de una oficina de atención de las víctimas de la represión franquista como existe en Euskadi y Navarra para que las desapariciones se consideren como «un derecho» y entiende que sería más lógico atender a los testimonios de las personas nonagenarias. La asociación ha llevado a cabo varias exhumaciones de fosas comunes en Asturias con sus propios recursos, entre ellas la semana pasada en La Garba, en Grado, contando para ello con la ayuda de voluntarios.

El Gobierno asturiano ha encargado ya a la empresa pública Tragsatec el estudio e investigación de 40 fosas comunes con el fin de determinar los emplazamientos donde puedan hallarse restos, concretar sus ubicaciones y documentar sus antecedentes históricos.

Para llevar a cabo estas tareas, solicitarán información a familiares y personas conocidas de las víctimas, como datos personales, fechas y lugares de enterramiento y, siempre que sea posible, la aportación de fotografías, documentos y otros objetos.

Una vez finalizada la investigación histórica, y con el objeto de completar con mayor precisión las fichas del catálogo de fosas comunes, se identificarán las localizaciones con georradar, lo que permitirá ubicar las 40 fosas y esclarecer si se conservan en ellas restos humanos. Los trabajos se realizarán en 40 fosas seleccionadas por el Instituto de la Memoria Democrática del Principado de Asturias en los concejos de Tineo, Cangas del Narcea, Salas, Candamo, Teverga, Laviana, Oviedo y Aller, informa Efe.

El Principado destinará más de 102.000 euros al estudio de 40 fosas comunes con el fin de determinar los emplazamientos donde puedan hallarse restos

Asturias destinará más de 102.000 euros al estudio de 40 fosas de personas desaparecidas en la guerra civil y la dictadura franquista para actualizar el actual catálogo de enterramientos comunes y víctimas, y como paso previo al plan de exhumaciones que pretende impulsar.

El Gobierno de Asturias ha encargado ya a la empresa pública Tragsatec el estudio e investigación de 40 fosas comunes con el fin de determinar los emplazamientos donde puedan hallarse restos, concretar sus ubicaciones y documentar sus antecedentes históricos. El Principado cuenta con un catálogo de enterramientos y víctimas, en constante actualización, que se completará con este nuevo análisis, como paso previo para impulsar un plan de exhumaciones en la comunidad.

El equipo técnico que participará en el estudio está compuesto por Manuel Menéndez Díaz, Arantza Margolles Beran, Irene Faza Aladro, Adrián González López e Isabel Carballo Pérez, que se ocuparán, entre otras labores, de la recogida de testimonios, la documentación histórica, las exploraciones con georradar y la elaboración de fichas sobre personas desaparecidas. Para llevar a cabo estas tareas, solicitarán información a familiares y personas conocidas de las víctimas, como datos personales, fechas y lugares de enterramiento y, siempre que sea posible, la aportación de fotografías, documentos y otros objetos. Las entrevistas se grabarán y se transcribirán con el fin de asegurar su conservación.

Una vez finalizada la investigación histórica, y con el objeto de completar con mayor precisión las fichas del catálogo de fosas comunes, se identificarán las localizaciones con georradar, lo que permitirá ubicar las 40 fosas y esclarecer si se conservan en ellas restos humanos. La información recabada a través de testimonios, investigación documental y localización por georradar facilitará la elaboración de fichas con todos los datos verificados: denominación, localización, concejo, intervenciones, número de víctimas y fuentes historiográficas, entre otros.

Los trabajos se realizarán en 40 fosas seleccionadas por el Instituto de la Memoria Democrática del Principado de Asturias en los concejos de Tineo, Cangas del Narcea, Salas, Candamo, Teverga, LavianaOviedo y Aller, informa Efe.

___

Fotografía destacada: Restos óseos hallados en la fosa común en El Rellán, en Grado, donde la ARMH ha retomado los trabajos de exhumación Eloy Alonso | EFE

Fuente:https://www.lavozdeasturias.es/noticia/asturias/2022/08/16/armh-critica-asturiassenalice-fosas-vez-buscar-desaparecidos/00031660646000287373620.htm




Fuente: Memoriahistorica.org.es