October 30, 2021
De parte de SAS Madrid
356 puntos de vista


Sociedades profesionales, sindicatos y asociaciones de pacientes alertan del desgaste de la medicina de familia mientras prende la mecha de las protestas.

– A Meritxell S谩nchez, m茅dica en Barcelona, le preocupa c贸mo el continuo discurso negativo sobre Atenci贸n Primaria “llega mucho a la calle” y acaba calando: “Los pacientes dicen ‘nos hemos tenido que hacer de una mutua'”

– “Ya sabemos qu茅 hay que hacer para que los seguros privados sigan en sus mejores a帽os: reducir la inversi贸n p煤blica, sobre todo en m茅dicos de Atenci贸n Primaria”, explica el m茅dico y analista del sistema Juan Sim贸.

– La Federaci贸n de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad P煤blica advierte de “consecuencias nefastas” para pobres, ancianos y enfermos de c谩ncer.

En una entrevista con infoLibre en mayo de 2020, cuando no se vislumbraba el final del t煤nel, la m茅dico de familia Meritxell S谩nchez Amat afirmaba que la Atenci贸n Primaria se hab铆a convertido en “la Cenicienta del sistema” y expresaba preocupaci贸n por su porvenir. Como m茅dica del centro Bes貌s, en Barcelona, forma su juicio a ras de suelo. Como presidenta del F貌rum Catal脿 d’Atenci贸 Prim脿ria, tiene visi贸n de conjunto. 驴C贸mo ve las cosas ahora? La respuesta indica que su preocupaci贸n estaba fundada. Y coincide con el diagn贸stico general que componen las voces autorizadas de la Atenci贸n Primaria, que lanzan un mensaje de SOS que incluye la alerta de que el deterioro de la medicina de familia est谩 fomentando la primavera del aseguramiento privado, haciendo retroceder de facto la universalidad del sistema p煤blico.

S谩nchez Amat resiste al catastrofismo: cree que el discurso del todo mal empuja a la gente a acudir a urgencias o a hacerse un seguro privado. Pero tampoco quiere poner pa帽os calientes: “Vamos recuperando ritmo, con cosas atrasadas. Falta personal, hay menos presencialidad que antes de la pandemia. Arrastramos carencias, para las que no ha habido inyecci贸n de recursos”. Ella tiene un punto entusiasta, pero no es ciega a lo que hay a su alrededor: cansancio y escasas perspectivas de mejora… “Hay m茅dicos primaristas convencidos que lo est谩 dejando porque no quieren trabajar sin poder mantener unos est谩ndares m铆nimos [en la asistencia]. Se van al extranjero, o de excedencia… Hay gente joven que se va a Urgencias. Lo que m谩s quema no es lo de uno mismo, es no poder atender bien a la gente, no tan bien como quisieras. Ves a la gente impaciente, que quiere su exploraci贸n, su prueba. No est谩n bien, y sufres por el paciente, claro…“.

Esta visi贸n es coincidente en lo esencial con el resto de impresiones recabadas para este art铆culo, que alertan de la ausencia de una respuesta ante la inminente oleada de jubilaciones, agravada por la “fuga de batas blancas”. El presupuesto estatal de 2022, pendiente de aprobaci贸n, ha sido recibido con decepci贸n, al tiempo que cunden las cr铆ticas por la falta de explicaciones del Ministerio de Sanidad sobre el destino dado a los 1.089 millones pintados en las cuentas de 2021. Analistas, sindicatos y sociedades m茅dicas reclaman que la inversi贸n en Atenci贸n Primaria se acerque al 25% del gasto sanitario. De seguir as铆, las consecuencias para quienes enfermen de c谩ncer pueden ser “nefastas”, denuncia la Federaci贸n de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad P煤blica (Fadsp). La Sociedad Espa帽ola de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) reclama 2.500 millones. La de M茅dicos de Atenci贸n Primaria (Semergen) estima entre 9.000 y 11.000 los profesionales que faltan para el “relevo generacional”.

Se extiende adem谩s el convencimiento de que el deterioro de la Atenci贸n Primaria abona el terreno para que siga el boom del aseguramiento privado, que en 2021 lleva camino de superar su r茅cord de 2020. Si no se corrige la tendencia, se帽ala un manifiesto impulsado por la Fadsp, “la Atenci贸n Primaria perder谩 prestigio y cada vez m谩s personas […] tender谩n a acudir a la asistencia privada buscando soluciones 谩giles y utilizando los centros de salud como un mero paso para acceder a medicamentos y pruebas complementarias”.

“Uno de los grandes activos de la Atenci贸n Primaria 鈥揳punta Marciano S谩nchez Bayle, presidente de la Fadsp鈥 es el gran aprecio que le tiene la poblaci贸n. Si eso se pierde, malo”. Tambi茅n Mart铆nez Olmos cree que “una primaria poco accesible” agudizar谩 la “b煤squeda de soluciones privadas”, lo cual genera desigualdad. Similar convencimiento expone el m茅dico y analista Juan Sim贸, autor del blog Salud, dinero y Atenci贸n Primaria, que sostiene que hay una relaci贸n directamente proporcional entre empeoramiento del sistema p煤blico y salida hacia el privado: “Ya sabemos qu茅 hay que hacer si se quiere que los seguros m茅dicos privados sigan viviendo sus mejores a帽os: reducir la inversi贸n sanitaria p煤blica, sobre todo en Atenci贸n Primaria y, m谩s espec铆ficamente, en m茅dicos de atenci贸n primaria”.

As铆 lo est谩 comprobando en su d铆a a d铆a Meritxell S谩nchez Amat, con la que arranc谩bamos el art铆culo. “Hay mucho comentario de ese tipo, s铆. ‘Nos hemos tenido que hacer de una mutua’, me dicen. Por eso a m铆 no me gusta entrar en ese discurso sobre la Atenci贸n Primaria seg煤n el cual no se atiende a la gente. Eso llega mucho a la calle. Y adem谩s muchos dicen, y as铆 te lo cuentan, que con un seguro privado le est谩n ahorrando dinero al sistema p煤blico, lo cual no es cierto“, explica S谩nchez Amat. 

Problemas previos

El deterioro viene de atr谩s. La Atenci贸n Primaria ven铆a ya tocada por la Gran Recesi贸n y los recortes antes del covid. Si en 2009 el gasto en Primaria se situaba en los 10.400 millones euros, diez a帽os despu茅s fueron 9.874 millones. El porcentaje de inversi贸n sanitaria en atenci贸n primaria cay贸 en el mismo periodo del 14,9% al 14,2%. Una falta de inversi贸n que se tradujo en 2019 en una ratio de m茅dicos de 0,78 por cada 1.000 habitantes y de 0,7 enfermeros por cada millar de habitantes, por debajo de la media de la OCDE y a mucha distancia de Portugal 鈥搈谩s de 2鈥, B茅lgica, Francia o Irlanda.

M谩s del 41% de los m茅dicos de familia ten铆an, antes de la pandemia, cupos superiores a los 1.500 pacientes, frontera que Sanidad cree que no debe superarse. El futuro de la Atenci贸n Primaria era antes del covid ya “preocupante”, seg煤n el estudio del Ministerio de Sanidad Estimaci贸n de la oferta y demanda de m茅dicos especialistas 2018-2030. 驴Por qu茅 “preocupante”? Porque s贸lo un 13% de los sanitarios tienen menos de 39 a帽os. A esto se suma la inestabilidad. En 2017 s贸lo el 6,9% de los contratos de los m茅dicos de familia fueron indefinidos.

“Consecuencias nefastas” para enfermos de c谩ncer

Jos茅 Mart铆nez Olmos, profesor de la Escuela Andaluza de Salud P煤blica, recuerda que problemas como los aqu铆 cuantificados movieron al Ministerio de Sanidad a la elaboraci贸n de un marco estrat茅gico  cuya aplicaci贸n ha habido que “aplazar” por la pandemia. Pero los retos, dice, siguen pendientes. El marco ya dec铆a que la Atenci贸n Primaria, sin reformar en 30 a帽os, “fue el servicio sanitario que m谩s sufri贸 durante la crisis”. A eso hay que sumarle la pandemia.

“La situaci贸n era mala antes, s铆, sobre todo en Madrid y Catalu帽a. Pero hay que sumar que con la pandemia los centros han estado pr谩cticamente cerrados, dando citas telef贸nicas para veinte d铆as. En la pr谩ctica, no hay Atenci贸n Primaria. En Madrid, los SUAP [servicios de urgencias de Atenci贸n Primaria] siguen sin abrir. La situaci贸n es grave”, explica S谩nchez Bayle, de la Fadsp, que ha impulsado un manifiesto al que se han sumado asociaciones como Medicus Mundi, M茅dicos del Mundo, Red Espa帽ola de Atenci贸n Primaria, CCOO y UGT. El manifiesto alerta de una “progresiva degradaci贸n” y “saturaci贸n” de la Atenci贸n Primaria, donde las comunidades se han lanzado a un uso masivo del servicio a distancia que tendr谩 “consecuencias nefastas” para la poblaci贸n m谩s pobre, de m谩s edad y con enfermedades agudas sobrevenidas como el c谩ncer.

Los 1.089 millones

Pasada la fase m谩s aguda de la pandemia, las alertas y protestas se oyen cada vez m谩s. El Ministerio de Sanidad ha respondido este mismo mes con el anuncio de un plan para antes de que acabe el a帽o. S谩nchez Bayle es esc茅ptico: “No se puede recurrir siempre, una y otra vez, a las buenas intenciones”. Varias voces se han alzado contra el presupuesto para 2022 que pretende sacar adelante el Gobierno, con 176 millones para Primaria. La cantidad contrasta con los 1.089 millones de 2021. Es cierto que la sanidad es una competencia auton贸mica, y que lo de 2021 fue un gasto extraordinario, pero tambi茅n que el uso que finalmente se ha dado a los 1.089 millones publicitados suscita dudas.

驴Qu茅 ha sido de ese dinero? Rosa Medel, portavoz de Sanidad de Unidas Podemos, es clara: “No aparecen. No se han remitido a las comunidades aut贸nomas. No se han ejecutado. Es posible que exista una estrategia de Atenci贸n Primaria a la que est茅 dedicado ese dinero y que se est茅 revisando, pero no tenemos informaci贸n sobre ello”. S谩nchez Bayle tambi茅n afirma que no hay constancia de ejecuci贸n de los 1.089 millones. “Quiz谩s en vacunas”, se aventura. Jos茅 Polo, presidente de la Sociedad Espa帽ola de M茅dicos de Atenci贸n Primaria (Semergen), cree que los fondos, al no ser finalistas, han podido ir “a tapar agujeros”. Polo lleva a帽os quej谩ndose de que la Atenci贸n Primaria no s贸lo no recibe el 25% de la inversi贸n sanitaria que reclama, sino que Administraciones, a la hora de explicar a qu茅 dedican los fondos, le imputan un presupuesto muy elevado de prescripci贸n farmac茅utica a la medicina de familia, aunque venga del hospital.

Jos茅 Mart铆nez Olmos, de la Escuela Andaluza de Salud P煤blica, aporta un punto de vista diferente sobre los 1.089 millones: “Al margen de que no se haya ejecutado todo, la inversi贸n no debe ser s贸lo del Gobierno central. Las competencias son auton贸micas. Para poner la Atenci贸n Primaria en condiciones hacen falta entre 8.000 y 10.000 millones”.

infoLibre ha tratado reiteradamente de recabar del Ministerio de Sanidad una explicaci贸n sobre el destino de los 1.089 millones, sin 茅xito.

Las sociedades sanitarias se mueven

La Sociedad Espa帽ola de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), en su congreso celebrado en octubre, ha reclamado 2.500 millones para hacer frente a tres amenazas: la ola de jubilaciones por venir, la “fuga de batas blancas” y las renuncias de residentes. La Sociedad Espa帽ola de M茅dicos Generales y de Familia (SEMG) ha presentado tambi茅n este mes un documento en el que advierte de la falta de “recambio generacional” y pide una “reforma integral” apoyada en un 25% de la inversi贸n. 鈥淢uchos m茅dicos no quieren trabajar en Atenci贸n Primaria debido a la presi贸n asistencial y a las precarias condiciones de trabajo鈥, recoge el documento. La SEMG ha cifrado entre 15 y 20 d铆as la demora que puede llegar a alcanzar la primera atenci贸n. S谩nchez Bayle (Fadsp) lo ve as铆: “Cuando falla la Atenci贸n Primaria, el fallo se extiende a todo el sistema. Y si sigue as铆, todo el sistema har谩 crac

Tambi茅n la Sociedad Espa帽ola de M茅dicos de Atenci贸n Primaria (Semergen) ha movido ficha durante su congreso, igualmente en octubre, con un “documento para la reconstrucci贸n” del sistema que reivindica el papel de la atenci贸n primaria como su “eje vertebrador” y reclama el 25% de la inversi贸n. “Toca replantear y reforzar”, se帽ala Mart铆nez Olmos, miembro del panel de expertos que ha elaborado la propuesta. Jos茅 Polo, otro miembro del panel y presidente de Semergen, estima entre 9.000 y 11.000 los profesionales que faltan para el “relevo generacional”. Hechos, pide Polo, para salir del “hospitalcentrismo”.

Manifestaciones y protestas

El malestar de la Atenci贸n Primaria se extiende. Las denuncias se repiten: cansancio, saturaci贸n 鈥揷on m茅dicos que llegan a ver desde 40 hasta 60 pacientes en un d铆a鈥, presi贸n a帽adida tras una fase aguda de la pandemia en la que se dejaron de diagnosticar patolog铆as convencionales… En Andaluc铆a, el plan de atenci贸n primaria de la Junta, que incluye un primer cribaje a cargo de un enfermero, ha suscitado rechazo entre sindicatos y asociaciones m茅dicas. Durante las dos 煤ltimas semanas se vienen celebrando protestas en diversas localidades, que se suman a las manifestaciones contra la no renovaci贸n de 8.000 sanitarios. “La situaci贸n de la Atenci贸n Primaria es desastrosa. Falta gente y falta organizaci贸n. Es casi imposible que te den una cita”, afirma Antonio Mac铆as, secretario andaluz de Sanidad de UGT.

En la Comunidad de Madrid, la situaci贸n de escasez sanitaria se enquista. La Federaci贸n de Asociaciones Vecinales ha rechazado el plan de Atenci贸n Primaria presentado por insuficiente. La rebeli贸n de casi un centenar de directores, que ha forzado al Gobierno de Madrid a cejar en su pretensi贸n de retirarles competencias sobre sustituciones y doblajes, evidencia el clima de tensi贸n.

En la Regi贸n de Murcia, cuatro asociaciones de pacientes y profesionales estudian posibles movilizaciones y piden adhesiones a un manifiesto que habla de “carencias cr贸nicas”, “grandes 谩reas de precariedad”, “saturaci贸n”… En Galicia, la Plataforma Sos Sanidade ha convocado una manifestaci贸n el 14 de noviembre, que se suma a las concentraciones de CCOO, UGT y CIG. En Cantabria la junta de personal de los centros de salud de Santander ha reclamado “frenar la sangr铆a de capital humano”. “Si no vemos un cambio radical y sustancial” en el Gobierno c谩ntabro, “procederemos sin m谩s dilaci贸n a iniciar movilizaciones”, han afirmado.

Enlace relacionado InfoLibre.es 30/10/2021.




Fuente: Sasmadrid.org