December 20, 2021
De parte de SAS Madrid
214 puntos de vista


Preguntar “驴qu茅 estudiaron tus padres?” es, en buena medida, preguntar “驴qu茅 ser谩 de de tu vida?”. No al 100%, claro. No hay ning煤n destino escrito, ni determinado, por qui茅nes son tu padre y tu madre. Pero s铆 condicionado. Y mucho. En Espa帽a, cada vez m谩s.

Los datos de Eurostat sobre riesgo de pobreza seg煤n el nivel educativo de los padres, analizados por infoLibre, constituyen un bofet贸n al ideal meritocr谩tico y una constataci贸n de la aver铆a del ascensor social. En el periodo 2011-2019, esta tasa sube para los hijos de padres con estudios b谩sicos y medios, mientras baja para los hijos de padres con estudios superiores. La brecha pasa de 8,5 a 11 puntos. Espa帽a es el pa铆s de los 35 estudiados con mayor riesgo de pobreza entre los hijos de padres con estudios medios.

“En vez de a la convergencia, vamos a un aumento de las diferencias”, dice el soci贸logo Daniel Sorando, que apunta a la creciente importancia del origen familiar en la trayectoria vital, en paralelo al deterioro de los servicios p煤blicos. Pedro Salas-Rojo, coautor de un reciente art铆culo sobre la materia, describe un c铆rculo vicioso de desigualdad heredada por el canal educativo. Los investigadores consultados coinciden en que la pandemia agrava el problema. “Puede ocurrir que ese tri谩ngulo que forman riqueza, educaci贸n y empleo sea cada vez m谩s un privilegio de menos personas“, afirma el economista Julen Bollain.

La pobreza seg煤n los estudios de los padres

Eurostat, la Oficina Europea de Estad铆stica, ha actualizado con datos de 2019 la tasa de riesgo de pobreza de los adultos de 25 a 59 a帽os seg煤n el nivel de estudios de sus padres. Este enfoque permite responder a preguntas sobre el grado de importancia que tiene lo que fueron los padres en lo que consiguen los hijos. Obviamente, la importancia nunca ser谩 cero. Tambi茅n obviamente, cuanta menor diferencia haya entre lo que logran los hijos de padres con estudios b谩sicos y superiores, m谩s igualitaria ser谩 una sociedad.

La anterior publicaci贸n de Eurostat era de 2011. Es decir, con la actualizaci贸n queda una panor谩mica de conjunto de la d茅cada posterior a la Gran Recesi贸n [ver aqu铆 la base de datos]. 驴Y qu茅 se observa?

鈥 Nivel b谩sico. La tasa de riesgo de pobreza ha subido en Espa帽a del 20,1% al 22,4% entre los hijos de padres con educaci贸n inferior a Primaria, Primaria o Secundaria inferior. De los 35 pa铆ses analizados 鈥搇a UE-27 m谩s Reino Unido, Suiza, Noruega, Islandia, Montenegro, Serbia, Macedonia del Norte y Albania鈥, Espa帽a es el und茅cimo peor. En la UE, s贸lo arrojan un peor dato Bulgaria (33,7%), Letonia (28,5%), Lituania (23,8%), Italia y Polonia (22,7% en ambos casos). El riesgo de pobreza en adultos con padres con menores estudios se sit煤a 2,1 puntos por encima que el conjunto de la UE-27 y lejos de Chequia (9,3, el mejor resultado). El dato de Francia es 14,4% y el de Alemania 15,6%.

鈥 Nivel medio. La tasa de riesgo de pobreza en adultos de 25 a 59 a帽os con padres con Secundaria superior y Postsecundaria no universitaria tambi茅n sube en Espa帽a en 2019 con respecto a 2011, en este caso del 15,8% al 17,1%. En este apartado Espa帽a va especialmente mal. Su dato (17,1%) convierte al pa铆s en el peor de los 35. En 2011 era el cuarto peor. El siguiente pa铆s de la UE en la lista de 2019 es Letonia (14,9%). Espa帽a est谩 5,1 puntos por encima del conjunto de la UE (12). Hay un abismo con respecto a pa铆ses como Chequia (5,3%, el mejor dato). Espa帽a tambi茅n est谩 por debajo de Francia (9,1%), Alemania (11,7%) e Italia (12,8%).

鈥 Nivel superior. La din谩mica de incremento del riesgo de pobreza en Espa帽a se interrumpe cuando los padres tienen estudios superiores. Eurostat, que en cuanto al riesgo de pobreza se basa en la reconocida internacionalmente tasa Arope, utiliza para ordenar los tipos de educaci贸n la clasificaci贸n de la Unesco de 2011. El escal贸n m谩s bajo 鈥揺n el que la tasa de pobreza en Espa帽a sube del 20,1% al 22,4%鈥 incluye Infantil, Primaria e inicio de Secundaria鈥. El escal贸n intermedio 鈥揺n el que Espa帽a ha pasado del 15,8% al 17,1%鈥 incluye Secundaria Superior y lo que se conoce como “Postsecundaria no Terciaria”, por ejemplo la Formaci贸n Profesional superior. El tercer escal贸n educativo, el m谩s alto, agrupa la conocida como “Educaci贸n Terciaria”, que engloba licenciaturas/grados, m谩steres y doctorados. En este tercer nivel el riesgo de pobreza baja entre 2011 y 2019 del 11,6% al 11,4%. No es una baja dr谩stica, pero es una bajada. Mientras sube para los hijos de padres con estudios bajos y medios, el riesgo de pobreza 鈥搎ue ya era menor, claro鈥 baja para los hijos de padres con estudios altos. Esta mejora no saca a Espa帽a del furg贸n de cola europeo, al ofrecer el quinto peor dato de los 35 pa铆ses, y el cuarto peor de la UE-27. Queda a 2,8 puntos del 8,6% del conjunto UE.

De modo que as铆 queda la fotograf铆a. En cuanto a la comparaci贸n con la UE-27, Espa帽a sale mal parada. Es el sexto pa铆s en el que hay mayor riesgo de pobreza entre los adultos cuyos padres tienen estudios de nivel b谩sico, el primero entre los que tienen padres con estudios intermedios y el cuarto entre los que tienen padres con estudios superiores.

Eso en cuanto a la comparaci贸n con la UE. Si comparamos la Espa帽a de 2011 con la de 2019, sobresale un hecho: el 煤nico grupo en el que baja el riesgo de pobreza es el de los adultos cuyos padres tienen estudios superiores. No ocurre s贸lo que el riesgo de pobreza sea mayor cuantos menos estudios tienen los padres, lo cual puede considerarse l贸gico. Es que la diferencia aumenta. Hace diez a帽os, la distancia era entre el 20,1 y el 11,6 (8,5 puntos). Ahora, entre el 22,4 y el 11,4 (11 puntos). Ha crecido 2,5 puntos, casi un 30%.

La aver铆a del ascensor social

Pedro Salas-Rojo, investigador especializado en desigualdad de la Universidad Complutense, cree que los datos son una demostraci贸n de la aver铆a del llamado “ascensor social”. “No s贸lo hay que mirar a las consecuencias de la crisis de 2008, que por supuesto tambi茅n, sino al conjunto del funcionamiento de la democracia”, se帽ala Salas-Rojo, que explica que en Espa帽a, tras una d茅cada de los 80 de importante movilidad social ascendente, el mecanismo empez贸 a “desengrasarse” en los a帽os 90 y no ha vuelto a carburar. En la franja de edad estudiada, entre 25 y 59 a帽os, recalca Salas-Rojo, abundan ya los perjudicados por esa disfunci贸n de los mecanismos de ascenso, lo cual desvirt煤a el discurso meritocr谩tico seg煤n el cual cada uno llega hasta donde lo lleva su esfuerzo. No es lo que indican los datos. Lo que dicen es que los estudios de tus padres influyen significativamente. Y no s贸lo influyen, es que influyen cada vez m谩s a la hora de librarse de la pobreza.

El soci贸logo Daniel Sorando, profesor en la Universidad de Zaragoza, tambi茅n cree que los resultados de Eurostat ofrecen s铆ntomas preocupantes sobre el funcionamiento del Estado del bienestar. “Los resultados de una trayectoria dependen cada vez m谩s de los recursos de los padres. Tras los novedosos procesos de movilidad social ascendente de los 80 y parte de los 90, cuando hubo una mayor permeabilidad social, ahora vemos que, en vez de hacia la convergencia, vamos hacia un aumento de las diferencias“, se帽ala Sorando. Y a帽ade: “Parte de los mecanismos de acceso a recursos p煤blicos que estaban desmercantlizados, en 谩reas como sanidad y educaci贸n, se est谩n deteriorando, lo cual hace cada vez m谩s relevantes los recursos del hogar“.

El an谩lisis de Sorando, autor de First we take Manhattan. La destrucci贸n creativa de las ciudades, incorpora una cr铆tica a lo que llama “modelo familista” de Estado del bienestar, caracterizado por una responsabilizaci贸n de las familias de las condiciones de vida de sus miembros, con el consiguiente efecto de reproducci贸n de la desigualdad e incremento de la importancia de la riqueza, los estudios y las relaciones de los padres. “Si miras los datos de Eurostat sobre riesgo de pobreza de adultos con padres con estudios primarios, ver谩s que los sospechosos habituales vuelven a aparecer entre las peores posiciones”, afirma. Con “sospechosos habituales”, Sorando se refiere a Espa帽a, Italia, Grecia y Portugal, con peores resultados que el conjunto de la UE-27.

El peso de la educaci贸n

Salas-Rojo a帽ade otro elemento a su an谩lisis: “Las consecuencias de la crisis de 2008 muestran que la movilidad social se ve especialmente afectada en situaciones en que la pobreza se mantiene durante mucho tiempo. Y eso es lo que viene pasando en el mercado laboral espa帽ol desde hace 15 a帽os”. El resultado son unos datos de pobreza y privaci贸n ya incontestables, agravados por la pandemia pero que ven铆an de antes. Un dato: cuando lleg贸 el virus 600.000 personas a煤n no hab铆an recuperado los m铆nimos de calidad de vida anteriores a la Gran Recesi贸n, seg煤n el informe El Estado de la pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusi贸n social en Espa帽a, de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusi贸n Social. 驴Y qui茅n sufre m谩s la pobreza de larga duraci贸n? “La poblaci贸n con m谩s baja cualificaci贸n, que a su vez suele provenir de familias con menor nivel de estudios”, responde Salas-Rojo.

Sabe de lo que habla. Salas-Rojo es uno de los autores del art铆culo Desigualdad de oportunidades. Nuevas visiones a partir de nuevos datos, que desvela que el factor m谩s relevante en la desigualdad de oportunidades es el nivel de educaci贸n de los padres (28,01%), por delante del tama帽o de la familia durante la infancia (26,8%), el tipo de escuela (14,5%), la ocupaci贸n del padre (12,4%) y el entorno cultural (9,2%). En la misma direcci贸n que este estudio apuntan ahora los datos de Eurostat.

Un c铆rculo vicioso

“La educaci贸n de los padres es el principal canal de transmisi贸n de la desigualdad. Una baja educaci贸n se traslada a empleos con baja cualificaci贸n, que a su vez llevan a bajos salarios e inseguridad econ贸mica, en una situaci贸n que se reproduce”, a帽ade Salas-Rojo, cr铆tico con los elevados 铆ndices de repetici贸n escolar en Espa帽a, que suponen un castigo a帽adido para las familias de renta m谩s baja.

El propio funcionamiento del Estado del bienestar agrava este c铆rculo vicioso, explica el economista Julen Bollain, profesor e investigador de la Universidad de Mondrag贸n. Autor de Renta b谩sica: una herramienta de futuro, Bollain ha estudiado con detalle los fallos de los mecanismos de compensaci贸n de la desigualdad de origen y de redistribuci贸n de la riqueza en Espa帽a, cuyo modelo social posterga a los m谩s pobres. Bollain se帽ala que la educaci贸n es uno de los campos en los que se expresa este desequilibrio en el esfuerzo del Estado. 驴C贸mo?

As铆 lo explica: “El Estado invierte en nosotros cuando accedemos a la educaci贸n. Sin embargo, esa inversi贸n recae m谩s en unas manos que en otras. Los estudiantes que han cursado hasta los 16 a帽os s贸lo han completado diez a帽os, habiendo invertido el Estado en ellos entre 65.000 y 70.000 euros. Sin embargo, en quienes han tenido la oportunidad de completar estudios superiores de larga duraci贸n, hasta los 25 a帽os aproximadamente, el Estado invierte entre 200.000 y 300.000. 驴Y qui茅n deja habitualmente de estudiar a los 16 a帽os? La persona cuya familia necesita de su ayuda para poder ingresar recursos mensualmente. 驴Y qui茅n puede seguir form谩ndose, haciendo una carrera, m谩ster o doctorado? Pues la persona que puede permit铆rselo porque tiene un colch贸n financiero en casa”. Es decir, analiza Bollain, el Estado refuerza la desigualdad de partida.

Perspectivas pand茅micas

Los tres investigadores consultados coinciden en que la pandemia puede provocar un agravamiento de la brecha que muestran los datos de Eurostat. “La pandemia ha subrayado la desigualdad en todos los campos. En cuanto a igualdad, en absoluto nos ha hecho mejores”, se帽ala Daniel Sorando. En la misma direcci贸n apunta Salas-Rojo, que se refiere a los numerosos informes que alertan de un empeoramiento de la brecha educativa por el covid-19.

Bollain a帽ade una advertencia: “Todos los informes prev茅n una importante destrucci贸n de puestos de trabajo en el futuro. Si va a haber menos empleo, se va a demandar una superespecializaci贸n que, de nuevo, no podr谩n permitirse las personas con menos recursos. Puede ocurrir que ese tri谩ngulo que forman riqueza, educaci贸n y empleo sea cada vez m谩s un privilegio de menos personas”.

Enlace relacionado InfoLibre.es (19/12/2021).




Fuente: Sasmadrid.org