April 12, 2022
De parte de Nodo50
167 puntos de vista

En este blog lo hemos repetido muchas veces, la Ertzaintza es un cuerpo polic铆aco represivo espa帽ol. De vasco, apenas la etiqueta en euskera.

El caso de I帽igo Cabacas ha dejado al descubierto que, adem谩s de ello, Lakua se siente muy a gusto us谩ndola como brazo ejecutor, mostrando que el PNV se encuentra por completo al servicio de Madrid.

En el d茅cimo aniversario de la muerte de Pitu, les compartimos esta editorial que Naiz ha dedicado al tema:

Una Polic铆a sectaria, represiva y que, para colmo, reclama amor

Han pasado 10 a帽os desde la muerte de I帽igo Cabacas. Es una eternidad y a la vez un suspiro. Quienes ahora tienen veinte a帽os entonces ten铆an diez. Por lo tanto, algunos de esos j贸venes no sabr谩n que I帽igo era otro joven al que la Ertzaintza mat贸 de un pelotazo en la cabeza. Estaba celebrando un partido del Athletic. No se sabe qui茅n dispar贸 y solo hubo una condena rid铆cula, en un juicio tard铆o e inhumano, y en una sentencia que no se explicaba c贸mo se hab铆a podido investigar tan poco y tan mal. La primera versi贸n oficial incluso neg贸 el pelotazo. Esa gente tan joven no se acuerda, l贸gicamente, de que el consejero de Interior de entonces era Rodolfo Ares, del PSE. Ni de que el PNV estaba en la oposici贸n y pidi贸 la dimisi贸n del tal Ares. No dar谩n cr茅dito si estos d铆as han escuchado a Manu y Fina, los padres de Cabacas, contar c贸mo les ha tratado el Gobierno de Urkullu, donde de nuevo el PSE es su socio.

Adem谩s de los hechos, es importante explicar el contexto pol铆tico e institucional a las generaciones m谩s j贸venes. El dispositivo de la Ertzaintza de aquella noche respond铆a a una estrategia represiva sectaria, dirigida contra un sector de la poblaci贸n. La Ertzaintza estaba enfocada a la contrainsurgencia contra ETA, y seg煤n su tesis 芦todo era ETA禄. La cultura policial permit铆a que se disparase material antidisturbios a bocajarro. Los polic铆as llamaban a aquellos j贸venes 芦ciervos禄 鈥搒eg煤n se ha sabido, les siguen llamando as铆鈥, y sal铆an a cazarlos. Igual que las polic铆as en general tienen un sesgo racial y de g茅nero, los ertzainas miraban a la sociedad vasca con un sesgo ideol贸gico. Solo as铆 se entienden las 贸rdenes que se dieron aquella noche. Solo as铆 se entiende el manto de silencio que se impuso despu茅s.

Lo quieren todo, y no puede ser

Como en Euskal Herria no ha habido un proceso de paz can贸nico, la agenda de la resoluci贸n del conflicto ha salido adelante trasquilada. Algunos temas han quedado postergados por culpa del ventajismo. Entre ellos, el del modelo policial. Tambi茅n hab铆a otras prioridades, sigue habi茅ndolas, y es l贸gico. En estos diez a帽os han muerto cinco presos en prisi贸n. Hay en juego derechos humanos y vidas de esas que antes eran sagradas.

No hay que olvidar que, seg煤n el informe oficial del Gobierno de Lakua dirigido por Paco Etxeberria, la Ertzaintza estuvo involucrada en 336 casos de tortura. No ha habido investigaci贸n, ni depuraci贸n, ni siquiera asunci贸n de responsabilidades por parte de los responsables pol铆ticos. Es un esc谩ndalo y una inmoralidad.

Tambi茅n hay un c谩lculo evidente en no dar el debate policial. Esta Ertzaintza dificulta la alternancia democr谩tica, porque en su misi贸n est谩 luchar contra aquellos que, sin embargo, antes o despu茅s llegar谩n a gobernar las instituciones e intentar谩n cambiar sus pol铆ticas, incluidas las de seguridad y libertades. Eso es lo que ve todo el mundo cuando EH Bildu acude al acto del 40 aniversario de la Ertzaintza. El que quiera ver otra cosa, no conoce ni a los unos ni a los otros. O pretende intoxicar.

El caso es que bajo sus actuales siglas, sin cambiar de cultura policial, sin un reconocimiento honesto de las violaciones de derechos humanos que han perpetrado en estas d茅cadas, sin asumir que han colaborado en la supresi贸n de libertades democr谩ticas, la Ertzaintza no puede pretender tener el respeto de una parte importante de la sociedad. Esto es consecuencia de sus decisiones. Son sus dirigentes y mandos quienes han decidido que no se abra un debate serio sobre el modelo policial. Son sus miembros quienes han elegido la impunidad. Han preferido no exponerse, no rendir cuentas. No han querido ni cambiar el nombre ni limpiarlo. Han preferido el confort al honor, esconderse a defenderse. Lo que no pueden entonces es demandar amor.

Para muchas personas, la Ertzaintza sigue siendo el cuerpo policial que ha aporreado a miles de manifestantes que protestaban pac铆ficamente, que les han disparado, que les han arrestado, que les han torturado. Son el cuerpo que cuando este pueblo estaba trabajando para conseguir la paz, a los pocos meses de la Conferencia de Aiete y de la decisi贸n hist贸rica de ETA, tras un partido de f煤tbol, mataron de un pelotazo a I帽igo Cabacas porque pensaron que era otro 芦ciervo禄 m谩s. Y son la Polic铆a que no ha tenido el valor de asumir su responsabilidad y disculparse ante su familia. Ser polic铆as, ser crueles y querer ser populares no es realista. El caso Cabacas era su oportunidad para establecer su autoridad democr谩tica. No han querido.




Fuente: Kaixo.blogspot.com