May 13, 2021
De parte de Indymedia Argentina
254 puntos de vista


Durante su detenci贸n, M贸nica Mego qued贸 parapl茅jica por una infecci贸n en la m茅dula provocada por un cuadro de tuberculosis no atendido a tiempo. Durante seis meses, primero en la Alcaid铆a de Pettinato y luego en la Unidad 32 de Varela, la mujer trans reclam贸 atenci贸n m茅dica sin ser escuchada. El fiscal Marcelo Martini reconoci贸 que hubo abandono de persona pero plante贸 su incompetencia; argument贸, en base a una pericia cuestionada por la querella, que la desatenci贸n de la salud comenz贸 reci茅n en la c谩rcel de Varela. Ahora, la C谩mara de Apelaciones de La Plata le devolvi贸 la instrucci贸n y orden贸 que se sigan investigando las responsabilidades penitenciarias en ambos establecimientos. El recurso hab铆a sido presentado por la Comisi贸n Provincial por la Memoria que, en su car谩cter de Mecanismo Local de Prevenci贸n de la Tortura, patrocina a la v铆ctima.

La causa penal por la desatenci贸n de la salud en el encierro de M贸nica Mego, que deriv贸 en una paraplej铆a, recay贸 desde un comienzo en la Unidad Fiscal N掳 3 de La Plata, a cargo de Marcelo Martini. El fiscal reconoci贸 la gravedad institucional del hecho y que hubo abandono de persona por parte de funcionarios penitenciarios que deb铆an velar por la salud de M贸nica.

Sin embargo, Martini se declar贸 incompetente para continuar con la investigaci贸n, el juez de garant铆as Silva Pelossi coincidi贸 con el fiscal y remiti贸 la causa a la justicia de Florencio Varela. El planteo se bas贸 en una pericia m茅dica que fue cuestionada por la querella, el fiscal determin贸 que durante la detenci贸n de la mujer trans en la Alcaid铆a de Pettinato, en la ciudad de La Plata, recibi贸 asistencia m茅dica adecuada y que 鈥渓as conductas activas y omisivas鈥 que contribuyeron a la lesi贸n irreversible tuvieron lugar durante la permanencia de M贸nica Mego en la Unidad Penitenciaria 32 de Varela, establecimiento al que fue trasladada en febrero.

Esta semana, la sala IV de la C谩mara de Apelaci贸n y Garant铆as en lo penal de La Plata 鈥搃ntegrada por Carlos Arg眉ero y Miriam Ermili鈥 declin贸 el pedido de incompetencia y devolvi贸 las actuaciones al Juzgado de Garant铆as N掳 2 para que la causa siga tramit谩ndose bajo los mismos 贸rganos judiciales.

En respuesta al recurso presentado por la Comisi贸n Provincial por la Memoria (CPM) y el abogado Manuel Bouchoux, copatrocinantes de Mego, el fallo de la C谩mara sostiene que, en esta instancia procesal, es prematuro determinar que la mujer fue bien asistida durante su detenci贸n en la Alcaid铆a platense.

En consonancia con la presentaci贸n de la particular damnificada, Arg眉ero y Ermili reconocieron que el informe pericial contrasta con el testimonio de la v铆ctima y que el fiscal en su valoraci贸n ignor贸 el relato y las denuncias de la mujer.

El dictamen de la perito m茅dica forense Silvina Cabrera, mediante el an谩lisis de la historia cl铆nica, asegura que reci茅n el 21 de febrero de 2019, cinco d铆as despu茅s de haber sido trasladada desde la Alcaid铆a hacia la UP 32 de Florencio Varela, aparece por primera vez el s铆ntoma del dolor lumbar. Y que, hasta ese momento, se hab铆an realizado los procedimientos diagn贸sticos y terap茅uticos adecuados.

Para la C谩mara, hay elementos en la causa que arrojan incertidumbre sobre esta pericia: uno es el relato de la v铆ctima, quien denunci贸 que comenz贸 a sufrir dolores en la espalda en octubre de 2018, en ese momento fue derivada para un examen urol贸gico que no permiti贸 arribar a ning煤n diagn贸stico; en los meses siguientes, a煤n detenida en la Alcaid铆a Pettinato, el cuadro se fue agravando sin recibir asistencia.

El segundo elemento que la C谩mara evalu贸 para justificar la existencia de dudas sobre el informe pericial es la veracidad de la historia cl铆nica. En su voto el juez Carlos Arg眉ero sostuvo: 鈥淸鈥 como bien se帽alan los letrados impugnantes resulta cuanto menos cuestionable pero esperable, que dichas documentaciones no den a conocer en un todo las circunstancias de lo que en realidad sucedi贸 o que no plasmen todo lo que rodeaba en ese momento a la atenci贸n m茅dica dispensada a la causante鈥.

Frente a esta situaci贸n de incertidumbre en el estado procesal, y para garantizar una investigaci贸n integral, 鈥渟in efectuar fragmentaciones en tramos de la conducta presuntamente il铆cita denunciada, que atentar铆a contra la verdad de los hechos鈥, la C谩mara orden贸 que se sigan investigando las responsabilidades penitenciarias por la desantenci贸n de la salud de M贸nica Mego, que derivaron en su estado de salud irreversible.

El caso de M贸nica, la desidia y abandono de la salud penitenciaria

M贸nica, mujer trans, peruana, fue detenida en octubre de 2018 y alojada en la Alcaid铆a Pettinato de La Plata; dos meses despu茅s de su detenci贸n, comenz贸 a sufrir dolores persistentes en la espalda y fue derivada para un examen urol贸gico en la Unidad Hospitalaria 22, que no permiti贸 arribar a ning煤n diagn贸stico. Los dolores se fueron intensificando cada vez m谩s, acompa帽ados por fiebre nocturna y escalofr铆os. Con el tiempo comenz贸 a notar tambi茅n dificultades para caminar, al punto que necesitaba de sus compa帽eras para movilizarse.

En enero de 2019, cuando a煤n segu铆a en la Alcaid铆a, ella mismo detect贸 una gran protuberancia en su columna; una vez m谩s, no recibi贸 ninguna asistencia. En febrero fue trasladada a la Unidad Penitenciaria 32 y all铆 su estado de salud se agrav贸. El dolor ya le resultaba insoportable, tanto que gritaba y lloraba de dolor, sin embargo el Servicio Penitenciario le negaba cualquier gesti贸n para atenderse extramuros. En Sanidad s贸lo la examinaban superficialmente y le daban ibuprofeno y paracetamol que para ese entonces ni siquiera serv铆an como paliativo a sus dolores.

Reci茅n despu茅s de seis meses de dolores, y cuando el estado de salud ya era de extrema gravedad, el Servicio Penitenciario Bonaerense realiz贸 la primera gesti贸n para la atenci贸n extramuro: el 20 de marzo, M贸nica deb铆a atenderse en el Hospital 鈥淢i pueblo鈥 de Florencio Varela; sin embargo, debido a la tardanza de los agentes penitenciarios encargados de llevarla al Hospital, perdi贸 el turno m茅dico.

Para ese entonces, M贸nica pr谩cticamente ya no pod铆a desplazarse; estuvo dos d铆as en la Unidad 32 y fue trasladada a la c谩rcel hospitalaria de Olmos, donde le hicieron placas y la derivaron al Hospital San Mart铆n de La Plata. Cuando lleg贸 al nosocomio, ya era demasiado tarde: fue operada de un absceso epidural en la m茅dula por tuberculosis. La infecci贸n deriv贸 en la paraplej铆a y los m茅dicos aseguraron que el estado irreversible de su salud podr铆a haberse evitado si se trataba a tiempo.

En todo momento, la desatenci贸n de la salud en el encierro se combin贸 con otras torturas y un trato discriminatorio por su condici贸n de g茅nero.

M贸nica Mego fue entrevistada por un equipo del Comit茅 Contra la Tortura de la CPM durante su internaci贸n en el San Mart铆n y desde entonces la patrocina: el organismo denunci贸 los hechos ante la justicia y la Comisi贸n Interamericana de Derechos Humanos.

Actualmente, M贸nica est谩 con prisi贸n domiciliaria y vive en una pensi贸n en CABA. El pedido de sobreseimiento de su casa sigue sin resolverse.


Fuente: https://www.andaragencia.org/la-camara-de-la-plata-ordeno-que-se-sigan-investigando-las-responsabilidades-penitenciarias-en-la-causa-monica-mego/




Fuente: Argentina.indymedia.org