December 16, 2020
De parte de Colectivo De Apoyo A Mujeres Presas En Aragon
2,575 puntos de vista

Las condiciones de vida en prisi贸n nunca han sido y no pueden ser saludables. Y no solamente por la insuficiente atenci贸n m茅dica: el encierro prolongado da帽a profundamente la psique de las personas. La ruptura de los v铆nculos con otras personas y el estigma social son consecuencias muchas veces irreversibles del encierro. Pasar una temporada preso o presa tiene tambi茅n consecuencias f铆sicas, adem谩s de las psicol贸gicas: entumecimiento muscular, p茅rdida de visi贸n, olfato y o铆do a largo plazo, son solo algunas de las secuelas f铆sicas que sufren las personas despu茅s de pasar una temporada en la c谩rcel. Todo ello se agrava de forma muy especial para las casi mil personas presas que cumplen condena en r茅gimen de aislamiento penitenciario, m谩s aquellas que sufren el aislamiento como limitaci贸n regimental por m煤ltiples motivos: sanciones, medidas coercitivas, etc.

El r茅gimen de aislamiento penitenciario implica una limitaci贸n de las salidas al patio (entre 2 y 4 h al d铆a, o hasta 6 h en Catalunya, que tiene competencia en materia de ejecuci贸n penitenciaria, aunque este l铆mite no siempre se cumple) limitaci贸n de los contactos con otras personas presas, cacheos y registros diarios, cambios continuos de celda, limitaci贸n de los objetos permitidos en la celda, comidas en solitario, restricci贸n del contacto con los funcionarios, negaci贸n de los permisos de salida, restricci贸n de las comunicaciones con personas del exterior (limitaci贸n a dos cartas semanales), negaci贸n o limitaci贸n de actividades culturales, deportivas y espirituales. La falta de contacto humano y de actividad se traducen en un perjuicio serio sobre la salud f铆sica y mental de quienes lo sufren, cuando no acaba directa y definitivamente con sus vidas. Adem谩s, se trata de espacios donde en muchos casos se favorece que se den abusos por parte de funcionarios. Evidentemente, resulta inviable as铆 pensar en la educaci贸n o reeducaci贸n de las personas presas.

Adem谩s, el r茅gimen de aislamiento penitenciario se aplica de manera habitual en contra de la legislaci贸n que lo regula, y vulnerando siempre los derechos de las personas sobre las que se aplica seg煤n se recogen en los tratados internacionales. Se trata de restricciones de derechos que se encuentran reguladas en instrucciones, circulares y 贸rdenes de servicio. El r茅gimen de aislamiento penitenciario afecta a las personas clasificadas en primer grado que cumplen su condena en m贸dulos de r茅gimen cerrado y a aquellas encerradas en departamentos especiales, as铆 como a muchas de las personas clasificadas dentro de los grupos FIES. Tambi茅n se utiliza como sanci贸n para faltas muy graves, lo que lo convierte en la c谩rcel dentro de la c谩rcel. La prohibici贸n expresa de que una sanci贸n de aislamiento dure m谩s de 14 d铆as se incumple de manera arbitraria en las c谩rceles del estado pese a las constantes recomendaciones y denuncias de organismos tanto estatales como internacionales.

Por todo ello, el aislamiento penitenciario implica un trato cruel, inhumano y degradante hacia las personas, y constituye en s铆 mismo una forma de tortura. Las asociaciones y colectivos firmantes consideramos en consecuencia que es imprescindible acabar con el r茅gimen de aislamiento. En estos momentos en los que m谩s que nunca, las personas presas est谩n abandonadas y las plazas de personal sanitario siguen sin cubrirse (problema que en Catalunya existe de una manera mucho menor en comparaci贸n con las dem谩s comunidades aut贸nomas), es preciso avanzar hacia la abolici贸n del aislamiento penitenciario.




Fuente: Campazgz.wordpress.com