November 26, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
1,468 puntos de vista

El presidente turco Recep Tayyip Erodgan no pierde el tiempo. Luego del atentado ocurrido el domingo 13 de noviembre en Estambul, en el que seis personas murieron, el mandatario y sus ministros se apresuraron en culpar por esta acci贸n al Partido de los Trabajadores de Kurdist谩n (PKK) y a las Unidades de Protecci贸n del Pueblo (YPG), estas 煤ltimas que operan como autodefensas en Rojava (Kurdist谩n sirio) e integran las Fuerzas Democr谩ticas Siria (FDS).

Desde ambas organizaciones negaron la autor铆a del atentado. Las unidades urbanas del PKK, con una presencia escasa en territorio turco, realizan acciones contra objetivos militares, los cuales reivindican. Las YPG nunca atacaron territorio turco, aunque desde el gobierno de Erdogan se empecinen en decir lo contrario. Los muertos generados por los bombardeos turcos en Rojava se pueden contabilizar por cientos. Del otro lado de la frontera, el Estado turco apenas difunde algunas cifras dudosas por los supuestos ataques de las YPG y las FDS.

Aunque las fuerzas de seguridad turcas llevaron a cabo operativos rel谩mpagos tras el atentado en Estambul, arrestando a docenas de personas, la autor铆a del hecho todav铆a se encuentra en la nebulosa. Para el Ejecutivo turco, qui茅n orden贸 el ataque es casi intrascendente, porque el objetivo real est谩 cumplido: tener una excusa m谩s para lanzar una invasi贸n militar contra Rojava.

***

El 19 de noviembre por la noche, el gobierno turco lanz贸 la operaci贸n 鈥淕arra y Espada鈥 contra varias ciudades de Rojava, en especial Kobane, una localidad emblem谩tica para los y las kurdas, porque en ese lugar derrotaron, por primera vez, al Estado Isl谩mico (ISIS) en 2015, luego de tres meses de combates cuerpo a cuerpo.

M谩s de 30 personas murieron por las bombas turcas, 13 de ellas civiles y 15 soldados del ej茅rcito sirio. Adem谩s, el Estado turco atac贸 una base militar conjunta de tropas estadounidenses y de las Fuerzas Anti Terroristas (YAT, por sus siglas originales), que integran las FDS. En ese bombardeo, dos integrantes de las YAT fueron ultimados.

Los ataques turcos, que se recrudecieron con el correr de los d铆as, tambi茅n destruyeron un hospital, un complejo de silos para acopiar granos, dos escuelas, pozos petroleros y una central el茅ctrica.  

Los bombardeos, aunque se centraron en Kobane, tambi茅n alcanzaron los alrededores de las ciudades de Derik, Tirbespiye, Qamishlo (capital de Rojava), Til Temir y Amude, entre otras. Las incursiones turcas tambi茅n alcanzaron el norte de la provincia de Alepo, donde se encuentran asentados miles de refugiadas y refugiados kurdos de la regi贸n de Afrin, ocupada ilegalmente por Turqu铆a desde 2018, y la provincia de Deir Ezzor, bajo control de la AANES luego de que las FDS, junto a la Coalici贸n Internacional, la liberaran de ISIS.

El espacio a茅reo de Rojava est谩 controlado por Rusia y Estados Unidos. Los ataques a茅reos permanentes de Turqu铆a tienen el visto bueno de ambas potencias o, al menos, los avalan con un silencio estremecedor. Debido a los 煤ltimos bombardeos, Mosc煤 y Washington le pidieron 鈥渕oderaci贸n鈥 a Erdogan. Una solicitud que, en medio de una lluvia de bombas, tiene sabor a nada.

***

A las pocas horas de iniciada la escalada militar turca, el comandante general de las FDS, Mazloum Abdi, denunci贸 que Ankara no 鈥渉izo distinci贸n entre nuestros civiles y nuestros puntos militares鈥, como tampoco se respet贸 al ej茅rcito sirio, que responde al gobierno de Damasco. Abdi, la m谩xima autoridad militar del norte y el este de Siria, confirm贸 que los ataques turcos 鈥渃ontinuar谩n por un tiempo鈥 y rechaz贸 nuevamente que su fuerza estuviera involucrada en el atentado de Estambul. Es m谩s, el jefe militar kurdo asegur贸 que el ataque en la principal ciudad de ese pa铆s 鈥渢iene todas las marcas de la inteligencia turca鈥. A su vez, advirti贸 que los ataques contra Rojava forman parte 鈥渄el juego de Erdogan鈥 con vistas a las elecciones presidenciales de mediados de 2023.

Abdi remarc贸 que los bombardeos ordenados por Ankara 鈥渘unca podr谩n quebrantar nuestra voluntad鈥 y las FDS est谩n listas para repelerlos. El comandante general aclar贸 que si Turqu铆a guerrerista de Turqu铆a contin煤a, 鈥渢odos sufrir谩n鈥, y agreg贸 que desde las FDS 鈥渘o queremos que estalle una gran guerra鈥, aunque 鈥渆stamos listos para una gran resistencia鈥.

Tanto desde las YPG como de las Unidades de Defensa de las Mujeres (YPJ) coincidieron en calificar los ataques turcos como criminales y destacaron que ambas fuerzas est谩n preparadas para responder. En un comunicado, desde las YPJ llamaron a las mujeres y a los j贸venes en Rojava y el noreste de Siria a 鈥渙cupar sus lugares para defender sus territorios鈥. Al mismo tiempo, aseguraron que 鈥渃on nuestra cultura victoriosa de resistencia, lucharemos en todas partes y derrotaremos esta mentalidad genocida del r茅gimen terrorista鈥 de Turqu铆a.

En Turqu铆a, el establishment pol铆tica, ya sea parte del gobierno o se posicione como oposici贸n, respaldan de forma plena las decisiones guerreristas de Erdogan. La mayor铆a de los partidos pol铆ticos tiene una visi贸n similar a la del Ejecutivo con respecto a los kurdos y otras minor铆as 茅tnicas. La 煤nica organizaci贸n que se diferenci贸 fue el Partido Democr谩tico de los Pueblos (HDP, por sus siglas originales). El partido prokurdo, y que nuclea a fuerzas progresistas y de la izquierda turca, se pronunci贸 en contra de los bombardeos contra Rojava. Desde el HDP 鈥搇a tercera fuerza parlamentaria en el pa铆s-, manifestaron que 鈥渓a comunidad internacional no debe permanecer en silencio ante estos ataques mortales que constituyen una clara violaci贸n del derecho internacional y humanitario鈥.

Feleknas Uca y Hi艧yar 脰zsoy, los responsables de Asuntos Exteriores del partido, expresaron en un comunicado, que 鈥渆l presidente Erdogan est谩 tratando de reunir el apoyo internacional para una nueva gran incursi贸n en el nordeste de Siria antes de las elecciones del pr贸ximo a帽o. En medio de la profundizaci贸n de los problemas econ贸micos, lleva a cabo su campa帽a electoral sobre la base de la guerra y el belicismo鈥.

En el partido prokurdo recordaron que el Estado turco 鈥渢iene un historial de bombas en el per铆odo previo a las elecciones. En 2015, despu茅s de que el AKP (partido gobernante) perdiera la mayor铆a en el Parlamento en las elecciones de junio y convocara unas elecciones anticipadas para noviembre, la violencia se intensific贸 en todo el pa铆s; la gente fue objeto de varios ataques, incluidos atentados con bomba. En el atentado contra el mitin 鈥楾rabajo, Paz y Democracia鈥, en Ankara, murieron m谩s de 100 personas, muchas de ellas simpatizantes del HDP, y m谩s de 500 resultaron heridas. Entonces, el gobierno tambi茅n culp贸 al PKK y demoniz贸 al HDP como un discurso clave en su campa帽a electoral. M谩s tarde, se descubri贸 que el ISIS estaba detr谩s del ataque鈥.

***

La pol铆tica del odio es una caracter铆stica principal del gobierno turco. Sus funcionarios la gritan a los cuatro vientos. Y, por supuesto, el propio presidente Erdogan la repite como un mantra en donde los kurdos son terroristas, perversos y hasta animales a los que hay que exterminar.

Hulusi Akar, ministro de Defensa turco, fue el encargado de anunciar, con bombos y platillos, que la masacre de los kurdos en Rojava estaba en marcha. El mismo 19 de noviembre, declar贸 desde su cuenta Twitter: 鈥淗a llegado la hora de ajustar cuentas. Los bastardos deber谩n rendir cuentas por sus ataques p茅rfidos鈥. El ministro hablaba, por supuesto, de los 鈥渂astardos鈥 kurdos y de sus 鈥渁taques p茅rfidos鈥, en referencia al atentado en Estambul, del cual todav铆a no se conoce a su autor o autores reales. Pero, otra vez, nada importa para el Ejecutivo turco. Las bombas de sus aviones y drones ya surcaban el aire de Rojava.

Tres d铆as despu茅s, el presidente Erdogan anunci贸 que su pa铆s se preparaba para una operaci贸n terrestre contra el norte de Siria. En un discurso televisado, se帽al贸: 鈥淟levamos unos d铆as encima de los terroristas con nuestros aviones, ca帽ones y drones鈥. Y agreg贸: 鈥淪i Dios quiere, pronto los erradicaremos a todos con nuestros tanques, artiller铆a y soldados鈥. Erdogan tambi茅n dijo: 鈥淓l camino ha llegado a su fin para aquellos que piensan que pueden hacer esperar a Turqu铆a jugando con las letras y cambiando el nombre de la organizaci贸n terrorista鈥. El mandatario se refer铆a de esta manera al PKK y al amplio Movimiento de Liberaci贸n de Kurdist谩n. Aunque, para ser justos con la verdad, con esas palabras el presidente turco se podr铆a haber referido a los propios grupos yihadistas y mercenarios que Ankara financia y apoya en el norte de Siria, muchos de los cuales est谩n integrados por ex miembros de ISIS. Pero a Erdogan no le importa explicar esto, porque sabe muy bien que ning煤n 鈥減residente serio鈥 de este mundo lo va a criticar por respaldar y armar a los terroristas.

***

En los 煤ltimos d铆as, en todo Kurdist谩n y en las principales ciudades de Europa se multiplicar las movilizaciones y las protestas para denunciar al Estado turco. Algo que, muchos y muchas de nosotras, no vamos a ver en los principales medios de comunicaci贸n. Pero las marchas, actos y muestras de solidaridad se est谩n dispersando por todos los continentes. En estos hechos, los kurdos y los dem谩s pueblos que habitan Rojava tiene su apoyo m谩s real y concreto. Pero a diferencia de otras veces, ahora las cr铆ticas a Turqu铆a tambi茅n aparecen en la boca de europarlamentarios, partidos pol铆ticos y sindicatos del bloque europeo, como tambi茅n de instituciones internacionales de derechos humanos.

Como sucede de forma habitual en Rojava, las despedidas de las personas que murieron por los bombardeos turcos se convirtieron en movilizaciones masivas de dolor y rabia. Llantos, gritos, y el recuerdo de muertos y m谩s muertos que en Rojava llevan la marca de fuego de las bombas de Erdogan. Hay que recordar que en la lucha contra ISIS, las fuerzas de autodefensa del norte y el este de Siria perdieron a 11.000 de sus hombres y mujeres, una cifra que parece no conmover al resto del mundo.

Una de las instituciones que se pronunci贸 fue el Comit茅 para la Protecci贸n de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en ingl茅s), ya que en los ataques fue asesinado el periodista Essam Abdullah, de la agencia de noticias ANHA, y result贸 herido Mohammed Jarada, reportero de Sterk TV. Desde el CPJ demandaron a las autoridades turcas 鈥渦na investigaci贸n completa y transparente鈥 sobre la muerte de Abdullah. Sherif Mansour, coordinador del programa de Oriente Medio y Norte de 脕frica del CPJ, manifest贸 que 鈥渓os periodistas son civiles y deben ser protegidos mientras hacen su trabajo鈥.

Los d铆as por venir en Rojava son inciertos. En los 煤ltimos reportes brindados por las FDS el viernes, indicaron que desde que comenz贸 el ataque masivo turco un total de 965 disparos de morteros y obuses, y proyectiles de tanques impactaron en el territorio kurdo de Siria. Las FDS tambi茅n comunicaron que en sus operaciones de defensa, al menos 12 soldados turcos y 14 mercenarios que responden a Ankara fueron abatidos.

Esta vez, el presidente Erdogan parece decidido en causar grandes da帽os entre la poblaci贸n de la regi贸n. Los kurdos junto a los otros pueblos que habitan la zona dejaron en claro que resistir谩n hasta el 煤ltimo aliento. La larga historia de Kurdist谩n est谩 sostenida en una resistencia sin dobleces. Contra esto, las bombas turcas, pese a las muertes que causan, se diluyen entre monta帽as, estepas y campos f茅rtiles en donde siembre florece la vida.

FUENTE: Leandro Albani / Tiempo Argentino

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org