March 5, 2021
De parte de SAS Madrid
283 puntos de vista


El futuro de los transg茅nicos en Espa帽a y en la Uni贸n Europea se juega en los siguientes meses. Una nueva generaci贸n de transg茅nicos llama a las puertas del viejo continente y crecen las presiones desde los lobbies de la agroindustria y la biotecnolog铆a para que no sea regulada por la legislaci贸n que rige al resto de organismos gen茅ticamente modificados (OGM), de forma que no tengan que cumplir las estrictas normas de seguridad y etiquetado. 

Seg煤n denuncia Amigos de la Tierra, la Comisi贸n Europea 鈥渉a roto sus propias reglas para permitir que la industria biotecnol贸gica ayude a reescribir las leyes de seguridad de los OMG鈥. En abril, la Comisi贸n Europea tiene previsto publicar los resultados de la Consulta P煤blica en la que lleva meses trabajando sobre esta nueva tecnolog铆a de transg茅nicos, llamada 鈥渆dici贸n gen茅tica鈥. Antes de que se conozcan las conclusiones, la composici贸n de este grupo de trabajo, la orientaci贸n de las preguntas y la falta de transparencia han alarmado a las organizaciones ambientalistas.

El 74% de los participantes en esta Consulta P煤blica pertenece a los gigantes del sector. Muchos de ellos, se帽alan desde esta ONG, 鈥渢ienen un inter茅s documentado en eximir a los nuevos OMG de las leyes de seguridad鈥

Seg煤n el informe hecho p煤blico por Amigos de la Tierra este 4 de marzo, el 74% de los participantes en esta Consulta P煤blica pertenece a los gigantes del sector. Muchos de ellos, se帽alan desde esta ONG, 鈥渢ienen un inter茅s documentado en eximir a los nuevos OMG de las leyes de seguridad鈥. 

La composici贸n de esta consulta, decidida por la Direcci贸n General de Salud y Seguridad Alimentaria de la propia Comisi贸n Europea, atenta contra las propias directrices del m谩ximo 贸rgano de la UE, que obligan a consultar de forma transparente y amplia a los sectores afectados evitando visiones sesgadas 鈥減romovidas por grupos espec铆ficos鈥.

En este caso, siete de cada diez participantes pertenecen a grandes empresas de biotecnolog铆a y lobbies interesados en la desregulaci贸n de los transg茅nicos, mientras que solo el 14% representa a organizaciones campesinas, ambientalistas o de la sociedad civil. Algunas multinacionales del negocio de los OMG est谩n incluso varias veces representadas, primero a t铆tulo individual y luego bajo el paraguas de diversos lobbies. Bayer/BASF, por ejemplo, es miembro de EuropaBio, de Bio-based Industries Consortium, European Crop Protection Association, Euroseeds y European Biopharmaceutical Enterprises, se帽ala el informe de Amigos de la Tierra.

A pesar de que la legislaci贸n sobre OGM solo abarca cuestiones relacionadas con los alimentos, los piensos y las semillas, desde la Comisi贸n se hizo un especial esfuerzo por invitar a los grupos de presi贸n de la industria cosm茅tica y farmac茅utica, mientras se dejaba fuera a las redes de semillas, se帽alan desde esta organizaci贸n ecologista, aunque las quejas consiguieron incluirlas m谩s adelante. En la posici贸n favorable a la regulaci贸n de los nuevos OMG solo se invit贸 a un grupo de consumidores, otro de defensa de los animales y a cuatro organizaciones medioambientales鈥 sobre un total de 79 integrantes.

鈥淟a Comisi贸n dise帽贸 la consulta de tal manera que se permiti贸 la participaci贸n de un n煤mero desproporcionado de organismos de la industria, y permiti贸 que varios grupos de biotecnolog铆a con un inter茅s financiero en la desregulaci贸n de los nuevos OMG estuvieran representados en m煤ltiples ocasiones鈥

鈥淟a Comisi贸n dise帽贸 la consulta de tal manera que se permiti贸 la participaci贸n de un n煤mero desproporcionado de organismos de la industria, y permiti贸 que varios grupos de biotecnolog铆a con un inter茅s financiero en la desregulaci贸n de los nuevos OMG estuvieran representados en m煤ltiples ocasiones鈥, denuncian desde Amigos de la Tierra.

Con la elecci贸n de los participantes, a帽aden, la Comisi贸n ha dado a los intereses corporativos 鈥渦na influencia indebida en la direcci贸n de la consulta, allanando el camino para un resultado ama帽ado y dando luz verde para nuevos OMG en la UE鈥.

La consulta tambi茅n estaba sesgada, defienden desde Amigos de la Tierra, en la elecci贸n de las preguntas, 鈥渞edactadas para dar m谩s espacio a la discusi贸n sobre los beneficios potenciales de los nuevos OGM, en contraposici贸n a los riesgos鈥: de 29 preguntas de la encuesta, siete hac铆an referencia a sus posibles beneficios y solo tres a sus potenciales peligros.

La Comisi贸n tambi茅n se ha saltado sus normas, critica esta ONG, en la falta de transparencia que ha acompa帽ado el proceso. Lo normal en una Consulta P煤blica, explican en el informe, es que se publiquen las respuestas inmediatamente, pero en este caso se har谩n p煤blicas cuando el proceso haya finalizado, seg煤n se ha confirmado oficialmente. 鈥淓sto entra en conflicto con las propias normas de la Comisi贸n. Hace temer que los resultados de la consulta no sean equilibrados, sino que favorezcan los intereses de la industria y fomenten la desregulaci贸n de los nuevos OMG鈥, indican en el informe.

Lo que est谩 en juego

En 2018, el Tribunal de Justicia de la Uni贸n Europea (TJUE) dictamin贸 que los nuevos transg茅nicos deb铆an estar sujetos a la actual regulaci贸n comunitaria de OMG, que afecta tanto a las normas de seguridad como al etiquetado.

Desde entonces, apunta el informe 驴Luz verde para los transg茅nicos?, la industria biotecnol贸gica 鈥渉a hecho campa帽a para impedir su aplicaci贸n鈥 y ha presionado a la Comisi贸n para que 鈥渞eescriba la legislaci贸n鈥 de forma que permita exenciones 鈥減ara que los cultivos producidos con nuevas t茅cnicas de transg茅nicos se cultiven y vendan sin controles de seguridad鈥.

A finales de 2019, a petici贸n del Consejo Europeo, la comisi贸n lanz贸 esta consulta p煤blica que ser谩 presentada en abril. Sus conclusiones, afirman desde Amigos de la Tierra, servir谩n de base para interpretar la aplicaci贸n de la sentencia del TJUE y se puede traducir 鈥渆n el debilitamiento de la legislaci贸n sobre seguridad de los OMG鈥.

El responsable de Soberan铆a Alimentaria de Amigos de la Tierra, Andr茅s Mu帽oz, acusa a la Comisi贸n de 鈥渕anipular deliberadamente los resultados del estudio para forzar la anulacio虂n de la sentencia del TJUE sobre una nueva oleada de OMG, con el fin de excluirlos de las leyes de seguridad y etiquetado鈥. Si esta anulaci贸n llegara a producirse, 鈥渟e pondr谩 en grave riesgo la seguridad alimentaria de las personas y la preservaci贸n de la biodiversidad鈥, advierte.

La desregulaci贸n de esta nueva ola de OMG supondr铆a, seg煤n el informe, una 鈥渂rusca ruptura鈥 con la estrategia lanzada en mayo de 2020 por la propia Comisi贸n Europea llamada 鈥淒el campo a la mesa鈥. En este plan, la Comisi贸n pretend铆a avanzar hacia una sistema agroalimentario m谩s justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente, con medidas concretas como la reducci贸n a la mitad de los pesticidas para 2030 y el aumento hasta el 25% de las tierras de cultivos ecol贸gicos. Unas medidas que resultan, seg煤n esta ONG, incompatibles con una proliferaci贸n de OMG de vieja y nueva generaci贸n.

Con la elecci贸n de los participantes, el dise帽o de la encuesta y con la falta de transparencia, la Comisi贸n Europea planific贸 una consulta a medida de las organizaciones de la industria que 鈥渟e benefician de la desregulaci贸n de los OMG鈥, es la conclusi贸n del informe de Amigos de la Tierra

Desde Amigos de la Tierra exigen a la Comisi贸n que aplique la sentencia del TJUE y que 鈥済arantice que los nuevos OMG se sometan a controles b谩sicos de seguridad y requisitos de autorizaci贸n鈥. Tambi茅n pide que la Comisi贸n 鈥渁suma la responsabilidad de la configuraci贸n defectuosa de la consulta y no la utilice para justificar ninguna conclusi贸n pol铆tica, incluida la reescritura de las leyes de seguridad de los OMG鈥.

Con la elecci贸n de los participantes, el dise帽o de la encuesta y con la falta de transparencia, la Comisi贸n Europea planific贸 una consulta a medida de las organizaciones de la industria que 鈥渟e benefician de la desregulaci贸n de los OMG鈥, es la conclusi贸n del informe.

Nueva ola, viejas promesas

La nueva ola de OMG, tambi茅n llamada 鈥渆dici贸n gen茅tica鈥, se basa en una novedosa tecnolog铆a que permite alterar el material gen茅tico de plantas, animales y microorganismos utilizando enzimas para manipular, cortar o editar de forma precisa el genoma. 鈥淓ste ADN cortado o insertado es luego reparado por el propio mecanismo de reparaci贸n de la c茅lula, que replica la edici贸n o suscita cambios en el organismo鈥, explican desde Amigos de la Tierra en un segundo informe, publicado en enero, sobre esta nueva generaci贸n de transg茅nicos.

Al igual que en otras revoluciones que afectaron a la agricultura y a la ganader铆a esta viene acompa帽ada de grandes promesas de abundancia y pretendidas soluciones para la crisis derivada del cambio clim谩tico, la p茅rdida de biodiversidad y la degradaci贸n de los ecosistemas.

Seg煤n defienden desde las organizaciones ecologistas y de soberan铆a alimentaria: lejos de ser una soluci贸n para la crisis clim谩tica y de los ecosistemas, una introducci贸n sin controles de estos nuevos transg茅nicos solo conseguir谩 agravarlas

Alimentos m谩s nutritivos, m谩s sabrosos, resistentes al calor, a las plagas, con menos al茅rgenos, que no dependen de las abejas y otros insectos鈥 es dif铆cil resistirse al canto de sirenas que parte de la comunidad cient铆fica y las empresas de biotecnolog铆a suelen acompa帽ar al relato de la nueva ola de transg茅nicos. Solo hay un problema, un gran problema, seg煤n defienden desde las organizaciones ecologistas y de soberan铆a alimentaria: lejos de ser una soluci贸n para la crisis clim谩tica y de los ecosistemas, una introducci贸n sin controles de estos nuevos transg茅nicos solo conseguir谩 agravarlas.

Para empezar porque la agroindustria se mueve por motivaciones exclusivamente econ贸micas y es parte del problema, con un 13% de las emisiones de carbono, el 44% de las emisiones de metano y el 82% de las emisiones de 贸xido nitroso entre 2007 y 2016, seg煤n detalla el informe. Tras la revoluci贸n verde y la primera ola de transg茅nicos en los 90, casi una cuarta parte de todas las tierras agr铆colas del mundo se ha degradado hasta el punto de reducir su producci贸n de alimentos. El impacto de la desaparici贸n de los insectos polinizadores 鈥攃onsecuencia entre otros factores de la degradaci贸n de los ecosistemas por la agroindustria y el uso de pesticidas y herbicidas en muchos casos vinculados a transg茅nicos鈥 podr铆a causar p茅rdidas en los cultivos valorados en 577.000 millones de d贸lares. 

Seg煤n el informe de Amigos de la Tierra, los argumentos del lobby biotecnol贸gico parecen calcados a los de la primera ola de transg茅nicos, cuando se lleg贸 a decir que requer铆an menos pesticidas. Un argumento que ha quedado invalidado despu茅s de una experiencia de tres d茅cadas. De hecho, dicen desde esta ONG, el 95% de los cultivos transg茅nicos se basa en crear nuevas versiones resistentes a los agrot贸xicos o a los insectos. Las consecuencias en el medio ambiente y en la salud humana, por poner un ejemplo, de la utilizaci贸n del herbicida Round-up 鈥攗na marca de glifosato patentada por Monsanto-Bayer muy utilizada para fumigar la soja transg茅nica de esta multinacional鈥, ha provocado indemnizaciones millonarias en Estados Unidos al confirmarse su relaci贸n con distintos tipos de c谩ncer. El Round-up tambi茅n ha contribuido a arrasar con ecosistemas completos creando lo que se conoce como 鈥渄esiertos verdes鈥 en amplias regiones de Am茅rica Latina y Estados Unidos.

Estas promesas tambi茅n se ven estropeadas por 鈥渓a falta de evidencia鈥 sobre los posibles beneficios y peligros de los nuevos transg茅nicos. Seg煤n esta ONG, 鈥渓a mayor铆a a煤n est谩 en fase de investigaci贸n y desarrollo, lo que significa que no hay pruebas sobre cu谩l ser谩 su comportamiento fuera del laboratorio鈥.

Las nuevas posibilidades que incluye esta tecnolog铆a, entre otras la modificaci贸n gen茅tica de microbios para la producci贸n de cultivos fijadores de nitr贸geno, piensos animales, entre otros usos, podr铆an tener implicaciones de 鈥済ran alcance鈥, muchos m谩s si no existen fuertes controles de seguridad. 鈥淟os microbios se propagan mucho m谩s r谩pido que los animales y las plantas, y la ciencia a煤n no comprende plenamente qu茅 mecanismos siguen鈥, advierten desde Amigos de la Tierra.

Desregular las nuevas tecnolog铆as de edici贸n gen茅tica no es la soluci贸n para los problemas que causaron, al menos en parte, las anteriores revoluciones agr铆colas, todas ellas y tambi茅n esta lideradas por los intereses de los grandes grupos agroindustriales

Las promesas de que estos nuevos transg茅nicos ayudar铆an a luchar contra el cambio clim谩tico y a la conservaci贸n de ciertas zonas 鈥減arece ignorar la realidad de la situaci贸n en Europa鈥. Los sistemas agr铆colas intensivos, con un alto empleo de insumos, tienden a producir altas emisiones de gases de efecto invernadero, 鈥渆n lugar de ser sumideros, como sugieren estos argumentos鈥. 

De fondo, el debate sobre la 鈥渋mprevisibilidad鈥 en los cambios introducidos en el genoma de las plantas, los animales y los microbios. Esa fue la principal raz贸n por la que existe en la UE una legislaci贸n tan estricta sobre OMG, unas normas que han provocado que hasta ahora solo se haya autorizado el cultivo de un transg茅nico, el ma铆z MON 810. Y este es el principal motivo por el que esas normas deber铆an aplicarse tambi茅n a la nueva ola de transg茅nicos, seg煤n Amigos de la Tierra. Pese a que la precisi贸n de la edici贸n gen茅tica de la nueva ola posibilitan trabajar en regiones espec铆ficas del genoma, dicen desde esta organizaci贸n ambientalista, 鈥渆l proceso completo sigue incluyendo muchos eventos aleatorios cuyos resultados no pueden predecirse鈥.

Una opini贸n que no comparten los lobbies de la biotecnolog铆a y parte de la comunidad cient铆fica: en agosto de 2019, m谩s de un centenar de institutos de investigaci贸n de toda Europa pidieron a la UE que abriera la mano en su legislaci贸n sobre OMG para no perder la carrera por crear una 鈥渁gricultura sostenible鈥 en el contexto del cambio clim谩tico utilizando la edici贸n gen茅tica. 鈥淟a capacidad de usar la edici贸n gen茅tica es crucial para el bienestar y la seguridad alimentaria de los ciudadanos europeos鈥, dec铆an en una carta.

Desregular las nuevas tecnolog铆as de edici贸n gen茅tica no es la soluci贸n para los problemas que causaron, al menos en parte, las anteriores revoluciones agr铆colas, todas ellas y tambi茅n esta lideradas por los intereses de los grandes grupos agroindustriales. Las soluciones pasan m谩s bien, sostienen desde Amigos de la Tierra, por el camino al que apuntaba, aunque fuera t铆midamente, la estrategia Del Campo a la Mesa: una mayor apuesta por los alimentos locales y de temporada, el fomento de la agroecolog铆a y una forma de entender la innovaci贸n de forma distinta a las grandes corporaciones, cuyo 煤nico criterio de 茅xito es el beneficio empresarial. 

La innovaci贸n que interesa a la gente que vive de la tierra y a las ciudades, dicen desde Amigos de la Tierra, pasa por 鈥渞eorganizar el sistema de producci贸n de alimentos鈥, apoyar y cuidar las variedades locales, implicar a las comunidades en un 鈥渃onocimiento moderno鈥 de los ecosistemas, proteger la biodiversidad y priorizar los programas de investigaci贸n sobre una agricultura realmente sostenible. Dicho de otra forma: en vez de crear cultivos transg茅nicos que no necesitan polinizadores, cambiar el modelo para que la agroindustria deje de arrasar los ecosistemas.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (04/03/2021).




Fuente: Sasmadrid.org