July 13, 2022
De parte de SAS Madrid
210 puntos de vista

El bullicio en la Plaza de los Cubos, muy cercana a la madrileña Plaza de España, es el habitual un sábado. Las terrazas de las diferentes franquicias de comida rápida están llenas. Hace una buena temperatura en la capital. A sus espaldas, miles de ventanas escalan la fachada de un enorme edificio en forma de L que abraza la plazoleta. 

Se trata del número 5 de la céntrica calle Princesa, el inmueble más caro de todos los alquilados por la Comunidad de Madrid (CAM). En su interior se ubican las dependencias de diversas consejerías, la dirección general de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), además de varios juzgados y un centenar de plazas de garaje. Por todos esos usos, la CAM paga casi ocho millones de euros al año.

Es solo uno de los 31 edificios que cuestan a los madrileños y madrileñas más de un millón de euros anuales y que tienen usos administrativos, sanitarios y judiciales en su mayoría. lamarea.com los ha mapeado y fotografiado todos ellos mediante la base de datos del Inventario general de bienes inmuebles que publica el Gobierno de Madrid en su Portal de Transparencia.

En total, esta treintena de alquileres generan a las arcas regionales un gasto que supera los 80 millones de euros anuales. Y supone la mayor parte del desembolso de la Comunidad de Madrid en arrendamientos, que, en total, paga más de 112 millones de euros por unos 200 inmuebles.

Algo menos de una hora a pie se tarda en llegar desde el número 5 de la calle de Princesa hasta el número 5 de Ramírez Prado, en el barrio de Delicias. Muy cerca de la estación de Atocha se ubica el segundo inmueble más caro del inventario, sede de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo. Frente a él, una decena de adolescentes juegan al baloncesto en la otra parte de la carretera. A su lado, otros tantos entrenan en un circuito de patines. Posiblemente, ninguno de ellos sepa que el edificio de enfrente, el de las banderas madrileña, de España y de la Unión Europea, cuesta seis millones de euros anuales.

Una mujer sale de él y se dirige a coger su moto. Es trabajadora de Amazon. La multinacional comparte la finca con la CAM y allí tiene sus oficinas centrales desde que decidió trasladarlas a ese lugar en 2017. 12.000 metros cuadrados ocupa la multinacional estadounidense en un inmueble que, a principios del siglo XX, fue la sede corporativa de Standard Eléctrica (luego, Alcatel) y que, en la actualidad, es conocido como Complejo de Oficinas Prado Urban Business Park. La empleada cuenta que desde el interior es posible acceder directamente a las dependencias de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo. La CAM, por su parte, ocupa las plantas baja, primera, segunda, tercera y cuarta así como 150 plazas de garaje del Edificio Oeste del mencionado complejo.

lamarea.com ha enviado un cuestionario de preguntas a la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo de Madrid para conocer posibles planes de reducción de la factura de alquileres, alternativas propias de la administración para albergar estas sedes, etc. En el momento de la publicación de este artículo, no se ha recibido ninguna respuesta.

Más de cinco millones 

Otros dos inmuebles superan también los cinco millones de euros de coste anual para las arcas de la Comunidad de Madrid. El primero de ellos se ubica en el 16 de la calle de Alcalá, muy cerca de la Puerta del Sol. Una obra con motivos florales de la diseñadora María Lafuente cubre la puerta de una imponente construcción histórica de seis plantas y un sótano, amén de 122 plazas de aparcamiento, y que acoge a los trabajadores y trabajadoras de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura. El edificio, Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1999, cuenta con casi un siglo de historia y fue sede del Banco de Bilbao hasta que BBVA lo vendió en 2006 a la inmobiliaria GMP.

En apenas 150 metros a la redonda, otros cuatro inmuebles cuestan más de un millón de euros de renta al año. Se trata de las sedes de las consejerías de Sanidad (Aduana, 29; 2,5 millones de euros), Educación, Universidades, Ciencia y Portavocía (Alcalá, 30-32; 3,2 millones de euros) y Administración Local y Digitalización y Presidencia, Justicia e Interior, ambas situadas en el mismo edificio de la Carrera de San Jerónimo, 13 (1,1 millones de euros). El cuarto inmueble de la zona, antigua base de operaciones del Banco Mercantil e Industrial, es también una finca histórica protegida con una vistosa fachada. En sus entrañas se encuentran las oficinas de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, además de la Sala de Exposiciones Alcalá 31, que recibe el nombre del emplazamiento que ocupa. Por él, la CAM paga casi dos millones de euros.

El segundo edificio que supera los cinco millones de euros de coste se aleja del centro de la capital. En la calle Rosario Pino, esquina con la vía dedicada a Joan Maragall, un trabajador de la hostelería con un chaleco reflectante coloca la terraza de un restaurante. La zona, repleta de oficinas, está tranquila en fin de semana. El restaurante ocupa el local comercial de un inmueble cuyos ventanales conforman un gigantesco espejo en el que se reflejan los árboles y los pisos de enfrente. La puerta, adyacente a la Embajada de la República de Camerún, indica que ahí se sitúan los Juzgados de Primera Instancia. En octubre de 2019, la magistrada decana de Madrid ordenó el traslado de 36 Juzgados de Primera Instancia a este edificio a lo largo de los meses de febrero y marzo de 2020.

Fuera de la M30

Todos los inmuebles que cuestan más de un millón de euros anuales a la CAM se encuentran en la ciudad de Madrid. De ellos, 23 de los 31 están dentro de la M30, la autovía que rodea la localidad y en cuyo interior se encuentran los barrios más céntricos de la misma –y, en general, los más caros–. Pero dos de los ocho edificios que se sitúan fuera de esta autopista radial también tienen precios especialmente elevados. Ambos superan los cuatro millones de euros de alquiler y los dos se usan como sedes judiciales.

El más caro de los dos se sitúa en la calle Santiago de Compostela, en el barrio de Peñagrande, al norte. Concretamente, en el número 96, donde se levanta un complejo de gran altura y con una fachada muy vistosa cubierta de cristaleras. Se trata de una de las sedes de la Audiencia Provincial de Madrid y también de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad. Todo ello cuesta 4,3 millones de euros. A su lado, la CAM decidió alquilar el edificio contiguo en 2017 para reunificar todas las sedes de la Audiencia Provincial, ya que muchas de ellas se encontraban en malas condiciones. Por este otro inmueble paga 2,5 millones de euros.

La otra finca situada fuera de la M30 que cuesta más de cuatro millones está al oeste de la capital, en San Blas-Canillejas. Su cometido también es judicial y allí se enclavan los Juzgados de lo Penal y los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, entre otros. En un radio de 300 metros se sitúan otras dos sedes judiciales alquiladas por el Gobierno de la región: el Juzgado de Menores (Avenida Institución Libre de Enseñanza; 1,7 millones de euros), y otros Juzgados de lo Penal (calle Julián Camarillo, 11; 1,5 millones de euros).

Enlace relacionado LaMarea.com (11/07/2022).




Fuente: Sasmadrid.org