February 28, 2021
De parte de SAS Madrid
357 puntos de vista


La empresa se ha embolsado ya 3,16 millones extra gracias a tres extensiones de los trabajos en este centro en Legan茅s.

– Estos encargos se producen a la espera de que se resuelva la adjudicaci贸n del nuevo contrato, que se ha retrasado por “alguna oferta econ贸mica que supone baja temeraria”.

– Aralia fue sancionada en febrero tras un brote de gastroenteritis en el geri谩trico, una multa que la firma ha recurrido por la v铆a judicial.

El gigante residencial Aralia seguir谩 gestionando hasta el pr贸ximo mes de mayo uno de los centros cuya concesi贸n trat贸 de retirarle la Consejer铆a de Pol铆ticas Sociales tras la primera ola de la pandemia. Hace siete meses ya que cumpli贸 el contrato suscrito entre la compa帽铆a y el Ejecutivo regional para administrar la residencia Parque de los Frailes, ubicada en el municipio de Legan茅s. Sin embargo, la nueva licitaci贸n se est谩 alargando mucho m谩s de lo previsto, algo que ha obligado al Gobierno madrile帽o a ir prorrogando continuamente estas tareas. En concreto, ya se ha hecho en tres ocasiones. Esto ha permitido a la firma, que ha sido sancionada en varias ocasiones en relaci贸n con este centro, embolsarse 3,16 millones de euros, que se suman a los 12,5 millones ya cobrados durante los tres a帽os que ha estado llevando el geri谩trico. Fuentes de Pol铆ticas Sociales explican a infoLibre que el proceso de licitaci贸n se est谩 retrasando porque se ha identificado “alguna oferta que supone una baja temeraria”. No obstante, esperan que todo pueda estar listo antes de que cumpla esta 煤ltima extensi贸n de las tareas.

La gesti贸n de la residencia Parque de los Frailes fue adjudicada por el Ejecutivo de Cristina Cifuentes en agosto de 2017. Al procedimiento abierto, con un presupuesto base de licitaci贸n de 14,2 millones de euros, concurrieron una decena de empresas, entre las que se encontraban aut茅nticos gigantes del sector, desde Quavitae Servicios Asistenciales 鈥搈谩s conocida bajo la marca DomusVi鈥 hasta Vitalia. Sin embargo, quien se hizo con los trabajos fue Aralia, una empresa ligada al empresario salpicado por la G眉rtel Jos茅 Luis Ulibarri. Por aquel entonces, la firma ya hab铆a sido sancionada en alguna ocasi贸n. Sin embargo, la oferta econ贸mica que puso sobre la mesa para el servicio demandado era la m谩s ventajosa de todas: 12,1 millones de euros, una media de 346.189 euros al mes. El contrato fijaba una duraci贸n de tres a帽os, que concluy贸 el pasado 27 de agosto. El Ejecutivo regional ten铆a la posibilidad de prorrogar por un periodo de tiempo similar. Sin embargo, tras la primera ola de la pandemia prefiri贸 no hacerlo y sac贸 a concurso una nueva adjudicaci贸n para el centro.

En aquel momento, la empresa llevaba meses bajo la lupa de la Consejer铆a de Pol铆ticas Sociales. A comienzos de a帽o, el departamento dirigido entonces por Alberto Reyero, en lo que se interpret贸 como el inicio de una etapa dura de mayor control en los centros residenciales, hab铆a abierto tres expedientes a la firma de Ulibarri para retirarle la concesi贸n de tres geri谩tricos de la regi贸n por incumplimiento de los pliegos al haber subcontratado la atenci贸n de los mayores a otras compa帽铆as. En concreto, los de Ensanche de Vallecas, Isabel La Cat贸lica y Parque de los Frailes. No obstante, ninguno de los expedientes termin贸 llegando a buen puerto. Los dos primeros ni siquiera se resolvieron porque llegado el momento los contratos ya hab铆an finalizado. S铆 el tercero, pero en este caso la pelota cay贸 del lado de Aralia. La Abogac铆a General de la Comunidad de Madrid, en un informe vinculante, dictamin贸 que la irregularidad detectada supon铆a un “incumplimiento menor” que no justificaba la resoluci贸n del contrato con la firma.

Pero siete meses despu茅s de publicarse la nueva licitaci贸n para Parque de los Frailes, el procedimiento de adjudicaci贸n sigue sin resolverse. Algo que ha provocado que Aralia contin煤e embols谩ndose dinero p煤blico por seguir llevando las riendas del geri谩trico hasta la resoluci贸n del concurso. Por el momento, el Ejecutivo regional ha dado luz verde a tres pr贸rrogas de los trabajos a fin de evitar, seg煤n sus argumentos, que el centro quede a la deriva mientras se decide qui茅n coge el relevo del centro durante los pr贸ximos tres a帽os. La primera se produjo a finales de verano por un periodo de tres meses y cuatro d铆as, trabajos por los que cobr贸 1,08 millones de euros. Luego vino una segunda por 1,042 millones. Y el pasado 18 de febrero, se dio luz verde a una tercera extensi贸n de los trabajos. Esta 煤ltima se alargar谩 hasta el pr贸ximo 31 de mayo. Y la firma cobrar谩 por ella 1,042 millones de euros. En total, las pr贸rrogas han permitido a Aralia embolsarse 3,16 millones, que se suman a los 12,5 millones ganados durante los tres a帽os de vigencia del contrato.

“Baja temeraria”

En un primer momento, el departamento que ahora dirige Javier Luengo estim贸 que la nueva adjudicaci贸n del geri谩trico podr铆a estar resuelta durante el mes de febrero. Finalmente, no ser谩 as铆. Desde Pol铆ticas Sociales explican a este diario que la demora se debe a la identificaci贸n en el procedimiento de alguna oferta cuyo cumplimiento o viabilidad suscita dudas en el 贸rgano de contrataci贸n. “Se ha identificado alguna oferta que es baja temeraria, lo que ha retrasado los tr谩mites. Si esto no se hubiese producido, la licitaci贸n ya estar铆a resuelta”, apuntan desde la consejer铆a. En este sentido, explican que ante un hecho de estas caracter铆sticas es necesario “informar a la empresa” que ha hecho saltar las alarmas y “argumentar muy bien” los motivos por los que se considera baja temeraria. Luego, la firma tiene un plazo para intentar justificar que las cantidades que ha puesto sobre la mesa no le impiden cumplir con las exigencias del contrato. “El procedimiento tiene que hacerse con todas las garant铆as”, a帽aden.

La Consejer铆a de Pol铆ticas Sociales espera que no sean necesarias m谩s pr贸rrogas y que para cuando concluya esta 煤ltima el nuevo contrato ya haya sido adjudicado. “Y siempre bajo unas condiciones que permitan a los residentes tener un servicio de calidad”, sentencian desde el departamento. De hecho, la futura adjudicaci贸n refuerza en sus pliegos los medios personales que deber谩 aportar la empresa que se haga cargo en el futuro de este centro. Ahora, el n煤mero de ATS disponibles tendr谩 que ser de 8,5 鈥揺n 2017 estaba fijado en 7鈥, mientras que la cifra de gerocultores deber谩 ser de 57, frente a los 48 de la anterior adjudicaci贸n. Por la licitaci贸n, que cuenta con un presupuesto base de 15,67 millones de euros, compiten hasta media docena de empresas diferentes. Una de ellas es Aralia, que ha puesto sobre la mesa una oferta de 15 millones 鈥揑VA excluido鈥. DomusVi, otra de las compa帽铆as a las que Reyero trat贸 sin 茅xito de retirar la gesti贸n de un geri谩trico en el madrile帽o barrio de Usera, tambi茅n compite por el contrato. Sin embargo, la propuesta m谩s econ贸mica viene de la mano de Albertia Servicios Sociosanitarios, que ha planteado una oferta de 13,68 millones de euros.

Multa recurrida por un brote de gastroenteritis

La tercera pr贸rroga del contrato llega justo un a帽o despu茅s de que la Comunidad de Madrid sancionase a Aralia [consultar aqu铆 en PDF] tras detectar que hab铆a cometido una infracci贸n “grave” de los pliegos contractuales. En concreto, por “la ocultaci贸n o falta de comunicaci贸n” a Pol铆ticas Sociales de “hechos relevantes que afecten a los usuarios o a la prestaci贸n del servicio”, seg煤n consta en la documentaci贸n adjunta en el Portal de la Contrataci贸n P煤blica de la Comunidad de Madrid. La multa, que ascendi贸 a 20.046 euros, se impuso despu茅s de que el departamento dirigido entonces por Alberto Reyero concluyese que desde el centro se hab铆a ocultado a las autoridades, a pesar de estar obligada a informar de ello, la existencia de un brote de gastroenteritis dentro del geri谩trico, que “se mantuvo activo” durante m谩s de dos semanas. “No es posible atender los argumentos de la entidad ya que estos se basan en minimizar la importancia del hecho causante, para justificar la ausencia de comunicaci贸n a la consejer铆a”, sentenciaba Pol铆ticas Sociales.

Desde la empresa critican la publicaci贸n de la sanci贸n. “Desconocemos el motivo por el cual la Comunidad de Madrid publicita la existencia de dicha penalidad, dado que seg煤n la normativa de transparencia de la Comunidad de Madrid (Ley de Transparencia y Participaci贸n de la Comunidad de Madrid) solo se han de publicar las sanciones firmes. No es el caso presente, puesto que se trata de un expediente de penalidades y el mismo se encuentra recurrido y en la actualidad pendiente de resoluci贸n en la secci贸n 3陋 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, no reconociendo esta empresa en modo alguno los ‘incumplimientos contractuales’ que la Administraci贸n alega. Dejemos que la Justicia haga su trabajo, y a ella nos encomendamos para tratar de evitar esta caza de brujas que, por desgracia, venimos padeciendo”, sostiene la compa帽铆a en respuesta a este diario.

En relaci贸n con esta cuesti贸n, Aralia se帽ala que “a juicio de los profesionales del servicio m茅dico” de la residencia “nunca se consider贸, conforme al criterio objetivo establecido, que la situaci贸n referida pudiera considerarse como un hecho relevante, dada la levedad de las molestias, escaso porcentaje de afectados y la innecesariedad de aplicaci贸n de tratamiento m茅dico; siempre, insistimos, conforme a protocolos y criterios sanitarios preestablecidos por la Comunidad de Madrid”. “Se trata del mismo equipo m茅dico profesional que ha sido expresamente felicitado por el exconsejero Reyero por sus esfuerzos realizados durante la pandemia y cuya labor ha sido satisfactoriamente reconocida por la Comunidad de Madrid”, explica la compa帽铆a, que reitera que “tales hechos” recogidos en la sanci贸n “en ning煤n momento afectaron a la calidad del servicio” y que la penalidad recurrida “煤nicamente” se basa “en una interpretaci贸n jur铆dica de un posible incumplimiento contractual” que la firma “ni acepta ni reconoce como tal”.

“Tales hechos no son sino consecuencia de una pol铆tica institucional que refleja una animadversi贸n hacia esta empresa que hemos denunciado en diversas ocasiones en la propia Consejer铆a, y una constante persecuci贸n alentada por movimientos sociales y pol铆ticos hacia este modelo de gesti贸n residencial”, contin煤an desde Aralia, que asegura que “en diversas ocasiones” han solicitado al actual consejero, Javier Luengo, “amparo ante dichos hechos, filtraciones y comunicaciones, siempre en perjuicio de esta empresa y de sus profesionales, de lo cual este caso es un ejemplo m谩s“. “Baste recordar las manifestaciones realizadas sobre el expediente abierto en la misma residencia y la publicidad que se realiz贸 sobre la rescisi贸n inminente del contrato de gesti贸n finalmente archivado tras el informe de la Abogac铆a de la Comunidad de Madrid, que nos daba la raz贸n en nuestras alegaciones”, insisten.

“Finalmente, a帽adir que lamentablemente se est谩 confundiendo el bienestar de los residentes y la calidad del servicio, con otras cuestiones puntuales sujetas siempre a la interpretaci贸n jur铆dica derivada del cumplimiento del contrato que en nada afectan a los usuarios, pero son utilizados recurrentemente para perjudicar a la empresa que se ve desamparada ante los ataques concertados y la falta de decisi贸n y apoyo de la Consejer铆a competente“, a帽aden desde la empresa.

Acumulaci贸n de sanciones

Este diario tambi茅n pregunt贸 a la compa帽铆a por el n煤mero de penalidades y el montante total por todas ellas desde que asumi贸 la gesti贸n del centro sociosanitario en 2017. “Dado lo explicado anteriormente, y ante el evidente perjuicio que Aralia viene sufriendo de manera p煤blica y notoria por parte de la misma Consejer铆a que, sin embargo y al mismo tiempo viene invocando la permanente colaboraci贸n de nuestra empresa, que no obstante hallarse vencido el anterior contrato de gesti贸n de Los Frailes, la Consejer铆a prorroga en varias ocasiones nuestra permanencia en el centro ante la situaci贸n excepcional pand茅mica que, por desgracia, afecta a todo el pa铆s, y dado el modo torticero que se viene aplicando sobre un tipo de informaci贸n cuyo acceso no responde en absoluto al uso que desde la Consejer铆a se viene realizando, preferimos por el momento remitirnos a las fuentes oficiales a este respecto, no sin dejar de resaltar la contradicci贸n que supone el que por un lado trasciendan estas pol茅micas y a la vez se requiera el apoyo, esfuerzo y compromiso que todo nuestro personal viene realizando para cuidar de nuestros mayores”, sentencian al respecto.

Los datos oficiales que hizo p煤blicos El Pa铆s el pasado mes de febrero recog铆an una acumulaci贸n de multas por este geri谩trico por un total de 178.411 euros. S贸lo a lo largo de 2019, seg煤n la informaci贸n facilitada por el Ejecutivo el pasado mes de diciembre en respuesta a una pregunta de la diputada socialista Purificaci贸n Causapi茅, se impusieron tres “penalidades” 鈥揳s铆 se conoce en el argot a este tipo de sanciones鈥 por “la calidad del servicio e incumplimientos contractuales”. Castigos econ贸micos que se unen tambi茅n a otros recibidos en centros como Isabel La Cat贸lica, Pe帽uelas o Ensanche de Vallecas. De hecho, en este 煤ltimo caso la empresa fue a los tribunales alegando que el hecho de que un ba帽o de uso com煤n est茅 “muy sucio” o que se perciba “un fuerte olor” en algunas de las habitaciones no ten铆a “entidad suficiente” para que se concluyera que hab铆a vulnerado el contrato con la Comunidad de Madrid.

Como otras tantas residencias de la regi贸n, Parque de los Frailes no se libr贸 del azote de la pandemia. S贸lo entre marzo y abril, murieron en este centro 30 ancianos, 17 de ellos con positivo confirmado. Durante varios meses, el consejo de usuarios del centro, que representa a todos los residentes del geri谩trico, registr贸 varios escritos ante la Comunidad de Madrid denunciando falta de equipos de protecci贸n, de camas para los cuidados en fase terminal, de pa帽ales, de directrices claras por parte de las autoridades o de un elevado n煤mero de bajas entre la plantilla como consecuencia del coronavirus, seg煤n public贸 el peri贸dico digital Nius

Aqu铆 puedes consultar el dossier de infoLibre sobre el drama en las residencias.

Enlace relacionado InfoLibre.es 27/02/2021.




Fuente: Sasmadrid.org