August 15, 2021
De parte de La Haine
257 puntos de vista


Los historiadores que representan el m谩s rancio discurso de la derecha espa帽ola y brit谩nica, y reciben premios directamente de las manos del rey de Espa帽a

Sir Hugh Thomas, bar贸n de Swynnerton (1931-2017) fue un distinguido historiador plenamente integrado al 鈥榚stablishment鈥 imperial brit谩nico (fue miembro de la c谩mara de los lores desde 1981 hasta su muerte). Sus libros sobre Espa帽a merecen leerse y discutirse (siempre que se contrasten con autores como Pierre Vilar, Javier Tussel y 脕ngel Vi帽a).

Libros importantes aunque con un inequ铆voco sello imperial barnizado por el 鈥渓iberalismo鈥 discursivo de la derecha neoliberal (Thomas lleg贸 a la c谩mara de los lores v铆a Margaret Thatcher). En 1993 public贸 鈥淟a conquista de M茅xico鈥 y se convirti贸 en una especie de nueva versi贸n dominante, present谩ndola como novedosa y definitiva.

驴Novedosa? No: es la de siempre refriteada; la misma, desde sus primeras palabras: 鈥淓ste libro relata c贸mo un peque帽o grupo de aventureros bien dirigidos luch贸 contra una monarqu铆a importante y est谩tica. Constituye tambi茅n un estudio del choque entre dos imperios鈥.

Ese cuento ya me lo s茅鈥 me dije al leer esas l铆neas que contienen al menos cuatro graves errores de comprensi贸n hist贸rica. Sin embargo, el libro de Thomas tuvo un muy saludable efecto secundario: estimul贸 a Jaime Montell Garc铆a-Iglesias en la investigaci贸n que result贸 en ‘La conquista de M茅xico-Tenochtitlan’ (Porr煤a, 2001), colosal aportaci贸n a la comprensi贸n del hecho, con un estudio riguros铆simo y cr铆tico, documentado hasta el agotamiento de las fuentes.

Dice Montell que escribi贸 su libro para combatir mitos y traumas que se derivan de las narraciones de 鈥渓a conquista鈥, as铆 como 鈥渓a discriminaci贸n racista que siguen padeciendo los pueblos ind铆genas鈥. Lo que lo convenci贸 de embarcarse en su misi贸n fue la lectura del libro de Thomas, a quien acusa de frivolidad en el manejo del tema y sus fuentes, y de un racismo antind铆gena que corre junto con su prejuicio antiespa帽ol. Apunta: en 鈥渆sta obra ir茅 comentando algunas de las interpretaciones de Thomas. No deja de ser asombroso el desconocimiento de nuestra historia en ciertos autores extranjeros鈥.

Es abrumador el n煤mero de errores de Thomas que registra Montell (no s贸lo en La conquista鈥 de Thomas, tambi茅n en su otro libro, 鈥淵o, Moctezuma鈥): se inventa ciudades y pir谩mides; confunde lugares; asevera que los 鈥渘ativos鈥 vistieron una imagen de la virgen; confunde a los emisarios de Moctezuma con totonacos; cree que la Casa de las Serpientes es un zool贸gico; confunde a los personajes (a los ind铆genas, nunca a los espa帽oles); pone a Cort茅s entregando altares cristianos a sacerdotes paganos; inventa que los cempoaltecas ayudaron a los tlaxcaltecas contra Cort茅s (lo que es absurdo); hace suya por completo la insostenible versi贸n de la cobard铆a y sumisi贸n de Moctezuma hasta hacer de la liberaci贸n de Cuitl谩huac un acto irreflexivo del tlacatecuhtli mexica; transforma al ahuehuete de la 鈥渘oche triste鈥 en ceiba; convierte a los tlahuicas en mexicas; declara que Cuauhn谩huac se incendi贸 鈥渕isteriosamente鈥 cuando Cort茅s escribe que 茅l orden贸 hacerlo (m谩s de 100 errores por el estilo).

Su imaginaci贸n para describir moralmente a los mesoamericanos es desaforada: as铆, el se帽or de Tlacopan es un 鈥減obre reyezuelo鈥 al que nadie hace caso, y cuyos 鈥渟煤bditos apenas si suman 200鈥 (s铆: Tlacopan, la tercera capital de la triple alianza). Dice que Moctezuma, como 鈥渢odos en su reino, no se preocupaba por los seres humanos鈥. Nezahualpilli era 鈥渇also, vengativo e hist茅rico鈥, y de aspecto 鈥渟ucio, desarreglado y despeinado鈥, y llevaba 鈥渟us supersticiones a extremos absurdos鈥, como contar 鈥渇ren茅ticamente鈥 las notas cantadas por los p谩jaros, 鈥渓legando hasta unas 3 mil鈥.

El libro de Thomas circula de nuevo entre nosotros, en una nada econ贸mica reedici贸n con un extenso pr贸logo de Enrique Krauze, el historiador (o exhistoriador) tambi茅n sedicente liberal, tambi茅n muy cercano a los gobiernos neoliberales, tambi茅n afecto (curioso 鈥渓iberalismo鈥) a recibir distinciones mon谩rquicas de origen feudal.

Recientemente recibi贸 una que representa al m谩s rancio discurso de la derecha espa帽ola y directamente de las manos del rey de Espa帽a. Lo hizo en el contexto en que la derecha 鈥渓iberal鈥 y la derecha que no usa hip贸critamente el adjetivo, aqu铆 y en Espa帽a, se rasga las vestiduras por la petici贸n de Andr茅s Manuel [L贸pez Obrador] de que Madrid pida perd贸n a las comunidades ind铆genas por los males causados por la irrupci贸n espa帽ola.

Krauze se desga帽ita contra 鈥渆l uso pol铆tico de la historia鈥. La recepci贸n de ese premio, sus art铆culos, el desvergonzado uso de Thomas para que su 鈥減r贸logo鈥 se lea como tal鈥 todo lo que hace y dice en estos a帽os, no es m谩s que un desvergonzado uso pol铆tico de la historia.

—-

Pd: Hay otro monarca que s铆 fue capaz de pedir perd贸n, hay derechas menos cerriles que las mexicanas y las espa帽olas. Releamos a Luis Fernando Granados https://cutt.ly/oQUFP3x).

@HistoriaPedro




Fuente: Lahaine.org