February 16, 2022
De parte de Nodo50
1,875 puntos de vista

鈥淓l inter茅s primordial de Estados Unidos., por el que hemos luchado en guerras durante un siglo (la Primera y la Segunda Guerra Mundial, y la Guerra Fr铆a), han sido las relaciones entre Alemania y Rusia, porque unidos son la 煤nica fuerza que nos puede suponer una amenaza. Y para asegurarnos de que eso no ocurre鈥, George Friedman, presidente de STRATFOR, en el Chicago Council on Foreign Affairs [Consejo de Chicago para Asuntos Mundiales].

La crisis de
Ucrania no tiene nada que ver con Ucrania, sino con Alemania y, en
particular, con un oleoducto que une Alemania con Rusia llamado Nord
Stream 2. Washington lo considera una amenaza a su primac铆a en
Europa y ha tratado continuamente de sabotear el proyecto. Con todo,
el proyecto Nord Stream ha seguido adelante y ahora est谩 totalmente
operativo y listo para funcionar. En cuando las instituciones
alemanas concedan la certificaci贸n final empezar谩 el suministro de
gas. Los propietarios de viviendas y las empresas alemanas tendr谩n
de una fuente fiable de energ铆a limpia y barata, mientras que Rusia
ver谩 aumentar considerablemente sus ingresos provenientes del gas.
Es una situaci贸n en que ambas partes salen beneficiadas.

Los altos cargos
de la pol铆tica exterior estadounidense no est谩 contentos con esta
situaci贸n. No quieren que Alemania dependa m谩s del gas ruso porque
el comercio genera confianza y la confianza lleva a expandir el
comercio. A medida que las relaciones se vuelven m谩s c谩lidas, se
levantan m谩s barreras aduaneras, se flexibilizan las regulaciones,
aumentan los viajes y el turismo y se crea una nueva estructura de
seguridad. En un mundo en el que Alemania y Rusia son amigos y socios
comerciales no hay necesidad de bases militares estadounidenses, no
se necesitan caros armamentos y sistemas de misiles fabricados en
Estados Unidos ni tampoco se necesita la OTAN. Tampoco hay necesidad
de negociar en d贸lares estadounidenses un acuerdo de energ铆a ni de
acumular t铆tulos del Tesoro de Estados Unidos para equilibrar las
cuentas. Las transacciones entre socios comerciales se pueden llevar
a cabo en las propias divisas, lo que provocar谩 un fuerte descenso
del valor del d贸lar y un cambio dr谩stico en el poder econ贸mico.
Estos son los motivos por los que el gobierno Biden se opone a Nord
Stream. No es un simple oleoducto, es una ventana hacia el futuro, un
futuro en el que Europa y Asia se acercan en una inmensa zona de
libre comercio que aumenta su poder y prosperidad mutuos al tiempo
que deja fuera a Estados Unidos. Unas relaciones m谩s c谩lidas entre
Alemania y Rusia se帽alan el fin de un orden mundial 鈥渦nipolar鈥
que Estados Unidos ha supervisado durante 75 a帽os. Una alianza
germano-rusa amenaza con precipitar el declive de la superpotencia
que actualmente se acerca lentamente al abismo. Esa es la raz贸n por
la que Washington est谩 decidido a hacer cuanto pueda para sabotear
Nord Stream y mantener a Alemania dentro de su 贸rbita. Es una
cuesti贸n de supervivencia.

Aqu铆 es donde Ucrania entra en
escena. Ucrania es el 鈥渁rma elegida鈥 por Washington para
torpedear Nord Stream y abrir una brecha entre Alemania y Rusia. La
estrategia est谩 tomada de la primera p谩gina del Manual de Pol铆tica
Exterior de Estados Unidos bajo el ep铆grafe 鈥淒ivide y vencer谩s鈥.
Washington necesita crear la sensaci贸n de que Rusia supone una
amenaza para la seguridad de Europa, ese es lo objetivo. Necesita
mostrar que Putin es un agresor sediento de sangre y con un car谩cter
muy irritable en el que no se puede confiar. Para lograrlo se ha
encargado a los medios de comunicaci贸n la misi贸n de repetir una y
otra vez 鈥淩usia planea invadir Ucrania鈥. Lo que no se dice es
que Rusia no ha invadido ning煤n pa铆s desde que disolvi贸 la Uni贸n
Sovi茅tica, mientras que en ese mismo periodo de tiempo Estados
Unidos ha invadido pa铆ses o ha derrocado sus reg铆menes en m谩s de
50 pa铆ses y que Estados Unidos mantiene m谩s de 800 bases militares
en pa铆ses de todo el mundo. Los medios de comunicaci贸n no informan
de nada de esto, sino que ponen el foco de atenci贸n en el 鈥渕alvado
Putin鈥, que ha concentrado a unos 100.000 soldados a lo largo de la
frontera ucraniana, lo que amenaza con sumir a toda Europa en otra
guerra sangrienta.

Toda la
hist茅rica propaganda de guerra se crea con la intenci贸n de fabricar
una crisis que se puede utilizar para aislar, criminalizar y, en
煤ltima instancia, dividir Rusia en unidades m谩s peque帽as.
Sin embargo, el verdadero
objetivo no es Rusia, sino Alemania. Vean este extracto de un
art铆culo de Michael Hudson
publicado en
The Unz Review:
鈥淟a 煤nica manera que les queda a los diplom谩ticos estadounidenses
de bloquear las compras europeas es incitar a Rusia a una respuesta
militar y afirmar despu茅s
que vengar
esta respuesta es mucho m谩s
importante que cualquier
inter茅s econ贸mico puramente nacional. Como
explic贸 la perteneciente a la l铆nea dura subsecretaria de Estado
para Asuntos Pol铆ticos,
Victoria Nuland, en una rueda de prensa del Departamento de Estado el
27 de enero: 芦Si
de una manera u otra Rusia
invade Ucrania,
Nord Stream 2 no
avanzar谩禄鈥.
(鈥淎merica鈥檚
Real Adversaries Are Its European and Other Allies鈥
, The
Unz Review
)

Est谩 muy claro:
el equipo de Biden quiere 鈥渋ncitar a Rusia a una respuesta militar鈥
para sabotear NordStream, lo que implica que habr谩 alg煤n tipo de
provocaci贸n destinada a inducir a Putin a enviar sus tropas a trav茅s
de la frontera para defender a las personas de origen 茅tnico ruso en
la parte oriental del pa铆s. Si Putin cae en la trampa, la respuesta
ser谩 r谩pida y contundente. Los medios de comunicaci贸n
vilipendiar谩n la acci贸n como una amenaza para toda Europa, mientras
que los l铆deres de todo el mundo denunciar谩n que Putin es el 鈥渘uevo
Hitler鈥. Esta es, en pocas palabras, la estrategia de Washington y
todo ello con un objetivo en mente: conseguir que para el canciller
alem谩n Olaf Scholz sea pol铆ticamente imposible dar el aprobado
final a NordStream.

Dado que conocemos
la oposici贸n de Washington a Nord Stream, los lectores se pueden
preguntar por qu茅 a principios de a帽o el gobierno Biden presion贸
al Congreso estadounidense para que NO impusiera m谩s sanciones al
proyecto. La respuesta es sencilla: la pol铆tica interna. En estos
momentos Alemania est谩 desmantelando sus centrales nucleares y
necesita gas natural para compensar el d茅ficit energ茅tico. Adem谩s,
la amenaza de sanciones econ贸micas desagrada a los alemanes, que las
consideran una se帽al de intromisi贸n extranjera. 鈥溌縋or qu茅 se
entromete Estados Unidos en nuestras decisiones sobre cuestiones de
energ铆a?鈥, se pregunta el alem谩n medio. 鈥淲ashington se deber铆a
ocupar de sus propios asuntos y no meterse en los nuestros鈥: esta
es precisamente la respuesta que cabr铆a esperar de cualquier persona
razonable.

Y entonces,
tenemos esta cita
de Al Jazeera:
鈥淟a mayor铆a de la
poblaci贸n alemana apoya el proyecto, solo parte de la 茅lite y de
los medios est谩 en contra del oleoducto [鈥.
芦Cuanto m谩s habla Estados Unidos de sanciones o critica el
proyecto, m谩s popular se vuelve entre la sociedad alemana禄,
afirm贸
Stefan Meister, experto en Rusia y Europa del Este del Consejo Alem谩n
de Relaciones Exteriores鈥 (鈥淣ord
Stream 2: Why Russia鈥檚 pipeline to Europe divides the West鈥
,
Al Jazeera).

De modo que la opini贸n p煤blica
respalda firmemente Nord Stream, lo que ayuda a explicar por qu茅
Washington se ha decidido por una nueva estrategia. Las sanciones no
van a funcionar, as铆 que el T铆o Sam ha pasado al Plan B: crear una
amenaza exterior lo suficientemente grande como para que Alemania se
vea obligada a bloquear la inauguraci贸n del oleoducto. Francamente,
la estrategia huele a desesperaci贸n, pero la perseverancia de
Washington es impresionante. Puede que vayan perdiendo por 5 carreras
en la parte baja de la novena, pero todav铆a no han tirado la toalla.
Van a hacer un 煤ltimo intento y ver si pueden avanzar.

El lunes el presidente Biden celebr贸
su primera rueda de prensa conjunta con el canciller alem谩n Olaf
Scholz en la Casa Blanca. El evento estuvo rodeado de un bombo sin
precedentes. Se hab铆a organizado todo para fabricar un 鈥渁mbiente
de crisis鈥 que Biden utiliz贸 para presionar al canciller en
direcci贸n a la pol铆tica estadounidense. A principios de esta semana
la portavoz de la Casa Blanca Jen Psaki afirm贸 repetidamente que
鈥渆ra inminente una invasi贸n rusa鈥. A sus comentarios siguieron
los del portavoz del Departamento de Estado, Nick Price, que afirm贸
que las agencias de inteligencia le hab铆an proporcionado detalles de
una supuesta operaci贸n de 鈥渇alsa bandera鈥 respaldada por Rusia
que esperaban tuviera lugar en un futuro cercano al este de Ucrania.
A la advertencia de Price sigui贸 el domingo por la ma帽ana la
afirmaci贸n del asesor de seguridad nacional Jake Sullivan de que se
pod铆a producir una invasi贸n rusa en cualquier momento, tal vez
鈥渋ncluso ma帽ana鈥. Esto ocurr铆a solo unos d铆as despu茅s de que
la agencia Bloomberg News publicara su titular sensacionalista y
completamente falso de que 鈥淩usia invade Ucrania鈥.

驴Pueden ver el
modelos que se sigue aqu铆? 驴Pueden ver c贸mo se utilizaron todas
estas afirmaciones sin fundamento para presionar al desprevenido
canciller alem谩n, que parec铆a ajeno a la campa帽a que se dirig铆a
contra 茅l?

Como era de
esperar, el golpe final lo asest贸 el propio presidente
estadounidense. Durante la rueda de prensa, Biden afirm贸
rotundamente que 鈥渟i Rusia invade [鈥 ya no habr谩 un Nord Stream
2. Acabaremos con 茅l鈥.

As铆 pues,
驴Estados Unidos dicta ahora la pol铆tica que debe seguir Alemania???

隆Qu茅 arrogancia
insoportable!

Al canciller
alem谩n le sorprendieron los comentarios de Biden, que claramente no
estaban en el guion original. Con todo, en ning煤n momento Scholz
acept贸 cancelar Nord Stream y se neg贸 incluso a mencionar el
gaseoducto por su nombre. Si Biden pensaba que podr铆a forzar al
l铆der de la tercera econom铆a del mundo acorral谩ndolo en un foro
p煤blico, se equivocaba. Alemania sigue dispuesta a poner en marcha
Nord Stream, independientemente de los posibles conflictos en la
lejana Ucrania. Pero esto podr铆a cambiar en cualquier momento. A fin
de cuentas, 驴qui茅n sabe qu茅 provocaciones podr铆a estar planeando
Washington en un futuro pr贸ximo?驴Qui茅n sabe cu谩ntas vidas est谩n
dispuestos a sacrificar abrir una brecha entre Alemania y Rusia?
驴Qui茅n sabe qu茅 riesgos est谩 dispuesto a asumir Biden para
ralentizar el declive de Estados Unidos y evitar que emerja un nuevo
orden mundial 鈥減olic茅ntrico鈥? Cualquier cosa podr铆a ocurrir en
las pr贸ximas semanas. Cualquier cosa.

Por ahora
Alemania est谩 en una posici贸n de ventaja. Corresponde a Scholz
decidir c贸mo solucionar el asunto. 驴Implementar谩 la pol铆tica que
mejor sirva a los intereses del pueblo alem谩n o ceder谩 al
implacable pulso de Biden? 驴Trazar谩 un nuevo rumbo que fortalezca
nuevas alianzas en el agitado corredor euroasi谩tico o apoyar谩 las
enloquecidas ambiciones geopol铆ticas de Washington? 驴Aceptar谩 el
papel fundamental de Alemania en un nuevo orden mundial en el que
muchos centros de poder emergentes comparten en pie de igualdad la
gobernanza global y en el que los dirigentes siguen comprometidos sin
fisuras con el multilateralismo, el desarrollo pac铆fico y la
seguridad para todos o tratar谩 de apoyar el maltrecho sistema de la
posguerra que ha superado a todas luces su vida 煤til?

Una cosa es
segura: decida lo que decida Alemania, nos afectar谩 a todos
nosotros.

Fuente:
https://www.unz.com/mwhitney/the-crisis-in-ukraine-is-not-about-ukraine-its-about-germany/

Esta
traducci贸n se puede reproducir libremente a condici贸n de respetar
su integridad y mencionar al
autor, a la
traductora y Rebeli贸n como fuente de la traducci贸n.




Fuente: Rebelion.org