July 12, 2021
De parte de SAS Madrid
176 puntos de vista


El aumento de casos se ha registrado, principalmente, entre los más jóvenes.

“En Alemania los venden a 0,78 euros”. El director adjunto de Urgencias del Hospital Ramón y Cajal, César Carballo, ha denunciado este sábado en La Sexta Noche que España no haya liberalizado todavía los test para detectar la COVID-19. Algo que prometieron hace cerca de dos meses pero que, sin embargo, nunca se ha llegado a producir. Una promesa no cumplida que ha indignado al urgenciólogo, quien reconoce que podría ser fundamental para evitar una quinta ola de contagios. 

Y es que, a pesar de que las farmacias hayan comprado estos test rápidos para que la gente pueda salir de dudas en cuestión de minutos, no pueden utilizarlos porque no cuentan con la orden del Gobierno para usarlos. No obstante, poder contar con este tipo de pruebas tanto en supermercados como en farmacias podrían ayudar a reducir la incidencia de la COVID-19 entre los más jóvenes. Algo que ya se ha dado en países como Alemania, donde este tipo de productos se venden en cualquier superficie por apenas 0,78 euros.

La solución para frenar la incidencia cuesta 0,78 euros

Después de pedir la liberación de los test de la COVID-19, Carballo ha opinado que habría que obligar a los jóvenes a hacerse un test rápido antes de entrar en una discoteca. En caso de que fueran gratis, las personas que quisieran entrar en la discoteca tan solo tendrían que hacerse la prueba, esperar el resultado, y acceder a la sala en caso de que el test diera negativo: “Yo creo que hay que convertir a los lugares de ocio en la solución y no en el problema”.

Carballo explica que si una discoteca tuviera acceso a este tipo de test a 0,78 euros sería mucho más sencillo tener controlado quién entra en la sala y quién no: “Qué fácil sería hacer pruebas a quienes entran en la sala. De esta manera, no tendrían que cerrar en caso de que hubiera cualquier positivo”. Por lo tanto, Carballo asegura que la liberación de los test COVID-19 ayudaría a reducir la incidencia entre los más jóvenes, quienes todavía no han recibido la vacuna contra el nuevo brote de coronavirus.

Carballo apuesta por la creación de una app para demostrar que somos negativos

Por otro lado, Carballo también apuesta por la creación de una aplicación para teléfonos móviles mediante la que los jóvenes pudieran demostrar en cualquier momento que han dado negativo. Bajo su punto de vista, aplicaciones como estas ayudarían a evitar el aumento de contagios entre los más jóvenes y que la enfermedad llegara a las casas. Y es que, a pesar de que son cada vez más los grupos vacunados contra la COVID-19, todavía hay quienes únicamente se han puesto una dosis.

“El problema es que se lo llevan a casa”. Carballo explica que el gran problema de que los jóvenes se infecten en las discotecas, más allá de contraer la enfermedad, es que pueden contagiársela a sus padres en caso de que no hayan recibido las dos vacunas contra la COVID-19. Por esa misma razón, y para evitar que la incidencia siga en aumento, Carballo pide la liberación de los test contra la COVID-19.

Enlace relacionado CadenaSer.com 12/07/2021.




Fuente: Sasmadrid.org