May 15, 2021
De parte de Terraindomite
122 puntos de vista


Joe Biden fue ampliamente elogiado en los medios de comunicaci贸n convencionales y centrados en la atenci贸n sanitaria por su llamamiento a crear una 鈥渘ueva agencia de investigaci贸n biom茅dica鈥 inspirada en la Agencia de Proyectos de Investigaci贸n Avanzada de Defensa (DARPA) del ej茅rcito estadounidense, de 鈥渁lto riesgo y alta recompensa鈥. Seg煤n el presidente, la agencia tratar铆a de desarrollar tratamientos 鈥渋nnovadores鈥 y 鈥渞ompedores鈥 para el c谩ncer, la enfermedad de Alzheimer y la diabetes, con el objetivo de 鈥渁cabar con el c谩ncer tal y como lo conocemos鈥.

Lejos de 鈥渁cabar con el c谩ncer鈥 en la forma en que la mayor铆a de los estadounidenses podr铆an imaginarlo, la agencia propuesta fusionar铆a la 鈥渟eguridad nacional鈥 con la 鈥渟eguridad sanitaria鈥 de tal forma que se utilizar铆an las 鈥渟e帽ales de alerta鈥 de la salud f铆sica y mental para prevenir brotes de enfermedad o violencia antes de que se produzcan. Tal sistema es una receta para una organizaci贸n tecnocr谩tica 鈥減re-delictiva鈥 con el potencial de criminalizar tanto las enfermedades mentales y f铆sicas como el 鈥減ensamiento err贸neo鈥.

El gobierno de Biden ha pedido al Congreso 6.500 millones de d贸lares para financiar la agencia, que estar铆a dirigida en gran medida por el recientemente confirmado principal asesor cient铆fico de Biden, Eric Lander. Lander, antiguo director del Instituto Broad, dominado por Silicon Valley, ha sido controvertido por sus v铆nculos con el eugenista y traficante sexual de ni帽os Jeffrey Epstein y sus elogios relativamente recientes a James Watson, un eugenista abiertamente racista. A pesar de ello, Lander est谩 a punto de ser confirmado por el Senado y el Congreso y, al parecer, est谩 significativamente entusiasmado con la nueva 鈥淒ARPA de la salud鈥 propuesta.

Esta nueva agencia, que se llamar谩 ARPA-H o HARPA, se ubicar铆a dentro de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y elevar铆a el presupuesto de los NIH a m谩s de 51.000 millones de d贸lares. A diferencia de otras agencias de los NIH, la ARPA-H se diferenciar铆a en que los proyectos que financiara no ser铆an revisados por pares antes de su aprobaci贸n; en su lugar, los directores de programa, elegidos a dedo, tomar铆an todas las decisiones de financiaci贸n. La financiaci贸n tambi茅n adoptar铆a la forma de pagos por hitos en lugar de las tradicionales subvenciones plurianuales.

Es probable que ARPA-H financie y promueva en gran medida las vacunas de ARNm como uno de los 鈥渁vances鈥 que curar谩n el c谩ncer. Algunos de los fabricantes de vacunas de ARNm que han producido algunas de las vacunas de COVID-19 m谩s utilizadas, como la vacuna de Pfizer/BioNTech, declararon el mes pasado que 鈥渆l c谩ncer es el pr贸ximo problema que se abordar谩 con la tecnolog铆a de ARNm鈥 despu茅s de COVID. BioNTech lleva a帽os desarrollando terapias g茅nicas de ARNm para el c谩ncer y colabora con la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates en la creaci贸n de tratamientos basados en ARNm para la tuberculosis y el VIH.

Otras tecnolog铆as 鈥渋nnovadoras鈥 en las que se centrar谩 esta agencia son menos conocidas por el p煤blico y posiblemente m谩s preocupantes.

El largo camino hacia ARPA-H

ARPA-H no es una idea nueva y exclusiva de la administraci贸n Biden; hubo un intento anterior de crear una 鈥淒ARPA de la salud鈥 durante la administraci贸n Trump a finales de 2019. Biden comenz贸 a promover la idea durante su campa帽a presidencial ya en junio de 2019, aunque utilizando una justificaci贸n muy diferente para la agencia de lo que hab铆an lanzado sus defensores a Trump. En 2019, la misma fundaci贸n y las mismas personas que actualmente respaldan la ARPA-H de Biden hab铆an instado al entonces presidente Trump a crear la 鈥淗ARPA鈥, no con el objetivo principal de investigar tratamientos para el c谩ncer y el Alzheimer, sino para detener los tiroteos masivos antes de que se produzcan mediante el seguimiento de los estadounidenses en busca de se帽ales de advertencia 鈥渘europsiqui谩tricas鈥.

Durante los 煤ltimos a帽os, un hombre ha sido la fuerza impulsora de HARPA: el ex vicepresidente de General Electric y ex presidente de NBCUniversal, Robert Wright. A trav茅s de la Fundaci贸n Suzanne Wright (que lleva el nombre de su difunta esposa), Wright lleva a帽os presionando para que se cree una agencia que 鈥渄esarrolle capacidades biom茅dicas -herramientas de detecci贸n, tratamientos, dispositivos m茅dicos, curas, etc.- para los millones de estadounidenses que no se benefician del sistema actual鈥. Aunque 茅l, al igual que Biden, ha ocultado el prop贸sito real de la agencia afirmando que se centrar谩 principalmente en el tratamiento del c谩ncer, la propuesta de Wright de 2019 a su amigo personal Donald Trump revel贸 sus ambiciones subyacentes.

Tal como lo propuso Wright por primera vez en 2019, el programa insignia de HARPA ser铆a SAFE HOME, abreviatura de Stopping Aberrant Fatal Events by Helping Overcome Mental Extremes. SAFE HOME succionar铆a masas de datos privados de 鈥淎pple Watches, Fitbits, Amazon Echo y Google Home鈥 y otros dispositivos electr贸nicos de consumo, as铆 como informaci贸n de los proveedores de atenci贸n m茅dica para determinar si una persona podr铆a ser propensa a cometer un delito. Los datos ser铆an analizados por algoritmos de inteligencia artificial (IA) 鈥減ara el diagn贸stico temprano de la violencia neuropsiqui谩trica.鈥

El enfoque del Departamento de Justicia previo al crimen, conocido como DEEP, se activ贸 apenas unos meses antes de que Trump dejara el cargo; tambi茅n se justific贸 como una forma de 鈥渄etener los tiroteos masivos antes de que ocurran.鈥 Poco despu茅s de la toma de posesi贸n de Biden, la nueva administraci贸n comenz贸 a utilizar la informaci贸n de las redes sociales para realizar detenciones previas al crimen como parte de su enfoque hacia la lucha contra el 鈥渢error dom茅stico.鈥 Dado el historial de empresas de Silicon Valley que colaboran con el gobierno en cuestiones de vigilancia sin orden judicial, parece que algunos aspectos de SAFE HOME pueden estar ya activos de forma encubierta bajo el mandato de Biden, s贸lo a la espera de que la formalizaci贸n de ARPA-H/HARPA se legitime como pol铆tica p煤blica.

Las aplicaciones de seguridad nacional de la HARPA de Robert Wright tambi茅n est谩n ilustradas por el hombre que fue su principal asesor cient铆fico: el ex jefe de la Oficina de Tecnolog铆as Biol贸gicas de DARPA, Geoffrey Ling. No s贸lo es Ling el principal asesor cient铆fico de HARPA, sino que la propuesta original de Wright har铆a que Ling dise帽ara personalmente HARPA y la dirigiera una vez establecida. El trabajo de Ling en DARPA puede resumirse en la misi贸n declarada de BTO, que consiste en trabajar para fusionar 鈥渓a biolog铆a, la ingenier铆a y la inform谩tica para aprovechar el poder de los sistemas naturales para la seguridad nacional鈥. Las tecnolog铆as favorecidas por BTO tambi茅n est谩n preparadas para ser los pilares de HARPA, que planea utilizar espec铆ficamente 鈥渓os avances en biotecnolog铆a, supercomputaci贸n, big data e inteligencia artificial鈥 para lograr sus objetivos.

La conexi贸n directa de DARPA con HARPA subraya que la agenda detr谩s de esta pr贸xima agencia se remonta al fallido proyecto de Biovigilancia del programa Total Information Awareness de DARPA, que se puso en marcha tras los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001. El proyecto de Biovigilancia de la TIA pretend铆a desarrollar las 鈥渢ecnolog铆as de la informaci贸n necesarias y el prototipo resultante capaz de detectar la liberaci贸n encubierta de un pat贸geno biol贸gico de forma autom谩tica, y mucho antes que los enfoques tradicionales鈥, logrando esto 鈥渕ediante el seguimiento de fuentes de datos no tradicionales鈥, incluyendo 鈥渄atos m茅dicos de prediagn贸stico鈥 e 鈥渋ndicadores de comportamiento鈥.

Aunque nominalmente se centra en los 鈥渁taques bioterroristas鈥, el proyecto de Biovigilancia de la TIA tambi茅n pretend铆a adquirir capacidades de detecci贸n temprana de brotes de enfermedades 鈥渘ormales鈥. La Biovigilancia y otros proyectos de DARPA relacionados con ella, como LifeLog, pretend铆an recopilar datos mediante el uso masivo de alg煤n tipo de tecnolog铆a port谩til. Estos programas de la DARPA se cerraron finalmente debido a la controversia sobre las afirmaciones de que se utilizar铆an para elaborar perfiles de disidentes nacionales y eliminar la privacidad de todos los estadounidenses en los Estados Unidos.

El hecho de que la pasada red de vigilancia total de DARPA vuelva a la vida bajo una agencia supuestamente separada centrada en la salud, y que emula su modelo organizativo nada menos, confirma que muchos programas relacionados con la TIA simplemente se distanciaron del Departamento de Defensa cuando se cerraron oficialmente. Al separar a los militares de la imagen p煤blica de tales tecnolog铆as y programas, los hizo m谩s apetecibles para las masas, a pesar de que los militares segu铆an muy involucrados entre bastidores. Como ha informado recientemente Unlimited Hangout, aspectos importantes de la TIA fueron simplemente privatizados, dando lugar a empresas como Facebook y Palantir, lo que dio lugar a que dichos proyectos de DARPA fueran ampliamente utilizados y aceptados. Ahora, bajo la apariencia de la propuesta ARPA-H, la TIA original de DARPA estar铆a esencialmente haciendo una reaparici贸n a todos los efectos como su propio spin-off.

Silicon Valley, los militares y la 鈥渞evoluci贸n鈥 de los wearables

Este esfuerzo m谩s reciente para crear ARPA-H/HARPA se combina bien con el empuje coordinado de las empresas de Silicon Valley en el campo de la atenci贸n sanitaria, espec铆ficamente las empresas de Silicon Valley que se duplican como contratistas de la inteligencia de EE.UU. y/o el ej茅rcito (por ejemplo, Microsoft, Google y Amazon). Durante la crisis de COVID-19, esta tendencia hacia el dominio de Silicon Valley en el sector de la atenci贸n sanitaria se ha acelerado considerablemente debido a un impulso descendente hacia la digitalizaci贸n con la telemedicina, la monitorizaci贸n remota y similares.

Un ejemplo interesante es el de Amazon, que el a帽o pasado lanz贸 un wearable que pretende no s贸lo utilizar la biometr铆a para controlar la salud f铆sica y el estado f铆sico de las personas, sino tambi茅n su estado emocional. El a帽o anterior, Amazon adquiri贸 la farmacia en l铆nea PillPack, y no es dif铆cil imaginar un escenario en el que los datos de la banda de bienestar Halo de Amazon se utilicen para ofrecer recomendaciones de tratamiento que luego suministre PillPack, propiedad de Amazon.

Empresas como Amazon, Palantir y Google van a estar 铆ntimamente involucradas en las actividades de ARPA-H. En particular, Google, que lanz贸 numerosas iniciativas de tecnolog铆a de la salud en 2020, va a tener un papel importante en esta nueva agencia debido a sus antiguos v铆nculos con la administraci贸n Obama cuando Biden era vicepresidente y con el principal asesor cient铆fico del presidente Biden, Eric Lander.

Como se ha mencionado, Lander est谩 preparado para desempe帽ar un papel importante en ARPA-H/HARPA si se materializa. Antes de convertirse en el principal cient铆fico del pa铆s, Lander fue presidente y director fundador del Instituto Broad. Aunque se anuncia como una asociaci贸n entre el MIT y Harvard, el Instituto Broad est谩 fuertemente influenciado por Silicon Valley, con dos antiguos ejecutivos de Google en su junta directiva, un socio de la empresa de capital riesgo Greylock Partners de Silicon Valley y el antiguo director general de IBM, as铆 como algunas de sus principales dotaciones procedentes de destacados ejecutivos tecnol贸gicos.

 

El ex director general de Google, Eric Schmidt, que estuvo 铆ntimamente involucrado en la campa帽a de reelecci贸n de Obama en 2012 y que es cercano al Partido Dem贸crata en general, preside el Instituto Broad desde este mes de abril. En marzo, Schmidt don贸 al instituto 150 millones de d贸lares para 鈥渃onectar la biolog铆a y el aprendizaje autom谩tico para entender los programas de la vida.鈥 Durante su estancia en la junta directiva del Instituto Broad, Schmidt tambi茅n presidi贸 la Comisi贸n de Seguridad Nacional sobre Inteligencia Artificial, un grupo formado principalmente por agentes de Silicon Valley, de los servicios de inteligencia y del ej茅rcito que ahora han trazado la direcci贸n de las pol铆ticas del gobierno estadounidense sobre la tecnolog铆a emergente y la IA. El gobierno de Biden tambi茅n propuso a Schmidt como posible jefe de un grupo de trabajo de la industria tecnol贸gica.

Anteriormente, en enero, el Instituto Broad anunci贸 que su plataforma de investigaci贸n sanitaria, Terra, construida con la filial de Google Verily, se asociar铆a con Microsoft. De este modo, Terra permite ahora a Google y Microsoft acceder a un vasto caudal de datos gen贸micos que se vierten en la plataforma por parte de acad茅micos e instituciones de investigaci贸n de todo el mundo.

Adem谩s, el pasado mes de septiembre, Google se asoci贸 con el Departamento de Defensa en el marco de un nuevo programa de 鈥渟alud predictiva鈥 impulsado por la IA que tambi茅n tiene v铆nculos con la comunidad de inteligencia estadounidense. Aunque inicialmente se centr贸 en la predicci贸n de casos de c谩ncer, esta iniciativa planea claramente ampliarse a la predicci贸n de la aparici贸n de otras enfermedades antes de que aparezcan los s铆ntomas, incluido el COVID-19. Tal y como se帽al贸 Unlimited Hangout en su momento, uno de los motivos ocultos del programa, desde la perspectiva de Google, era obtener acceso al 鈥渕ayor repositorio de datos m茅dicos sobre enfermedades y c谩ncer del mundo鈥, que est谩 en manos de la Agencia de Salud de la Defensa. Tener acceso exclusivo a estos datos es una gran ventaja para Google en su esfuerzo por desarrollar y ampliar su creciente conjunto de productos de atenci贸n sanitaria con IA.

En la actualidad, se est谩 utilizando para pilotar los wearables biom茅tricos relacionados con COVID-19 para 鈥渧olver al trabajo de forma segura鈥. El pasado mes de diciembre se anunci贸 que la base a茅rea de Hill, en Utah, convertir铆a los wearables biom茅tricos en parte obligatoria del uniforme de algunos escuadrones. Por ejemplo, los aviadores del 649潞 Escuadr贸n de Municiones de la Fuerza A茅rea deben llevar ahora un reloj inteligente fabricado por Garmin y un anillo inteligente fabricado por Oura como parte de su uniforme.

Seg煤n las Fuerzas A茅reas, estos dispositivos detectan indicadores biom茅tricos que luego son analizados en busca de 165 biomarcadores diferentes por el algoritmo de IA de la Agencia de Reducci贸n de Amenazas de Defensa/Philips Healthcare que 鈥渋ntenta reconocer una infecci贸n o un virus unas 48 horas antes de la aparici贸n de los s铆ntomas鈥. El desarrollo de ese algoritmo comenz贸 mucho antes de la crisis de COVID-19 y es una iteraci贸n reciente de una serie de proyectos de investigaci贸n militar que parecen haber comenzado bajo el proyecto DARPA Predicting Health and Disease (PHD) de 2007.

Aunque son de inter茅s para los militares, estos wearables est谩n pensados principalmente para un uso masivo, un gran paso hacia la infraestructura necesaria para la resurrecci贸n de un programa de biovigilancia a cargo del estado de seguridad nacional. Empezar por el ej茅rcito tiene sentido desde la perspectiva del aparato de seguridad nacional, ya que la capacidad de controlar los datos biom茅tricos, incluidos los emocionales, tiene un atractivo evidente para quienes gestionan los programas de 鈥渁menazas internas鈥 recientemente ampliados en el ej茅rcito y el Departamento de Seguridad Nacional.

Un indicador del impulso para el uso masivo es que el mismo anillo inteligente Oura que est谩 utilizando la Fuerza A茅rea tambi茅n fue utilizado recientemente por la NBA para prevenir los brotes de COVID-19 entre los jugadores de baloncesto. Antes del COVID-19, los miembros de la familia real brit谩nica y el CEO de Twitter, Jack Dorsey, lo promocionaron para su uso por parte de los consumidores para mejorar el sue帽o. El pasado lunes, el director general de Oura, Harpeet Rai, afirm贸 que todo el futuro de la tecnolog铆a sanitaria para llevar puesta ser谩 pronto 鈥減roactivo y no reactivo鈥, ya que se centrar谩 en la predicci贸n de enfermedades a partir de los datos biom茅tricos obtenidos de los wearables en tiempo real.

Otro wearable vinculado al ej茅rcito que se est谩 introduciendo en el uso masivo es el BioButton y su predecesor, el BioSticker. Producido por la empresa BioIntelliSense, el nuevo y elegante BioButton se anuncia como un sistema wearable que es 鈥渦na soluci贸n escalable y rentable para la monitorizaci贸n de los s铆ntomas de la COVID-19 en la escuela, el hogar y el trabajo鈥. BioIntelliSense recibi贸 2,8 millones de d贸lares del Pent谩gono el pasado diciembre para desarrollar los wearables BioButton y BioSticker para COVID-19.

BioIntelliSense, cofundada y dirigida por el antiguo desarrollador de Microsoft HealthVault, James Mault, ya ha puesto en marcha sus sensores port谩tiles para su uso generalizado en algunos campus universitarios y en algunos hospitales estadounidenses. En algunos de estos casos, los dispositivos port谩tiles de la empresa se est谩n utilizando para controlar espec铆ficamente los efectos secundarios de la vacuna COVID-19, en lugar de los s铆ntomas de la propia COVID-19. En la actualidad, BioIntelliSense est谩 llevando a cabo un estudio, en colaboraci贸n con Philips Healthcare y la Universidad de Colorado, sobre el uso de sus wearables para la detecci贸n precoz de la COVID-19, financiado en su totalidad por el ej茅rcito estadounidense.

Si bien el uso de estos dispositivos es actualmente 鈥渁lentado pero opcional鈥 en estos lugares piloto, 驴podr铆a llegar un momento en que sean obligatorios en un lugar de trabajo o por un gobierno? No ser铆a algo inaudito, ya que varios pa铆ses han exigido que se controle a los extranjeros que llegan al pa铆s mediante el uso de un wearable durante un periodo de cuarentena obligatorio. Santa Luc铆a utiliza actualmente el BioButton con este fin. Singapur, que pretende ser una de las primeras 鈥渘aciones inteligentes鈥 del mundo, ha entregado a cada uno de sus residentes un wearable llamado 鈥淭raceTogether token鈥 para su programa de rastreo de contactos. El token o la aplicaci贸n para tel茅fonos inteligentes TraceTogether son obligatorios en todos los lugares de trabajo, centros comerciales, hoteles, escuelas, centros de salud, tiendas de comestibles y peluquer铆as. Los que no tengan acceso a un tel茅fono inteligente deber谩n utilizar el dispositivo port谩til 鈥済ratuito鈥 emitido por el gobierno.

 

 

La era de las dictaduras digitales est谩 a punto de llegar

Hacer que los dispositivos port谩tiles obligatorios sean la nueva norma, no s贸lo para la prevenci贸n del COVID-19, sino para el control de la salud en general, institucionalizar铆a la puesta en cuarentena de personas que no tienen s铆ntomas de una enfermedad, sino s贸lo la determinaci贸n de un algoritmo opaco de que los signos vitales indican una actividad 鈥渁normal鈥.

Dado que ninguna IA es cien por cien precisa y que la IA es tan buena como los datos con los que se entrena, un sistema de este tipo tendr铆a garantizado cometer errores regulares: la cuesti贸n es cu谩ntos. Diagnostic Robotics comercializa un algoritmo de IA que se utiliza para 鈥減redecir los brotes de COVID-19鈥 en Israel y en algunos estados de EE.UU.; la tasa de precisi贸n (probablemente inflada) que la empresa proporciona para su producto es s贸lo del 73%. Eso significa, seg煤n admite la propia empresa, que su IA se equivoca el 27% de las veces. Probablemente, es incluso menos precisa, ya que la cifra del 73% nunca se ha verificado de forma independiente.

La adopci贸n de estas tecnolog铆as se ha beneficiado de la crisis del COVID-19, ya que sus partidarios est谩n aprovechando la oportunidad para acelerar su introducci贸n. Como resultado, su uso pronto se convertir谩 en omnipresente si esta agenda de avance contin煤a sin obst谩culos.

Aunque este impulso de los wearables es obvio ahora, los signos de esta agenda eran visibles hace varios a帽os. En 2018, por ejemplo, la aseguradora John Hancock anunci贸 que reemplazar铆a sus ofertas de seguros de vida con 鈥減贸lizas interactivas鈥 que implican que los individuos tengan su salud monitoreada por wearables comerciales de salud. Antes de ese anuncio, John Hancock y otras aseguradoras como Aetna, Cigna y UnitedHealthcare ofrec铆an diversas recompensas a los asegurados que llevaran un wearable de fitness y compartieran esos datos con su aseguradora.

En otro ejemplo anterior a COVID, el Journal of the American Medical Association public贸 un art铆culo en agosto de 2019 en el que se afirmaba que los wearables 鈥渇omentan comportamientos saludables y capacitan a los individuos para participar en su salud.鈥 Los autores del art铆culo, afiliados a Harvard, afirmaban adem谩s que 鈥渋ncentivar el uso de estos dispositivos [wearables] integr谩ndolos en las p贸lizas de seguros鈥 puede ser un enfoque pol铆tico 鈥渁tractivo鈥. Desde entonces, el sector de los seguros ha promovido en茅rgicamente el uso de los wearables para los asegurados, tanto antes como despu茅s de la COVID-19, y algunos especulan que las aseguradoras sanitarias podr铆an imponer pronto su uso en determinados casos o como una pol铆tica m谩s amplia.

Sin embargo, estos dispositivos biom茅tricos de 鈥渇itness鈥 -como el Halo de Amazon- pueden controlar algo m谩s que las constantes vitales f铆sicas, ya que tambi茅n pueden controlar el estado emocional. El emblem谩tico programa SAFE HOME de ARPA-H/HARPA revela que la capacidad de monitorizar los pensamientos y sentimientos es un objetivo ya existente de quienes pretenden establecer esta nueva agencia.

Seg煤n la lumbrera del Foro Econ贸mico Mundial y el historiador Yuval Noah Harari, la transici贸n a las 鈥渄ictaduras digitales鈥 tendr谩 un momento 鈥渄ecisivo鈥 una vez que los gobiernos 鈥渆mpiecen a monitorizar y vigilar lo que ocurre dentro de tu cuerpo y dentro de tu cerebro鈥. Afirma que la adopci贸n masiva de esta tecnolog铆a convertir铆a a los seres humanos en 鈥渁nimales hackeables鈥, mientras que quienes se abstuvieran de tener esta tecnolog铆a sobre o dentro de su cuerpo pasar铆an a formar parte de una nueva clase 鈥渋n煤til鈥. Harari tambi茅n ha afirmado que los wearables biom茅tricos ser谩n utilizados alg煤n d铆a por los gobiernos para seleccionar a los individuos que tengan reacciones emocionales 鈥渆quivocadas鈥 ante los l铆deres gubernamentales.

Como es l贸gico, uno de los mayores fans de Harari, Mark Zuckerberg, de Facebook, ha llevado recientemente a su compa帽铆a a desarrollar un wearable biom茅trico y 鈥渘eural鈥 completo basado en la tecnolog铆a de una start-up de 鈥渋nterfaz neural鈥 que Facebook adquiri贸 en 2019. Seg煤n Facebook, el wearable 鈥渟e integrar谩 con la RA [realidad aumentada], la RV [realidad virtual] y las se帽ales neuronales humanas鈥 y est谩 previsto que est茅 disponible comercialmente en breve. Facebook tambi茅n es propietaria de la empresa de RV Oculus Rift, cuyo fundador, Palmer Luckey, dirige ahora el contratista de IA militar estadounidense Anduril.

Como se inform贸 recientemente, Facebook se configur贸 en sus inicios como un sustituto del sector privado para el controvertido programa LifeLog de DARPA, que pretend铆a tanto 鈥渉umanizar鈥 la IA como crear perfiles de disidentes nacionales y sospechosos de terrorismo. LifeLog tambi茅n fue promovido por DARPA como 鈥渁poyo a la investigaci贸n m茅dica y la detecci贸n temprana de una pandemia emergente鈥.

Parece que las tendencias y los acontecimientos actuales muestran que el esfuerzo de d茅cadas de DARPA por fusionar la 鈥渟eguridad sanitaria鈥 y la 鈥渟eguridad nacional鈥 ha avanzado m谩s que nunca. Esto puede deberse en parte a que Bill Gates, que ha ejercido una importante influencia sobre la pol铆tica sanitaria a nivel mundial en el 煤ltimo a帽o, es un defensor desde hace tiempo de la fusi贸n de la seguridad sanitaria y la seguridad nacional para frustrar tanto las pandemias como los 鈥渂ioterroristas鈥 antes de que puedan atacar, como se puede escuchar en su discurso de 2017 pronunciado en la Conferencia de Seguridad de M煤nich de ese a帽o. Ese mismo a帽o, Gates tambi茅n inst贸 p煤blicamente a los militares estadounidenses a 鈥渃entrar m谩s el entrenamiento en la preparaci贸n para luchar contra una pandemia global o un ataque bioterrorista.鈥

En la fusi贸n de la 鈥渟eguridad nacional鈥 y la 鈥渟eguridad sanitaria鈥, cualquier decisi贸n o mandato promulgado como medida de salud p煤blica podr铆a justificarse como necesario para la 鈥渟eguridad nacional鈥, de la misma manera que los abusos masivos y los cr铆menes de guerra que se produjeron durante la 鈥済uerra contra el terror鈥 posterior al 11-S se justificaron de forma similar por la 鈥渟eguridad nacional鈥 con poca o ninguna supervisi贸n. Sin embargo, en este caso, en lugar de perder s贸lo nuestras libertades civiles y el control sobre nuestras vidas externas, nos enfrentamos a perder la soberan铆a sobre nuestros cuerpos individuales.

Los NIH, que albergar铆an esta nueva ARPA-H/HARPA, han gastado cientos de millones de d贸lares experimentando con el uso de wearables desde 2015, no solo para detectar s铆ntomas de enfermedades, sino tambi茅n para controlar la dieta de los individuos y el consumo de drogas ilegales. Biden desempe帽贸 un papel clave en ese proyecto, conocido como la iniciativa de Medicina de Precisi贸n, y destac贸 por separado el uso de wearables en pacientes con c谩ncer como parte del programa relacionado Cancer Moonshot de la administraci贸n Obama. El tercer proyecto de investigaci贸n sanitaria de la era Obama fue la iniciativa BRAIN de los NIH, que se puso en marcha, entre otras cosas, para 鈥渄esarrollar herramientas para registrar, marcar y manipular con precisi贸n neuronas definidas en el cerebro vivo鈥 que se determinen vinculadas a una funci贸n 鈥渁normal鈥 o a una enfermedad neurol贸gica. Estas iniciativas tuvieron lugar en un momento en el que Eric Lander era el copresidente del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnolog铆a de Obama, mientras a煤n dirig铆a el Instituto Broad. No es una coincidencia que Eric Lander sea ahora el principal asesor cient铆fico de Biden, elevado a un nuevo puesto a nivel de gabinete y destinado a guiar el curso de ARPA-H/HARPA.

As铆, la reci茅n anunciada agencia de Biden, si es aprobada por el Congreso, integrar铆a esas iniciativas pasadas de la era Obama con aplicaciones orwellianas bajo un mismo techo, pero con a煤n menos supervisi贸n que antes. Tambi茅n tratar铆a de ampliar y generalizar los usos de estas tecnolog铆as y potencialmente avanzar铆a hacia el desarrollo de pol铆ticas que obliguen a su uso.

Si la ARPA-H/HARPA es aprobada por el Congreso y finalmente establecida, se utilizar谩 para resucitar peligrosas y antiguas agendas del estado de seguridad nacional y sus contratistas de Silicon Valley, creando una 鈥渄ictadura digital鈥 que amenaza la libertad humana, la sociedad humana, y potencialmente la propia definici贸n de lo que significa ser humano.

Witney Webb 鈥 Unlimited hangout

(Traducci贸n: mentealternativa.com)




Fuente: Terraindomita.blackblogs.org