December 4, 2020
De parte de La Haine
1,600 puntos de vista

Hay una pugna entre potencias occidentales no s贸lo por crear la vacuna sino por garantizarla primero a sus ciudadanos en lo que se ha llamado un 鈥渘acionalismo de vacunas鈥

La pandemia asociada al coronavirus SARS-CoV-2 sigue haciendo estragos en el mundo. En el continente americano, la Covid-19 supera ya los 24 millones de casos y 690.000 muertes. De este global, 10,5 millones de casos y 313.000 muertes corresponden a Suram茅rica; casi 544.000 infecciones y unas 13.000 muertes a Centroam茅rica; 267.300 casos y 4.800 muertes al Caribe; y 1 mill贸n de infectados y casi 100.000 muertes a M茅xico.

Mientras algunos pa铆ses padecen esta 鈥渟egunda ola鈥, distintos centros de investigaci贸n, p煤blicos y privados, contin煤an su carrera para encontrar una vacuna que 鈥渟alve a la humanidad鈥 de la Covid-19.

La pugna geopol铆tica por la cura

Conseguir la vacuna cuanto antes se ha convertido en una cuesti贸n de salud p煤blica pero tambi茅n de prestigio para los gobiernos.

Existe una pugna entre potencias no s贸lo por crear la vacuna sino por garantizarla primero a sus ciudadanos -sin una visi贸n global- en lo que se ha denominado un 鈥渘acionalismo de vacunas鈥.

Detr谩s de esta carrera hay tambi茅n distintas visiones de c贸mo debe ser la vacuna y una falta de cooperaci贸n sanitaria, por ejemplo entre EEUU y China, que expresa las disputas existentes en otros 谩mbitos entre ambos pa铆ses. Trump lleg贸 a llamar p煤blicamente al coronarivus 鈥渆l virus chino鈥.

Mientras los gobiernos de China y de la Federaci贸n de Rusia ya han anunciado que la vacuna deber谩 ser puesta al servicio de la humanidad, la Uni贸n Europea ha creado el 鈥淓quipo Europa鈥 para dar una respuesta mundial a la pandemia v铆a cooperaci贸n con sus socios. Lo mismo est谩n haciendo China y Rusia bilateralmente y en el marco de los BRICS.

Dos datos permiten entender la multipolaridad existente, tambi茅n en el 谩rea farmac茅utica. Entre los principales millonarios del mundo, el primero que aparece vinculado exclusivamente al mundo farmac茅utico, en el puesto 70, es el chino Zhong Huijuan. Entre los diez primeros del rubro 鈥淪alud鈥 s贸lo hay un estadounidense, Carl Cook; el resto son asi谩ticos o europeos. El primero vinculado exclusivamente al 谩mbito de las vacunas, dentro de la etiqueta sanitaria, es el indio Cyrus Poonawalla. De hecho, India es el principal productor de vacunas del mundo.

En EEUU, meses antes de las elecciones, Donald Trump inici贸 la operaci贸n Ward Speed para financiar la investigaci贸n de la vacuna, adem谩s de conseguir medicamentos y pruebas diagn贸sticas del virus. El presupuesto de m谩s de 10.000 millones de d贸lares a I+D benefici贸 a grandes conglomerados farmac茅uticos: Moderna fue la m谩s beneficiada, con 2.455 millones, seguida de GSK Sanofi con 2.100, BioNTech Pfizer con 1.950 millones, Novavax con 1.600, Johnson & Johnson con 1.456 y AstraZeneca con 1.200 millones de d贸lares.

La Uni贸n Europea, por su parte, ha creado a trav茅s de la colaboraci贸n de la Comisi贸n Europea con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y una cumbre de donantes, un fondo de 15.900 millones de euros para 鈥済arantizar el acceso universal a los medicamentos contra el coronavirus鈥, lo que incluye producci贸n de 250 millones de dosis para pa铆ses de renta media y baja. El BEI ha financiado a la farmac茅utica BioNTech y la vacuna alemana de Curevac, que est谩 en fase 2.

La Cumbre de donantes de la UE fue tambi茅n ejemplo de la entrada del capital privado para financiar pol铆ticas sociales. Entre cantantes y otras celebridades, tuvo participaci贸n destacada Melinda Gates.

Los fil谩ntropos y el negocio de la vacuna

Aunque la financiaci贸n p煤blica est谩 siendo indispensable para la carrera por las vacunas, la participaci贸n del capital privado est谩 jugando un papel importante en los proyectos de investigaci贸n y en los organismos multilaterales.

Uno de los casos m谩s destacados es el de la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates, que se ha convertido en el segundo donante de la OMS (9,7% del presupuesto), detr谩s de EEUU Los Gates est谩n detr谩s de 7 proyectos de vacuna, destacando el de la Universidad de Oxford.

Bill Gates, el segundo hombre m谩s rico del planeta, seg煤n Forbes, lleva a帽os alertando de los peligros de pandemias mundiales vinculadas a virus y la necesidad de invertir en vacunas, adem谩s de desarrollar una labor de erradicaci贸n de otras enfermedades en 脕frica.

De fondo hay varios riesgos: la privatizaci贸n de la agenda de la salud p煤blica a escala mundial, un 谩rea de negocios muy suculenta bajo el capitalismo; la patrimonializaci贸n de la vacuna y la especulaci贸n financiera. S贸lo el anuncio de una vacuna por parte de Pfizer hizo subir sus acciones en bolsa.

Las vacunas

En la actualidad hay 49 vacunas candidatas a evaluaci贸n cl铆nica inscritas ante la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) y 164 candidatas en evaluaci贸n precl铆nica.[1] Entre las primeras, s贸lo 13 se encuentran ya en la fase 3.

Adem谩s de estos proyectos, destaca, por su impacto en la regi贸n, el de la vacuna cubana conocida como Soberana (01, 02, 01A) desarrollado por el Instituto Finlay en el marco de un bloqueo econ贸mico y actualmente en fase de experimentaci贸n con varios ensayos, junto a dos nuevos candidatos vacunales, Abdala y Mambisa, registrados ante el Registro P煤blico Cubano de Ensayos Cl铆nicos. Es de remarcar que, tanto el Instituto Finlay como la empresa Sinopharm son de propiedad estatal.

Novavax ha anunciado ensayos cl铆nicos en EEUU y M茅xico. En M茅xico, Brasil, Chile o Rusia tambi茅n se experimenta la Ad5-nCoV china. Venezuela recibi贸 hace semanas la vacuna Sputnik V para ensayos. La CoronaVac china se est谩 experimentando en Brasil, Indonesia y Turqu铆a. Y Barach Biotech ha ofrecido un acuerdo de transferencia tecnol贸gica a Brasil, previo acuerdo para ensayos.

Parece que el inicio de la vacunaci贸n es casi inminente en algunas zonas del planeta. En Europa, la Agenda Europea de Medicamentos (AEM) ya ha anunciado la aprobaci贸n a la comercializaci贸n de dos vacunas a mediados de diciembre, Pfizer/BioNTech y Moderna. Y ha firmado contratos con tres farmac茅uticas, incluyendo Johnson & Johnson.

Pfizer/BioNTech ha solicitado a la Administraci贸n de Medicamentos y Alimentos de EE.
UU. (FDA, por sus siglas en ingl茅s), a Canad谩, Australia y Reino Unido, el permiso para que se pueda usar la vacuna 鈥渆n situaciones de emergencia鈥.

Esta celeridad por parte de las farmac茅uticas ha llevado a Trump a declarar que las farmac茅uticas no evaluaron antes sus vacunas en EEUU para boicotear sus posibilidades de reelecci贸n. Un choque que tambi茅n se dio meses atr谩s con la OMS.

Am茅rica Latina: alianzas multilaterales y acceso dependiente a la vacuna

A lo largo de estos meses se ha visto la dependencia de la mayor铆a de pa铆ses latinoamericano-caribe帽os de la cooperaci贸n m茅dica y sanitaria extranjera. En este sentido, se observa una diversificaci贸n que ha roto las afinidades ideol贸gicas. Pa铆ses centroamericanos pr贸ximos a EEUU, como Honduras o El Salvador, han acudido a la cooperaci贸n con la Federaci贸n de Rusia o Cuba. Otros, como Brasil -o, en su momento, la Bolivia de 脕帽ez- han abierto la puerta a la cooperaci贸n china.

Cuba ha acudido a ayudar a Venezuela, ampliando su cooperaci贸n sanitaria. Venezuela ha recibido asesor铆a china para combatir la pandemia y tambi茅n ha sido el primer pa铆s latinoamericano en participar en ensayos cl铆nicos de la vacuna rusa. M茅xico ha recibido cooperaci贸n, pero tambi茅n la ha ejercido hacia otros pa铆ses, como Cuba.

Cuba, no obstante, constituye una excepci贸n. Durante la pandemia ha enviado m茅dicos a pa铆ses de la regi贸n y de Europa. Adem谩s, es el 煤nico pa铆s del Caribe que tiene una vacuna registrada ante la OMS, con dos proyectos de investigaci贸n de la Soberana. Este hecho es sumamente importante porque, adem谩s, es la 煤nica vacuna de un pa铆s socialista, con larga tradici贸n de cooperaci贸n sanitaria y farmac茅utica.

La distribuci贸n, sin costo para los ciudadanos, de esta vacuna a trav茅s de acuerdos de cooperaci贸n con los gobiernos regionales, pudiera ser una manera de romper la hegemon铆a que van a ejercer agencias como la europea y la estadounidense para marcar qu茅 vacunas son las indicadas, as铆 como para evadir la dependencia tecnol贸gica y financiera de los pa铆ses del Norte.

Conclusiones

Se prev茅 que la disputa por llegar antes a una vacuna que salve a la humanidad de esta pandemia puede ayudar a afianzar las tendencias globales que destacan el desplazamiento de la econom铆a mundial a la zona de Asia Pac铆fico. De ah铆 la voluntad de los laboratorios europeos y estadounidenses por ser los primeros en iniciar la vacunaci贸n y establecer sus respectivas vacunas como las vacunas referentes, 煤nicas con autorizaci贸n por parte de las poderosas agencias de medicamentos.

El papel de los medios en Occidente ha tendido a reforzar estos esfuerzos centrando el debate en las posibilidades de vacunaci贸n de los f谩rmacos occidentales, dando menor cobertura a los no occidentales, poniendo en duda la fiabilidad cient铆fica de otras vacunas, como la rusa, o hablando del robo de informaci贸n por parte de Rusia y otros pa铆ses.

Parece evidente que si China, pa铆s de origen del coronavirus, logra hacerse antes que ning煤n pa铆s con una vacuna, ejercer谩 un resarcimiento simb贸lico y se ubicar谩 en una situaci贸n de dominio mundial, tambi茅n por su capacidad de producci贸n masiva y por el enfoque de una distribuci贸n humanista.

Las alianzas que ha establecido Am茅rica Latina y el Caribe de cooperaci贸n m茅dica y sanitaria durante la pandemia pueden jugar a su favor para acceder a una vacuna sin tantos costos para los respectivos gobiernos. Adem谩s, son ejemplo de la creciente multilateralidad de las relaciones internacionales y de la mayor presencia e influencia de China en el subcontinente latinoamericano-caribe帽o.

Ante esta situaci贸n, se espera que tanto EEUU como Europa presionen fuertemente a favor de sus laboratorios. El 鈥渁livio鈥 generado entre el establishment mundial ante la elecci贸n de Biden, ilustra las expectativas de que EEUU recupere su liderazgo para salvar al capitalismo en su fase neoliberal y al 鈥済lobalismo鈥 asociado a 茅l, en definitiva, para salvar a Occidente.

—-

Nota: [1] 脷ltima actualizaci贸n de datos con fecha de 26 de noviembre de 2020.

www.celag.org




Fuente: Lahaine.org