April 30, 2022
De parte de Nodo50
197 puntos de vista

A los j贸venes cubanos Ivelisis Mart铆nez, Luis Emilio
Aybar, el trovador Tony 脕vila y todo ese grupo de j贸venes cubanos conocidos
como los 鈥減a帽uelos rojos鈥
.

鈥淣o estoy 
proponiendo  un  nuevo paradigma,
m谩s  bien 
trato de
estimular  la
b煤squeda  de un  nuevo 
paradigma鈥

                                                                       Immanuel
Wallerstein

Introducci贸n a la serie de 鈥淟os aportes te贸ricos de Immanuel Wallerstein鈥

El profesor
Immanuel Maurice Wallerstein (Nueva York, 28 de septiembre de 1930-Connecticut,
31 de agosto de 2019)鈥 fue un soci贸logo y cient铆fico social hist贸rico
estadounidense cuyos estudios sobre la historia y la sociolog铆a lo llevaron en
la d茅cada de 1970 a enunciar  en su libro
El
Moderno Sistema Mundial
(primer tomo en 1974, obra que, sin embargo
conocer铆a 3 tomos m谩s), lo que 茅l mismo llam贸 como la 芦perspectiva de an谩lisis de los sistemas-mundo禄, en realidad una
nueva teor铆a sobre las concepciones relativas a la historia y la sociedad, que
negaba todo lo que hasta ese entonces se pregonaba en relaci贸n a las mismas y
que  el mismo se encargar铆a de
sintetizar, en 1987, en un art铆culo (芦El an谩lisis de los sistemas-mundo禄)
para un libro editado por A. Giddens y J. Turner (Social Theory Today)
donde se le invitaba a exponer en pocas p谩ginas las premisas te贸ricas
espec铆ficas de la misma que 茅sta 芦no era
una teor铆a sobre el mundo social o sobre una parte de 茅ste, sino m谩s bien una protesta contra la forma en que qued贸
estructurada la investigaci贸n social desde su concepci贸n a mediados del siglo
XIX, a partir de una serie de suposiciones a priori normalmente incuestionadas禄
1

Wallerstein, que
lleg贸 a ser el principal y casi 煤nico te贸rico del tambi茅n conocido como an谩lisis de sistema-mundo, en la Introducci贸n a un conjunto de veinte
ensayos recopilados en forma de libro en 1991, en un volumen titulado Impensar
las Ciencias Sociales. L铆mites de los paradigmas decimon贸nicos
,
argumentaba que 鈥渆s normal que  los eruditos 
y  los cient铆ficos repiensen los
asuntos. Cuando nuevas evidencias importantes 
socavan viejas teor铆as  y las  predicciones no se cumplen, nos vemos
obligados a repensar nuestras premisas. En ese sentido, gran parte   de las ciencias  sociales del siglo XIX se repiensa
constantemente en la  forma de hip贸tesis
espec铆ficas.  Sin  embargo adem谩s de repensar -algo que es
鈥榥ormal鈥- las  ciencias  sociales 
del   siglo  XIX, creo 
que   necesitamos 鈥榠mpensarlas鈥
debido  a   que  
muchas   de   sus suposiciones -enga帽osas  y constrictivas, desde mi punto de vista
est谩n demasiado arraigadas en nuestra mentalidad. Dichas suposiciones, otrora
consideradas liberadoras del esp铆ritu, hoy en d铆a son la principal barrera
intelectual para analizar con alg煤n fin 煤til el mundo social鈥
2

En otra parte,
en una entrevista concedida en 1999 a Carlos Antonio Aguirre Rojas, se encarg贸
tambi茅n de describirla cuando expresaba que 芦considero
a esta perspectiva, m谩s bien como un movimiento intelectual鈥ustamente, un
movimiento que impulsa una transformaci贸n del modo de hacer las cosas que hasta
ahora ha sido imperante禄
3 

.uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 , .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .postImageUrl , .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .centered-text-area { min-height: 80px; position: relative; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 , .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492:hover , .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492:visited , .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492:active { border:0!important; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .clearfix:after { content: “”; display: table; clear: both; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 { display: block; transition: background-color 250ms; webkit-transition: background-color 250ms; width: 100%; opacity: 0.98; transition: opacity 250ms; webkit-transition: opacity 250ms; background-color: #E67E22; box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -moz-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -o-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -webkit-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492:active , .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492:hover { opacity: 1; transition: opacity 250ms; webkit-transition: opacity 250ms; background-color: #D35400; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .centered-text-area { width: 100%; position: relative; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .ctaText { border-bottom: 0 solid #fff; color: #ECF0F1; font-size: 16px; font-weight: bold; margin: 0; padding: 0; text-decoration: underline; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .postTitle { color: #2C3E50; font-size: 16px; font-weight: 600; margin: 0; padding: 0; width: 100%; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .ctaButton { background-color: #D35400!important; color: #ECF0F1; border: none; border-radius: 3px; box-shadow: none; font-size: 14px; font-weight: bold; line-height: 26px; moz-border-radius: 3px; text-align: center; text-decoration: none; text-shadow: none; width: 80px; min-height: 80px; background: url(https://contrahegemoniaweb.com.ar/app/plugins/intelly-related-posts/assets/images/simple-arrow.png)no-repeat; position: absolute; right: 0; top: 0; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492:hover .ctaButton { background-color: #E67E22!important; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .centered-text { display: table; height: 80px; padding-left: 18px; top: 0; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492 .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492-content { display: table-cell; margin: 0; padding: 0; padding-right: 108px; position: relative; vertical-align: middle; width: 100%; } .uc0ed08f98545867f599d8777d557a492:after { content: “”; display: block; clear: both; }

Te puede interesar:   El fin del bloqueo a Cuba y la abolici贸n de la ley 鈥減ies secos pies mojados鈥

Esos nuevos
aportes son los que, con esta primera entrega, pretendemos iniciar con el
objetivo de servir de gu铆a e iluminar la acci贸n
de todos aquellos que emprendan el camino de la transformaci贸n 鈥搎ue no
reforma鈥 del 鈥sistema-mundo capitalista
en esta etapa en la que, despu茅s de entrar en 鈥渃aos鈥 se encamina hacia su
鈥渂ifurcaci贸n鈥.

I. La divisi贸n del trabajo, frontera de los
sistemas sociales

La divisi贸n del
trabajo constituye el indicador m谩s importante para definir los contornos en
los cuales existe y se desarrolla un determinado sistema social hist贸rico;
Immanuel Wallerstein dice que es 鈥渓a
caracter铆stica definitoria de un sistema social鈥
4

Lo anterior
significa que existen (o han existido) tantos sistemas sociales como divisiones
del trabajo hay (o han habido) y que, nunca encontraremos dentro de una misma
divisi贸n social del trabajo m谩s de un sistema social.

Partiendo de lo
dicho en el planeta puede haber un solo sistema social como coexistir varios de
ellos al mismo tiempo, todo depende de la cantidad de divisiones del trabajo
aut贸nomas e independientes que haya.

Pero, qu茅
elementos permiten identificar que estamos delante de una divisi贸n del trabajo
propia.

鈥淯na divisi贸n del trabajo se puede entender como una
red sustancialmente interdependiente鈥, aquellos escenarios en lo que tiene
lugar un 鈥intercambio de bienes esenciales sistem谩ticamente sostenido鈥,
鈥渄e forma que los distintos sectores o 谩reas dependen del intercambio econ贸mico
rec铆proco para la satisfacci贸n fluida y continua de sus necesidades鈥
5

Aunque una
divisi贸n social del trabajo implica el concepto de 鈥redes autosuficientes de relaciones de intercambio鈥 es necesario,
no obstante, hacer 鈥渦na distinci贸n entre
intercambios esenciales y lo que se
podr铆an llamar intercambios 鈥榙e lujo鈥
, algo que 鈥渆s crucial si no queremos caer en la trampa de considerar cualquier
actividad de intercambio como prueba de la existencia de un sistema. Los
miembros de un sistema pueden vincularse mediante intercambios limitados con
elementos situados fuera del sistema, en su 鈥樏ea exterior鈥欌
6

驴Qu茅 importancia
te贸rica, pol铆tica y pr谩ctica tiene la comprensi贸n de la diferencia del comercio
(intercambio de bienes) que tiene lugar entre un sistema social hist贸rico y una
鈥渁rena exterior鈥 al mismo y el comercio que se da entre el centro y los
sectores perif茅ricos dentro de dicho sistema hist贸rico?

Los v铆nculos
entre un sistema hist贸rico y los elementos situados fuera del mismo son 鈥渋ntercambios muy limitados鈥.

鈥淢iembros de ambos sistemas pueden llevar a cabo un
intercambio suntuario, de forma que cada uno de ellos exporta al otro lo que en
su sistema est谩 socialmente definido
como de poco valor a cambio de la importaci贸n de algo que en su sistema se
define como de mucho valor. (鈥) el intercambio suntuario entre sistemas-mundo puede ser extremadamente importante para su
evoluci贸n hist贸rica. La raz贸n por la que es tan importante es que en un
intercambio suntuario el importador est谩 鈥榗osechando un regalo del cielo鈥 y no
obteniendo un beneficio. Ambos participantes en el intercambio entre distintos
sistemas-mundo pueden cosechar tales venturas simult谩neamente, pero cuando el
intercambio se da dentro de un mismo sistema-mundo, s贸lo uno de ellos obtiene
el m谩ximo beneficio, ya que el intercambio de
plusvalor dentro de un sistema es un juego de suma cero鈥
7

Hay otras tres
diferencias notables.

.u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c , .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .postImageUrl , .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .centered-text-area { min-height: 80px; position: relative; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c , .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c:hover , .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c:visited , .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c:active { border:0!important; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .clearfix:after { content: “”; display: table; clear: both; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c { display: block; transition: background-color 250ms; webkit-transition: background-color 250ms; width: 100%; opacity: 0.98; transition: opacity 250ms; webkit-transition: opacity 250ms; background-color: #E67E22; box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -moz-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -o-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -webkit-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c:active , .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c:hover { opacity: 1; transition: opacity 250ms; webkit-transition: opacity 250ms; background-color: #D35400; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .centered-text-area { width: 100%; position: relative; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .ctaText { border-bottom: 0 solid #fff; color: #ECF0F1; font-size: 16px; font-weight: bold; margin: 0; padding: 0; text-decoration: underline; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .postTitle { color: #2C3E50; font-size: 16px; font-weight: 600; margin: 0; padding: 0; width: 100%; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .ctaButton { background-color: #D35400!important; color: #ECF0F1; border: none; border-radius: 3px; box-shadow: none; font-size: 14px; font-weight: bold; line-height: 26px; moz-border-radius: 3px; text-align: center; text-decoration: none; text-shadow: none; width: 80px; min-height: 80px; background: url(https://contrahegemoniaweb.com.ar/app/plugins/intelly-related-posts/assets/images/simple-arrow.png)no-repeat; position: absolute; right: 0; top: 0; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c:hover .ctaButton { background-color: #E67E22!important; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .centered-text { display: table; height: 80px; padding-left: 18px; top: 0; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c-content { display: table-cell; margin: 0; padding: 0; padding-right: 108px; position: relative; vertical-align: middle; width: 100%; } .u555f0afd6ee991948f11797f5ac9d93c:after { content: “”; display: block; clear: both; }

Te puede interesar:   Aportes te贸ricos de la escuela 鈥渃r铆tica del valor鈥 y de Anselm Jappe a la teor铆a del valor del r茅gimen capitalista

鈥淓n primer lugar, el comercio en el seno de un
sistema-econom铆a-mundo ata帽e a art铆culos de primera necesidad, y sin 茅l la
econom铆a-mundo no podr铆a sobrevivir. Implica una transferencia significativa de
excedente, dado que la econom铆a-mundo est谩 basada en el modo de producci贸n
capitalista. Es un comercio que responde al mercado-mundo de la econom铆a-mundo.
El comercio entre dos sistemas-mundo separados concierne a los llamados
鈥榓rt铆culos de lujo鈥. En t茅rminos m谩s precisos podemos decir que ese comercio
supone el intercambio de productos  que
ambos vendedores consideran de bajo valor, pero que ambos compradores
consideran de alto valor. No es un intercambio capitalista, y en realidad es
prescindible. Los comerciantes a larga distancia pueden obtener de 茅l un
beneficio, pero se trata precisamente del tipo de beneficio que han obtenido
esos comerciantes durante miles de a帽os, basado en las grandes diferencias de
precio debidas a la escasez del producto en cuesti贸n en el lugar de consumo u
su abundancia en el lugar de producci贸n鈥

En segundo lugar, el comercio en el seno de una
econom铆a-mundo capitalista debilita la estructura estatal de cualquier pa铆s
perif茅rico implicado en 茅l, como atestigua, por ejemplo, el continuo declive
del poder de los reyes polacos entre 1500 y 1800. El comercio con arenas
externas no debilita y probablemente fortalece las estructuras estatales de los
socios comerciales, como muestra el reforzamiento de los sultanes malayos
durante ese mismo periodo.

Finalmente, el comercio dentro de una econom铆a-mundo
capitalista debilita el papel de la burgues铆a ind铆gena de la periferia,
mientras que el comercio con una arena exterior refuerza el papel de la
burgues铆a ind铆gena鈥
8

Sobre la base de
lo anterior se puede llegar a constatar que la amplia variedad de sistemas
sociales hist贸ricos (abordada en la segunda entrega de esta serie Los
aportes te贸ricos de Immanuel Wallerstein
) que han existido (en
correspondencia con el n煤mero de divisiones sociales del trabajo que ha habido)
ya han desaparecido y que, desde finales del siglo XIX existe en el planeta un
solo sistema social: el capitalista (cuesti贸n abordada en la tercera entrega de
esta serie Los aportes te贸ricos de Immanuel Wallerstein), el que ha
absorbido/destruido en su proceso expansivo desde el siglo XV-XVI a todos los
dem谩s, integr谩ndolos e incorpor谩ndolos a su 贸rbita, y que el (mal) llamado sistema socialista mundial, del que
tanto se ha hablado, establecido (seg煤n unos) desde la Revoluci贸n de Octubre de
1917 y/o (seg煤n otros) desde la expansi贸n del mismo posterior a la segunda
guerra mundial en Europa del Este, China, Viet Nam, Corea del Norte e incluso
otros continentes (Cuba, por ejemplo, en Am茅rica Latina) es un mito, un error
te贸rico-pr谩ctico (tema que ser谩 abordado en la cuarta entrega de esta serie Los
aportes te贸ricos de Immanuel Wallerstein
) porque, ninguna de esas
regiones (que en su momento abarcaron un tercio de la humanidad) erigieron una
divisi贸n del trabajo aut贸noma y distinta, desconexionada y diferente de la
divisi贸n social del trabajo reinante del capitalismo mundial.

.uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 , .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .postImageUrl , .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .centered-text-area { min-height: 80px; position: relative; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 , .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55:hover , .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55:visited , .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55:active { border:0!important; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .clearfix:after { content: “”; display: table; clear: both; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 { display: block; transition: background-color 250ms; webkit-transition: background-color 250ms; width: 100%; opacity: 0.98; transition: opacity 250ms; webkit-transition: opacity 250ms; background-color: #E67E22; box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -moz-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -o-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); -webkit-box-shadow: 0 1px 2px rgba(0, 0, 0, 0.17); } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55:active , .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55:hover { opacity: 1; transition: opacity 250ms; webkit-transition: opacity 250ms; background-color: #D35400; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .centered-text-area { width: 100%; position: relative; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .ctaText { border-bottom: 0 solid #fff; color: #ECF0F1; font-size: 16px; font-weight: bold; margin: 0; padding: 0; text-decoration: underline; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .postTitle { color: #2C3E50; font-size: 16px; font-weight: 600; margin: 0; padding: 0; width: 100%; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .ctaButton { background-color: #D35400!important; color: #ECF0F1; border: none; border-radius: 3px; box-shadow: none; font-size: 14px; font-weight: bold; line-height: 26px; moz-border-radius: 3px; text-align: center; text-decoration: none; text-shadow: none; width: 80px; min-height: 80px; background: url(https://contrahegemoniaweb.com.ar/app/plugins/intelly-related-posts/assets/images/simple-arrow.png)no-repeat; position: absolute; right: 0; top: 0; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55:hover .ctaButton { background-color: #E67E22!important; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .centered-text { display: table; height: 80px; padding-left: 18px; top: 0; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55 .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55-content { display: table-cell; margin: 0; padding: 0; padding-right: 108px; position: relative; vertical-align: middle; width: 100%; } .uf58e2fc0f21163b00cb00dd00ee25b55:after { content: “”; display: block; clear: both; }

Te puede interesar:   Aquella solitaria vacuna cubana

Notas

* Introducci贸n
del Libro 鈥淚mpensar las Ciencias Sociales. L铆mites de los  paradigmas decimon贸nicos鈥. Immanuel
Wallerstein. Primera edici贸n en ingl茅s, 1991.

1. Wallerstein,
Immanuel. 芦El an谩lisis de los sistemas-mundo芦. Cap铆tulo VIII del libro
芦Capitalismo hist贸rico y movimientos antisist茅micos. Un an谩lisis de
sistemas-mundo禄. Ediciones Akal. Madrid. Espa帽a.2004. p谩g. 134. (las negritas
resaltadas son nuestras)

2. Wallerstein.
Immanuel. IMPENSAR LAS CIENCIAS SOCIALES. L铆mites de los  paradigmas decimon贸nicos. Editorial
Siglo XXI. P谩gina 2. (primera edici贸n en ingl茅s, 1991)

3. Aguirre
Rojas, Carlos Antonio. Immanuel Wallerstein: Cr铆tica del sistema
mundo capitalista (Estudio y entrevista a Immanuel Wallerstein)
.
Editorial Era, 2004. (no se incluye la p谩gina porque el material de la
entrevista que disponemos es una copia digital que el compa帽ero Aguirre Rojas
nos hizo llegar)

4. Wallerstein,
Immanuel. Cap铆tulo V. El ascenso y futura decadencia del
sistema-mundo capitalista: conceptos para un an谩lisis comparativo.

Capitalismo hist贸rico y movimientos antisist茅micos. Un an谩lisis de
sistemas-mundo. Ediciones Akal, S. A., 2004. Madrid. p 88.

5. Wallerstein,
Immanuel. Cap铆tulo IV. 脕frica en un mundo capitalista y Cap铆tulo V. El ascenso y futura decadencia del sistema-mundo capitalista: conceptos
para un an谩lisis comparativo.
Capitalismo hist贸rico y movimientos
antisist茅micos. Un an谩lisis de sistemas-mundo. Ediciones Akal, S. A., 2004.
Madrid. p 71 y 88 respectivamente. Negritas resaltadas nuestro.

6. Wallerstein,
Immanuel. Cap铆tulo V. El ascenso y futura decadencia del
sistema-mundo capitalista: conceptos para un an谩lisis comparativo.
  Capitalismo hist贸rico y movimientos
antisist茅micos. Un an谩lisis de sistemas-mundo. Ediciones Akal, S. A., 2004.
Madrid. p 97. Negritas resaltadas por Wallerstein.

7. Ib铆dem p 97.
Negritas resaltadas por Wallerstein y subrayado nuestro.

8. Wallerstein,
Immanuel. Cap铆tulo IV. 脕frica en un mundo capitalista.
Capitalismo hist贸rico y movimientos antisist茅micos. Un an谩lisis de
sistemas-mundo. Ediciones Akal, S. A., 2004. Madrid. p 74.

Pr贸xima entrega:
Los aportes te贸ricos de Immanuel Wallerstein II. Clasificaci贸n de los sistemas
sociales hist贸ricos: minisistemas, imperios-mundo y econom铆as-mundo.

rodohc21@gmail.com




Fuente: Contrahegemoniaweb.com.ar