June 27, 2022
De parte de El Miliciano
169 puntos de vista


Pues amarga la verdad/ quiero echarla de la boca. Y si a l麓alma su hiel toca/ esconderla es necedad
Francisco de Quevedo
1. La entrevista a Durruti que nunca existi贸
En 1963 la Universidad de Toronto public贸 la investigaci贸n de Ross Harkness sobre la vida y obra del director del The Star de Toronto, J. E. Atkinson, quien marcaba las directrices del peri贸dico. Su trabajo toca indirectamente al corresponsal de ese diario en Par铆s, esto es, al periodista Pierre Van Paassen.
Van Passen fue corresponsal en Europa para el The Star desde marzo de 1932. Anunci贸 el auge del nazismo y el ascenso de Hitler al poder. Anticip贸 la derrota del movimiento obrero alem谩n. Ya en marzo de 1934 Van Paassen p煤blico en 鈥淭he Star鈥 que los jud铆os alemanes ser铆an condenados a muerte, esclavitud o exilio, y encima, cuando a煤n no se hab铆a producido, predijo la alianza entre Alemania, Italia y Jap贸n. Tuvo el honor de ser el primer corresponsal de prensa en ser prohibido en Alemania por el nazismo.
En agosto de 1936 The Star encarg贸 a Van Paassen la corresponsal铆a de la guerra de Espa帽a, siempre desde Par铆s. Ross Harkness, examinando los visados del pasaporte de Van Paassen concluy贸 que este nunca estuvo en Espa帽a durante la Guerra civil, y menos a煤n en Barcelona o en el frente de Arag贸n, por lo que la famos铆sima y venerada entrevista realizada a Durruti fue totalmente inventada. Esas palabras m谩gicas del revolucionario Buenaventura Durruti nunca estuvieron en sus labios, sino en la imaginativa pluma del periodista holand茅s/canadiense Pierre Van Paassen, el cual, sin duda, ten铆a referencias de Durruti y de lo que se estaba cociendo en Barcelona. Pero la hermosa entrevista, aunque genial y m谩gica, hab铆a sido inventada.
Aquellas frases tan bonitas y contundentes, como aquella que dice 鈥渓levamos un mundo nuevo en nuestros corazones鈥 no sali贸 de boca de Buenaventura Durruti, sino de la fecunda imaginaci贸n del periodista Pierre Van Paassen.
Es muy curioso como Abel Paz descubri贸 y disculp贸 algunas incongruencias de la falsa entrevista de Van Paasen a Durruti: 鈥渆l rugir de los ca帽ones鈥 en una Barcelona que ya hab铆a vencido a los militares sublevados. Qued贸 a medio paso de cuestionar la veracidad de la entrevista.
Es muy divertido leer en el libro Durruti en el laberinto c贸mo su autor sit煤a esa entrevista, que nunca existi贸, en el sindicato de la metalurgia, mientras Durruti revisaba el acorazado de los camiones que al d铆a siguiente (24 de julio de 1936) deb铆an partir a la conquista de Zaragoza. Son las v铆as sin salida de un laberinto marxista-situacionista que nos extrav铆a cuando convierte la historia en historieta de superh茅roes, traidores y villanos.
V茅ase el certero art铆culo de Manel Aisa en la revista Orto, aqu铆:
En fin.. pues amarga la verdad, mejor echarla de la boca.


2. La frase de Durruti manipulada por Ilya Ehrenburg
Sin embargo, no fue solo esta entrevista, publicada en The Star de Toronto el 18 de agosto de 1936. la 煤nica manipulaci贸n sufrida por Buenaventura Durruti.
Nos explica Guillam贸n:
鈥淨uiz谩s no sepamos nunca c贸mo muri贸 Durruti, ya que existen siete u ocho versiones distintas y contradictorias; pero es m谩s interesante preguntarse por qu茅 muri贸 quince d铆as despu茅s de hablar por la radio, desafiando con 鈥榖ajar a Barcelona鈥. La alocuci贸n radiof贸nica de Durruti fue percibida como una peligrosa amenaza, que hall贸 una respuesta inmediata en la reuni贸n extraordinaria del Consejo de la Generalidad, y sobre todo en la brutalidad de la intervenci贸n de Comorera, que apenas fue suavizada por cenetistas y poumistas, que a fin de cuentas se juramentaron en la tarea com煤n de cumplir y hacer cumplir todos los decretos. La sagrada unidad antifascista entre bur贸cratas obreros, estalinistas y pol铆ticos burgueses no pod铆a tolerar incontrolados de la talla de Durruti: he ah铆 por qu茅 su muerte era urgente y necesaria. Al oponerse a la militarizaci贸n de las milicias, Durruti personificaba la oposici贸n y resistencia revolucionarias a la disoluci贸n de los comit茅s, la direcci贸n de la guerra por la burgues铆a y el control estatal de las empresas expropiadas en julio. Durruti muri贸 porque se hab铆a convertido en un peligroso obst谩culo para la contrarrevoluci贸n en marcha鈥.
Y por esa misma raz贸n a Durruti hab铆a que matarlo dos veces. Como nos cuenta el libro Durruti sin mitos ni laberinto: 鈥渦n a帽o despu茅s, en la conmemoraci贸n del aniversario de su muerte, la todopoderosa m谩quina de propaganda del estalinista gobierno Negr铆n trabaj贸 a pleno rendimiento para atribuirle la autor铆a de un eslogan, inventado originalmente por el corresponsal de guerra sovi茅tico Ilya Ehrenburg, y respaldado despu茅s por la burocracia de los comit茅s superiores de la CNT-FAI, en el que le hac铆an decir lo contrario de lo que siempre dijo y pens贸: 鈥楻enunciamos a todo, menos a la victoria鈥. Esto es, que Durruti renunciaba a la revoluci贸n鈥 y se convert铆a en palad铆n del colaboracionismo鈥
Ni siquiera nos queda una versi贸n completa y fidedigna del discurso de Durruti, radiado el 4 de noviembre de 1936, porque la prensa anarquista de la 茅poca, especialmente Solidaridad Obrera, dulcific贸 y censur贸 a Durruti en vida.
鈥淯na vez muerto, Durruti ya pod铆a ser Dios y subir a los altares como El H茅roe del Pueblo. Y hasta se le ascendi贸 a Teniente Coronel del Ej茅rcito Popular鈥. Era necesario asesinarlo por segunda vez, convirti茅ndolo en campe贸n del colaboracionismo y de la ideolog铆a de sagrada unidad antifascista con la burgues铆a y los estalinistas.
3. CONCLUSIONES
As铆 pues, la famosa entrevista a Durruti de Van Paassen fue inventada y la frase m谩s conocida de Durruti fue un eslogan de Ilya Ehrenburg, machaconamente repetido por radio y prensa en el primer aniversario del fallecimiento de Durruti.
Pero seguro que entrevista y frase seguir谩n definiendo y alimentando el mito Durruti. Y, sin duda alguna, surgir谩n nuevos mit贸manos, constructores de laberintos y escribidores glosando la entrevista que nunca existi贸, incluso situ谩ndola en el lugar, el d铆a, la hora y el minuto exacto en que nunca se hizo.
Balance. Cuadernos de historia



Fuente: Elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com