January 7, 2021
De parte de SAS Madrid
189 puntos de vista

La R es muy alta, pero no es fiable por los sucesivos festivos | Las escuelas abrirán el próximo lunes.

La situación de la epidemia de covid empeora en Catalunya. Los contagios siguen creciendo y así continuarán al menos dos o tres semanas. La duda de los expertos es si durante el mes, a cierto nivel, se dispararán o llegará antes una frenada por el efecto de las restricciones que se aplicarán desde hoy hasta el día 17.

Los datos actualizados diariamente por el Departament de Salut van a peor: el índice de rebrote ya está en 576, la incidencia a 14 días es de 403 casos por 100.000 habitantes y la tasa de transmisión del virus (a cuántas personas contagia cada infectado) es de 1,47. Ayer se sumaron 4.400 casos más que el día anterior, aunque solo 2.623 confirmados el martes. El lunes se confirmaron al menos 3.800. Las muertes ascienden a 17.395. Y la positividad de las pruebas se ha más que duplicado respecto a antes de Navidad.

Datos preocupantes. El índice de rebrote ya está en 576 y la tasa de transmisión es de 1,47

Aunque la tendencia es al alza, estos indicadores del día se deben tomar con cautela, debido a los muchos festivos (en que hay menos diagnósticos o se comunican después, disparando las cifras de los dos o tres días siguientes). Daniel López-Codina, del equipo de Biología Computacional (Biocomsc) de la Universitat Politècnica que analiza los datos, advertía ayer que la R de estos días no es fiable. Su equipo la ha corregido según los festivos y es alta, pero la sitúa en torno a 1,2. También hace una media de los contagios de la última semana. Son 18.000 hasta el día 3, unos 2.570 al día. Ahora bien, sus curvas de la epidemia muestran un aumento casi lineal desde el 6 de diciembre (el 23 de noviembre se inició una desescalada), con un incremento de esa media de casos de unos 55 diarios (en torno al 2%). Hay dos saltos ascendentes tras el puente (13 de diciembre) y aún más brusco tras el 24-25. Y falta reflejar los datos de Fin de Año y de Reyes.

“Estamos en un camino muy malo. Es un crecimiento progresivo que se mantendrá aún unas semanas; lo que no podemos saber es si en determinado momento se acelerará o si se frenará”, explica López-Codina, quien habría aplicado las restricciones antes.

Biocomsc estima que las medidas pueden ayudar a aplanar la curva, pero que para que bajara la transmisión debería reducirse un 30-40%. El equipo de analistas también ha constatado que la incidencia (nuevos casos) es similar en todas las franjas de edad, mayor a partir de 80 años, pero no mucho más (exceptuando los de más de 90) que entre la población de entre 10 y 30 años.

La situación es mala en casi toda Catalunya, donde el riesgo de rebrote más bajo es en la región sanitaria de Lleida (426). Hay 15 municipios grandes y medianos con incidencias de más de 500 casos por 100.000 habitantes, los mayores, Reus, Manresa, Vic, Igualada y en Vilafranca, donde Salut hará un cribado poblacional hoy y mañana.

“Las escuelas deben ser el último servicio público en cerrar”, declaró el vicepresidente Pere Aragonès a Efe, después que un grupo de expertos pidiera que se retrase el inicio de las clases el lunes 11 (sobre todo de ESO), para reducir la transmisión del virus. Aragonès dijo que el Govern no se plantea cerrar los centros, a menos que haya “un caso extremo de confinamiento domiciliario”. Afirmó que su cierre tendría “efectos devastadores” para algunos sectores de la sociedad. El director general de centros públicos, Josep González Cambray, apuntó en Catalunya Ràdio que la escuela “no amplifica la transmisión” y que se enviará kits de PCR al profesorado para su cribado. El catedrático de la Universidad de Oxford Daniel Prieto Alhambra dijo que, si bien el cierre escolar puede reducir la R, debe ser de las últimas medidas y que no está claro que la nueva cepa del virus infecte más a los menores, argumento que se da para pedir el cierre.

Enlace relacionado LaVanguardia.com 07/01/2021.




Fuente: Sasmadrid.org