September 23, 2022
De parte de SAS Madrid
109 puntos de vista

La tensi贸n en la coalici贸n se mantiene a cuenta de la Ley de Vivienda cuando Mar铆a Jes煤s Montero va tachando d铆as del calendario para llegar a presentar los Presupuestos Generales del Estado “a finales de septiembre o principios de octubre”. La norma con la que PSOE y Unidas Podemos pretenden, entre otras cosas, regular los precios del alquiler y aumentar el parque p煤blico de vivienda, permanece encallada por la negativa de los socialistas a extender el tope de los precios del alquiler en zonas tensionadas a todos los propietarios y no solo a los grandes tenedores, que es el acuerdo alcanzado hace un a帽o. La que es una de las medidas estrella de la coalici贸n se le lleva atragantando desde el inicio del mandato y amenaza con enquistarse justo cuando hay una espiral de precios en los alquileres y las hipotecas. 

Ambos socios de la coalici贸n reconocen que la ley est谩 en este momento bloqueada, pero hay reproches cruzados en el porqu茅. El ala socialista sostiene que la Ley de Vivienda se pact贸 en unos t茅rminos durante una dura negociaci贸n que se alarg贸 meses y que fue clave en el anterior pacto presupuestario. Unidas Podemos sostiene que la ampliaci贸n del tope de los precios facilitar铆a el apoyo del resto de aliados progresistas. En todo caso, los l铆mites 鈥搎ue afectar谩n fundamentalmente a las grandes ciudades鈥 se impondr谩n siempre y cuando las comunidades aut贸nomas lo regulen, porque son estas las que tienen la competencia en materia de vivienda. El PP ya ha amenazado con boicotear la ley desde las autonom铆as y ayuntamientos donde gobierna. 

A d铆a de hoy y hasta finales de a帽o, la revisi贸n de la renta de los alquileres ya est谩 topada. En marzo, el Gobierno limit贸 las subidas a un m谩ximo del 2%. Lo hizo en el Plan Nacional de respuesta a las consecuencias econ贸micas y sociales de la guerra en Ucrania. Una medida, en principio para tres meses, que se ha prorrogado y que no hay que descartar que vaya m谩s all谩 del 31 de diciembre. 

El texto aprobado en marzo exige que “cualquier persona arrendataria de un contrato de alquiler de vivienda (…) cuya renta deba ser actualizada porque se cumpla la correspondiente anualidad de vigencia (…) podr谩 negociar con el arrendador el incremento que se aplicar谩”. Pero, si no hay acuerdo, la subida tiene que ser el 脥ndice de Garant铆a de Competitividad, que est谩 topado en el 2%. Es decir, si no hay acuerdo entre las partes que diga otra cosa, la revisi贸n de la renta de un alquiler tiene que ser de ese 2%.

El problema, seg煤n defienden los sindicatos de inquilinos, es que ese texto deja lagunas. “Esta medida es del todo insuficiente”, aseguraron este jueves tras reunirse con el secretario de Vivienda, David Lucas. No es bastante, indican, por tres motivos. “Porque se aprob贸 tarde, y muchos hogares sufrieron subidas desproporcionadas de alquiler entre octubre y marzo”. “En segundo lugar, porque esta limitaci贸n no afecta a las renovaciones de contrato, por tanto, cada mes miles de inquilinos a quienes se les acaba el contrato se enfrentan a subidas totalmente descontroladas e inasumibles”, a帽aden. Y “en tercer lugar, porque un redactado absolutamente deficiente de la norma ha incentivado a muchos arrendadores a desinformar a los inquilinos para que firmasen pactos que les perjudicaran”. Por eso, exigen “la congelaci贸n de los alquileres a trav茅s de pr贸rrogas obligatorias de contratos para evitar subidas o expulsiones en las finalizaciones de contrato, como ya se est谩n viviendo”. Tambi茅n, que las actualizaciones no sean al 2%, sino al cero. 

Alquileres un 4,7% m谩s caros, seg煤n Eurostat

驴Y cu谩nto est谩n subiendo los alquileres? Ese es otro de los problemas que, adem谩s, sobrevuela la futura Ley de Vivienda. No existen estad铆sticas oficiales actualizadas sobre cu谩nto suben y la mayor铆a de datos que se manejan habitualmente corresponden a portales inmobiliarios que son parte interesada en la evoluci贸n de los precios. Idealista, por ejemplo, se帽al贸 en agosto un incremento del 6,4% interanual. El 煤ltimo dato actualizado del Instituto Nacional de Estad铆stica (INE) corresponde a una estad铆stica experimental y los 煤ltimas cifras son de 2020 indican que, en el a帽o de la pandemia, los alquileres subieron un 0,9%. En cambio, si nos vamos a Eurostat, la oficina estad铆stica de la UE, el alquiler inici贸 a principios de 2018 un crecimiento constante y continuo, hasta alcanzar una subida de precios del 4,7% al cierre de 2021. 

El problema de esa falta de estad铆sticas actualizadas, que est茅n ligadas a la percepci贸n de subidas de precios constantes que constatan quienes buscan pisos alquiler, se cuela en la Ley de Vivienda. Esta prev茅 la creaci贸n de un 铆ndice de precios, pero no se sabe c贸mo se va a hacer, si tendr谩 en cuenta datos alquileres de los que dispone Hacienda, los del INE o los registros de fianzas de las comunidades aut贸nomas. El texto que sali贸 de Moncloa marca un plazo de hasta 18 meses despu茅s de la aprobaci贸n de la ley para dise帽ar y aprobar ese futuro 铆ndice. Con el retraso que acumula la norma, corre el riesgo de no llegar a tiempo ese reglamento. 

Conversaciones con los bancos sobre hipotecas

El otro reto que encara el Gobierno es el alza de las hipotecas. La espiral de subidas de tipos de inter茅s que ha marcado el Banco Central Europeo y que sigue laestela de lo que est谩 ocurriendo en Estados Unidos se帽ala el camino. El Euribor, el 铆ndice que marca el paso a las hipotecas variables, roza el 2,5% y est谩 en m谩ximos desde 2009. 

Moncloa ha rechazado por ahora todas las propuestas que han llegado de sus aliados para tratar de suavizar esos efectos en el pago mensual de las hipotecas. Unidas Podemos plante贸 poner un tope en el caso de las variables y ERC, un fondo de rescate. Pero ambas fueron descartadas por el PSOE. Por ahora el 谩rea econ贸mica del Ejecutivo no ha hecho un planteamiento concreto y conf铆a en las conversaciones que han iniciado con los bancos. “Estamos trabajando, estamos reuni茅ndonos en estos d铆as con el sector financiero para ver c贸mo podemos seguir profundizando y avanzando en el apoyo a aquellas familias que puedan tener una dificultad en el pago de la hipoteca”, expres贸 la vicepresidenta primera, Nadia Calvi帽o, en respuesta a la l铆der de Ciudadanos, In茅s Arrimadas, en la sesi贸n de control. 

Calvi帽o apunt贸 a una “bater铆a de medidas” que se han puesto en marcha en los 煤ltimos a帽os, como la reforma de la ley hipotecaria para poder cambiar de tipo variable a tipo fijo gratuitamente a partir de los tres a帽os del contrato, la aprobaci贸n de mecanismos para reestructurar la deuda, tener quitas o la daci贸n en pago en el caso de situaciones “m谩s vulnerables”. “En todo caso, seguiremos actuando para que tengan las mejores rentas posibles, porque las rentas de las familias son, al final, las que les van a dar fuerza para poder enfrentarse a cualquier reto que tengamos por delante”, apostill贸 la vicepresidenta econ贸mica. 

Una de cal y una de arena con el impuesto a los ricos

El otro frente que tienen abierto en el Ejecutivo es el gravamen a las grandes fortunas, que es una de las “reivindicaciones hist贸ricas” de Unidas Podemos, como record贸 este jueves su portavoz, Pablo Echenique. Sin hab茅rselo anunciado previamente al socio minoritario en las conversaciones que tienen en marcha en el marco de la negociaci贸n presupuestaria, la ministra de Hacienda, Mar铆a Jes煤s Montero, ha abierto la puerta a un nuevo impuesto a los ricos coincidiendo con la batalla fiscal que se ha reabierto a ra铆z de la decisi贸n del presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, de seguir la estela de la Comunidad de Madrid y eliminar el impuesto de Patrimonio. 

El choque en la coalici贸n, sin siquiera haber entrado en la letra peque帽a, llega de nuevo por el alcance de la medida. Montero asegur贸 que su departamento trabaja en una figura impositiva de car谩cter “temporal” que tenga efecto a partir del 1 de enero de 2023 y que circunscribi贸 a la duraci贸n de la guerra de Ucrania. “Ojal谩 esas circunstancias se corrijan, Putin se retire de Ucrania y podamos volver a la normalidad”, apunt贸 la titular de Hacienda. 

R谩pidamente, tanto Unidas Podemos como ERC dieron la “bienvenida” a la nueva posici贸n del PSOE, pero reclamaron que el nuevo impuesto sea estructural, es decir, permanente. Desde el grupo confederal apuntan, adem谩s, a la necesidad de abordar ya una mayor ambici贸n en la progresividad fiscal, incluyendo el incremento a las rentas m谩s altas, como se pact贸 en el acuerdo de la coalici贸n. Fuentes del espacio confederal apuntan a la “preocupaci贸n” porque el giro a la izquierda que le pidieron a Pedro S谩nchez se quede solo en lo discursivo ante el encallamiento que perciben en asuntos como el de la vivienda, pero tambi茅n en la negociaci贸n presupuestaria, en la ley mordaza o en la de bienestar animal al pretender dejar fuera del paraguas de la protecci贸n a los perros de caza.

Enlace relacionado ElDiario.com (22/09/2022).




Fuente: Sasmadrid.org