March 7, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
282 puntos de vista


Copiamos unos párrafos del artículo “La pandemia militarizada. De la mili obligatoria, la renuncia a la libertad y el tiempo para las revoluciones” firmado por el compañero antimilitarista Antonio Escalante en el último número (46) de la revista vasca Ekintza Zuzena. Nota de Tortuga.


…Son palabras mayores. Pero es lo que hemos practicado de forma masiva durante esta nuestra pandemia. Hemos renunciado a nuestra libertad a cambio de una seguridad personal, que además no existe. Peor aún, hemos dejado claro que, a cambio de salvar el propio pellejo (sin garantías) estamos dispuestas a construir con nuestras propias manos el panóptico con el que nos sometan a un control total. Porque no otra cosa es e bigdata que se genera con los datos que aportamos voluntariamente. Y esa renuncia a la libertad individual lo ha sido también a la colectiva. No hemos sabido, querido o podido articular una respuesta más o menos colectiva de oposición al secuestro de nuestra libertad… más allá de los intereses ultra-liberal-capitalistas que nos quieren más libres para que podamos seguir generando sus plusvalías.

Lo más grave es que el Poder ha comprendido que ya no necesita de enemigos inventados (el terrorismo internacional sin rostro era hasta ahora el último), que con el tratamiento que se ha dado a a pandemia se ha conseguido instalar en el imaginario colectivo que el enemigo está en cualquiera de nuestros semejantes, y consideramos sospechosa a cualquier persona que se nos acerque. Está por ver hasta donde nos lleva (hasta dónde le conviene llevar) la extensión del macabro experimento de control social total, pero está claro que estamos construyendo las bases para el desarrollo de un poder totalitario basado en la renuncia de nuestra libertad a cambio de una seguridad personal que, insistimos, además no existe. Y ese poder totalitario es el que va a determinar cómo entre todas sufragamos durante los próximos años las pérdidas aparentes de beneficios de sus cuentas de resultados.





Fuente: Grupotortuga.com