January 7, 2021
De parte de La Haine
1,998 puntos de vista

Des de les 18 hores.

La educaci贸n campesina, como proceso pol铆tico objetivo y estrategia de formaci贸n subjetiva, se ha tornado un aspecto central en la sedimentaci贸n de las resistencias rurales en toda Nuestra Am茅rica.

Concretamente, el despliegue de Escuelas Campesinas y el fortalecimiento de la propuesta de re-existencia agroecol贸gica es visible en la praxis educativa del movimiento campesino que se articula en torno de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo de la Via Campesina (CLOC-VC); en pocas palabras su proyecto pedag贸gico situado es una forma de decir en actos que otro mundo m谩s humano es posible.

Desde el a帽o 2005, con motivo del Foro Social Mundial en Porto Alegre, La V铆a Campesina tom贸 la decisi贸n de fortalecer las experiencias educativas ya existentes, al tiempo que se propuso la construcci贸n de Institutos y Escuelas de Agroecolog铆a en todos los territorios de disputa de la CLOC. A lo largo de los 26 a帽os de vida de la CLOC-VC, se han consolidado una veintena de instancias de formaci贸n en Nuestra Am茅rica; y es bajo los principios fundamentales del proyecto pol铆tico-pedag贸gico de la CLOC-VC (internacionalismo, praxis, organicidad y el v铆nculo comunitario con el trabajo en territorio) que se fortalecen estos 谩mbitos como trincheras de lucha contrahegem贸nica. La Escuela Campesina de Agroecolog铆a (ECA) en Jocol铆, Lavalle-Mendoza, nace de esa lucha popular.

El espacio de resistencia de la ECA-UST

La Uni贸n de Trabajadores Rurales Sin Tierra 鈥 Somos Tierra Via Campesina (UST) surge a principio del siglo XXI, espec铆ficamente en el a帽o 2002, cuando la crisis econ贸mica producida como consecuencia de las pol铆ticas neoliberales de los a帽os 麓90 dejaba coletazos en la ruralidad del centro oeste argentino. Para entonces puesteros/as, agricultores, crianceros/as y peque帽os productores y productoras rurales que hab铆an perdido sus tierras, en conjunto con un grupo de activistas e ingenieros agr贸nomos vinculados a sectores estudiantiles y profesionales de las ciencias agrarias, dan cuerpo a la UST.

R谩pidamente la propuesta pedag贸gica de la UST se consolid贸 -a trav茅s del CEFIC-Tierra鈥 partiendo de las necesidades que se dan en el lugar donde viven los y las campesinas, respetando el conjunto de sus concepciones culturales, a partir de sus experiencias de vida cotidiana. La Escuela Campesina de Agroecolog铆a (ECA) fue creada en el a帽o 2011 por Resoluci贸n de la Direcci贸n General de Escuelas del Gobierno de Mendoza, no obstante ello, sus or铆genes se remontan a 2009, cuando el campesinado articulado a la UST decide darse un espacio de autoformaci贸n colectiva. La ECA tiene en la alternancia su principio fundamental en el ejercicio del derecho a la educaci贸n en el campo. Esa dimensi贸n pedag贸gica de la alternancia se organiza en dos tiempos: el Tiempo Escuela (TE) y el Tiempo Comunidad (TC), ambas din谩micas en mutua relaci贸n y complemento. El cursado de la ECA y la formaci贸n pol铆tica en el CEFIC-Tierra, respeta la identidad de los y las campesinos/as, habitantes de comunidades locales, adem谩s de fortalecer y legitimar sus saberes para evitar el desarraigo.

Clausurar estas experiencias por lo que significan

Como si hiciera falta aclarar, el a帽o 2020 trajo consigo dos efectos socioecon贸micos letales: por un lado la pandemia del COVID-19, por el otro las consecuencias del ascenso de las derechas a los gobiernos nacionales y provinciales en Argentina y la regi贸n. De la primera ya sabemos en demas铆a sus efectos y formas de combatirla; de la segunda nos desayunamos d铆a a d铆a la originalidad de sus secuelas.

Justamente, este a帽o la educaci贸n en el campo ha tenido que reinventarse en un contexto ins贸lito, sobre todo teniendo en cuenta las limitaciones de acceso y las dificultades de servicios b谩sicos en la zona rural. El esfuerzo permanente, por hacer de la educaci贸n un derecho humano fundamental, que realiza el colectivo de educadores y estudiantes de la ECA-UST concluye este dif铆cil a帽o peleando, una vez m谩s: el 28 de diciembre el Gobierno de Mendoza a trav茅s de la Directora de Gesti贸n Social y Cooperativa, Beatriz Della Savia comunic贸 que el gobierno provincial tom贸 la decisi贸n pol铆tica de rescindir los convenios que dan marco a los CENS de Gesti贸n Social en la provincia. Entre ellos se inform贸 que daban por cerradas la Escuela Campesina de Agroecolog铆a GS502, el Bachillerato Popular Violeta Parra y las Comunidades Trinitarias Mendoza.

Tal como sostiene Marta Greco, del colectivo pol铆tico pedag贸gico del CEFIC, parece un absurdo tener que salir a decir que las Escuelas en el campo no sobran. La UST aclara que desde solo desde el a帽o 2013, en la ECA han egresado m谩s de 100 estudiantes j贸venes y adultos campesinxs. Es m谩s, desde el a帽o 2009 la UST lleva a cabo en Mendoza tareas de formaci贸n colectiva que se han forjado al calor de las disputas frente al Estado y las l贸gicas mercantiles que rodean todo lo referente al proceso educativo. Activos de esas luchas son precisamente la Escuela Campesina de Agroecolog铆a, la Tecnicatura en Econom铆a Social y Desarrollo Local y el Profesorado en Educaci贸n Primaria, entre otras modalidades de educaci贸n popular del campesinado local. En su petitorio, la UST sostiene que en 2020 la matr铆cula asciende a 65 estudiantes, adem谩s, como hemos resaltado, en torno a la experiencia de la Escuela se han articulado procesos de terminalidad primaria, secundaria, carreras de nivel superior no universitario (Profesorado y Tecnicaturas), as铆 como diversos programas y proyectos de formaci贸n docente, investigaci贸n y extensi贸n. En el espacio territorial de la ECA, que sostiene el movimiento campesino, el gobierno solo paga magros sueldos a un grupo de docentes (25 horas c谩tedras y 1 cargo).

Pese a todo, cerca de 200 educandas y educandos ya han transitado instancias formativas ancladas en esta din谩mica pedag贸gica, tal como lo propone la CLOC y la V铆a Campesina a escala global. All铆 Tiempo Escuela y Tiempo en Comunidad, se complementan y construyen como un espacio pol铆tico-pedag贸gico que problematiza las relaciones entre tierra, territorio, trabajo y producci贸n campesino-ind铆gena para construir alternativas colectivas desde y con las comunidades.

La alternancia, referencia de la formaci贸n del CEFIC-Tierra, permite brindar a los y las estudiantes elementos te贸ricos para la praxis comunitaria y la auto-educaci贸n en los territorios, en el trabajo agroecol贸gico, y en los espacios de militancia. Disputar pol铆ticamente desde el territorio es recrear diversas formas del hecho educativo, y es, a su vez, producir subjetividades que repregunten e interpelen los sinsentidos de este momento hist贸rico: 驴por qu茅 los j贸venes se van del campo?, 驴qui茅n se hace fuerte a partir de nuestro trabajo?, 驴por qu茅 no pasar de la emergencia a una real soberan铆a alimentaria?, 驴por qu茅 no aunar nuestras m铆sticas y darle cuerpo nuestros imaginarios rebeldes?鈥

隆隆隆Por todo esto, seguimos en pie de lucha para defender el derecho a la educaci贸n campesina!!!

CEFIC-Tierra Uni贸n de Trabajadores Rurales Sin Tierra / MNCI-Somos Tierra




Fuente: Lahaine.org