December 8, 2020
De parte de SAS Madrid
2,031 puntos de vista

Diciembre ha comenzado con un 0,77% de las aulas confinadas por coronavirus y doce centros cerrados; hubo un pico de casi 7.000 aulas cerradas (1,7%) la primera semana de noviembre.

El primer trimestre con clases presenciales en medio de la pandemia de coronavirus se da por aprobado por parte de centros, m茅dicos, padres, sindicatos y responsables pol铆ticos en cuanto al relativo control que se ha conseguido de los contagios de coronavirus de alumnos y profesores. Todos han respirado aliviados al comprobar que la vuelta a las aulas no ha supuesto la explosi贸n de la epidemia de COVID-19 que muchos pronosticaban y tem铆an, pese a que los pediatras explicaban que no cre铆an que los ni帽os fueran a ser “supertransmisores” con la vuelta al cole.

“En los d铆as previos a la reapertura de las aulas hab铆a p谩nico esc茅nico, se tem铆a una cat谩strofe y que habr铆a que volver a cerrar los colegios porque todos los ni帽os estar铆an afectados”, recuerda Quique Bassat, coordinador del Grupo de Trabajo de la Asociaci贸n Espa帽ola de Pediatr铆a (AEP) para la Reapertura de la Escolarizaci贸n y epidemi贸logo de ISGlobal. A su juicio, de momento la experiencia deja datos “muy positivos y esperanzadores”

Esto no significa que los espacios educativos hayan quedado exentos de la epidemia, y ha habido aulas confinadas desde principio de curso debido a casos de COVID. El 1 de diciembre este era el caso de 3.289 grupos, un 0,77% del total, seg煤n datos proporcionados a este peri贸dico por el Ministerio de Educaci贸n. Cuando todas las comunidades aut贸nomas hab铆an comenzado a dar clases presenciales en todos los niveles 鈥揳unque con car谩cter general en Secundaria en r茅gimen de semipresencialidad鈥, el 29 de septiembre, las clases confinadas eran un 0,9% del total.

A medida que la incidencia acumulada de contagios fue subiendo en el pa铆s, ocurri贸 lo mismo con los casos que se detectaban en los centros, y se alcanz贸 un pico del 1,7% de las 426.896 aulas/grupos que hay registrados en el pa铆s. Este m谩ximo, que supuso el confinamiento de casi 7.000 clases al mismo tiempo, se produjo en la primera semana de noviembre. Esa semana (6 de noviembre) la incidencia acumulada de COVID en Espa帽a (casos por 100.000 habitantes en catorce d铆as) era de 525,74. En estos momentos, con datos del 3 de diciembre, ha ca铆do a menos de la mitad: 240,89 casos. Actualmente hay 12 colegios cerrados por completo temporalmente por las autoridades auton贸micas debido a un escenario de transmisi贸n descontrolada.

Estos datos le son proporcionados al departamento que dirige Isabel Cel谩a por las comunidades aut贸nomas. La responsable del sector de ense帽anza FeSP-UGT, Maribel Loranca, lamenta la falta de homogeneidad de la informaci贸n sobre la afectaci贸n real de la COVID en las aulas, sin que por ejemplo se sepa a qu茅 nivel educativo pertenecen. “En los sindicatos nos enteramos por la prensa, y no de todos los casos, as铆 no podemos hacer un seguimiento real”, incide.

En los centros educativos tambi茅n se producen brotes (cualquier agrupaci贸n de tres o m谩s casos confirmados o probables con infecci贸n activa en los que se ha establecido un v铆nculo epidemiol贸gico) y por ejemplo la 煤ltima semana se notificaron 223 brotes con 1.293 casos. En general son de peque帽a magnitud (una media de 5,8 casos por brote) y suponen alrededor del 1,6% de los casos notificados en este periodo, seg煤n los datos de Sanidad.

Pero lo normal es que los casos no vayan m谩s all谩 una vez detectados. Casi siempre se trata de alumnos o profesores que se infectan en otros 谩mbitos, y que no suelen contagiar en el centro educativo gracias a las medidas de prevenci贸n y al hecho de que al menos los ni帽os m谩s peque帽os presentan una menor tasa de infectividad, contrariamente a lo que ocurre con otros coronavirus. Por ejemplo, en Catalunya el 87% de los casos en centros educativos no han generado otros secundarios. Esta es una de las pocas CCAA que hace pruebas PCR a todos los alumnos cuando se detecta un positivo en clase.

“Desde el principio de la epidemia en China, se vio que este virus no se comportaba como los coronavirus ya conocidos. Los ni帽os son susceptibles, pero se infectan menos, su enfermedad es m谩s leve y la mortalidad en ellos es muy baja”, recalca un documento del Colegio de M茅dicos de Madrid. Las estimaciones de que el caso primario en brotes familiares sea un ni帽o est谩n entre un 5% y un 10%.

Mucho trabajo para profesores y directores y falta de medios

La menor afectaci贸n de los ni帽os por este virus, que se va incrementando a medida que cumplen a帽os, no explica por s铆 sola que los casos no se hayan disparado en las aulas. Tras seis meses cerrados, desde que se desat贸 la pandemia en marzo, los centros se han preparado con multitud de protocolos de prevenci贸n y actuaci贸n frente a casos de COVID. Se public贸 una gu铆a por parte del Ministerio de Sanidad, y las comunidades aut贸nomas son las que han elaborado las normas. Se incluye la obligaci贸n de que los mayores de seis a帽os porten mascarillas, controles de temperatura y reasignaci贸n de espacios, de manera que los llamados “grupos burbuja” de convivencia estable no se mezclen entre s铆. Cuando se detecta un caso de COVID dentro de ellos, todo el grupo debe guardar una cuarentena preventiva de diez d铆as.

Para el Ministerio de Educaci贸n, “las administraciones educativas y, sobre todo, los equipos directivos de los centros y el profesorado en general, han hecho un gran trabajo antes y durante el curso para mantener la escuela abierta, que era el objetivo general. Hay que destacar tambi茅n el comportamiento responsable de los alumnos y alumnas, incluso los m谩s peque帽os. A esto se suma la importante inversi贸n que hizo el Gobierno con el fondo COVID”.

La organizaci贸n de este at铆pico curso, con normas cuya aprobaci贸n se retras贸 hasta casi el comienzo de las clases en algunas comunidades, ha supuesto una carga de trabajo y de esfuerzo extraordinario en los docentes y directores de los centros.

“Ha sido muy ca贸tico y ha faltado precisi贸n y planificaci贸n. Llevamos una 茅poca buena pero hemos llegado a tener hasta cinco aulas confinadas a la vez”, relata a este peri贸dico el director de un centro madrile帽o que prefiere permanecer en el anonimato. “El inicio de curso fue un caos y falt贸 homogeneidad”, coincide el responsable de Educaci贸n de CSIF, Mario Guti茅rrez.

El presidente del Consejo de Directores de Madrid y del colegio p煤blico Santo Domingo de Algete, 脫scar Mart铆n Centeno, recalca que la clave del 茅xito de la adaptaci贸n ha sido el propio comportamiento ejemplar de los alumnos, tanto de los m谩s peque帽os como de los adolescentes, aunque reconoce que en este 煤ltimo grupo ha habido un progresivo relajamiento de las medidas de precauci贸n.

En cuanto a los medios de los que se ha dotado a los centros, pide que se mantengan los profesores de refuerzo que se contrataron para este curso debido a las medidas especiales, y que la Comunidad de Madrid pretende ya despedir al final de este trimestre (es la 煤nica comunidad aut贸noma que lo va a hacer). Se quiere prescindir de estos profesores pese a que la pandemia contin煤a.

Adem谩s, cuando se confina un aula los alumnos deben tomar clases por internet, al igual que en determinados cursos superiores, algo que en el caso de las familias con menos recursos se convierte en una misi贸n casi imposible. Las comunidades aut贸nomas est谩n poniendo a disposici贸n de los centros tablets y port谩tiles, pero en algunos casos es ahora cuando est谩n llegando, y en otros no lo har谩n hasta enero, aunque hubieran sido necesarios desde principio de curso. Adem谩s, por ejemplo en el caso de la Comunidad de Madrid no se tiene en cuenta que tambi茅n es necesario garantizar la conexi贸n del alumno, para lo que no vale con una tarjeta prepago.

“Es una buena noticia que los centros educativos se mantengan abiertos, el cierre tuvo un impacto social y emocional muy fuerte. Pero no se ha garantizado la presencialidad en todos los niveles y etapas educativas”, incide la representante de UGT. La ense帽anza presencial “m谩s o menos viene funcionando hasta la Secundaria, pero a partir de ah铆 ha dependido de comunidades aut贸nomas y de centros”, subraya, mientras que la semipresenciliadad tampoco est谩 funcionando de manera adecuada en todos los centros.

La llegada del fr铆o

La propagaci贸n del virus en centros educativos hasta ahora ha sido menos importante que lo que se lleg贸 a temer. Pero una de las claves para evitar contagios es la ventilaci贸n de los espacios cerrados, y la llegada del verdadero fr铆o del invierno, que comienza el 21 de diciembre, supone un reto adicional.

“Ahora que viene el fr铆o hay que extremar las precauciones, los protocolos deben revisarse y pensar c贸mo se organizan los centros de cara al invierno”, remarca Francisco Garc铆a, responsable de Educaci贸n de CCOO.

Este sindicato est谩 elaborando una gu铆a con recomendaciones de seguridad y salud frente a la COVID en centros educativos. De cara al invierno recomienda “sacrificar el confort t茅rmico para salvar vidas” y siempre que las circunstancias lo permitan, realizar actividades acad茅micas en el exterior. Para interiores, se aconseja el uso de medidores de CO2 para conocer el estado del aire, y en los casos en que sea necesario, apoyar la ventilaci贸n con elementos t茅cnicos como purificadores.

Adem谩s, exigen que se suministren medios adicionales de protecci贸n como mascarillas EPI (FPP, las de m谩xima eficacia) a los trabajadores que trabajen en educaci贸n infantil, ense帽anzas art铆sticas o talleres de Formaci贸n Profesional. Estos y otros medios de prevenci贸n, recalcan, “deben ser suministrados por la empresa a los trabajadores y en su caso tambi茅n al alumnado”.

Enlace relacionado ElDiario.es 06/12/2020.




Fuente: Sasmadrid.org