July 14, 2021
De parte de Indymedia Argentina
297 puntos de vista


El hambre no hace cuarentena. Tampoco la hizo en momentos de aislamiento obligatorio. Sin embargo, las autoridades de la provincia de Formosa decidieron que era m谩s importante el f煤tbol, o la recreaci贸n, los bancos, antes que los comederos comunitarios. Hace pocas semanas, las flexibilizaciones permitieron la apertura gradual de tan noble actividad, volviendo a servir un vaso de leche, un plato de galletitas a un centenar de ni帽es.

En la ciudad fronteriza de Clorinda, al norte de la provincia de Formosa, la cuadrilla del Merendero 鈥淎yudar es Vivir鈥 del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), trabaja para darle la merienda a los ni帽os y ni帽as del Barrio 25 de Mayo, en la periferia de la localidad. La situaci贸n de cada familia en la zona es vulnerable, con necesidades b谩sicas no satisfechas -como falta de agua, calles anegadas, enfermedades como el dengue, caracter铆stica de la zona en 茅pocas de calor, y por la cercan铆a al r铆o que divide Argentina de Paraguay-. Hace casi un a帽o comenz贸, con ocho integrantes cumpliendo cuatro horas diarias, eligiendo el nombre que hasta hoy lleva, por la simple raz贸n de que ayudar les da vida.

Dialogamos con Estela Ortellado, delegada del Merendero. Una mujer joven, alerta, activa y con presencia en el barrio y en la militancia del FOL. Conoce a sus compa帽eres, les acompa帽a, les aconseja. 鈥淓l nombre del merendero lo elegimos todos en conjunto porque si hay algo que nos gusta, es acompa帽ar a los ni帽os y las ni帽as. Empezamos a hacer fuego a le帽a para la preparaci贸n de la copa de leche鈥, relata Estela. Y es ah铆, donde empieza la magia.

Con respecto a la situaci贸n de Pandemia, Estela nos cuenta c贸mo es trabajar con los protocolos establecidos luego de la flexibilizaci贸n de las actividades: 鈥淟os ni帽os y ni帽as o tutores pasan a retirar la merienda. No puede haber aglomeraci贸n.鈥

Estela confirma que no es suficiente, a veces, la cantidad de mercader铆as que ingresan para satisfacer las necesidades diarias que conlleva mantener el merendero. Sin embargo, la reman, se levantan, se organizan y siguen. Para la organizaci贸n del FOL en Clorinda, el merendero es 鈥渃omo un iniciador para aceptar el compromiso de ingresar a otras cuadrillas. 脡ramos ocho, de los cuales dos fueron cambiando. Hoy somos seis, cumpliendo distintos roles en la cocina.鈥

鈥淗oy contamos con una cocina a gas y un horno a le帽a, para variar el men煤. Les brindamos a ni帽os y ni帽as, a diario, caf茅 con leche, cocido, chocolatada, arroz con leche, pasta frola, torta frita, pan casero, donas dulces鈥, dice Mar铆a. Es que, los sesenta chicos que se acercan, fueron despojados del beneficio del comedero en las escuelas durante la pandemia, y encontraron en merenderos la posibilidad de seguir adelante con la alimentaci贸n de cada tarde y, en paralelo, el apoyo social.


Fuente: http://folweb.com.ar/nota/1913/la_esencialidad_del_apoyo_social_y_comunitario/




Fuente: Argentina.indymedia.org