April 5, 2021
De parte de Arrezafe
237 puntos de vista


COUNTERPUNCH
鈥 02/04/2021

Jeffrey
St.Clair

Los
estadounidenses queremos ser apreciados, pero se nos teme en casi
todo el mundo. Nos vemos a nosotros mismos como justos y rectos, pero
transgredimos cotidianamente el derecho internacional y los m谩s
b谩sicos derechos humanos.

Creemos
ser emisarios de la libertad, pero nos negamos a reflexionar sobre
las consecuencias 茅ticas de nuestras m煤ltiples agresiones
imperiales. Preferimos ignorar cuanto se perpetra en nuestro nombre,
ignorar el c煤mulo cad谩veres amontonados tras nuestros ataques con
bombas, misiles y aviones no tripulados. No queremos indagar ni
saberlo, porque ello amenazar铆a los principios esenciales de nuestra
propia identidad, porque ello socavar铆a el reconfortante relato de
nuestras creencias y romper铆a la espectral ilusi贸n de nuestra
hechizada psique nacional.

驴Qu茅
se necesita para excitar el nervio moral de Estados Unidos?

Bombardear
ni帽os con bombas de racimo o arrasar fiestas nupciales con drones ya
no parece suficiente. Tampoco la tortura. Ah, s铆, hubo un pataleo
colectivo ante las espeluznantes fotos de soldados estadounidenses riendo mientras clavaban electrodos a prisioneros iraqu铆es desnudos
y angustiados, aterrorizados por amenazantes pastores alemanes.
Pero esa indignaci贸n pronto se desvaneci贸 y esas infames escenas
no tardaron en adquirir la familiaridad de una serie de televisi贸n.





Fuente: Arrezafe.blogspot.com