May 28, 2022
De parte de Asociacion Germinal
152 puntos de vista

LA ESPERANZA ANTICATASTROFISTA DE MIGUEL AMOR脫S

(Resumen deL audio de la entrevista de Vicente Guti茅rrez Escudero a Miguel Amor贸s en el podcast 鈥淒esde las otras islas鈥).

Miguel Amor贸s es anarquista y nieto de anarquistas, historiador, escritor y traductor. Es autor de libros como 鈥淟a revoluci贸n traicionada鈥, 鈥淒urruti en el laberinto鈥, 鈥淟os situacionistas y la anarqu铆a鈥 o 鈥淪alida de emergencia鈥. Fue tambi茅n coeditor de la revista antidesarrollista y libertaria 鈥淎rgelaga鈥 y participa en Francia en el grupo editor 鈥淟es amis de la roue鈥.

Acaba de publicar el libro 鈥淧ostbabilonia鈥 en la editorial 鈥淰irus鈥. Nos habla de megal贸polis actuales y conurbaciones y su pesadilla. Incide en la importancia de salir cuanto antes del Capitalismo. Insiste en la necesidad de desurbanizar, desindustrializar y descentralizar el poder. Habla del territorio y la defensa del territorio. Pone como ejemplos lugares como M茅xico, el pirineo catal谩n o Mallorca, donde se desarrollan numerosas luchas contra la destrucci贸n del territorio. 鈥淧ostbabilonia鈥 invita al optimismo y nos da esperanzas al afirmar que el sujeto revolucionario actual son los colectivos que defienden el territorio y que la nueva conciencia de clase es la conciencia social del espacio. Tambi茅n asegura que la defensa del territorio es precisamente el eje central de una nueva lucha de clases. Mientras todo se viene abajo, mientras se agudizan los antagonismos y la crisis energ茅tica empeora en esta fase terminal del Capitalismo fosilista Amor贸s es una voz autorizada sobre la realidad.

鈥 鈥淧ostbabilonia. La condici贸n metropolitana contra el derecho al territorio鈥 es el nombre completo de la nueva obra. La situaci贸n actual con escasez de combustibles, el ecocidio, la fase final del Capitalismo fosilista, y la via autoritaria que han adoptado todos los gobiernos del planeta se est谩n acelerando. Amor贸s dice que la via autoritaria viene de lejos, no es una novedad. En realidad, no hay nada nuevo. Al acelerarse la descomposici贸n se aceleran todas las reacciones pues todo est谩 conectado con todo y unas cosas repercuten sobre otras. No se acaba de creer todo nuestro autor, desde la barrera, y espera que conduzca a algo m谩s positivo, despierten reacciones m谩s inteligentes y aut贸nomas, pues la esperanza es lo ultimo que se pierde.

Amor贸s considera la cuesti贸n del territorio como central hoy en d铆a. Apenas usa el t茅rmino 鈥渃olapso鈥, un t茅rmino banalizado estos meses. Emplea la palabra cat谩strofe, desastre capitalista, destrucci贸n del territorio鈥 Describe causas que pueden llevar a la extinci贸n de nuestra civilizaci贸n pero obviando el t茅rmino 鈥渃olapso鈥. No lo usa por diversos motivos. Responde a una estrategia concreta a favor del sistema capitalista, por eso incluso lo critica. Este discurso sali贸 hace 15 a帽os con la obra 鈥淐olapso鈥 de Jared Diamond y tuvo un 茅xito medi谩tico. Es un tipo de 茅xito de best seller que despu茅s han seguido otros colaps贸logos menos medi谩ticos en busca de una intervenci贸n pol铆tica. Pero, el autor observ贸 que no rechazaban el Capitalismo, que es el responsable de la cat谩strofe(palabra usada por la 鈥淓nciclopedia de las Nuisances鈥 desde los a帽os noventa). Hacen un llamamiento a la 鈥渆xploraci贸n de herramienta emocionales鈥 para convivir con la cat谩strofe o el fin del mundo. Los colaps贸logos se felicitan dela movilizaci贸n juvenil y Greta Thumberg para que presionen a los gobiernos y les obliguen a poner en marcha pol铆ticas de 鈥渞esiliencia鈥, es decir, de adaptaci贸n al desastre. Con medidas atenuantes que los gobiernos hacen en forma de transici贸n energ茅tica y desarrollo sostenible. El concepto de colapso igual que el de sostenibilidad refleja una ideolog铆a catastrofista, que es la ideolog铆a oficial de la dominaci贸n, la actual, ante un derrumbe que no se puede negar y una falta de futuro que no se podr谩 evitar. La evidencia de este colapso, de esta amenaza de derrumbe, sirve al sistema para reforzar un sentimiento de impotencia en la poblaci贸n que le preste(como herramienta de sumisi贸n) sometimiento y aceptar su papel de v铆ctima.

Amor贸s dice que la cat谩strofe ya est谩 aqu铆, vivimos en ella(guerras,extractivismo, escasez energ茅tica鈥). Lo que trata la clase dominante es que nos adaptemos al desastre. Se da una decadencia constante y acelerada y la resistencia es menor y eso sirve, el sentimiento de impotencia y miedo que da el desastre, hace que sus responsables son los que prometan sacarnos de 茅l. El colapso es un proceso.

Muchas corrientes de critica del Capitalismo hacen una critica abstracta como centrarse demasiado en categor铆as como el trabajo abstracto y no tienen en cuenta otros condicionantes materiales(l铆mites de la biosfera, l铆mites energ茅ticos鈥). Diversamente, el antidesarrollismo se centra en categor铆as concretas como el territorio y las luchas en defensa del territorio. El territorio es el espacio vital donde vive y se relaciona la poblaci贸n. Es espacio natural, rural, urbano,cultura, historia,etc. La defensa es la defensa de ese espacio. Se est谩n atacando todos los equilibrios de ese espacio por el Capitalismo. Ha entrado en los circuitos de la econom铆a como tal y no tanto solo como tierra. El Capital saca dinero hasta del territorio. El territorio es una forma de capital como la tecnolog铆a o la fuera de trabajo. Hay actividades econ贸micas y el territorio es una forma de beneficio y capital. La critica antidesarrollista es concreta y no abstracta como la teoria del valor, ecologistas y antiindustriales que priman la reflexi贸n y no la praxis. Y esto es un error. La teor铆a del valor ten铆a pretensiones totalistas de explicarlo todo a trav茅s de categor铆as estructurantes del Capitalismo como el trabajo, el dinero, el tiempo, etc y si explica mucho, pues el Capitalismo es una dominaci贸n real cuyas categor铆as nos determinan en gran medida. Es una teor铆a tan reaccionaria como el estructuralismo. No tiene sujeto pues solo considera el Capitalismo. No puede explicar las guerras entre estados como la guerra de Ucrania que se explica por razones geopol铆ticas y no econ贸micas. No considera a los sujetos no econ贸micos. Explica las crisis y marca l铆mites internos del Capitalismo pero hoy los mas importantes son los externos(explotaci贸n de recursos finitos, etc). Hay luchas y por tanto sujetos activos. La teor铆a del valor dice que no hay lucha de clases y esto es la guerra de todos contra todos. Tambi茅n dice que no hay sujeto revolucionario ni posibilidad de revoluciones. Amor贸s dice que hay un sujeto que defiende el territorio(ind铆genas, anti TAV, Zadistas, etc) Es la nueva lucha de clases sobre el eje del territorio. Es un proceso que despliega la conciencia opositora. La teor铆a del valor niega la conciencia de clase pues ya no hay proletariado obrero cl谩sico. En los a帽os setenta los obreros desaparecieron como fuerza social que pod铆a cambiar la sociedad. El Capitalismo necesit贸 cambiar la sociedad para sobrevivir e incluy贸 en el mercado a todos los sujetos. Pero el Capitalismo hace proyectos y hay lucha local contra elllos. La izquierda y los nacionalistas tratan de colonizar estas luchas y llevarlas al plano electoral y as铆 desactivarlas. La lucha hist贸rica actual se da en el teritorio aunque a煤n hay luchas laborales de f谩brica interesantes y leg铆timas. El Capitalismo tiene proyectos constantes y hay resistencia. Estas luchas podr铆an unificarse y adquirir conciencia humana(desurbanizaci贸n, rerularizaci贸n,equilibrio ecol贸gico, etc). Y la lucha total(incluido la lucha contra el Patriarcado y las luchas sexuales) se da en el territorio.

El territorio deviene el lugar donde todos los antagonismos sociales se despliegan en la actualidad. El turismo es la actividad econ贸mica enemiga n煤mero uno del territorio. Las transformaciones capitalistas del territorio someten a la poblaci贸n a consumir, trabajar y perder el tiempo y esto es lo que subvierte la defensa del territorio.En el Capitalismo nadie puede tomar decisiones y ser libre pues no se est谩 informado y no puede debatir ni deliberar y se sigue lo que dicen los centros de decisi贸n.

Amor贸s aboga por la desurbanizaci贸n del campo y la ruralizaci贸n de la ciudad. Habla de conjuntos de conurbaciones y satelizaci贸n del resto del territorio que se vac铆a y luego se llena con nuevas actividades. Son metr贸polis de millones de habitantes como Madrid o Barcelona. En una sociedad equilibrada urbano-rural no hay crisis. Pero en la sociedad actual la destrucci贸n del planeta se da espec铆ficamente y se mundializa. Son imposibles de gestionar unas ciudades mayores de 100.000 habitantes con cintur贸n rural pr贸ximo, que tendr铆a autonom铆a y funcionalidad sin crisis. Pero en un contexto desurbanizador, desindustrializador es posible. Ciudades autogestionadas con asambleas ciudadanas por barrios y capaces de federarse ser铆an de miles de personas.

Hay autores que auguran un escenario en sesenta a帽os de econom铆a del siglo XIX. Son colapsistas agoreros a partir del anuncio del pico del petr贸leo. Pero el pico no ha supuesto el fin del petr贸leo ni su subida de precio. El Capitalismo de Estado depende del petr贸leo pero el mercado ha contrarrestado el descenso de la producci贸n. Aumentaran los pobres, sin gasolina, energ茅ticos, etc Las poblaciones van saliendo de las turbulencias con condiciones cada vez m谩s extremas de supervivencia. El petr贸leo ser谩 m谩s caro y excluir谩 cada vez m谩s gente de su acceso aparte de las guerras. La cat谩strofe est谩 ah铆, ni siquiera el poder la niega, solo pide que confiemos en ellos.

La cat谩strofe real es la progresi贸n de la irracionalidad, la crisis de la raz贸n, del esp铆ritu. La cat谩strofe de las ideas impide que de las luchas contra la cat谩strofe se cree una conciencia para acabar con ella.

La poblaci贸n de la ciudad tiene muy poco que conservar: es una vida embrutecedora y aislada. En el campo si que se conservan formas de vida solidarias y comunitarias. Es una lucha conservadora pues se opone a la destrucci贸n. En las ciudades las luchas son mas destructivas. La lucha del territorio es m谩s constructiva creando cooperativas, redes de producci贸n y consumo鈥 En la urbe no hay sociabilidad, tienes que pagar por todo. Se puede imaginar una sociedad mas humana en el campo pues luchan por la vida.

El campo se ha urbanizado completamente, no se distingue de la urbe. En la Pen铆nsula Ib茅rica apenas hay autonom铆a al margen del Capitalismo en un proceso de conquista que a煤n no ha acabado. En Espa帽a hay mucho espacio vac铆o y hay islotes de tradici贸n rural con escasa fuerza para reformar el modelo urbano. La clase campesina ha sido la clase m谩s rebelde hasta la emergencia del proletriado. La poblaci贸n rural tiene tradiciones(concejo abierto, trabajo comunitario, etc) ejemplares de lo que puede ser una sociedad vivible, por ejemplo en Am茅rica. Aqu铆 quedan restos que pueden motivar la l铆nea a seguir(colectividades de la Guerra civil).

El m谩s importante salto cualitativo en la lucha por el territorio se produjo en la ZAD de Francia cuando venci贸 al dejarse de construir el megaaeropuerto contra el que luchaban. La ZAD no se limit贸 a la defensa del territorio(ocupar el territorio) sino que quiso construir formas de vivir diferentes al margen del Sistema. Quer铆an formar una sociedad diferente. Ganaron la batalla al Estado pues este retir贸 el proyecto de megaaeropuerto. Pero los opositores de la ZAD estaban unidos por la lucha pero ten铆an intereses diferentes: unos propietarios afectados, asociaciones medioambientalistas, protectores de la Naturaleza, izquierdistas electoralistas鈥 Al retirarse el proyecto cada componente de la ZAD puso su interes particular por delante de lo com煤n. Los grupos radicales se quedaron fuera y algunos de ellos, incluso, quer铆an negociar con tacticismo. La unidad desapareci贸. La lucha radical desapareci贸 y los ut贸picos se fueron. El Estado negocia con todos y acepta proyectos y otros los rechaza. Pero en Francia cundi贸 el ejemplo y hay m谩s ZAD. En Espa帽a tenemos Fraguas.

La infiltraci贸n de la extrema derecha en el movimiento neorural no es preocupante pues son sectarios, alucinados y apocalipticos. M谩s preocupante es el electoralismo de Vox o la expansi贸n del nacionalismo en los movimientos de vuelta al campo.

El sistema industrialista va a ser abandonado por inviable pero debe haber una transici贸n pues sino habr铆a colapso o guerra civil dicen algunos. El Capitalismo es expansivo y no se puede marginar, hay que destruirlo dice Amor贸s. Lo decisivo es lo que salga del caos, pero caos va a haber. Esto es una lucha y habr谩 violencia. Dec铆a Durruti: 鈥淎l enemigo no se le discute, se le destruye鈥.

Algunos autores creen en un apocalipsis ecol贸gico y que los seres humanos desapareceremos en unas pocas generaciones. Los dominadores son catastrofistas y exigen calma ante condiciones de supervivencia cada vez m谩s extremas y de destrucci贸n. La desaparici贸n de la movilidad urbana har铆a recuperarse a la Naturaleza. El catastrofismo nos paraliza, y delegamos en el Estado la gesti贸n del desastre.

Las medidas liberticidas de los gobiernos ante el covid no han sido respondidas por los medios radicales(muy j贸venes, con experiencia precaria, etc) que son incapaces de formular un interes universal que unifique las luchas. Los medios sradicales son guettos y van por t贸picos y modas(animalismo, etc) y acaban siguiendo los juegos de otros. El Capitalismo ha hecho desaparecer los medios radicales que ya estaban en decadencia hace 20 a帽os. Esperamos que surja algo nuevo.

Las medidas sanitarias son ensayos del modelo de vigilancia china. Los dominadores tienen que controlar mas a la poblaci贸n. Es una deriva totalitaria de las sociedades de control experimentando en vivo y asusta la aceptaci贸n por la poblaci贸n de ese tipo de barbarie. Por los resquicios de internet se col贸 la verdad con los disidentes asimilados a los negacionistas. Llama la atenci贸n la fe de la poblaci贸n en lo oficial. La mayor铆a de los disidentes eran de derechas pues la versi贸n oficial fracas贸 y el poder era de izquierda y lo usaron para desgastarlos. Lo que importa es que lo que se diga sea razonable pues los m茅dicos son de derechas. Los investigadores disidentes se suelen callar por la cuenta que les trae. Como en el caso del aceite de colza si no se admit铆a la versi贸n oficial te desped铆an o no te indemnizaban. Hay que defender la verdad frente a los pescadores en r铆o revuelto derechistas, identitarios o excluyentes.

Alfredo Velasco

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org