December 27, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
329 puntos de vista

El proceso de paz m谩s conocido en el Medio Oriente hoy en d铆a es el di谩logo israel铆-palestino. Pero el m谩s crucial para Estados Unidos es el proceso de paz turco-kurdo, que fracas贸 en 2015.

Estas negociaciones ten铆an como objetivo poner fin a un conflicto de 30 a帽os entre el Partido de los Trabajadores del Kurdist谩n (PKK) y el gobierno de Turqu铆a. Se derrumbaron, en parte, debido a los acontecimientos relacionados con la guerra en la vecina Siria.

En 2014, Estados Unidos decidi贸 respaldar a las Unidades de Protecci贸n del Pueblo Kurdo de Siria (YPG) para luchar contra ISIS. Ankara se vio amenazada por el poder y la legitimidad que esto le dio a las YPG y su brazo pol铆tico, el Partido de la Uni贸n Democr谩tica (PYD), directamente en la frontera sur de Turqu铆a. En 煤ltima instancia, para contrarrestar las ganancias kurdas en Turqu铆a y en Siria, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien hasta entonces hab铆a sido visto como un l铆der moderado capaz de poner fin a un conflicto que le hab铆a costado a su pa铆s decenas de miles de vidas y miles de millones de d贸lares durante d茅cadas, opt贸 por regresar a la guerra.

Durante a帽os, Turqu铆a afirm贸 verse perjudicada por la decisi贸n de la administraci贸n Obama de respaldar a las YPG, que Turqu铆a considera el ala siria del PKK. Por su parte, la administraci贸n Obama no tuvo en cuenta el conflicto turco-kurdo y varios posibles resultados de las negociaciones al elegir a sus socios contra ISIS. No invirti贸 ning煤n esfuerzo diplom谩tico para alentar a ninguna de las partes a apegarse a las negociaciones cuando comenzaron a deteriorarse, a pesar de los impactos positivos de las conversaciones de paz en la lucha contra ISIS.

La reanudaci贸n del conflicto despu茅s de 2015 cambi贸 el enfoque de Turqu铆a sobre la crisis siria y su orientaci贸n geopol铆tica m谩s amplia. Erdogan, una vez enemigo jurado de Bashar Al Assad y partidario del levantamiento sirio, convirti贸 a la oposici贸n siria armada en una fuerza de poder anti-kurda con dos campa帽as militares contra las Fuerzas Democr谩ticas Sirias (FDS) y la Administraci贸n Aut贸noma del Norte y el Este de Siria (AANES). Su gobierno ahora est谩 explorando la normalizaci贸n con el r茅gimen sirio para aplastar el poder kurdo en el noreste de Siria. La necesidad de Turqu铆a de contar con una gran potencia dispuesta a apoyar sus ambiciones anti-kurdas en Siria la acerc贸 a Rusia, tanto en el contexto de ese conflicto como m谩s all谩.

Esta reorientaci贸n plantea desaf铆os inminentes a los intereses estadounidenses. Erdogan amenaza actualmente con invadir el norte y el este de Siria y crear una llamada 鈥渮ona segura鈥, que podr铆a extenderse hasta 50 kil贸metros en territorio sirio. Tal operaci贸n colapsar铆a las capacidades de las FDS y destruir铆a la asociaci贸n entre Estados Unidos y las FDS para siempre.

Si bien Estados Unidos no puede permanecer en Siria para siempre, tampoco puede darse el lujo de abandonar esta asociaci贸n ahora. ISIS pudo realizar decenas de ataques el a帽o pasado, incluida una fuga de la prisi贸n en Hesek锚, en la que el grupo terrorista tom贸 el control del centro de detenci贸n antes de que las FDS y la Coalici贸n pudieran responder. Seg煤n el Pent谩gono, las fuerzas de las FDS siguen dependiendo de la asistencia a茅rea estadounidense para asegurar la derrota de ISIS.

Estos ataques son un grave recordatorio de que ISIS sigue siendo un problema, y 鈥嬧媞ue la raz贸n por la que no es uno m谩s grande es por los esfuerzos de las FDS. Sin esta asociaci贸n, Estados Unidos habr铆a tenido que comprometer tropas terrestres para luchar contra ISIS, y probablemente habr铆a sufrido p茅rdidas mucho mayores, y gastado mucho m谩s dinero de lo que el pueblo estadounidense habr铆a tolerado. Al igual que en Afganist谩n o Irak, no habr铆a habido ning煤n plan para la estabilidad o el gobierno de la posguerra. Terminar la asociaci贸n con las FDS ser铆a finalizar prematuramente una de las misiones estadounidenses m谩s exitosas en la regi贸n, amenazando con deshacer todos sus logros y crear condiciones que podr铆an conducir a m谩s conflictos en el futuro.

Del mismo modo, una retirada apresurada de Estados Unidos de Siria le dar铆a a Rusia una importante victoria diplom谩tica. La asociaci贸n de Estados Unidos con las FDS es el 煤nico obst谩culo que se interpone en el camino de una reconquista completa de Siria por parte de Rusia y el r茅gimen de Damasco. Permitir que Turqu铆a aplaste a las FDS eliminar谩 la influencia pol铆tica de Estados Unidos en Siria y destruir谩 la 煤nica entidad pol铆tica en el pa铆s que tiene la capacidad de exigir concesiones del r茅gimen de Assad, que podr铆an beneficiar a todos los sirios como parte de una soluci贸n pol铆tica.

La mejor manera de mantener la asociaci贸n entre Estados Unidos y las FDS, abordar las preocupaciones de seguridad de Turqu铆a en Siria, controlar a ISIS y promover una soluci贸n pol铆tica al conflicto sirio, es abordar las causas profundas de la inestabilidad en el noreste poniendo fin al conflicto entre Turqu铆a y el PKK a trav茅s de renovadas negociaciones de paz. En los primeros a帽os de la lucha contra ISIS, Estados Unidos perdi贸 la oportunidad de intentar salvar las conversaciones de paz entre Turqu铆a y el PKK, y abordar el impacto de su estrategia en las posiciones de ambas partes en las negociaciones. Los legisladores estadounidenses no deben perder otra oportunidad de abordar la escalada inmediata y promover la estabilidad a largo plazo, invirtiendo un esfuerzo serio en una nueva soluci贸n diplom谩tica.

FUENTE: Hadeel Oueis / Kurdish Peace Institute / Traducci贸n y edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org