April 22, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
225 puntos de vista

El miembro del Comité Ejecutivo del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), Murat Karayılan, remarcó que sólo están en el comienzo de una lucha histórica, pese a los ataques militares de Turquía contra la guerrilla.

El comandante de la insurgencia afirmó: “El camino de la existencia de nuestro pueblo, el camino de su futuro, el camino de la independencia de nuestro pueblo, pasan por aquí. La proporcionaremos a cualquier precio. Creemos en nosotros mismos y derrotaremos a este enemigo”.

Karayılan también instó al pueblo de Bashur (Kurdistán del Sur, norte de Irak), en particular, a no abandonar a la lucha y animó a todos los kurdos a “arriesgarse y hacer lo que puedan”.

-El Estado turco lanzó un ataque total contra las Zonas de Defensa de Medya (bases de la guerrilla) en la noche del 17 de abril. ¿Cuál es el objetivo de este ataque?

-En primer lugar, hay que señalar que este ataque no es un ataque ordinario. Desde 2016, el Estado turco actúa según un nuevo concepto, basado en una determinada estrategia. El objetivo de esta estrategia es que Turquía, para detener la lucha por la libertad en el Kurdistán, no debe encogerse sino expandirse. En este contexto, el Estado se propuso poner bajo su control las zonas dentro de las fronteras de Misak-i Milli (Pacto Nacional Otomano, que va mucho más allá de la Turquía actual) en el sentido militar, político y económico. Al mismo tiempo, Irak y Siria no se pensaron ocupar directamente, sino dejarlos bajo una especie de tutela. De este modo, se aplicará un programa neo-otomano y Turquía se convertirá en el mayor Estado de la región. Este es el núcleo del concepto. Sobre esta base, el Estado turco nos combate desde hace mucho tiempo. Ataca al pueblo kurdo no sólo a nivel militar, sino también a nivel político, social y cultural. Se instaló un régimen de tortura contra Rêber Apo (Abdullah Öcalan), que no existe en esta forma en ninguna parte del mundo. El Estado turco ha establecido un estado de emergencia permanente para destruirnos.

Como es sabido, en 2021 el Estado turco pretendía ocupar las zonas donde se encuentra la guerrilla en el Kurdistán del Sur, las Zonas de Defensa de Medya. Así que (la región de ) Gare fue atacada sorprendentemente, cuando todavía había nieve. Como se sabe, el ejército turco sufrió una derrota allí. Luego hubo amplios ataques a Zap, Avaşîn y Metîna. Estas zonas debían ser ocupadas para avanzar desde allí hasta Gare y Qandil. Esto debía ocurrir en tres meses, pero este plan no funcionó. Fue una derrota para el ejército turco. Se tomaron algunas colinas en algunas zonas, pero los guerrilleros opusieron una gran resistencia y el ejército turco fue derrotado otra vez.

Sabíamos que el Estado turco no iba a digerir esto tan fácilmente. El régimen fascista del AKP/MHP quiso aplicar su estrategia. Hizo de esto su tarea central. Pero no tuvo éxito y ahora se dirige hacia el colapso. Cada día se debilita más. Al gobierno le queda un año más y su existencia está ligada al éxito de su estrategia. Por eso, ha lanzado un ataque aún más amplio.

Por supuesto que lo sabíamos. Siempre estamos vigilando al enemigo. Se formaron nuevas fuerzas, se entrenaron soldados y se prepararon diplomática y políticamente las potencias regionales. También se prestó apoyo internacional para que nadie se opusiera. En resumen, el Estado turco realizó preparativos secretos a gran escala, tanto diplomático como militar. En este marco se iniciaron los atentados del 17 de abril.

Sería más correcto decir que el ataque comenzó el 14 de abril. Esto se debe a que los ataques aéreos tuvieron lugar durante tres días antes del 17 de abril. En la literatura militar, esto se llama “ablandamiento”. Para ello, se llevaron a cabo ataques aéreos. Luego, en la noche del 17 al 18 de abril se atacó por tierra desde el sur y el norte. Se llevaron a cabo operaciones de lanzamiento aéreo para lanzar un ataque de invasión a gran escala. No se trata de una operación, sino de una guerra mayor. Ningún Estado lucha contra otro tan fácilmente. Incluso en Ucrania, no creo que haya tales frentes como para que pueda desarrollarse una guerra tan permanente. Es una guerra de gran envergadura. El Estado turco ha utilizado su tecnología y sus armas químicas antes, pero ahora vemos que está poniendo aún más énfasis en la tecnología. Se pueden ver helicópteros, cazas y aviones de reconocimiento volando al mismo tiempo, mientras se producen ataques terrestres y se disparan obuses desde los puestos fronterizos. En definitiva, se trata de un bombardeo permanente y una ocupación absoluta.

Pero incluso las zonas atacadas no son zonas cualquiera. Zap y Avaşîn son lugares de resistencia histórica. Nuestro pueblo y todo el mundo deben saber que la guerra va a empeorar. El ejército tiene un recurso prácticamente ilimitado de la tecnología y quiere conseguir así resultados. Pero nuestros compañeros tienen la experiencia suficiente. Especialmente en el último año, se ha adquirido una importante experiencia en el ataque al enemigo desde posiciones subterráneas y en el campo de batalla y en la protección de los mismos. Esta guerra será de proporciones históricas.

Estamos en el comienzo. Hemos escrito a los compañeros y les hemos felicitado. Los primeros días son muy importantes en estos procesos. Los compañeros ya han tenido éxito en estos primeros días, por lo que les hemos felicitado. Por supuesto, el enemigo está librando una guerra especial. Por eso, afirma que ha tomado muchos lugares y que sólo ha muerto un capitán. Pero esto no se corresponde con la realidad. Es evidente que el enemigo pone el mayor énfasis en la tecnología y la propaganda en esta guerra. Quiere engañar al público ocultando la verdad y manipulando la percepción en la sociedad turca. Para el régimen fascista, es una guerra importante. Se trata de la supervivencia. Si Erdogan y Bahçeli pierden esta guerra, no sólo perderán sino que acabarán en la cárcel. Están implicados en la corrupción y en tantos delitos que no se librarán de ser juzgados. Por eso, han movilizado todos los recursos de Turquía. Han asumido riesgos y han hecho todo lo posible a nivel nacional e internacional para tener éxito. Y siguen haciéndolo.

Esta guerra no es sólo una guerra entre el PKK y el Estado turco. Afirmar tal cosa es un gran error. Esta guerra se libra sobre la base de una estrategia. Es cierto que el primer objetivo de esta estrategia es el PKK, pero el PKK no es el único objetivo. Hay otros objetivos. El objetivo es destruir todos los logros del pueblo kurdo. Después de eso, el régimen del AKP/MHP podrá ejercer más influencia sobre el pueblo árabe y tenerlo bajo control. Como resultado, la región será dominada por Turquía. El Estado turco no sólo tomará las montañas de Kurdistán, sino también Hewlêr (Erbil) y Bagdad bajo su influencia. Sí, el PKK es sin duda el primer objetivo, pero se trata de todos los logros del pueblo kurdo. Por lo tanto, la guerra tiene un significado estratégico para el pueblo kurdo. Es una cuestión de ser o no ser para el pueblo kurdo.

La riqueza de Turquía se ha consumido en la guerra. La mayor parte de los ingresos se destina a esta guerra. ¿Por qué el pueblo de Turquía se muere de hambre actualmente? Turquía es un país rico, pero todos los ingresos se han desviado secreta y abiertamente a la guerra. Ahora se dirá a los gobernantes: “Gastaron tanto dinero en la guerra y aún así no pudieron ganar”. Se iniciarán procedimientos de investigación. Por lo tanto, para continuar su gobierno y fortalecer la hegemonía del fascismo en Kurdistán, los fascistas Erdogan y Bahçeli deben tener éxito contra nosotros. Esto es muy importante para ellos. Es aún más importante para nosotros. Es una cuestión de vida o muerte. Es importante para nuestro pueblo, para el pueblo árabe, para los pueblos de la región. Turquía persigue sueños neo-otomanos y no escucha a nadie. No es un plan secreto. Todos los días dicen abiertamente sobre Kirkuk: “Esto era nuestro, pero nos lo quitaron”. El Estado turco tiene esas intenciones, si no, ¿qué estarían haciendo los soldados en Bashiqa? ¿Por qué se hacen tantos preparativos con respecto a Kirkuk? Está claro que si esta estrategia se mantiene, el estatus kurdo será destruido. Porque al PDK le gusta, se le llama “liderazgo kurdo”. ¿Qué es lo que dirige? Se utilizan los términos “gobierno kurdo del norte de Irak” o “primer ministro de los kurdos del norte de Irak”. El Estado turco no reconoce a los kurdos ni en el interior ni en el exterior. No reconoce a Kurdistán de ninguna manera. Esta es la verdad. El Estado turco se ha organizado sobre la base de este concepto y está haciendo la guerra sobre esta base.

Nuestro pueblo debe saber que consideramos esta fase como una situación excepcional. Es el momento de la movilización. En consecuencia, todos deben hacer lo que puedan. Estamos en una fase muy importante y crítica. Es extremadamente delicada. Debemos romper esta ola de ataque del enemigo. Si tenemos éxito, comenzará una nueva era en Kurdistán, en Turquía y en la región. Se desarrollará una solución, se desarrollará la libertad y la democracia. En este sentido, esto es una resistencia por la democracia y la libertad, es la resistencia del pueblo kurdo por su existencia, es la resistencia del pueblo kurdo por la libertad, es la resistencia de los pueblos de la región por la democracia.

-¿Cuál es el papel del PDK en estos ataques? ¿Qué grado de implicación tiene el PDK en la guerra?

-Este es un punto importante. Ya el año pasado, el PDK apoyó la estrategia de Turquía. Cooperaron entre ellos. ¿En qué forma se produjo esta cooperación? El PDK rodeó las zonas de la guerrilla e impuso un embargo. Por otro lado, proporcionó información a Turquía. El PDK cooperó con los servicios de inteligencia; además, tendió emboscadas a los guerrilleros. En Xelîfan, atacó a la guerrilla en dos ocasiones. Los combatientes murieron en el proceso. Esa fue la naturaleza de la colaboración el año pasado. Al parecer, Turquía no estaba satisfecha con esto, por lo que se mantuvieron conversaciones con representantes del PDK al más alto nivel. Parece que este año, el PDK ha dado un paso más en los últimos ataques.

No decimos esto para desacreditar al PDK. Los dirigentes del PDK no lo dicen abiertamente, pero esta es la realidad. El Estado turco lo confirma después de cada reunión con ellos. Por ejemplo, hubo una reunión con Hulusi Akar (ministro de Defensa de Turquía) en Munich. Después, Akar dijo que estaban de acuerdo en todos los temas y en el PKK, que había una asociación. Erdogan también dijo lo mismo varias veces. Poco antes de la última reunión en Estambul, empezaron los ataques aéreos y luego el ataque terrestre. Todo esto no es un secreto. No queremos que el PDK entre en una relación contraria a nosotros y hostil a los kurdos. No sé cómo acabará esto. Hasta ahora, no han entrado en combate contra la guerrilla, pero desde ayer, las fuerzas se han masificado. Hay despliegues de tropas en zonas como Dêrelûk y Şîladizê. No sabemos si esto iniciará una nueva etapa. No tenemos información al respecto. La situación es peligrosa, por supuesto. Realmente, hemos tomado muchas iniciativas para que no haya una escaramuza directa y una guerra de “kurdos contra kurdos”. Yo personalmente me he comprometido mucho con esto, y toda nuestra dirección lo ha hecho. Siempre hemos querido evitarla, y eso es lo que queremos ahora.

Cuando hubo víctimas en un ataque en Khanasor, Shengal, en 2017, nos presionaron para contraatacar. Nuestros dirigentes lo impidieron. Si hubiera dependido de nuestros compañeros de allí, habrían lanzado un contraataque total. En el otoño de 2020, las tropas del PDK se desplegaron en Zêbarî. Allí había unidades nuestras en las colinas. Era previsible que hubiera una batalla, ellos también abrieron fuego aquí y allá, pero retiramos nuestras fuerzas de allí. También es de dominio público que el 5 de junio del año pasado se enviaron tropas a las montañas de Metîna con intención de guerra. Hubo contacto y un breve enfrentamiento. Ellos no estacionaron sus tropas en estas colinas y nosotros retiramos nuestras propias fuerzas. ¿Y por qué? Para que no haya una guerra en la que los kurdos luchen contra los kurdos. Nadie se beneficiaría de eso, nadie ganaría. Es un proyecto del Estado turco.

El Estado turco quiere convertir esta guerra en una guerra intra-kurda y así aplicar con éxito su proyecto. Nosotros no queremos eso. Sin embargo, hay límites. Por eso nuestro pueblo, junto con sus políticos, intelectuales y artistas, debe afrontar esta responsabilidad. No podemos seguir así. Estamos dispuestos a sacrificarnos y no tememos a nadie. No queremos que se desarrolle una guerra entre kurdos. Esta es la situación.

-¿Tienen relaciones con el PDK? Si es así, ¿a qué nivel?

-El pasado otoño, el Estado turco sufrió una derrota en Avaşîn debido a nuestra gran resistencia. Turquía no es un Estado pequeño. Tiene tecnología armamentística y utiliza armas químicas, pero aun así no tuvo éxito. Yo esperaba francamente que Kek Mesûd (Barzanî) cambiara de opinión. Por eso le escribí una carta. Me contestó y se lo agradezco. Sin embargo, su respuesta no contenía una solución. Para nosotros, una solución es importante, y no aparecía en ella.

Desde la perspectiva actual, ellos (el PDK) han dado un paso más en su cooperación con el Estado turco. Por ejemplo, han permitido que las tropas turcas estacionadas en suelo kurdo del sur salgan de sus emplazamientos y ataquen a nuestras fuerzas. Como el Estado turco no pudo lanzar tropas por aire el primer día, se han puesto en marcha unidades de su base de Sirê, cerca de Şîladizê. Asimismo, se han realizado transportes de tropas en helicóptero desde Bamernê. Esto demuestra que la cooperación ha progresado. Se está llevando a cabo con el permiso del PDK. En el pasado, las fuerzas estacionadas en el sur del Kurdistán reunían información para su Estado, pero no eran fuerzas operativas que intervinieran activamente. Creo que había un acuerdo para que estas fuerzas no se desplazaran sin permiso. Ahora que han empezado a moverse, parece que sí existe esa autorización. Esta cuestión es importante para nosotros. Si la guerrilla es asediada tanto en el sur como en el norte, se crea una oportunidad favorable para el Estado turco. El desplazamiento de las tropas de la base de Sirê en el sur hace más probable que consiga resultados en su ataque. De este modo, se pretende rodear a la guerrilla por todos los lados. No habríamos pensado que tal cosa fuera posible. Sin embargo, es la respuesta que se ha dado en la práctica. 

Decimos que el Estado turco está llevando a cabo una estrategia anti-kurda. El PDK no debe apoyar esto y no debe cooperar con esta estrategia. No sabemos qué intereses persigue. Esto aumenta el peligro para el futuro kurdo. El Estado turco quiere establecerse en lugares estratégicos de Kurdistán. Si entra en algún lugar, no vuelve a salir; esto lo dice abiertamente en sus medios de comunicación. Gasta millones en la construcción de carreteras, por lo que nadie podrá hacerle salir de nuevo. Entonces, ¿por qué el PDK se comporta así? Se puede decir que el Estado turco viene por el PKK. Yo digo a esto: no lo apoyes, luego veremos si puede venir.

El año pasado también hubo un debate de este tipo. Dijimos que el enemigo no puede ocupar la línea de Zap, Metîna y Avaşîn. En la práctica, nos hemos atenido a esto. No se trata de propaganda barata, sino de la realidad. Podemos prevalecer contra este enemigo. En resumen, el PDK debe dejar de respaldar esta estrategia racista de Turquía. La estrategia del Estado turco está dirigida contra todos los kurdos.

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org