December 25, 2021
De parte de La Haine
1,427 puntos de vista

El neofascismo es un fen贸meno en expansi贸n a nivel mundial, producto de la prolongada decadencia de la civilizaci贸n burguesa y el declive de la hegemon铆a de EEUU.

En la actualidad es generado por una crisis sist茅mica m谩s profunda e integral que todas las anteriores, en la que las clases dominantes-gobernantes y sus instrumentos pol铆ticos-ideol贸gico apelan y combinan todas las discriminaciones, opresiones y subordinaciones acumuladas, para prolongar su maltrecha y destructiva dominaci贸n sobre pueblos cada vez m谩s decididos a insubordinarse.

Sobre-explotan, excluyen, envenenan y alienan potenciando el racismo, el machismo, la colonizaci贸n, la xenofobia, la homofobia, la negaci贸n de la diversidad en la orientaci贸n sexual, el ecocidio y todo tipo de prejuicio y aberraciones ideol贸gicas.

Este fen贸meno no es ni simplemente local, tampoco accidental. Se manifiesta en todos los continentes, tanto en el centro como en la periferia del sistema imperialista occidental, y se expresa y se desarrolla con diversas modalidades y ritmos dentro de determinadas caracter铆sticas comunes en las diferentes fases y niveles de la crisis en expansi贸n.

El neofascismo guarda una estrecha relaci贸n con las consecuencias de la imposici贸n de estrategias y modelos neoliberales que han profundizado las desigualdades, concentrado en el alt铆simo grado el capital y las riquezas, empobreciendo brutalmente enormes contingentes humanos junto a su entorno natural, imponiendo modelos consumistas dispendiosos y ganancias escandalosas a cargo de las elites capitalistas locales y mundiales, poniendo en riesgo la vida en el planeta y provocando una fuerte tendencia a la ingobernabilidad dentro de esos par谩metros.

No se trata de un simple calco del fascismo europeo o japon茅s del siglo pasado, no es una copia exacta del modelo alem谩n o del italiano, todos sustentado en un fuerte estatismo y en buena medida en un capitalismo de Estado en expansi贸n.

El actual, el neofascismo, surge en la 茅poca del capitalismo neoliberal (en los a帽os 鈥80), en la etapa de la privaci贸n en gran escala de lo p煤blico y lo social, del achicamiento del Estado propietario, de la desregulaci贸n de los mercados bajo control de monopolios y oligopolios privados, de la privatizaci贸n de la pol铆tica, los servicios y funciones estatales.

Es un fascismo neoliberal, generado por un neoliberalismo en crisis y en decadencia, en el que las derechas mundiales y las elites capitalistas, cada vez mas deslegitimadas y temerosas de perder hegemon铆a, se derechizan cada vez mas y apelan al pus y las excrecencias conceptuales que brotan de su larga dominaci贸n, cada vez m谩s nutridas por los dogmas religiosos de las que le precedieron.

Surge en una 茅poca en la que la conciencia democr谩tica y las luchas por los derechos de los seres humanos y de la Madre Tierra limitan sus capacidades totalitarias y desp贸ticas, obligan a readecuaciones, le imprime reveses a sus pretensiones y no les garantiza a sus protagonistas y beneficiarios reg铆menes estables; por lo que sus modalidades (trumpismo, macrismo, bolsonarismo, neofascismo europeo鈥) tiene especificidades que lo diferencian del fascismo originario (europeo y asi谩tico), e incluso de las dictaduras militares fascistas del Cono Sur.

EL NEOFASCISMO SUFRI脫 UN IMPORTANTE REV脡S EN CHILE

El neofascismo chileno ha recibido un importante rev茅s en su intento de asaltar electoralmente, con el apoyo de EEUU y las derechas continentales, la Presidencia y el gobierno de Chile; lo que hubiera impactado negativamente la Convenci贸n Constituyente.

As铆 mismo redujo a una misma expresi贸n a la ultraderecha situada bajo la sombrilla del repudiado r茅gimen encabezado por el Presidente Pi帽era.

La democracia de calle, ejercida por multitudes a favor de un proceso constituyente, abri贸 las compuertas y cre贸 la oportunidad para la realizaci贸n de trascendentes cambios constitucionales v铆a la Convenci贸n Constituyente en marcha. Se volc贸 hacia las urnas para derrotar al nazipinochetista Jos茅 Antonio Kast y su neofascista Partido Republicano, que logr贸 desinflar las derechas tradicionales preeminentes en la llamada “Concertaci贸n Democr谩tica”.

El cambio constitucional, que opera como base jur铆dica-pol铆tica hacia una nueva institucionalidad, se fortalece con esa nueva victoria, en tanto potencia la subjetividad popular y la vocaci贸n transformadora de los movimientos sociales en lucha protagonista de las grandes jornadas Pro-Constituyente.

En el contexto de una gran polarizaci贸n, al interior de la gran alianza alternativa al neoliberalismo y a su predominante componente neofascista, es de gran significaci贸n el ascenso los movimientos pol铆tico-sociales transformadores y del Partido Comunista Chileno y otras vertientes de las izquierdas. Se trata del factor cualitativo que podr铆a contrarrestar tanto la tentaci贸n a escoger la ruta de las concesiones a las enormes presiones internas y externas que se avecinan, como a asumir con firmeza y a profundizar las transformaciones contempladas en el Programa Com煤n.

El triunfo chileno se suma al promisorio repunte de la oleada por la nueva independencia continental y proyectos alternativos a un neoliberalismo cada vez m谩s endurecido por la influencia neofascista, precedidos de las recientes victorias populares en Per煤 y Honduras; las cuales a su vez reciben ahora un fuerte y promisorio est铆mulo para auspiciar sus respectivos procesos constituyentes, imprescindibles para romper la camisa de fuerza conservadora de las viejas constituciones y el predominio de fuerzas pol铆tico-sociales reaccionarias en las estructuras establecidas.

Est谩 claro -as铆 lo indica la experiencia chilena y continental- que si el cambio electoral logrado a nivel de gobierno no se desv铆a del contenido esencial de la democracia de calle que lo alent贸 y potenci贸, la confrontaci贸n con el neofascismo y el poder imperialista estadounidense que ha tenido lugar hasta la fecha, lejos de haber concluido, habr谩 de intensificarse y desplegarse. Esa pelea no ha terminado y hay que esperar la nueva contraofensiva a cargo de EEUU y sus instrumentos disponibles a nivel interno y escala internacional.

UNIDAD CONTRA EL NEOLIBERALISMO Y POR LA AUTODETERMINACI脫N DE LOS PUEBLOS

Esto motiva a definir alianzas coyunturales y estrat茅gicas con todos los procesos en lucha por la autodeterminaci贸n regional (Patria Grande liberada) y las suma de soberan铆as nacionales.

Motiva a valorar todos los factores alternativos y/o enfrentados a una superpotencia en declinaci贸n y a un sistema imperialista occidental en crisis mayor, que sin disponer ya posibilidades reales, se empecinan en actuar como si fueran los due帽os del mundo.

El importante rol antiimperialista de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia鈥 los aportes de Argentina, M茅xico a la nueva independencia continental, la lucha de los partidos y movimientos sociales enfrentados a los designios y comprometidos las alternativas al neoliberalismo, la formaci贸n de un nuevo polo mundial diferenciado y opuesto a la agresiva pol铆tica de EEUU en el que confluyen potencias emergentes como Rusia y China, Ir谩n y Estados soberanos del mundo isl谩micos, los Pa铆ses del ALBA y pueblos en lucha con varias culturas y cosmovisiones

Es tiempo de unidad en la diversidad y de convergencia multicultural contra la opresi贸n clasista, el neoliberalismo, la supremac铆a blanca, el coloniaje moderno y el patriarcado.

Es preciso desechar las estigmatizaciones basadas en el rechazo a opciones que no se ajustan a la seudo-democracia del Occidente Capitalista y entender las limitaciones derivadas de los bloqueos, cercos pol铆ticos-militares, agresiones y guerras de diferentes identidades, que convierten a pa铆ses de Nuestra Am茅rica en especie de fortalezas sitiadas

De todas manera es oportuno que desde el proceso chileno y de su nuevo gobierno se entienda esa complejidad y la importancia de formar parte de la misma; como lo es alertar frente el rol perverso de las fuerzas neofascista en ese pa铆s hermano Chile, en nuestra Am茅rica y en EEUU, y de cara al proceso de derechizaci贸n extrema de las derechas continentales.

Tambi茅n es v谩lido prender las alarmas frente a la perversa intensificaci贸n de la capacidades conspirativas de esas fuerzas reaccionarias comandadas por los halcones de Washington y ante las no descartables vacilaciones que genera -o podr铆an generar- esa agresividad ultraderechista en el contexto de confluencias y alianzas tan amplias y tan diversas como las que confluyeron para imprimirle este importante rev茅s electoral precedido de la apertura del proceso constituyente..

En estos casos la clave para seguir triunfando y profundizando el proceso de cambios est谩 en la independencia del poder popular de calle, en la permanente movilizaci贸n del sujeto pueblo para lograr una Constituci贸n transformadoras, frenar vacilaciones y derrotar la sedici贸n neofascista e imperialista. 隆Ni un paso atr谩s!

La Haine




Fuente: Lahaine.org