April 22, 2021
De parte de Lobo Suelto
240 puntos de vista


Por eso tengo sentimientos encontrados acerca de la extraordinaria aventura de WikiLeaks. Cuando WikiLeaks revelo虂 que el Eje虂rcito estadounidense habi虂a matado a civiles desarmados en Afganista虂n y otros lugares, le hizo un favor al mundo del periodismo, pero no agrego虂 mucho a lo que ya sabi虂amos. Es sabido pra虂cticamente por todos que un eje虂rcito hipermoderno mata inocentes en forma rutinaria. Solo el 9% de las vi虂ctimas de la Primera Guerra Mundial fueron civiles. En las guerras que se libraron desde fines del siglo XX, ma虂s del 90% de las vi虂ctimas han sido civiles. Por si虂 solo, estar al tanto de la depredacio虂n y la vio- lencia no ayuda a las personas a organizarse y a liberarse de las garras del poder. Y puede ser desalentador.

No es la verdad, sino la imaginacio虂n de li虂neas de escape lo que ayuda a las personas a vivir una vida auto虂noma y a rebelarse con e虂xito.

Pienso que Julian Assange hizo un gran trabajo al fortalecer el poder de la informacio虂n independiente, pero su contribucio虂n al movimiento emancipatorio no consiste en haber revelado una verdad. Ma虂s interesante me resulta un costado diferente, acaso menos visible: WikiLeaks ha sido una importante experiencia de solidaridad entre periodistas, informa虂ticos y personal militar que se rebelaron contra la hipocresi虂a y la inhumanidad de la guerra. Ese es el me虂rito invalorable de WikiLeaks y otros actores hacktivistas. Pero la obsesio虂n con la verdad que es propia de la cultura puritana ha producido efectos ambiguos, a tal punto de que algunas revelaciones han jugado en beneficio de Trump y de Putin.

La filosofi虂a de WikiLeaks se basa en la descripcio虂n del poder en te虂rminos de secreto: los secretos son vistos como la fuente de autoridad y de mando.

Si uno devela el secreto, la verdad puede ser establecida. 

Pero la verdad es inefectiva en si虂 misma, porque el juego de la enunciacio虂n es infinito. Una vez que descubres el contenido secreto, te enfrentas al enigma de la interpretacio虂n. La interpretacio虂n es la que decide en u虂ltima instancia y hace posible la accio虂n, y es un juego infinito que solo puede ser decidido por un acto de voluntad o por un acto de inclinacio虂n este虂tica.

Ma虂s que secretos, los signos del poder son enigma虂ticos. 

La fuente del poder es un enigma: nunca dejamos de buscar una autentificacio虂n, y no la encontramos porque el poder carece de autenticidad.

El secreto es un contenido oculto a la mirada del pu虂blico. Necesitas la llave que abra la caja fuerte y sabra虂s la verdad oculta.

Sin embargo, el proceso de subjetivacio虂n social no se basa en develar el secreto; se basa en el proceso de interpretacio虂n y de imaginacio虂n.

El enigma es un enunciado abierto que puede ser interpretado de infinitas maneras, y los enunciados del poder se asemejan ma虂s a enigmas que a secretos. Constantemente tienes que estar interpretando los signos del poder establecido para descubrir li虂neas de escape y de subjetivacio虂n.

El conflicto entre WikiLeaks y el establishment occidental se desarrolla dentro de la esfera del puritanismo anglosajo虂n. Como capto虂 con perspicacia Jonathan Franzen en Pureza, la cultura digital es el punto de llegada de la binarizacio虂n epistemolo虂gica y de la purificacio虂n del lenguaje y el comportamiento social. 

Lo que tenemos aqui虂 es un conflicto entre dos formas diferentes de la cultura puritana: el culto de la centroizquierda de la correccio虂n poli虂tica versus el culto de WikiLeaks de una verdad e虂tica que la correccio虂n poli虂tica enmascara a menudo con hipocresi虂a. 

Pero al final de la contienda, el ganador fue el barroco de Trump: el emperador de lo fake que surgio虂 de las ruinas de la solidaridad social y el entendimiento cri虂tico. 

El caos le gana al orden, y el ruido artificial les gana a las voces humanas

Caja Negra Editora 




Fuente: Lobosuelto.com