October 17, 2022
De parte de A Las Barricadas
1,943 puntos de vista

Con motivo de la reciente publicaci贸n de Canteros de piedras negras. Adoquines y sindicalistas en la cantera de La Mola (Benissa-Calp, 1926-1936), editado por la Universidad de Alicante, la Fundaci贸n Anselmo Lorenzo entrevista a sus autores, Jos茅 Luis Luri Prieto y Robert Llopis Sendra. El libro se halla entre los fondos de nuestra biblioteca.

鈥擡n primer lugar, Canteros de piedra negras鈥 es un trabajo de reconstrucci贸n de una historia cuyas fuentes en buena medida se han perdido o est谩n muy dispersas, y eso me parece muy interesante. 驴Cu谩les han sido las dificultades m谩s importantes relacionadas con todo el trabajo con las fuentes primarias?

Canteros es un buen ejemplo de serendipia acumulada. Todo ha sido como seguir el cabo de un hilo que te ha ido conduciendo hasta la sorpresa final de una historia potente. Una historia que ha pasado desapercibida hasta ahora para el observador estudioso, comenzando por la propia existencia y la importancia de las explotaciones de ofitas en estas comarcas de la Marina. Los fondos de archivo al respecto son muy escasos, entre otros motivos porque las primeras canteras de esta roca volc谩nica no se hallaban sometidas a un control fiscal riguroso. El desinter茅s administrativo de entonces conduce al p谩ramo documental de ahora, claro. Pero aun as铆 hablamos de empresas mineras comerciales y, por lo tanto, de riqueza y relaciones entre patrones y obreros dentro de un entorno econ贸mico general presidido por el sector primario, pesca y agricultura, que se rige por relaciones entre productores bien distintas.

鈥擡n esta misma l铆nea, tambi茅n me ha resultado interesante la recopilaci贸n de una muy buena cantidad de testimonios de muchos de esos militantes de a pie, que fueron al fin y al cabo los que construyeron las realidades en cada comarca. Es importante que esos nombres y esos testimonios no se pierdan. De nuevo, 驴c贸mo han llegado hasta esos testimonios?

El trabajo de campo es esencial en estas investigaciones y con el ejercicio paciente de preguntar, esperar e insistir, acabas por hacer contacto con canteros veteranos, o hijos de estos, que te cuentan lo que saben. En esta labor casi textil se van uniendo los puntos que conformar谩n la visi贸n del tapiz. No cabe duda de que, por las circunstancias que sean, esta obra ha visto la luz ahora, y quiz谩 dentro de una generaci贸n no habr铆a resultado f谩cil completarla, porque la huella hist贸rica se diluye y acaba por desaparecer. Es muy indicativo que, encontr谩ndose la cantera de La Mola en t茅rmino de Benissa, apenas existiera memoria de ella en la poblaci贸n. Los antecedentes documentales y bibliogr谩ficos de la cantera son muy superficiales, pero los trabajos existentes han servido de umbral a la hora de adentrarnos en nuestra investigaci贸n. No pod铆amos imaginar el trasfondo, la dimensi贸n hist贸rica que ocultaba la explotaci贸n de La Mola; en especial en lo referente a los sucesos pol铆ticos y revolucionarios experimentados en la comarca durante aquellos a帽os.

鈥擳ambi茅n me ha resultado curioso la forma de enfocar globalmente la situaci贸n hist贸rica para comprenderla en su totalidad. Es decir, unir la geograf铆a, la geolog铆a, los factores econ贸micos y de desarrollo, y la situaci贸n social. No es un enfoque tan habitual y creo que aporta bastante. 驴Qu茅 ventajas y desventajas plantea este planteamiento, dig谩moslo as铆, hol铆stico?

Es cierto. No s茅 puede entender el relato sin acudir a los condicionamientos f铆sicos, hist贸ricos y humanos que presentaba el medio. Sin analizar todos los antecedentes que condujeron a que los hombres que habitaron las partidas durante generaciones, sujetos a una econom铆a primaria de mera subsistencia, abandonaran el arado y la azada para agarrar el mazo y un perpal. Por otra parte, no debemos perder de vista las circunstancias favorables del momento, cruciales, esto es el empuje que produjo la gran inversi贸n en adoquinado y mejora de carreteras promovidas por el gabinete de Primo de Rivera entre 1926 y 193. Estas iniciativas oficiales y las obras en infraestructuras encontraron recursos de materiales id贸neos en estas explotaciones dispersas de la comarca.

鈥擮tro tema importante es ver c贸mo afecta la llegada de una actividad industrial a un entorno eminentemente rural y agr铆cola. Estos cambios afectan a muchos planos, incluyendo la psicolog铆a y conciencia colectivas; en cierta forma, se pasa de un entorno de subsistencia y de 芦pater familias禄 a uno m谩s independiente, m谩s organizado y que favorece el desarrollo de una conciencia de clase m谩s desarrollada, especialmente en el obrero especializado. 驴Lo cre茅is as铆?

S铆. En este oficio de fuerza el joven jornalero cambia de patr贸n. En el campo quien manda es el padre o el amo. En la cantera manda el empresario que procede del 谩mbito urbano. La empresa busca el beneficio que se produce tras la asunci贸n de unos m铆nimos costes. El obrero sabe que 茅l tiene trabajo porque quien lo emplea gana bien. Cuando se paga el destajo muy generosamente el cantero reconoce que su participaci贸n en el negocio se convierte en trascendental para los intereses de quien le retribuye. Tira y afloja. En la econom铆a campesina las cosas son diferentes. Si, adem谩s, el jornal de un adoquinero multiplica varias veces el de un bracero o podador, el impacto social de este traslado de relaciones es muy grande. El trabajador de la cantera gana dinero met谩lico, puede independizarse, ofrece un buen partido a la hora de emparejarse; si por otra parte se nutre de los conocimientos profesionales y vientos ideol贸gicos que le ofrecen los compa帽eros m谩s veteranos, de forma ineludible termina por acu帽ar ideas propias y una nueva concepci贸n del mundo. No solo pasa a pertenecer a una incipiente clase social obrera, es que comienza a creer en que puede ser due帽o de su destino.

鈥擮tro punto sobre el que se podr铆a profundizar un poco m谩s es c贸mo llega la CNT a implantarse en unos n煤cleos geogr谩ficamente muy aislados. Es obvio que parte de esos trabajadores ten铆an relaci贸n con trabajadores catalanes, pero no s茅 si hay alg煤n otro factor predominante. 驴Cu谩l es vuestra visi贸n sobre el tema?

La experiencia profesional de los veteranos canteros de La Nuc铆a fue determinante. No solo conoc铆an el oficio, constitu铆an una referencia personal para los m谩s j贸venes operarios que se iniciaban en la profesi贸n. La CNT se hab铆a constituido en La Nuc铆a en 1919, pero la experiencia sindicalista de sus canteros era muy anterior y conectaba con el fen贸meno de migraciones temporales a Catalunya d贸nde conocieron los inicios del anarcosindicalismo. Los ideales anarquistas prendieron pronto en el c铆rculo de mozos de La Mola, quienes hab铆an crecido en ese entorno f铆sico adusto de monta帽a. La experiencia vital de los canteros nucieros fue decisiva a la hora de concienciar y motivar la constituci贸n del n煤cleo sindicalista de la cantera.

鈥擠urante la Guerra Civil, los trabajadores crean (entre otras cosas) la Industria del P贸rfido Socializada. Ser铆a interesante conocer algo m谩s de su funcionamiento. 驴Podr铆ais explic谩rnoslo?

En el caso que tratamos de La Mola, la explotaci贸n se cerr贸 y los canteros no tardaron en marchar al frente como voluntarios o en incorporarse a tareas de gobierno local. Carecemos de datos de producci贸n y funcionamiento de las canteras adoquineras valencianas con posterioridad al golpe de estado militar. Solo tenemos constancia documental de la constituci贸n de la Industria Socializada del P贸rfido en el municipio de La Nuc铆a, pero no as铆 de su trayectoria comercial.  No obstante, de permanecer abiertas, creemos que la propia econom铆a de guerra habr铆a supuesto la cancelaci贸n de proyectos y la ausencia de pedidos. En definitiva, la paralizaci贸n de la producci贸n adoquinera. Por ejemplo, en la Olla de Altea, al final de la Guerra Civil, los almacenes guardaban excedentes de adoquines y materiales de ofita que no se pudieron vender entre 1936-1939.

鈥擮tro punto que me result贸 de inter茅s y en el que se puede profundizar algo m谩s es que despu茅s de la guerra Manuel Verd煤 Giner, uno de los patronos para los que trabajaron esta gente, los defendi贸, los aval贸 y les ofreci贸 trabajo, haciendo lo que pudo para que la represi贸n fuera menos penosa para ellos. 驴Podr铆ais explicarnos aqu铆 qui茅n era este hombre?

Manuel Verd煤, originario del pueblo alicantino de Busot, fue un empresario vinculado al sector de contratas p煤blicas. Se instal贸 en la Olla de Altea, desde donde administraba distintas explotaciones adoquineras de ofitas. Al final, m谩s all谩 de los intereses econ贸micos, existen patrones que son capaces de establecer lazos humanos con las personas a las que dan empleo. Verd煤 conoc铆a bien a los j贸venes canteros de su empresa, sus or铆genes, sus sue帽os e ideales; es obvio que empatiz贸 con ellos en cuanto que existieron entre las partes unas relaciones de lealtad. Otra cosa bien distinta es la propia visi贸n que tuviese el empresario sobre las iniciativas revolucionarias de su grupo de obreros y el sentido de su causa. Manuel tuvo la valent铆a y la humanidad de, en esos primeros a帽os terribles de la posguerra, avalar a sus canteros y ofrecerles trabajo para sortear los diferentes procedimientos judiciales y represivos en los que se vieron envueltos por las autoridades franquistas. Verd煤 falleci贸 en Val猫ncia, donde est谩 enterrado. Nos quedamos en puertas de conocer a su hijo, que tambi茅n falt贸 recientemente.

鈥擯or 煤ltimo, s铆 me gustar铆a saber qu茅 queda en aquellas comarcas de todo esto, qu茅 recuerdo o memoria. Y a ra铆z de la publicaci贸n de vuestra obra, tambi茅n me gustar铆a saber c贸mo crees que influye la publicaci贸n de investigaciones hist贸ricas tan exhaustivas como la vuestra en la creaci贸n de una conciencia hist贸rica entre las clases populares que pueda reconocerse en las luchas de sus antecesores.

La lectura es la madre de la conjetura. No se puede albergar opini贸n alguna sobre lo que no se conoce. Esta obra ofrece una visi贸n alternativa. No solo alumbra acontecimientos desconocidos hasta ahora; adem谩s explica muchos de los sucesos acaecidos en tiempos de Rep煤blica y Guerra en el marco de la comarca. La contribuci贸n es muy importante. No se puede entender esta d茅cada del siglo XX, dentro del entorno geogr谩fico indicado, sin acudir a las fuentes que hoy ofrece nuestra labor.




Fuente: Alasbarricadas.org