March 31, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
274 puntos de vista


La guerra 鈥揺se mundo alucinado, perverso y por momentos delirante, impuesto por los estados capitalistas m谩s voraces- no es ajena al pueblo kurdo. Aunque repiten una y otra vez que la guerra nunca permitir谩 alcanzar una soluci贸n pol铆tica a un conflicto que ya lleva muchos a帽os, los kurdos de Siria resisten los ataques que los golpean desde todos los frentes. A la represi贸n hist贸rica desplegada por el r茅gimen del partido Ba鈥檃th 鈥搇iderado por el clan Al Assad-, le siguieron los intentos de invasi贸n territorial de Al Qaeda y posteriormente del Estado Isl谩mico (ISIS). Como si fuera poco, desde hace dos a帽os soportan -en medio de un fr谩gil equilibrio geopol铆tico-, los ataques y ocupaciones ilegales impulsadas por Turqu铆a en las regiones de Afrin y Ser锚kaniy锚.

Aunque a primera vista el panorama se vea desolador, los pueblos del norte y el este de Siria 鈥揹onde los kurdos son mayor铆a-, contin煤an por la senda de la autonom铆a territorial, la independencia pol铆tica y el empoderamiento de las mujeres. Desde la Administraci贸n Aut贸noma del Norte y el Este de Siria (AANES) proponen la construcci贸n de una sociedad inclusiva, anti-estatista, anti-capitalista y ecol贸gica. Y a ninguno de los poderes que est谩n empantanados en Siria 鈥搚a sea Rusia, Estados Unidos, Ir谩n, Turqu铆a y la Uni贸n Europea (UE)-, la propuesta de la AANES, basada en el 鈥渃onfederalismo democr谩tico鈥, les cae simp谩tica. Porque cuestionar el status quo todav铆a vigente en Siria es cuestionar una concepci贸n de mundo que ya no resiste tanta injusticia.

La historia y la geograf铆a del agua

Ercan Aybo臒a, Anja Flach y Michael Knapp, en su detallado libro Revoluci贸n en Rojava. Liberaci贸n de la mujer y comunalismo entre la guerra y el embargo, abordan la cuesti贸n del agua en Rojava. Para los autores, 鈥淜urdist谩n es una regi贸n de suma importancia estrat茅gica, entre otras razones, por su riqueza acu铆fera, ya que los r铆os Tigris y 脡ufrates, que suministran el agua necesaria a Irak y Siria, fluyen ambos a trav茅s de los territorios turcos del Kurdist谩n (Bakur)鈥. Por esta raz贸n, apuntan, el Estado turco 鈥渢iene el control del agua de la regi贸n gracias a un completo sistema de presas: a partir del Southeastern Anatolia Project (G眉neydo臒u Anadolu Projes谋, GAP) controla el r铆o 脡ufrates, que desciende luego hacia el interior de Siria, con 13 proyectos que hasta la fecha han instalado 24 presas y 17 plantas hidroel茅ctricas, mientras que con el proyecto de la presa Ilisu intenta controlar tambi茅n las aguas del Tigris en su discurrir hacia Irak鈥.

En Revoluci贸n en Rojava, se explica que la escasez de agua en Rojava se profundiz贸 en los 煤ltimos a帽os y que las razones son varias. La que implica al Estado turco, se refiere que en ese pa铆s 鈥渃onstruye presas y embalses para riego asignando una provisi贸n para beber tan peque帽a, que se puede calificar casi de insignificante 鈥搑emarcan los autores-. Tambi茅n de los r铆os se extrae el agua para la imprescindible irrigaci贸n de grandes 谩reas cultivadas. En los lugares pertenecientes al Estado turco, no hay controles en los pozos que extraen agua del subsuelo para regar y, durante los 煤ltimos 10 o 15 a帽os, motores nuevos y asequibles han hecho que sea mucho m谩s f谩cil el bombeo de agua subterr谩nea. Ello ha reducido dr谩sticamente el agua en el lado norte de Kurdist谩n, con consecuencias potencialmente catastr贸ficas y existencialmente amenazantes para Rojava. De pie sobre una colina, en la frontera, una mirada revela que los campos son mucho m谩s verdes en el lado del Kurdist谩n norte que en el sirio鈥.

Para los autores del libro, incluso con un 鈥渃ambio profundo en Turqu铆a鈥 y en las pol铆ticas de agua de Rojava, sumado a mayores precipitaciones, 鈥渟e necesitar铆an d茅cadas para que los acu铆feros volvieran a los niveles anteriores. Turqu铆a no adoptar谩 f谩cilmente una pol铆tica de aguas socio-ecol贸gica, pues requerir铆a una transformaci贸n pol铆tica de envergadura y Rojava puede contribuir m谩s bien poco, porque la mayor parte de su agua subterr谩nea proviene del Kurdist谩n Norte鈥.

El agua de todos los d铆as

En pandemia y en plena guerra, el agua es un bien tan necesario como las vacunas que aplacan los contagios de coronavirus. En Rojava, el gobierno de Turqu铆a no s贸lo ataca con formaciones militares regulares y grupos mercenarios, sino que utiliza el flujo de agua como armamento fundamental.

El 16 de marzo pasado, se conoci贸 que Turqu铆a cort贸 el flujo del r铆o Qeremox, que pasa por la ciudad de Kobane. Los encargados de esto fueron los mercenarios del grupo Faylaq Al Majd, una de las tantas organizaciones irregulares financiadas por Ankara, y su objetivo fue evitar que los agricultores rieguen sus campos.

El mismo d铆a, Mihemed Diya El-D卯n, co-presidente del Comit茅 Econ贸mico de la ciudad de Tabqa, demand贸 a Naciones Unidas y a su Consejo de Seguridad que presionen a Turqu铆a para que permita el flujo de agua del r铆o 脡ufrates hacia el norte de Siria. En Tabqa se encuentra una de las principales represas del pa铆s, situada 40 kil贸metros r铆o arriba de la ciudad de Raqqa. Esta represa fue blanco de ataques del Estado Isl谩mico (ISIS) y de las fuerzas militares turcas. Diya El-D卯n record贸 鈥渜ue todas las turbinas que proporcionan riego a miles de tierras agr铆colas est谩n fuera de servicio鈥, debido a los ataques y a que la AANES no tiene acceso a la compra de repuestos. 鈥淟a electricidad producida por la presa del 脡ufrates (Tabqa) ha disminuido a 12 horas diarias y podr铆a disminuir a煤n m谩s en los pr贸ximos d铆as鈥, advirti贸 el funcionario.

En una entrevista reciente con la agencia de noticias ANHA, el ingeniero de la represa de Tabqa, Ehmed El-Oso, denunci贸 que el Estado turco nunca liber贸 m谩s de 150 metros c煤bicos de agua, lo que provoca que 鈥渓a tierra agr铆cola se volviera 谩rida y que la electricidad proporcionada por la presa disminuyera鈥.

En un art铆culo publicado a principios de marzo en ANF, se revel贸 que Turqu铆a corta 鈥渟istem谩ticamente las aguas del r铆o 脡ufrates sobre el noreste de Siria desde 2017鈥. 鈥淒e esta manera, el Estado turco ha estado permitiendo solo 200 metros c煤bicos de agua desde 2020, mientras que son necesarios 500 metros c煤bicos como m铆nimo 鈥搒e agreg贸-. Y el 60 por ciento de esta agua pasa a territorio iraqu铆. Desde el 28 de enero de 2021, el Estado turco ha cortado el 60 por ciento del r铆o 脡ufrates sobre el noreste de Siria鈥.

En el art铆culo se record贸 que en 1987 se firm贸 un acuerdo sobre el agua entre Turqu铆a, Siria e Irak en relaci贸n con los r铆os 脡ufrates y Tigris. Seg煤n este acuerdo, 鈥500 metros c煤bicos de agua pasar铆an a territorio sirio por segundo, y el 60 por ciento de esta agua pasar铆a a territorio iraqu铆. Las aguas del r铆o 脡ufrates, que ha estado fluyendo sistem谩ticamente hacia territorio sirio durante d茅cadas de esta manera, han sido cortadas sistem谩ticamente por el Estado turco desde 2017鈥.

Desde la AANES se han cansado de denunciar que Turqu铆a utiliza el agua como un arma para destruir el proyecto auton贸mico del noreste de Siria, encabezado por los kurdos y que incluye a los pueblos 谩rabe, armenio, asirio y turcomano de la regi贸n. Hasta ahora, y pese a la confirmaci贸n de esta denuncia, ni el gobierno de Damasco, ni Estados Unidos y Rusia, y mucho menos la ONU, han tomado medidas para detener a Turqu铆a.

FUENTE: Leandro Albani / La tinta

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org