March 16, 2022
De parte de Terraindomite
268 puntos de vista

Bienvenidos a la segunda fase del Gran Reinicio: la guerra.

Si bien la pandemia aclimat贸 al mundo a los confinamientos, normaliz贸 la aceptaci贸n de medicamentos experimentales, precipit贸 la mayor transferencia   de riqueza a las corporaciones diezmando a las pymes y ajust贸 la memoria muscular de las operaciones de la mano de obra en preparaci贸n para un futuro cibern茅tico, se requer铆a un vector adicional para acelerar la colapso econ贸mico antes de que las naciones puedan reconstruir mejor.

A continuaci贸n presento varias formas en las que el actual conflicto entre Rusia y Ucrania es el pr贸ximo catalizador de la agenda del Gran Reinico del Foro Econ贸mico Mundial, facilitado por una red interconectada de actores globales y una red difusa de asociaciones p煤blico-privadas.

1. La guerra entre Rusia y Ucrania ya est谩 provocando disrupciones sin precedentes en las cadenas de suministro mundiales, exacerbando la escasez de combustible e induciendo niveles cr贸nicos de inflaci贸n.

A medida que las tensiones geopol铆ticas se convierten en un conflicto prolongado entre la OTAN y el eje chino-ruso, una segunda contracci贸n podr铆a sumir a la econom铆a en la estanflaci贸n.

En los pr贸ximos a帽os, la combinaci贸n de un crecimiento mediocre y una inflaci贸n galopante obligar谩 a una subclase econ贸mica global a aceptar contratos micro-laborales y empleos mal pagados en una 鈥済ig economy鈥 (trabajos espor谩dicos de duraci贸n corta).

Otra recesi贸n agravar谩 la sed mundial de recursos, reducir谩 las posibilidades de autosuficiencia y aumentar谩 enormemente la dependencia de las subvenciones gubernamentales.

Con el empobrecimiento de una parte importante de la mano de obra mundial que se avecina, esto bien podr铆a ser el preludio de la introducci贸n de una renta b谩sica universal, que llevar铆a a un orden neofeudal altamente estratificado.

Como resultado, la ominosa predicci贸n del Foro Econ贸mico Mundial de que no poseeremos nada y seremos felices en 2030 parece hacerse realidad con una velocidad aterradora.

2. Las consecuencias econ贸micas de la guerra provocar谩n una dr谩stica reducci贸n de la mano de obra mundial.

Los arquitectos del Gran Reinicio llevan varios a帽os anticipando esta tendencia y aprovechar谩n estas turbulencias econ贸micas impulsando el papel de las tecnolog铆as disruptivas para hacer frente a los desaf铆os globales y alterar fundamentalmente los modelos de negocio tradicionales para seguir el ritmo de los r谩pidos cambios de la tecnolog铆a.

Al igual que la pandemia, la preparaci贸n para las cat谩strofes en la era de los conflictos depender谩 en gran medida de la voluntad de adoptar innovaciones tecnol贸gicas espec铆ficas en los 谩mbitos p煤blico y privado para que las generaciones futuras puedan hacer frente a las exigencias laborales del Gran Reinicio.

Un tema recurrente en el libro de Klaus Schwab 鈥Shaping the Future of the Fourth Industrial Revolution (Modelar el futuro de la cuarta revoluci贸n industrial) es que las innovaciones tecnol贸gicas y cient铆ficas revolucionarias dejar谩n de estar relegadas al mundo f铆sico que nos rodea para convertirse en extensiones de nosotros mismos.

Destaca la primac铆a de las tecnolog铆as emergentes en una mano de obra de nueva generaci贸n y subraya la urgencia de avanzar en los planes de digitalizaci贸n de muchos aspectos de la mano de obra mundial mediante soluciones tecnol贸gicas evolutivas.

Los promotores del Gran Reinico pretenden gestionar los riesgos geopol铆ticos mediante la creaci贸n de nuevos mercados basados en las innovaciones digitales, las estrategias electr贸nicas, la telepresencia, la inteligencia artificial, la rob贸tica, la nanotecnolog铆a, el internet de las cosas y el internet de los cuerpos.

El r谩pido ritmo de despliegue de las tecnolog铆as de inteligencia artificial sugiere que la optimizaci贸n de estas tecnolog铆as afectar谩 en primer lugar a las industrias y ocupaciones tradicionales que proporcionan una red de seguridad a cientos de millones de trabajadores, como la agricultura, el comercio minorista, la restauraci贸n, los servicios de alimentaci贸n, la industria manufacturera y las industrias de mensajer铆a.

Muchos de los puestos de trabajo que se perder谩n en los pr贸ximos a帽os ya estaban en fase de despedido y es poco probable que se recuperen una vez que se calme la situaci贸n.

Sin embargo, la automatizaci贸n en forma de robots, software inteligente y aprendizaje autom谩tico no se limitar谩 a los trabajos rutinarios, repetitivos y predecibles.

Los sistemas de IA est谩n a punto para automatizar en masa una serie de trabajos de cuello blanco, sobre todo en campos que implican el procesamiento de informaci贸n y el reconocimiento de patrones, como la contabilidad, los recursos humanos y los puestos de cuadros intermedios.

Aunque no es f谩cil anticipar las tendencias futuras del empleo, se puede afirmar que la amenaza combinada de las pandemias y la guerra significa que la mano de obra est谩 en la antesala de una remodelaci贸n sin precedentes, con la tecnolog铆a remodelando la log铆stica, amenazando potencialmente cientos de millones de puestos de trabajo de cuello blanco y azul, provocando el mayor y m谩s r谩pido desplazamiento de puestos de trabajo de la historia, y presagiando un cambio en el mercado laboral que antes era inconcebible.

Aunque hace tiempo que se predijo que el mayor uso de la tecnolog铆a en el sector privado provocar铆a una p茅rdida masiva de puestos de trabajo, los confinamientos por pandemias y las futuras interrupciones causadas por la guerra acelerar谩n este proceso, y muchas empresas no tendr谩n m谩s remedio que despedir personal y sustituirlo por soluciones tecnol贸gicas creativas simplemente para garantizar la supervivencia de sus negocios.

En otras palabras, muchos de los puestos de trabajo que se perder谩n en los pr贸ximos a帽os ya estaban en fase de despedido y es poco probable que se recuperen una vez que se calme la situaci贸n.

3. La guerra ha reducido significativamente la dependencia de Europa del sector energ茅tico ruso y ha reforzado la importancia de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU y de las emisiones 鈥netas cero鈥, que est谩n en el centro del Gran Reinicio.

Los formuladores de  pol铆ticas que siguen al un铆sono con el Gran Reinico han aprovechado las duras sanciones contra Rusia para acelerar el cambio a la energ铆a 鈥渧erde鈥 y reiterar la importancia de la descarbonizaci贸n como parte de la 鈥渓ucha contra el cambio clim谩tico鈥.

Sin embargo, ser铆a corto de miras suponer que el Gran Reinicio consiste en 煤ltima instancia en la distribuci贸n equitativa de hidr贸geno 鈥渧erde鈥 y de combustibles sint茅ticos neutros en carbono para sustituir a la gasolina y al di茅sel.

Si bien los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU son esenciales para la recuperaci贸n posterior a la pandemia, son m谩s fundamentales para la transformaci贸n del capitalismo de los accionistas, que las 茅lites de Davos llaman ahora 鈥capitalismo de las partes interesadas.

En t茅rminos econ贸micos, se trata de un sistema en el que los gobiernos dejan de ser los 谩rbitros finales de las pol铆ticas p煤blicas y las empresas privadas no elegidas se convierten en los fideicomisarios de facto de la sociedad, asumiendo la responsabilidad directa de hacer frente a los retos sociales, econ贸micos y medioambientales del mundo a trav茅s de la cooperaci贸n macroecon贸mica y de un modelo de gobernanza mundial con m煤ltiples partes interesadas.

Esto centralizar谩 el poder en manos de los accionistas capitalistas bajo el disfraz ben茅volo de reinventar el capitalismo a trav茅s de medios m谩s justos y ecol贸gicos.

En una construcci贸n econ贸mica de este tipo, los conglomerados poseedores de activos pueden redirigir el flujo de capital global alineando las inversiones con los ODS de la ONU y configur谩ndolas para que cumplan con los criterios ambientales, sociales y de gobernanza corporativa (ESG), de modo que los nuevos mercados internacionales puedan construirse sobre el desastre y la miseria de cientos de millones de personas que pueden sufrir el colapso econ贸mico causado por la guerra.

En consecuencia, la guerra ofrece un impulso considerable a los gobiernos que impulsan un reajuste para perseguir activamente la independencia energ茅tica, configurar los mercados hacia un 鈥渃recimiento verde inclusivo鈥 y, en 煤ltima instancia, orientar a la poblaci贸n hacia un sistema de tope y comercio, tambi茅n conocido como econom铆a de cr茅ditos de carbono.

Esto centralizar谩 el poder en manos de los capitalistas accionistas bajo la apariencia ben茅vola de reinventar el capitalismo de forma m谩s justa y ecol贸gica, utilizando esl贸ganes enga帽osos como 鈥渞econstruir mejor鈥 sin sacrificar el imperativo del capitalismo de crecimiento perpetuo.

4. La escasez de alimentos creada por la guerra supondr谩 una gran oportunidad para la industria de la biolog铆a sint茅tica, ya que la convergencia de las tecnolog铆as digitales con la ciencia de los materiales y la biolog铆a transformar谩 radicalmente el sector agr铆cola y fomentar谩 la adopci贸n de alternativas basadas en plantas y cultivadas en laboratorio a escala mundial.

Rusia y Ucrania son los dos graneros del mundo y la escasez cr铆tica de cereales, fertilizantes, aceites vegetales y alimentos esenciales catapultar谩 la importancia de la biotecnolog铆a para la seguridad alimentaria y la sostenibilidad y dar谩 lugar a varias empresas c谩rnicas imitadoras similares a la 鈥淚mpossible Foods鈥, cofinanciada por Bill Gates.

Por lo tanto, cabe esperar que el aumento de la regulaci贸n gubernamental conduzca a una revisi贸n radical de la producci贸n y el cultivo industrial de alimentos, lo que en 煤ltima instancia beneficiar谩 a la agroindustria y a los inversores en biotecnolog铆a, ya que los sistemas alimentarios se redise帽an con tecnolog铆as emergentes para producir prote铆nas 鈥渟ostenibles鈥 y cultivos patentados modificados gen茅ticamente por CRISPR.

5. La exclusi贸n de Rusia de la SWIFT (Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales) prefigura un reajuste econ贸mico que generar谩 precisamente el tipo de reacci贸n necesaria para integrar a grandes partes de la poblaci贸n mundial en una red de control tecnocr谩tico.

Tal y como han argumentado varios economistas, el hecho de armar SWIFT, CHIPS (The Clearing House Interbank Payments System) y el d贸lar estadounidense contra Rusia s贸lo animar谩 a rivales geopol铆ticos como China a acelerar el proceso de desdolarizaci贸n.

El principal beneficiario de las sanciones econ贸micas contra Rusia parece ser China, que puede remodelar el mercado euroasi谩tico animando a los Estados miembros de la Organizaci贸n de Cooperaci贸n de Shanghai (OCS) y del BRICS a eludir el ecosistema SWIFT y liquidar los pagos internacionales transfronterizos en yuanes digitales.

Si bien la demanda de criptomonedas experimentar谩 un aumento masivo, es probable que esto anime a muchos gobiernos a regular cada vez m谩s el sector a trav茅s de cadenas de bloques p煤blicas y hacer cumplir una prohibici贸n multilateral de las criptomonedas descentralizadas.

El paso a las criptomonedas podr铆a ser un ensayo general para acelerar los proyectos de monedas programables supervisados por un regulador federal, lo que llevar铆a a una mayor acumulaci贸n de poder en manos de una poderosa tecnocracia mundial y sellar铆a as铆 nuestra esclavitud a las instituciones financieras.

Creo que esta guerra llevar谩 a las monedas a la paridad, anunciando un nuevo momento de Bretton Woods que promete transformar el funcionamiento de la banca internacional y la cooperaci贸n macroecon贸mica mediante la futura adopci贸n de monedas digitales de los bancos centrales.

6. Esta guerra marca un importante punto de inflexi贸n en la aspiraci贸n globalista de un nuevo orden internacional fundado sobre reglas y anclado en Eurasia.

Como argument贸 el 鈥減adre de la geopol铆tica鈥 Halford Mackinder hace m谩s de un siglo, el ascenso de todos los hegemones mundiales de los 煤ltimos 500 a帽os ha sido posible gracias al dominio de Eurasia. Asimismo, su declive se ha asociado a la p茅rdida de control sobre esta masa terrestre central.

Esta relaci贸n causal entre geograf铆a y poder no ha pasado desapercibida para la red mundial de actores que representan al FEM, muchos de los cuales han anticipado la transici贸n a una era multipolar y el retorno a la competencia entre grandes potencias en el contexto de la disminuci贸n de la influencia pol铆tica y econ贸mica de Estados Unidos y la necesidad apremiante de lo que los tecn贸cratas llaman globalizaci贸n inteligente.

Mientras Estados Unidos intenta desesperadamente mantener su estatus de superpotencia, el ascenso econ贸mico de China y las ambiciones regionales de Rusia amenazan con perturbar los focos estrat茅gicos de Eurasia (Europa Occidental y Asia-Pac铆fico).

La regi贸n en la que Estados Unidos gozaba de una hegemon铆a indiscutible ya no es inmune a las fisuras y podr铆amos asistir a un cambio de guardia que alterar铆a radicalmente el c谩lculo de la proyecci贸n de la fuerza global.

Aunque la ambiciosa Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI siglas de Nueva Ruta de la Seda) de China tiene el potencial de unificar la isla-mundo (Asia, 脕frica y Europa) y provocar un cambio tect贸nico en el lugar del poder mundial, la reciente invasi贸n de Ucrania tendr谩 consecuencias de gran alcance para el transporte ferroviario China-Europa.

El presidente ucraniano Zelensky afirm贸 que Ucrania podr铆a funcionar como la puerta de entrada de la BRI a Europa. Por lo tanto, no podemos ignorar el enorme inter茅s de China en las recientes tensiones sobre Ucrania, ni podemos ignorar la ambici贸n subyacente de la OTAN de frenar el ascenso de China en la regi贸n limitando la venta de activos ucranianos a China y haciendo todo lo posible para frustrar La Ruta de la Seda Moderna.

Mientras las sanciones empujan a Rusia a consolidar sus lazos bilaterales con China y a integrarse plenamente en el BRI, un bloque comercial paneuropeo podr铆a ser el realineamiento que imponga una gobernanza compartida de los bienes comunes globales y un reinicio de la era del excepcionalismo estadounidense.

7. Mientras las especulaciones  se acumulan  en cuanto al  impacto a largo plazo de la guerra en los flujos comerciales bilaterales entre China y Europa, el conflicto entre Rusia y Ucrania catapultar谩 a Israel -uno de los principales defensores del Gran Reinicio- a una importancia internacional a煤n mayor.

Israel es un mercado del BRI muy atractivo para China y el PCCh es muy consciente de la importancia de Israel como puesto estrat茅gico que une el Oc茅ano 脥ndico y el Mar Mediterr谩neo a trav茅s del Golfo de Suez.

Adem谩s, el gobierno chino lleva muchos a帽os reconociendo la primac铆a de Israel como centro tecnol贸gico mundial y est谩 aprovechando las capacidades innovadoras de Israel para ayudarle a afrontar sus propios retos estrat茅gicos.

Por lo tanto, es probable que la mediaci贸n de Naftali Bennet entre Mosc煤 y Kiev tenga en cuenta el papel instrumental de la iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda (BRI) en la expansi贸n de la huella estrat茅gica regional y global de China e Israel.

El estatus de Israel como centro tecnol贸gico del futuro y puerta de enlace entre Europa y Oriente Medio est谩 inextricablemente ligado a la red de infraestructuras f铆sicas, como carreteras, ferrocarriles, puertos y oleoductos energ茅ticos, que China ha construido en la 煤ltima d茅cada.

驴Israel est谩 en las etapas formativas de subcontratar sus intereses de seguridad lejos de los EE. UU. y cubrir sus apuestas en el eje chino-ruso? 

Israel, que ya es una potencia en tecnolog铆as de automoci贸n, rob贸tica y ciberseguridad, aspira a convertirse en la naci贸n central del Reino milenario y se espera que las empresas tecnol贸gicas de nueva creaci贸n del pa铆s desempe帽en un papel clave en la cuarta revoluci贸n industrial.

El fortalecimiento de su relaci贸n evolutiva con China, en el contexto de la crisis ruso-ucraniana, podr铆a ayudar a impulsar a Israel a la posici贸n de hegem贸n regional por excelencia, con gran parte del poder econ贸mico y tecnol贸gico centralizado convergiendo en Jerusal茅n.

A medida que Israel se esfuerza por diversificar sus mercados de exportaci贸n e inversiones fuera de Estados Unidos, se plantea una cuesti贸n importante.

驴Israel est谩 en las etapas formativas de subcontratar sus intereses de seguridad lejos de los EE. UU. y cubrir sus apuestas en el eje chino-ruso? 

8. Ya es de dominio p煤blico que los identificadores digitales son una parte central de la agenda del Gran Reinicio del Foro Econ贸mico Mundial y que deben ser racionalizados en todas las industrias, cadenas de suministro y mercados para avanzar en los ODS (objetivos de Desarrollo sostenible) de la ONU para 2030 y ofrecer servicios individualizados e integrados en las futuras ciudades inteligentes.

Muchos se han dado cuenta de c贸mo una plataforma de este tipo puede utilizarse para introducir un sistema global de control tecnocr谩tico de la poblaci贸n y de cumplimiento, incorporando a la humanidad en una nueva cadena de valor empresarial en la que los ciudadanos son explotados como mercanc铆as de datos para los inversores en ASG y los mercados de bonos de capital humano, y se les da una puntuaci贸n social y clim谩tica basada en su rendimiento con respecto a los ODS de la ONU.

Esta verificaci贸n transparente de personas y dispositivos conectados en entornos inteligentes solo se producir谩 cuando nuestros datos biom茅tricos, historiales m茅dicos, finanzas, expedientes acad茅micos, h谩bitos de consumo, huella de carbono y todas nuestras experiencias humanas se almacenen en una base de datos interoperable para determinar nuestro cumplimiento de los ODS de la ONU, lo que supondr谩 un cambio monumental en nuestro contrato social.

Los pasaportes de vacunas fueron presentados inicialmente por asociaciones p煤blico-privadas como punto de entrada para las identidades digitales. Ahora que esa l贸gica ha seguido su curso, 驴c贸mo podr铆an las actuales tensiones geopol铆ticas ayudar a reconfigurar lo que es el nodo clave de un nuevo ecosistema digital?

Las entradas de racionamiento podr铆an registrarse en los libros de contabilidad de blockchain en la  digital ID para rastrear nuestra huella de carbono y nuestros h谩bitos de consumo durante una emergencia nacional

Ucrania ha sido considerada tradicionalmente el granero de Europa y, junto con Rusia, los dos pa铆ses son los principales proveedores de cereales b谩sicos del mundo. Por tanto, la guerra es un cisne negro para las materias primas y la inflaci贸n.

Con la econom铆a al borde del colapso debido a una escasez de suministros a nivel mundial, creo que los temblores econ贸micos resultantes desencadenar谩n emergencias b茅licas en todo el mundo y el p煤blico tendr谩 que prepararse para el racionamiento.

Una vez que esto ocurra, la adopci贸n multilateral de identificadores digitales que interact煤en con las monedas digitales de los bancos centrales puede presentarse como la soluci贸n para gestionar y distribuir eficazmente las raciones de los hogares en un estado de emergencia y excepci贸n sin precedentes.

El Banco de Inglaterra ya ha planteado la posibilidad de un efectivo programable que s贸lo pueda gastarse en productos de primera necesidad o en bienes que el empresario o el gobierno consideren 煤tiles.

Una vez que el emisor tenga el control sobre c贸mo gasta el dinero el beneficiario, ser谩 casi imposible funcionar correctamente sin una tarjeta de identificaci贸n digital, que ser谩 necesaria para recibir paquetes de comida y obtener un sustento b谩sico. Piense en la Renta B谩sica Universal.

Si la inflaci贸n de los alimentos contin煤a en una trayectoria ascendente sin signos de disminuir, los gobiernos podr铆an instituir controles de precios en forma de racionamiento y las entradas de racionamiento podr铆an registrarse en los libros de contabilidad de blockchain en Digital ID para rastrear nuestra huella de carbono y nuestros h谩bitos de consumo durante una emergencia nacional.

9. Europa est谩 directamente en la l铆nea de fuego una vez que est茅 en marcha una guerra h铆brida entre la OTAN y el eje chino-ruso.

Ser铆a negligente ignorar el peligro claro que representa un ataque cibern茅tico a los bancos y a las infraestructuras cr铆ticas o incluso un intercambio nuclear tentativo y t谩ctico con misiles bal铆sticos intercontinentales (ICBM).

No veo c贸mo ninguna de las partes beligerantes no se ver谩 limitada por la doctrina de la destrucci贸n mutua asegurada, por lo que una lluvia termonuclear es poco probable.

Sin embargo, el uso de tecnolog铆as de acceso remoto para borrar la memoria del SWIFT o Sistema de Pagos Interbancarios Transfronterizos tiene el potencial de dejar inoperante una gran parte de la econom铆a internacional y provocar la ca铆da del d贸lar.

Si se produjera un acontecimiento de tales proporciones catastr贸ficas, sin duda se producir铆a un aumento de la demanda para revisar la seguridad cibern茅tica.

Las consecuencias de un acontecimiento de este tipo podr铆an muy bien establecer un nuevo protocolo de seguridad mundial por el que los ciudadanos deban poseer una identificaci贸n digital como medida de seguridad nacional necesaria.

Cabe imaginar c贸mo el acceso a Internet o a los servicios p煤blicos tras un ciberataque nacional podr铆a exigir a los ciudadanos el uso de un certificado digital para autentificar que sus actividades y transacciones en l铆nea proceden de una fuente leg铆tima y no maliciosa.

Hay pocas coincidencias en pol铆tica.

10. Las consecuencias econ贸micas de esta guerra ser谩n tan graves que los gobiernos y el sector p煤blico necesitar谩n una importante inyecci贸n de capital privado para cubrir el d茅ficit de financiaci贸n.

Esto har谩 que la separaci贸n tradicional de poderes entre las instituciones bancarias centrales y los gobiernos quede obsoleta, ya que las primeras estar谩n posicionadas para influir desproporcionadamente en la trayectoria fiscal de los estados nacionales, cuya soberan铆a se ver谩 socavada por la captura total de los gobiernos por parte de los bancos centrales y los fondos de cobertura.

Como resultado, el modelo de Estado-naci贸n est谩 siendo gradualmente derrocado por una tecnocracia global, compuesta por un consorcio no elegido de l铆deres corporativos, oligarcas de bancos centrales e instituciones financieras privadas, la mayor铆a de los cuales son actores no estatales que intentan reestructurar la gobernanza global y enrolarse en la toma de decisiones a nivel mundial.

Por lo tanto, el futuro de las relaciones internacionales y la transformaci贸n social, econ贸mica y pol铆tica que el mundo est谩 experimentando actualmente a la luz de la pandemia y el conflicto ruso-ucraniano no ser谩n decididos por el multilateralismo y los representantes elegidos de los Estados soberanos.

M谩s bien, lo decidir谩 una red de asociaciones de m煤ltiples partes interesadas que est谩n motivadas por la pol铆tica de la conveniencia y no son responsables ante un electorado o est谩n en deuda con un Estado, y para quienes conceptos como la soberan铆a y el derecho internacional no tienen ning煤n significado.

WinterOak




Fuente: Terraindomita.blackblogs.org