October 8, 2021
De parte de CNT
301 puntos de vista


MEMORIA HIST脫RICA | Madrid | Ilustraci贸n de El Bellotero | Extra铆do del cnt n潞 427.

La aportaci贸n de Piotr Kropotkin aplicada al campo del pensamiento, la filosof铆a, los estudios sociales o la ciencia, transmitidos desde su propia obra o mediante la difusi贸n general de sus conceptos medulares, ha permitido una larga difusi贸n de los mismos en el mundo libertario espa帽ol desde finales del siglo xx hasta la actualidad.

De forma directa a trav茅s de su obra escrita, o bien mediante visiones transversales, sus influencias se han plasmado en los planteamientos y actuaciones del obrerismo anarcosindicalista hispano, as铆 como en la actuaci贸n de las organizaciones anarquistas espec铆ficas.

Kropotkin, huido de Rusia, eterno exiliado o preso en Suiza, Francia y Reino Unido, conforma su personalidad como resultado de esos continuos traslados y realidades vividas. Muerto Bakunin a mediados de 1876, se confirma como uno de los principales exponentes del anarquismo. En el verano de 1878 viaja a Espa帽a y en algo m谩s de un mes visita Barcelona y Madrid. Su principal contacto en la ciudad condal fue el m茅dico anarquista, Garc铆a Vi帽as, convencido bakuninista. Al final de su viaje se traslada a Madrid y contacta con Gonz谩lez Morago, observando dos realidades distintas en ambos escenarios: en Catalu帽a existe ya un cierto movimiento obrero en torno al anarquismo y en Madrid advierte la existencia de grupos m谩s proclives a actuaciones violentas o individuales, posici贸n con la que confrontaba. Kropotkin y Anselmo Lorenzo no sintonizaron ni en lo teor茅tico ni en lo personal, pero la propuesta del comunismo libertario super贸 a la posici贸n colectivista bakuniniana. Pese a ello Kropotkin y Lorenzo siguieron manteniendo su relaci贸n, realizando pr贸logos y traducciones, tal y como hicieron tambi茅n Mella, Salvochea o Prat. Ser谩 Tarrida del M谩rmol qui茅n acu帽e el concepto de 芦anarquismo sin adjetivos禄 para salvar tales diferencias conceptuales, compartiendo adem谩s con Kropotkin sus mismas inquietudes cient铆ficas.

Kropotkin es uno de los te贸ricos anarquistas m谩s difundidos en Espa帽a desde el 煤ltimo tercio del XIX hasta comienzos de la Guerra Civil. Su difusi贸n en el mundo libertario fue notable, impregnando con ello las lecturas de muchos anarcosindicalistas y anarquistas de la 茅poca y del momento presente.

Al apoyar a los aliados en la Gran Guerra firmando el 芦Manifiesto de los diecis茅is禄, Kropotkin fue duramente criticado por una gran parte de los m谩s destacados pensadores anarquistas de la 茅poca como Goldman, Rocker, Berkman o Malatesta. En Espa帽a se produjo un proceso similar ya que algunos conocidos anarquistas como Urales, Quintanilla, Gustavo o Mir apoyaron el manifiesto, cre谩ndose as铆 una situaci贸n de franca hostilidad hacia ellos por parte de un extenso sector antibelicista, contrario al apoyo a ning煤n contendiente en el conflicto. Sin llegar a suponer un cisma interno en la CNT, s铆 se produjeron ardorosos debates al respecto, en los que el no intervencionismo qued贸 como opini贸n dominante al respecto.

Pese a todo, Kropotkin es uno de los te贸ricos anarquistas m谩s difundidos en Espa帽a desde el 煤ltimo tercio del XIX hasta comienzos de la Guerra Civil. Soriano y Madrid se帽alan, por ejemplo, que se vendieron al menos 20.000 ejemplares de la Conquista del pan distribuidos en varias ediciones. De sus m谩s de 130 publicaciones (entre folletos y libros, tanto en franc茅s como en ingl茅s), algunos fueron traducidos al espa帽ol y ampliamente distribuidos por todo el pa铆s, destacando el esfuerzo de editoriales anarquistas, editores individuales, sindicatos, ateneos y otros 贸rganos confederales o libertarios en pro de su difusi贸n. La conquista del pan y el Apoyo mutuo son desde luego sus dos obras m谩s conocidas y popularizadas, junto a otras como Anarco-comunismo, La moral anarquista, 脡tica. Origen y evoluci贸n de la moral o Memorias de un revolucionario. Su difusi贸n en el mundo libertario fue notable, impregnando con ello las lecturas de muchos anarcosindicalistas y anarquistas de la 茅poca y del momento presente.

Piotr Kropotkin, geogr谩fo, su filosof铆a pol铆tica de car谩cter revolucionario se basa en los postulados sobre el anarcocomunismo, la federaci贸n de comunas libres, la ayuda mutua y la cooperaci贸n voluntaria, consideradas como herramientas necesarias para superar el capitalismo

Puede decirse que su ideario doctrinal est谩 notablemente difundido en los planteamientos y actuaciones de la propia organizaci贸n confederal y del resto de las ramas libertarias. Los mismos estatutos de sociedades, sindicatos, ateneos libertarios, cooperativas, etc, recogieron en su articulado estas orientaciones. Adem谩s, dichos planteamientos quedaban igualmente se帽alados en unos peque帽os op煤sculos que acompa帽aban los carnets confederales y de las organizaciones libertarias al ingresar en las mismas, como recurso de orientaci贸n ideol贸gica y moral revolucionaria.

La CNT en su documento 芦Concepto confederal del comunismo libertario禄, aprobado en el Congreso de mayo de 1936 celebrado en Zaragoza, recoge los principios de la futura sociedad libertaria, texto dictado por los 20 miembros de una ponencia integrada por significados confederales como F. Montseny, M. Gonz谩lez Inestal, J. Ascaso, J. Garc铆a Oliver o P. Falomir, entre otros, que conocen perfectamente las propuestas ideol贸gicas de Kropotkin. En dicho dictamen se hace referencia a que la revoluci贸n se inicia como un fen贸meno psicol贸gico contra el actual estado de cosas, como manifestaci贸n social contra el r茅gimen capitalista, para poseer una fuerza capaz de imponer una nueva sociedad, por el hundimiento de la 茅tica del r茅gimen capitalista, su bancarrota econ贸mica y el fracaso de su expresi贸n pol铆tica.

芦El Comunismo Libertario y otras proclamas insurreccionales y naturistas禄, del m茅dico anarquista Isaac Puente, militante de la CNT apareci贸 en 1933 y en tres a帽os alcanz贸 la difusi贸n de 100.000 ejemplares, con un cap铆tulo inicial que lleva el enunciado de La Sociedad del Porvenir. El Comunismo An谩rquico, en el que muchos de los postulados de Kropotkin se ven fielmente reflejados.

A continuaci贸n se expone el concepto constructivo de la revoluci贸n, el plan de organizaci贸n de los productores, las comunas y su funcionamiento, las relaciones e intercambio de productos, los deberes individuales con la colectividad, la familia, la cuesti贸n religiosa, la pedagog铆a, el arte, la ciencia y la libre experimentaci贸n, concluyendo con la defensa de la revoluci贸n y unas palabras finales.

Tras su lectura, llama la atenci贸n las innegables interacciones entre los postulados kropotkinianos y buena parte de la ponencia. Sin embargo alg煤n autor propuso ya con anterioridad un planteamiento similar al seguido en la ponencia de 1936. De hecho se entiende que es el documento en el que se inspira la misma. Es el caso de 芦El Comunismo Libertario y otras proclamas insurreccionales y naturistas禄, del m茅dico anarquista Isaac Puente, militante de la CNT. La obra apareci贸 en 1933 y en tres a帽os alcanz贸 la difusi贸n de 100.000 ejemplares, con un cap铆tulo inicial que lleva el enunciado de La Sociedad del Porvenir. El Comunismo An谩rquico, en el que muchos de los postulados de Kropotkin se ven fielmente reflejados. Tras abordar cap铆tulos como la crisis de la sociedad capitalista, la conciencia de clase del proletariado, la lucha, el Estado, lo que une a los hombres y sus aspiraciones, sigue con una propuesta expl铆cita: Esbozo de una sociedad comunista-libertaria, y a continuaci贸n, un cap铆tulo dedicado a conceptos inherentes al comunismo libertario como definici贸n, estructura, el individuo y la colectividad, forma de propiedad, modalidad del trabajo, 驴producci贸n dirigida o libre? e intercambios. Y termina la obra con varios ap茅ndices relativos al naturismo, neomalthusianismo y la moral sexual, muy en la l铆nea de los preceptos filos贸ficos de Kropotkin en los que se inspira.

Su filosof铆a pol铆tica de car谩cter revolucionario se basa en los postulados sobre el anarcocomunismo, la federaci贸n de comunas libres, la ayuda mutua y la cooperaci贸n voluntaria, consideradas como herramientas necesarias para superar el viejo feudalismo y el capitalismo. Fue muy cr铆tico con el derrumbe de la sociedad industrial y partidario de modificar la ciudad para hacerla m谩s habitable, tal como se帽ala en Campos, f谩bricas y talleres. Kropotkin, al igual que Reclus, era ge贸grafo y contaba con una s贸lida experiencia en ese campo cient铆fico. Sus conocimientos del espacio y de las sociedades humanas que lo habitan transform谩ndolo, fueron algunos de sus ejes conceptuales. Muchas de estas visiones pasaron al mundo de la geograf铆a acad茅mica, a las escuelas normales de magisterio y de ah铆 al profesorado racionalista, que las difunde en la ense帽anza oficial y en los ateneos libertarios.
Todo lo expuesto, a grandes rasgos, constituye el reflejo referencial de lo que para el anarquismo espa帽ol, pret茅rito y actual, ha supuesto y supone la obra de Kropotkin, vital, poli茅drica y sugerente en el trayecto hacia una futura sociedad libertaria.




Fuente: Cnt.es